PUBLICIDAD
7

Freedom Engine
A Box Full Of Magic

[Dekmantel]
Escrito por Armando Gallego, publicado el 09 de octubre de 2019
Freedom Engine es la respuesta incontrolada del potencial imaginativo de Mathew Jonson, un nuevo capítulo en su prestigiosa y aclamada discografía, el bautismo de su impulso creativo. Aunque este alias ya fue empleado por él mismo a principios de siglo para nombrar en una de sus primeras producciones originales publicadas en su sello Itiswhatitis, de cuando empezó el culto hacia sus trabajos, donde cada lanzamiento era un llamamiento a las cubetas. Y ahora, diecisiete años más tarde de aquel trabajo, el sello Dekmantel lanza A Box Full Of Magic: un álbum donde Mathew explora sus inquietudes musicales a través del estímulo de la improvisación, grabando en vivo sus ensayos para completar los poco más de 69 minutos que dura el trabajo y confeccionando una experiencia placentera, emocional, ensoñadora… para la escucha.

El legado, para lo bueno y lo malo, siempre estará ahí, condicionando lo venidero y provocando en consonancia la expectación adecuada: Jonson crea un álbum para perderse entre sus parajes melódicos, seduciendo la escucha con tramos cósmicos y atrayéndola con la psicodelia que provoca algún entramado melódico; pero no consigue evitar momentos anodinos y tampoco alcanza la fascinación durante el recorrido. Porque de Mathew Jonson se puede esperar la excelencia o la sinergia culminante en la escucha, provocando éxtasis en el oyente. Pero en innumerables escuchas de A Box Full Of Magic no se colman ciertas expectativas, aunque se descubre un atrevimiento en el discurso: la obra no entiende de clichés ni de estilos, su resultado es onírico, descarado y vivo. El riesgo que conlleva la improvisación en vivo, sin ataduras, da forma a once tramos emocionalmente melódicos que descubren el lado Jazz del autor como Freedom Engine.

Una vez más, la escucha invita a partir desde la portada del disco: un bosque iluminado, como encantado, desde sus adentros bajo lo que podrías ser una noche estrellada. La travesía comienza a orillas del riachuelo, mirando al bosque que emite una voz hechizada y adornada de detalles luminosos, envuelto en luciérnagas, en Worlds Above. Una vez llegados al bosque, la atmosfera lo envuelve todo en los dos siguientes tramos, The Very Strange y The Very Strange Pt. 2: ambos anodinos en su desarrollo, donde el primero prima su base inquieta y la permanente aura de encanto que provoca su atmósfera, y en el segundo el bajo emergente atemoriza ante lo desconocido que pueda ofrecer un bosque así; es un peaje que dura algo más de once minutos, con arreglos y detalles continuos que no terminan de transmitir más tras tantos minutos. El recorrido cambia con Oriental Dragon, el ritmo acapara más protagonismo con una base más marcada, bien acompañada por un juego interesante entre atmósfera y melodía, y donde, nuevamente, no escatiman detalles que adornen durante todo el corte. Tras un largo desvanecimiento de los elementos sonoros, aparece el Electro de Shinkasen, el primer tramo cautivador de este viaje: dividido en dos partes, donde la primera recuerda a composiciones ensoñadoras venidas de E.R.P., y la segunda podría ser el encuentro perfecto entre el anteriormente citado y el autor del trabajo, una fusión de estilos magnífica.

Todo el trabajo contiene trazas de la forma interpretativa de Mathew a pesar de esconder sus características tras otro pseudónimo, sus tonos melódicos, a veces arrogantes y otros cautivadores, el tratamiento que les da.

Space Time Continuum empuja la escucha galácticamente, incesantemente durante algo más de cuatro minutos: como encontrar un claro en mitad del bosque iluminado por las estrellas, mirándolas embelesado para ver todas las posibles, aquí la base Electro se mantiene pero la atmósfera es tan potente en el segundo plano que la melodía llega fundirse en ella; un corte que funciona como enlace, como interludio. Para llegar a otro punto de interés, Attack Of The Omnibots: no tiene tanto impacto como Shinkasen pero su base Rave sienta bien a las melodías empleadas, las cuales varían poco en su permanente movimiento, y no evitan cierto desdén en sus últimos minutos. Vuelta al Electro de base en An Evil Charm (Where Is The Forest): otro peaje de más de diez minutos, con piano en tono misterioso, unas voces tratadas al estilo Twin Peaks y unos arreglos melódicos bien funkeros; todo en bucle para terminar de aburrir el quinto minuto. El rollo Pop del corte homónimo cambia tanto la escucha que despierta curiosidad y reviva cierto interés perdido: a pesar de no sufrir variación durante los cinco minutos y medio que dura, la vocal es pegadiza, empujada por un bajo y unas melodías, con tonos que despiertan expectación. La psicodelia antes citada puede llegar en el penúltimo tramo, en Computerized: siete minutos luminosos que atrapan con todos los elementos actuando en sinergia, la base inquieta, atmósfera permanente, las melodías, arreglos y detalles; todo provoca un efecto narcótico en la escucha, como quedar atrapado en el encanto del bosque mágico, una experiencia placentera. Que enlaza al último paso, A Sunrise On The Front: donde Jonson despliega una bellísima pieza ambient, delicada y en tono muy tierno, para cerrar con una sonrisa la experiencia.

Freedom Engine - A Box Full Of Magic [Dekmantel]

01. Worlds Above
02. The Very Strange
03. The Very Strange Pt. 2
04. Oriental Dragon (w/ Magda)
05. Shinkansen
06. Space Time Continuum
07. Attack of the Omnibots
08. An Evil Charm (Where is the Forest)
09. A Box Full Of Magic
10. Computerized
11. A Sunrise On the Front


Más información:

Dekmantel: Website

Compartir:
PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra crítica?
Busca en nuestro archivo mensual

PUBLICIDAD

ÚLTIMAS CRÍTICAS


The Last Chord
Alex Medina
The Last Chord
[Mumbai Records]
Fool
Jimi Jules
Fool
[Innervisions]
Marthians World
Adrian Marth
Marthians World
[Italo Moderni]
Signs Of Disarray
Intergalactic Gary
Signs Of Disarray
[Midnight Shift]

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.