PUBLICIDAD
8

Ioan Gamboa
Multiverse

[Madberlin]
Escrito por Bruno Garca, publicado el 30 de enero de 2018
Vamos a ver, ¿dónde he oído yo antes eso del ‘Multiverso’…? ¿Fue en Fringe, En los límites de la realidad, quizás Doctor Who? Va, da lo mismo, el caso es que nuestro maestro de ceremonias y acrobacias sónicas, Ioan Gamboa, se nos lanza al vacío cósmico para luego, flotando cual Superman bien desayunao, une aristas y nos trae en bandeja su esperadísimo segundo álbum de estudio. El título, el título… ah, eso ¡Multiverse!

Si ya nos dejase sonrojados a muchos productores con aquel sobresaliente Vibrations (Particles, 2014), del que yo mismo llegué a halagar su “bamboleo de bombos, tonalidades impactantes, texturas distorsionadas y mucha melodía de esa que te cosquillea en las tripas”, pues bien, el ‘madrilinés’ (es madrileño, pero desde hace tiempo es hijo adoptivo de la ciudad de Berlín), la ha vuelto a liar. Multiverse juega con la retórica de las texturas sintéticas a las que exprime y retuerce como pocos, así como con el vapuleo de unos beats technoides que bien te pueden lograr hacer la digestión en un tiempo record.

No contaremos con concesiones para quedarnos quietos contando musarañas saliendo y entrando de sus madrigueras. Vale, es cierto que lograremos paladear entre tanta bomba de racimo, momentos más recostados y mentales –y con permiso de ese viajazo interestelar titulado Chasing The Sun- como Parallels. Capas melódicas que sirven de inspiración hasta para un insecto palo. El caso es que, una vez más, y como ya ocurriese en su debut, el hormigueo de aires y acordes es una constante a lo largo de los diez temas que componen el disco. Eso sí, escoltados siempre por bombos y contorsiones rítmicas crecidas en músculo. Prueba a ponerte con un volumen razonable para ti, que no para el vecino, a un metro del bafle con pistas como Amalthea, White Hole (la evolución de los arpegios, y los pellizcos que Ioan les va pegando, acaban por absorberte) o Yotta. ¿Qué, te tengo ahí todavía? Ya me contarás luego cuál es tu pinta al mirarte al espejo. Apuesto a que un festival de personaje a medio camino entre Robert Smith (el de The Cure, y por los pelos) y el eterno icono sonriente diseñado por el –en paz descanse- Harvey Ball.

Espero a que esto último te haya servido para animarte un pelín más a hacerte con el disco (será por cierto lanzado a través de su propio sello, Madberlin, tanto en formato digital como en CD, pero también en una edición limitada de coleccionista en doble vinilo de 180 gramos ¡es la suya!). Y porque nunca está de más, ahora cerrando en un tono más serio, quede dicho que Ioan Gamboa posee una mente y unas habilidades para producir a la vez que domar el sonido, prodigiosas. Compone razonando lo que hace. Su música tiende a ser oscura, pero al final siempre nos acaba transportando a espacio plagado de destellos de luz… a un universo paralelo, el suyo.


Más información:

Ioan Gamboa: Web Oficial

Compartir:
PUBLICIDAD

Comentarios

¿Quieres leer otra crítica?
Busca en nuestro archivo mensual

PUBLICIDAD

ÚLTIMAS CRÍTICAS


Fog FM
Anthony Naples
Fog FM
[Incienso]
Forgotten Wasteland
Claro Intelecto
Forgotten Wasteland
[Delsin Records]
From Detroit To Madrid II
Gari Romalis / Rafa Santos
From Detroit To Madrid II
[Mate]
Squares & Circles
SCSI-9
Squares & Circles
[Apparel Tronic]