Sonoramas

Artista: Prins Thomas
Título: Prins Thomas III
Sello: Full pupp
Puntuación: 8/10
Escrito por Bruno Garca, publicado el 01 de mayo de 2014
Ya tenemos con nosotros el tercer LP del particularísimo productor Prins Thomas. Personalmente jamás me canso de descubrir sus nuevas composiciones llenas de psicodelia, electrónica, karma, arpegios que tumban y ramalazos space-disco por norma general un poco rebuscados. En Prins Thomas III volvemos a disfrutar de toda esa carta.

El noruego reabre el diálogo del sonido disco para adultos con cortes como Hans Majestet. Melódico, espacial y con un alma tan enorme que bien hubiese cabido dentro del Caballo de Troya. La rítmica –como en el resto del álbum- sonará cien por cien analógica. A veces hasta a juguete. Por si no lo sabes es un gran fan junto a Hans-Peter Lindstrøm de rescatarlos y coleccionarlos. En Hans Majestet destaca como marca unos patrones muy continuos, como cuando hacemos percusión con los diez dedos de la mano sobre la mesa. Resalta también la melodía un tanto oriental. Moruna. Gracias a esta percepción rápidamente nos daremos cuenta como la cultura de aquella parte del mundo ha inspirado esta vez al bueno de Thomas Moen Hermansen. Sin ir más lejos títulos como Arabisk Natt u Oase nos lo ponen a huevo. A medio tempo, deep-funk, ruidos llenos de retardos y con guitarras arábigas el primero, a base de colchones, un bajo sintético secuenciado y distorsiones el segundo. Embaucan los dos.

Una de las virtudes de Prins Thomas es como se administra con todos y cada uno de los cacharros de su estudio de grabación. Ya sean teclados, percusiones, guitarras y bajos. De lo último dará para hartarnos en 2000 Lysår fra Morellveien. Wahs, delays y pedales de distorsión para casi nueve minutos de subidas y bajadas. Enmannsrock y Kavaler tampoco se quedan atrás en este sentido. Del noble arte de arpegiar buenas maneras tenemosLuftspeiling, Trans y Åpne Slusa (más arriesgado de lo habitual este tema en las mezclas). A posteriori y tras haber escuchado el disco por tercera vez, será precisamente Åpne Slusa junto a Labyrint –ejercicio de techno demasiado sideral- los dos momentos más marcianos y complicados de escuchar de un más que (una vez más) notable trabajo.

Más información:

Facebook: Prins Thomas