PUBLICIDAD
8

Matías Aguayo
Support Alien Invasion

[Cómeme]
Escrito por Javi López, publicado el 24 de mayo de 2019
Desafiar las reglas. Aunque sea mediante el absurdo. ¿Acaso el absurdo no es también una forma de inteligencia? Siempre recordaré aquella vez que entrevisté a Matías Aguayo para esta casa y en su discurso planteaba cuestiones que desafiaban el orden y la lógica: ¿Por qué componer de forma secuencial... en horizontal? ¿Por qué no hacerlo en vertical? Es seductora la idea de producir música de baile como si jugáramos al Tetris, y me viene esa imagen, la de piezas cayendo, repiques y redobles deslizándose en el aire, al escuchar Pikin, la pieza que abre este extraño álbum (abstracto más bien) del jefe de Cómeme, una cumbia de-construida, desordenada, bastarda. Pensad en Kraftwerk tocando bachata dentro de un camión.

Es éste un disco oscuro e incómodo, que se sustenta en rítmicas tribales y primitivas, de patrones desafiantes: tam tams de la selva rociados en alquitrán, shakers que suenan como puñales rasgando tripas de tucán, como si Perez Prado se bajase los pantalones en un cuarto oscuro de un antro berlinés. Y aquí no hay voces. Aguayo siempre ha basado su creatividad y su ingenio en piezas muy pegadizas a nivel vocal: recordemos su famoso Sucu-Tucu, o la irresistible melodía que construyó en Minimal, por citar dos de sus grandes hitos. Pero en esta entrega. Aguayo se ha cosido los labios, y ha dejado que hable el ritmo. Un ritmo obtuso pero también sensual.

Hace poco repasaba el Sound Sculptures de Theo Parrish y salvando las distancias, este LP de Aguayo tiene muchos puntos en común: plantea el ejercicio del baile como si fuera un jarrón de barro, que se moldea de arriba abajo, de forma orgánica y sinuosa. También coinciden en las formas espartanas de los patrones rítmicos, inusuales y a veces esqueléticos, muy al frente en la mezcla, y que se regocija en la repetición de secuencias para invitar a una especie de trance que huele y sabe tanto a selva mojada como a mezcal.

El corte que da nombre al disco es raro y cinemático, parece música incidental; luego hay arrebatos nocturnos en busca de la extravagancia (The Fold, We Have Seen Another World, Insurgentes) y ejercicios más bailables -que no alegres- (2019, Spread This Number). Sea como sea, aquí el chileno-germánico no mira a la pista, al menos no a las convencionales, sino que plantea un nuevo escenario en el que bailar a espasmos y con los ojos del revés. Quizá este disco te provoque epilepsia.

Matías Aguayo - Support Alien Invasion [Crammed Discs / Cómeme]

1. The Fold
2. We Have Seen Another World
3. 2019
4. Support Alien Invasion
5. Insurgentes
6. Laisse-moi parler
7. Between The Risings
8. Pikin
9. Spread This Number


Más información:

Matias Aguayo: Website 
Cómeme: Website

Compartir:
PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra crítica?
Busca en nuestro archivo mensual

PUBLICIDAD

ÚLTIMAS CRÍTICAS


Build Time
Monrella
Build Time
[Trauma Collective]
Bandiera Di Carta
Tomaga & Pierre Bastien
Bandiera Di Carta
[Other People]
Gently Evil
Transparent Sound
Gently Evil
[Transparent Sound]
Palais
Kris Baha
Palais
[Cocktail d'Amore]

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.