Sonoramas

Artista: Otto Von Schirach
Título: Maxipad Detention
Sello: Ipecac
Puntuación: 7/10
Escrito por David Puente, publicado el 23 de septiembre de 2006
El chungo del barrio está que se sale. Después de recibir el aliento de sus amigos con ese tributo en forma de remixes titulado Armpit Buffet (Schematic) -por ahí fuera circula ya esta colección con Venetian Snares, Phoenecia o The Soft Pink Truth entre los coleguis que le masajearon el ego- y de arrancar el aplauso del público más inconformista este verano en la última edición del Sónar, al heavy con mentalidad de gangstar hip hopero le llega el turno de un nuevo álbum, Maxipad Detention (Ipecac). Otto Von Schirach sigue demostrando que su naturaleza es extremadamente ambivalente, entre otras cosas, porque el mundo le hizo así –de origen mitad cubano y mitad alemán, ¿se imaginan la continua disputa de sus genes por decantarse entre la firmeza del kaiser hermético y la flexibilidad del trigueño vacilón?- lo que arroja un resultado musical equiparable al de un Barón Ashler cabreado el día que le presentan al conde Brocken. Claro que más que cabreo estos 18 tracks customizados en una secuencia de algo más de 45 minutos nos muestra un OVS que está de un morboso demencial (o viceversa). Hip hop enfermizo, IDM visceral, Doom Metal salpicando manchurrones de una liquido parduzco, polirritmia gore y obsesivamente escatológica, breakcore frenético, pero sobretodo desde un punto de vista conceptual, el nuevo álbum en la carrera de Otto Von Schirach demuestra un interés excepcional por los fluidos femeninos con algunas muestras como Menstrual Dolphin Communication, Toma Liquido De Ballena, Submarine Mammal Milk -con esos gemidos de ballena copulando/rivalizando con los de una persona humana que bien podría ser una mujer-, entre otros títulos a destacar. Total que como otros NERD de vuestro barrio más cercano, Otto es un tipo desagradable al que no le importa quedar bien ante los demás que con su actitud y brio se ha ganado la confianza del respetado boss de Ipecac, Mike Patton (Faith no more). Tal vez ese sea el mayor mérito de este álbum irregular en el que el autor intenta mostrar demasiadas cosas sin cuajar: en estos tiempos tan higiénicos, cívicos y limpitos hasta eso se valora.

Más información:

Otto von Schirach