Sonoramas

Artista: Joris Voorn
Título: Future History
Sello: Sino
Puntuación: 9/10
Escrito por David Puente, publicado el 24 de noviembre de 2004
Por afinidad estilística este disco bien podría haber sido editado en un sello como Kanzleramt pero al final el gato al agua se lo ha llevado Charles Siegling a su paraíso fiscal en Hong Kong por bien de su Sino [que además se va a apuntar, sin lugar a dudas, el disco de techno del año que ya hay que ir pensando en las listas, ¡que chachi!]. Concretando, “Future history” es el lifting del año al sonido Detroit añejo y rancio, para ser exactos. El disco que va a ser la envidia de Heiko Laux y que se va a hinchar a pinchar Ben Sims del tema 14 para arriba que es cuando la cosa se desmadra algo más para regocijo de los niños. Es obvio que Joris Voorn no inventa nada nuevo –¿alguien lo hace hoy día? Me suena que yo mismo escribí esta misma crítica hace ya algún tiempo- pero todos sus temas te descerrajan el oído con la precisión y cariño por su trabajo del cerrajero que lleva veinte años haciendo lo mismo. El sonido que afilan las máquinas de esta estrella en ciernes apuntala la historia del futuro pagando peaje en el pasado y así at infinitum. Es un bucle sonoro que nos engancha con el sonido del Robert Hood más arisco y disculpen el epíteto –Voorn no abunda en la “zera” pero “Zeronine” nos pone bien con esas voces negras a los 4 minutos de haber despegado el tema que después se enganchará a “Shining” en un “rush” final feroz como las mandíbulas apretadas de Rush pinchando schranz-, las primeras invenciones de Steve Rachmad como Sterac –el “Rejected” de Joris es lo más ahora mismo en electro-techno crepuscular o al menos eso me dicen mi yunque, mi martillo y el estribo que ahora mismo palmean como castañuelas- o el electro de corte clasicorro de “Bionic Man” hace escala en La Haya para ofrecernos un electrobass que aún lanza la lagrimita por Drexcya. Disco pulido con tacto, sonido cristalino y respeto por el pasado para hacer historia en el futuro. No se
le puede pedir más. Este disco es puro Hong Kong Fui. Mi kimono está sucio, Kia!.

Más información:

::