PUBLICIDAD
7

I Hate Models
L'Âge Des Metamorphoses

[Perc Trax]
Escrito por Armando Gallego, publicado el 20 de junio de 2019
La respuesta juvenil hacia el actual techno emergente no entiende de la sofisticación que prodigan grandes representantes como Jeff MillsSurgeonDonato DozzyKangding RayInigo Kennedy. Sus nuevos actores principales, como el galo Guillaume Labadie, se erigen abanderados del ímpetu rebelde de las nuevas generaciones de clubbers que acuden a la pista de baile para darlo todo, sin importar el precio, por la farra: un movimiento que se apropia de la esencia punk sin un motivo aparente por el que revelarse pero si por una forma agresiva de entender el techno, extrema como la rebosante energía de los más jóvenes y llena de emociones acorde con la edad adolescente.

I Hate Models, el alias con el que Guillaume congrega a tantos fanáticos y melómanos, representa una tendencia por rechazar enérgicamente lo modélico, como su propio nombre indica, de romper con lo establecido y esperado para ser considerado o etiquetado. Una corriente que comenzó hace tres años con un himno llamado Daydream publicado en ARTS, también con el atrevimiento 500 Lesbians In Irak –utilizado por Aphex Twin en la actualidad– y culminada con la consagración Requiem Of Desolation editada el pasado año por Rave Or Die. Una meteórica trayectoria ascendente que llega a su primer punto de inflexión con: su primer álbum de larga duración.
En L'Âge Des Métamorphoses, Labadie, propone un extenso manifiesto en el que indaga por diferentes estilos, siendo el Techno un eje conductor. Durante la más de hora y media que dura el disco, los doce cortes se muestran agresivos y emotivos, provocando melancolía con el contraste de claro-oscuros entre melodías y sonidos industriales. Un proyecto ambicioso, donde en algunos momentos se transmite la idea y en otros se dispersa, quizás por la longevidad innecesaria de algunos cortes, pero con interesantes aciertos inclasificables. Un debut que Perc Trax lanza en tres doce pulgadas con una ambigua y bella portada.

En The Beginning Of The End la cohesión entre estilos sorprende: el uso de una melodía trancera y amenazante, las vocales de M. Luna en la narrativa, los sonidos hirientes e industriales, la épica guitarra tras el ecuador del tema y la enérgica batería forman una pieza de apertura admirable; una fusión que rompe moldes en apenas seis minutos. El gusto del autor por las producciones largas es un patrón constante en su corta discografía, un empleo del tiempo en el que pretende provocar algo más que agresividad: por ello, en diez de los doce tracks del álbum, no bajan de los siete minutos, siendo únicamente tres los que no superan los ocho. Tras el admirable primer paso el disco continúa con Crossing The Mirror, un primer escoyo en sus nueve minutos: la dureza es instantánea con sonidos agresivos que acompañan a una poderosa base, los minutos avanzan y aparece una vocoder en bucle que se suma a los sonidos que ya forman una pieza Techno-Industrial agresiva, que cuando llega al descenso destapa una melodía intrigante que eclosiona tal y como llegó a este punto: con la base formada, el vocoder, los sonidos estridentes acompañando y sin rastro de esa melodía; por lo que el tercio final se hace tedioso. Impossible Love es otro atrevimiento que en ocasiones acierta y en otras confunde, una producción expectante en sus primeros tres minutos con una melodía tétrica, desangelada, conducida por sonidos duros y distorsionados en lo que parece una vocal masculina, donde transcurridos estos minutos se destapa un bombo Hardcore impactante: la intensidad sube, la cadencia se mantiene alta y las distorsiones confunden la escucha provocando caos hasta el final, una locura de ocho minutos. En You Are Not Alone vuelve la dureza más común en el discurso de IHM, con una melodía que sufre distintos tratamientos pero que da cierta épica, con más distorsión sonora y más arreglos de lo habitual para crear un track que pretende pero no termina de llegar como se espera: tiene mimbres de un nuevo himno pero el resultado no es tan formidable. The Night Is Our Kingdom se aproxima al límite de fuerza desde la base, siendo más cruda y reforzando la pegada, con un ritmo más speedico junto a unos gritos que añaden hostilidad al track, donde sonidos extraños y afilados esconden una melodía que no se descubre hasta casi el cuarto final; otro track que puede y no es. Las vocales de M. Luna regresan en Those Shiny Razor Blades, la producción más larga del LP: Techno industrializado con una estructura detallista en la base, con un cambio a mitad de camino gracias a la irrupción melódica que da cierta emoción al tema, luminosidad dentro de tanta garra, dando una pequeña sensación de progresión durante los más de nueve minutos.

Una de las curiosidades del disco son los escasos ensayos, composiciones inquietas como Partner In Crime: una deconstrucción Techno que se acerca al Noise más espeso, donde no faltan las frecuentes distorsiones que crean incertidumbre. El primer single del trabajo fue Romantic Psycho: siete minutos de oscuridad identificables con el discurso ya conocido del autor, con uso de sus propias vocales más el trabajo en diversos sonidos que inducen locura e incertidumbre porque todo suena abarrotado. Sexual Tension continúa con un bajo agresivo y enfatizado que pretende crear tensión pero resulta agotando la escucha por la planeidad del track: ni los gritos suman, ni la suma de más sonidos evitan la necesidad de avanzar en el tracklist. Forgiveness es pegadizo, ya sea por la vocal familiar o por sus melodías, tiene algo: fuerza, vértigo, evolución e impresión; sus casi ocho minutos están bien trabajados, giros y sorpresas sonoras como una guitarra que provocará contoneos y cierre de ojos en pista. Fade Away muestra algo semejante que otras composiciones del álbum: dureza industrial, arreglos furiosos y ritmo demoledor en más de ocho minutos donde los tres últimos no llevan a nada que no se apreciara antes, amenazando el tedio una vez más.

El cierre llega con Eternity Is Burning, tras una experiencia total bastante enérgica, con instantes colosales y con momentos innecesarios, donde este track sirve ver la luz tras un duro trayecto, a veces placentero: pegada, distorsión, estilo EBM, melodía melancólica y gritos desesperantes. I Hate Models tiene un interesante camino por recorrer donde, L'Âge Des Métamorphoses, supone un gran paso por su atrevimiento, volumen y pretensiones. Por delante queda una maduración y perfeccionamiento en sus ideas que ya muestran un nivel elevado con tan solo tres años bajo los focos.

I Hate Models - L'Âge Des Métamorphoses [Perc Trax]

A1 / 01. The Beginning Of The End
A2 / 02. Crossing The Mirror
B1 / 03. Impossible Love
B2 / 04. You Are Not Alone
C1 / 05. The Night Is Our Kingdom
C2 / 06. Those Shiny Razor Blades
D1 / 07. Partner In Crime
D2 / 08. Romantic Psycho
E1 / 09. Sexual Tension
E2 / 10. Forgiveness
F1 / 11. Fade Away
F2 / 12. Eternity Is Burning


Más información:

I Hate Models: Facebook 
Perc Trax: Bandcamp

Compartir:
PUBLICIDAD

Comentarios

¿Quieres leer otra crítica?
Busca en nuestro archivo mensual

PUBLICIDAD

ÚLTIMAS CRÍTICAS


Palais
Kris Baha
Palais
[Cocktail d'Amore]
Mindset:Reset
Animistic Beliefs
Mindset:Reset
[Solar One Music]
Utility
Barker
Utility
[Ostgut Ton]
Feral Rhythm
Louisahhh
Feral Rhythm
[RAAR]