Sonoramas

Artista: Richie Hawtin
Título: DE9: Transitions
Sello: Novamute
Puntuación: 9/10
Escrito por David Puente, publicado el 30 de noviembre de 2005
Hablar de un nuevo “DE9” de Richie Hawtin es algo que se antoja inútil e inalcanzable, tanto por lo animal de su propuesta, un nuevo “megamix” con todas las letras e inabarcable en unas cuantas palabras, y porque él siempre va un pasito por delante del común de los mortales. Manera tópica esta de empezar un comentario sobre Hawtin pero es que él mismo se encarga de recordarte en el cuadernillo que ilustra el disco su posición envidiable en ese bazar de las nuevas tecnologías en el que es prescriptor autorizado. Se adelantó en 1999 a la inclusión de efectos especiales con aquel “Decks, EFX & 909” que abría la trilogía con aquella anfetamínica primer puzzle, más analógica y humana, con Nitzer Ebb alzando brazos en una de esas pocas consideraciones sentimentales que se permite un hombre con fijación clínica por el sonido como partícula. Siguió su exploración quirúrgica dos años más tarde con “DE9: Closer to the edit”, que era algo así como sacarle todo el jugo al Ableton Live antes de que entrara en las casas de los mismos seguidores que ahora tienen que comprarse todo un “home cinema” para valorar en su justa medida la tercera entrega de esta colección de fantasías micro-machines. El canadiense se aburre de lo trillado de la electrónica porque llegados a este punto para él hacer bailar es muy fácil ya que responde a ciertos estímulos casi predeterminados así que a cada entrega se permite el lujo de experimentar con algo más sofisticado y encima regalando gadgets como ese DVD en 5.1. sorround que acompaña a la sesión clásica en CD. El de Windsor utiliza el software a su alcance para pulverizar todos esos mundos que hay en los loops de los mismos Baby Ford , Villalobos –sigue compartiendo con él esa atracción perversa por las voces morbosas responsables de tantas horas de trasnoche-, Stewart Walker, Pantytec, Thomas Franzmann, Maurizio de siempre, con los Alex Under, Sleeparchive, Marc Houle de ahora para convertir su leviatán en un universo con muchos planetas que giran acompasados y entrechocando unos con otros en una sinfonía de partículas digitales que es como decir que con un buen porro este disco abre mucho más que puertas. Pero no nos confundamos es este un disco enfocado al baile más que a la abstracción, que busca la sesión perfecta del Dj que sin urgencias va creando un leviatán sónico que no pierde el ritmo en cada transición. En el plano visual que nos ofrece el DVD se aprecia, entre otras muchas cosas, a un Hawtin en buena forma, muy en su papel de Dj star con más gente detrás que delante de la cabina en todas sus sesiones y que explota su imagen porque sabe mejor que nadie que ese flequillo sólo se le puede tolerar a él. El artista es el conjunto de todas esas transiciones entre el alquimista del sonido escrupuloso y extremadamente metódico en su trabajo y el actor protagonista absoluto del video-clip promocional de ese apabullante ejercicio de mezcla genética que es “The tunnel” con The Detroit Grand Pubahs , F.U.S.E. y Galoppierende Zuversicht en su vientre. Como diría el maestro armero, se nota que al Richie científico también le gusta pegarse el rollo. Y es que al final como todo en esta vida, la clave está en hipnotizar. Es el concepto.

Más información:

Novamute