Sonoramas

Artista: VVAA
Título: The Aphotic Segments Part 2
Sello: Sistrum
Puntuación: 9/10
Escrito por Jami Bassols, publicado el 21 de septiembre de 2012
Mantener un sello como Sistrum tiene que ser realmente difícil. El problema con el sello capitaneado por Patrice Scott, es que ya desde sus inicios, se le colocó ese estatus tan controvertido que algunos llaman “de culto”. Ese estatus, como buena arma de doble filo que es, te garantiza el respeto entre los fans más fervorosos de una movida -en este caso, el house profundo con denominación de origen Detroit-, pero también, te mantiene siempre a un pequeño paso de dar ese salto definitivo que te permitiría dar a conocer tu propuesta a un público mayoritario. Por suerte o por desgracia, y pasados esos años en los que las figuras de Patrice Scott, Keith Worthy y compañía atraían un importante foco de atención mediática, la peculiar personalidad del sello parece haberlo condenado a un segundo plano donde, eso sí, la calidad y la persecución de una estética sonora propia nunca han dejado de ser los grandes objetivos.

Fruto de ese amor incondicional por la vertiente más deep y galáctica de la electrónica de baile, las series Aphotic Segment, presentan -como ya es tradición en la plataforma- distintos trabajos de artistas afines a su sonido. Y así como en la primera parte aparecían algunos viejos conocidos -nombres como XDB, Leonid y Anton Zap no deberían resultar ajenos a ningún seguidor del label-, en esta segunda, Patrice Scott nos presenta a dos nuevos fichajes que consiguen mantener intactas las coordenadas estilísticas del label.

Chris Mitchell, el primero de estos fichajes, es un recién llegado a la escena con un par de referencias en sellos menores que se estrena aquí con Brisk City. El track en cuestión, se sirve de un beat seco y duro para guiar una progresiva línea de bajo ácida a la que acompañan unos pads que aportan ese toque marciano marca de la casa. Con una experiencia mayor (el hombre tiene discos en Rush Hour y Planet E bajo el alias Ibex) que se traduce en un sonido bastante más elaborado, el también americano Tony Ollivierra, se marca en Prophetic Light un enorme track de techno sideral en el que continuos virajes rítmicos y melódicos conforman una de las excursiones por el espacio exterior más interesantes y bailables que ha entregado dado Sistrum en un tiempo. Cerrando el EP, el mismo Patrice Scott (jefe de todo este asunto, padre espiritual y guía estilístico de toda la movida), se encarga en la cara larga de aportar su particular granito de arena con un finísimo track -M.F.D.T- que, sin llegar a los altísimos niveles de clásicos contemporáneos como Orbital Bliss o Motions, al menos sí sirve para recordar a todo el mundo lo maravillosamente bien que se hacen las cosas en Sistrum.



Más información:

Web: Sistrum