PUBLICIDAD
9

Squarepusher
Be Up A Hello

[Warp]
Escrito por Javi López, publicado el 27 de enero de 2020
Un nuevo disco de Squarepusher siempre es un acontecimiento. Y más tras un lustro de silencio discográfico (Damogen Furies fue su último LP para Warp en 2015). Y lo mejor de todo: el nuevo material es extravagante, excelso y excesivo. Bueno, ¿acaso podríamos esperar otra cosa de Tom Jenkinson? En esta nueva entrega el artista se reinventa a partir de la nostalgia, sin dejar de lado la acidez y complejidad propias de su obra.

Y digo nostalgia porque este disco ha sido producido con el material con el que el de Essex (UK) realizó sus primeras grabaciones en los 90s: hardware analógico y unidades de efectos vintage. Aquí el amigo ha prescindido de los plugins y el software digital que ha utilizado durante los últimos 15 años. También ha trabajado con un Commodore Vic20, ordenador doméstico de 8 bits predecesor del legendario Commodore 64. Y esta pieza de hardware museística resulta piedra angular en el sonido de Be Up A Hello, y también en el diseño de la edición del vinilo. Incluso su sitio web (squarepusher.net) es un choque epiléptico de píxeles rotos.

En los primeros compases del álbum ya caes en la cuenta: "Joder… esto suena como la banda sonora de 'Streets Of Rage' del gran Yuzo Koshiro'. En realidad, sería como si Yuzo Koshiro se comiese cinco rulas y se pusiese a programar jungle en el año 3750. Porque en este disco, Jenkinson vuelve a ofrecer lo que mejor sabe hacer: un cóctel magistral de drum & bass, sonido acid, y estructuras loquísimas y desbocadas propias del jazz. Todo ello, esta vez, con pátina retro-futurista y rindiendo pleitesía a la asonancia en varios cortes.

Oberlove abre el telón de forma ejemplar. Squarepusher se disfraza de Tchaikovsky y traza una apertura de melodía híper clásica y épica. Y da la bienvenida a los elementos imperantes en el disco: ritmos rotos y veloces, y melodías laberínticas: esto suena como jugar al Tetris en el nivel 275. Hitsonu mantiene el tono inicial –¿música clásica en formato cartoon? Jenkinson te lo borda–, con líneas sintéticas gomosas y un deliberado sentido del humor. Vemos ya en estas dos piezas el link con su obra más temprana, como su debut Feed Me Weir Things que editó en Rephlex en el 96, sobre todo en la sonoridad de las baterías y elementos percutivos.

Por su parte, Nervelevers suena como el monstruo de final de fase de Probotector a 300BPM y se erige como un ejercicio MIDI de orfebrería. Sin embargo, el tema más brillante y desquiciado del conjunto es Speedcrank (¿un homenaje al villano de las Tortugas Ninja?), que supone un derrame cerebral rítmico y melódico y saluda con la mano abierta al legado más chiflado de Richard D. James. Ya sabemos que las drogas son malas: pero escuchando esto saben a gloria. Abro inciso: Este disco representa muy bien el ADN clásico de Warp; que vendría a ser la ecuación entre anfetaminas, matemáticas, futurismo y cultura DIY. Inciso cerrado

Detroit People Mover actúa como transición entre ambas caras del trabajo. Un interludio cinematográfico que bien podría servir como música incidental de una "buddy cop movie" de los 80s, y que también funciona como metáfora de lo que antaño significó la ciudad del motor para la música electrónica. Luego llega Vortrack, single de adelanto presentado en diciembre, un ejercicio más oscuro pero igual de desafiante en su escucha.

En el tramo final del álbum Jenkinson se muestra más fosco y críptico, lo que nos hace imaginar que ha estructurado el trabajo como las fases de un videojuego, con los pasajes más luminosos al principio del relato y guardando la tensión y las sombras para el final. Y lo hace con un Mekrev Bass en el que se dedica a fusilar marcianitos con un AK-47 digital en sus más de 7 minutos de duración: toda una Black & Decker con la broca más gorda perforándote el tímpano y abriendo zanja en el cerebro. Cierra el derroche con 80 Ondula, un inquietante paisaje ambiental que invita a pensar que aunque Squarepusher se haya pasado todas las pantallas y haya matado al monstruo, es posible (y deseable) que haya una segunda parte de este brillante Be Up A Hello. El 1 de mayo lo tendréis en el L.E.V. Festival de Gijón.

Squarepusher - Be Up A Hello [Warp]

01. Oberlove
02. Hitsonu
03. Nervelevers
04. Speedcrank
05. Detroit People Mover
06. Vortrack
07. Terminal Slam
08. Mekrev Bass
09. 80 Ondula


Más información:

Warp: Web Oficial
Squarepusher: Web Oficial

Compartir:

Necesitamos tu ayuda

La situación provocada por el COVID-19 ha hecho que nuestros ingresos desciendan drásticamente ya que las empresas que nos contrataban publicidad (festivales y clubes principalmente) se encuentran en una situación incierta. Si te gusta el trabajo que hacemos, agradeceríamos una aportación económica por tu parte ya sea de forma puntual o periódica por pequeña que sea. Puedes hacerlo ya mismo a través de Paypal

¿Quieres leer otra crítica?
Busca en nuestro archivo mensual

ÚLTIMAS CRÍTICAS


Life Cycles
The Advent
Life Cycles
[Cultivated Electronics]
Heretofore EP
W1b0
Heretofore EP
[Discos Atónicos]
Point B
VVAA
Point B
[On Board Music]
Valley Of The Tears Vol.1
VVAA
Valley Of The Tears Vol.1
[SOIL]

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.