PUBLICIDAD
7

Helena Hauff
Qualm

[Ninja Tune]
Escrito por Armando Gallego, publicado el 06 de agosto de 2018
En un periodo donde la preferencia por obtener un sonido pulcro, detallista y extravagante, mediante técnicas avanzadas con unos parámetros por establecer –PC Music–, se acrecienta el anhelo por lo ya conocido, por la causa que estimuló el aprecio del sonido puro y primigenio. Qualm es la respuesta, sin escrúpulos, por una forma de expresión musical: cruda, sucia, estridente, añeja, decadente y oscura. Un manifiesto elaborado por Helena Hauff que representa el movimiento de aquellos melancólicos oyentes, ya que ella se erige actualmente como una figura relevante heredera de pasadas generaciones donde el talento no se buscaba en una librería de sonidos ni en la sincronización.

En el intento por transmitir sensaciones desde un método minimalista, que no encuentra adornos ni formas estrafalarias en el momento de componer, se pierde la idea por sorprender: Qualm recuerda, pero no ilustra. En las preferencias musicales de Helena, que se plasman en el disco, no figuran tonalidades alegres que lleguen a contagiar una experiencia placentera y alegre, sino que pretenden transmitir poderío, cierta belleza y melancolía a partir de tonos opuestos: amagando con la idea mientras se desvanece la intención con el paso de los minutos. Todas estas peculiaridades se dan en el segundo largo de su carrera: escuetas melodías que se mueven desde el negro, azul marino o violeta –como se destacan en la pequeña película, a modo de videoclip, dirigida por Max Saroka y Vanessa Ivan, que muestran a una Helena sobria en su mar particular– que procuran adornar los temas de nostalgia, cajas de ritmos que otorgan fuerza estridente de base analógica, diversas formas en líneas de ácido que dan frenesí a la escucha, piezas ambientales con pulso relajado que aspiran pero no llegan, quizás, por su corta duración o simplista composición… No hay un estilo predominante, Hauff es íntegra en su discurso: Techno, Electro y autoridad.

Su presencia se palpa desde el primer corte, Barrow Boot Boys, que puede ser el más atrevido del trabajo junto a The Smell Of Suds And Steel. El primero es un atrevimiento que, en primeras escuchas, es difícil encajar todos los cambios que se van sucediendo, un comienzo que reclama una atención por la complejidad pero que en los siguientes temas no se vuelve a encontrar algo semejante porque no se asumen muchos riesgos; en el segundo corte mencionado, el más largo, se palpa el propósito por engatusar al oído con un pequeño viaje entre sonidos sin filtrar, queriendo transportarnos a una pista de baile donde ella es potestad. Lifestyle Guru o Hyper-Intelligent Genetically Enriched Cyborg son la muestra de la búsqueda de euforia en el mensaje a través del ácido: exaltación, agitación, humo y delirio. Por Fag Butts In The Fire Bucket, Qualms –corte homónimo y single del disco– It Was All Fields Around Here When I Was A Kid o Primordial Sludge se dejan entrever las atrayentes ideas que suman a un discurso honesto y continuista, pero algo más duro, respecto a su álbum de debut Discreet Desires.

Helena Hauff - Qualm [Ninja Tune]

01. Barrow Boot Boys
02. Lifestyle Guru
03. Btdr-revisited
04. Entropy Created You And Me
05. Fag Butts In The Fire Bucket
06. Hyper-Intelligent Genetically Enriched Cyborg
07. The Smell Of Suds And Steel
08. Primordial Sludge
09. Qualm
10. No Qualms
11. Panegyric
12. It Was All Fields Around Here When I Was A Kid


Más información:

Ninja Tune: Web Oficial

Compartir:
PUBLICIDAD

COMENTARIOS

¿Quieres leer otra crítica?
Busca en nuestro archivo mensual

PUBLICIDAD

ÚLTIMAS CRÍTICAS


A Love I Can't Explain
DBridge
A Love I Can't Explain
[Exit Records]
Mind Field
Idealist
Mind Field
[Echocord]
Trivial Occupations
Francis Harris
Trivial Occupations
[Scissor & Thread]
Bunny
Matthew Dear
Bunny
[Ghostly International]