PUBLICIDAD
8

Max Cooper
Yearning For The Infinite

[Mesh]
Escrito por Armando Gallego, publicado el 08 de noviembre de 2019
El infinito como concepto, explorando el motivo que empuja la necesidad evolutiva para nuestra existencia. Un ciclo inagotable e inabarcable que Max Cooper pretende sonorizar y visualizar. Yearning For The Infinite es una pieza audiovisual confeccionada para The Barbican, prestigiosa institución de artes en Londres, donde expone su visión sobre el infinito vínculo del sentido de nuestra naturaleza: el permanente anhelo por alcanzar el siguiente paso del progreso evolutivo, una meta infinita que da sentido a nuestra existencia. La obra se presenta como la banda sonora de una historia visual, compuesta por catorce pasajes que sonorizan impactantes trabajos de proyecciones 3D creadas para la ocasión, un álbum diseñado para apoyar la narrativa del proyecto.

Aunque falte la parte que sonoriza, lo visual, Max logra sobradamente el propósito de sus pretensiones, ya que consigue una escucha inmersiva y provoca sensación de infinidad en algunos tramos, pero siempre surge la incógnita por saber si se alcanza la experiencia completa sin la otra parte del proyecto. Porque Yearning For The Infinite suena épico, enérgico, fascinante, pero condicionado por descubrir que muestran sus sonidos, que brindan una escucha notable para una más que posible experiencia sobresaliente.

Cooper consigue redefinir su discurso con este disco, con diversas colaboraciones –Alison Moyet, Tom Hodge, Six Sigma, Wilderthorn…– y adentrándose en la improvisación en vivo, pero sin olvidar su querencia por la experimentación sonora y las armonías a través de melodías y texturas. Todo ello da lugar a un trabajo que abarca muchos estilos sin centrarse en ninguno: una oda al eclecticismo, que provoca emoción y crea una experiencia auditiva aspirante a otro nivel. Con Aleph2 se aprecia el siguiente paso: tonalidades habituales, elementos característicos, pero desarrollo Jazz desde la base; abriendo un nuevo camino en la interpretación musical de un productor de inagotable e insaciable talento
.
Cierto es que el vínculo no es constante durante los 77 minutos del disco, ya que está condicionado a servirse de la narrativa visual para su desarrollo en conjunto, pero muchas de las piezas se valen por sí mismas en alcanzar la atención de la escucha. En dos años, este productor de Londres, ha logrado crear dos conceptos distintos y ambiciosos, con un fondo complejo, atrevido y fascinante. Elaborados a partir de estudios e imaginados desde una perspectiva musical poco convencional, sentando unas bases sólidas en ambos trabajos. Primero One Hundred Billion Sparks y, ahora, Yearning For The Infinite –también editado en su sello Mesh– engordan su discografía y consolidan un discurso que va más allá de lo musical, alcanzando cotas emocionales que logran potentes nexos entre oyente y obra. Donde miles de productores fallan en sus intentos por conseguir todo esto, él lleva años perfeccionando su discurso partiendo de unos fundamentos elaborados a partir de este nivel.

Scalar, Penrose Tiling, Morphosis o, el anteriormente citado, Aleph2: son fases de explosión emocional, cada uno distinto al anterior, repletos de detalles que acercan a diferentes estilos, con sus características pero siempre con un empuje melódico que transmite esa emoción tan arrolladora y liberadora. En los tramos ambientales: expectación con la apertura Let There Be, trabajando la espacialidad sonora en Circular –donde crea la sensación de una textura que expande y contrae sus sonidos–, el Spoken Word decadente de A Fleeting Life que da paso a una pieza de piano bellísima de su inseparable colaborador Tom… Todo son muestras de dominio. Atención con Repetition y Transcendental Tree Map: épica emocional a través del bucle en desarrollo, donde uno se muestra más directo, el otro más complejo; pero ambos transmiten una emoción inusual. También hay señas del Max Cooper más primigenio con: Parting Ways, Perpetual Motion o Nanotech; pegada melódica con sus reconocible trabajo de Glitch en algún caso u optimismo melódico en otro. Aunque en toda experiencia siempre puede encontrarse algún escoyo, como Void: un intento Techno que carece de sentido con el resto de la propuesta, pero quién sabe si en el directo puede llegar a encajar.

Max Cooper - Yearning For The Infinite [Mesh]

01. Let There Be
02. Repetition
03. Parting Ways (with Six Sigma)
04. Perpetual Motion
05. Circular
06. Aleph2
07. Scalar (feat. Alison Moyet)
08. Nanotech (feat. Wilderthorn)
09. Penrose Tiling
10. Transcendental Tree Map
11. Morphosis
12. Void
13. A Fleeting Life (feat. James Yorkston)
14. In Pursuit of Ghosts (with Tom Hodge)


Más información:


Compartir:
PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra crítica?
Busca en nuestro archivo mensual

PUBLICIDAD

ÚLTIMAS CRÍTICAS


Giant Swan
Giant Swan
Giant Swan
[KECK]
Hymn To Moisture
Rrose
Hymn To Moisture
[Eaux]
Yearning For The Infinite
Max Cooper
Yearning For The Infinite
[Mesh]
A Fossil Begins To Bray
Hiro Kone
A Fossil Begins To Bray
[Dais Records]

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.