Sonoramas

Artista: Holden
Título: The Inheritors
Sello: Border Community
Puntuación: 10/10
Escrito por Agus M. López, publicado el 03 de julio de 2013
Si hay un personaje que se caracterice por su carácter inconformista dentro de la escena electrónica, ese es James Holden, rebautizado ahora como Holden a secas. El productor británico es desde hace años todo un ídolo, numerosas figuras famosas y no famosas, repiten como un mantra que A Break in The Clouds o su remezcla de The Sky Was Pink cambiaron su forma de entender la música, mientras Holden insiste en que ha acabado casi odiando estos temas por la repercusión que tuvieron en su propia carrera y por el sinfín de imitaciones que produjeron. Se entiende que en su día se sintió muy condicionado por el público a hacer un determinado tipo de música y para alguien tan inquieto aquello de reinventarse se convirtió en un deber e igual que dejó atrás sus años en el trance, con The Idiots Are Winning trató de espantar a sus fantasmas más recientes, coincidiendo con un momento de gran popularidad en el que ni le importó destapar su faceta más "kitsch" facturando remezclas para Madonna o Britney Spears, todo un sacrilegio para los más puristas.

Su labor como DJ lo ha mantenido, por gusto o no, bastante alejado del estudio, apenas ha editado material desde que lanzara su álbum debut hace ya siete años. Uno de los más recientes capítulos de su carrera fue su aporte a la serie DJ-Kicks, con un tracklist tan inverosímil sobre el papel como eficiente en su puesta en escena. Entonces aprovechó para dar un nuevo giro a su faceta como productor con Triangle Folds, imprimiendo en él un carácter más alienado que nunca en un momento en que, por las entrevistas que rodearon el lanzamiento, se le intuía más crítico que nunca con su pasado musical y con el estado de la escena en general, también aseguraba no entender el revuelo surgido de Berghain y sus residentes, mientras no ahorraba en halagos hacia personajes como Legowelt, a su juicio tremendamente infravalorados.

A través de Border Community también ha dado muestras de cierta deriva, de no acabar de encontrar el rumbo o más bien de no querer encontrarlo para seguir en su búsqueda. El sello parecía no querer explotar demasiado su estética, al principio muy marcada y común entre sus artistas, pues el ritmo de lanzamientos ha sido siempre muy lento, aunque no le sirvió de mucho en el momento en que surgieron multitud de plataformas que exploraban sonidos pretendidamente parecidos, la mayoría sucedáneos que han acabado degenerando con el tiempo, no hay más que ver el material que publican hoy en día Traum o Manual, sellos que en su día trataban con mayor o menor acierto de emular al icónico sello del molino y que ahora son más una parodia del mismo. Mientras, sabiendo de lo sobre-explotado del género, Holden se ha esforzado en diversificar el sonido del sello, dando cabida a artistas que hace unos años no habrían tenido sitio en su catálogo, mientras algunos de sus antiguos estandartes han tenido que buscar otros medios para darle salida a su música.

A Holden le ha costado sacar tiempo y ganas para enfrascarse en un nuevo álbum y no es de extrañar que el resultado sea tan único, la desidia del británico ha desaparecido una vez que ha dado con la idea adecuada y la ha explorado de forma casi obsesiva. El proceso de creación de The Inheritors ha sido largo y en la escucha se intuye que ha pasado por diversas fases, las primeras impresiones del propio Holden sobre las pinceladas iniciales del álbum apuntaban hacia sonidos más orgánicos, hace un par de años decía estar interesado en samplear todo tipo de instrumentos reales, algo que tiene en mente explotar aún más de cara a un nuevo álbum. En esa época seguramente nació el delirante The Caterpillar's Intervention, para el que grabó una serie de líneas de sinte, en plan bastante aleatorio, que luego envió a su amigo Etienne Jaumet para que las interpretara con su saxo, así como también momentos más dispersos del álbum en los que se recrea procesando voces (A Circle Inside A Circle Inside, Delabole, Seven Stars, Circle of Fifths, Some Respite), pistas cargadas de sonidos saturados y percusiones degradadas en las que, según dice, trataba deliberadamente de producir mal. Por otro lado encontramos cortes de una electrónica más primigénia: The Illuminations, Inter-City 125 o  Self-Playing Schmaltz se deben claramente al avant-garde de los 70, he leído por ahí comparaciones con Boards of Canada aunque yo diría que están infinitamente más cerca del rock progresivo que facturaba en sus inicios Kraftwerk. También hay muestras de la más pura synth music, aquí entrarían joyas del calibre de Renata, Gone Feral, The Inheritors y Blackpool Late Eighties, con caóticas puestas en escena que esconden un arduo trabajo tras los sintetizadores. Un trabajo excepcional de por sí que cobra aún mayor dimensión dentro del escaso relieve de la electrónica actual, en su mayor parte conservadora y falta de ideas.

Tracklist
01. Rannoch Dawn
02. A Circle Inside A Circle
03. Renata
04. The Caterpillar's Intervention
05. Sky Burial
06. The Illuminations
07. Inter-City 125
08. Delabole
09. Seven Stars
10. Gone Feral
11. The Inheritors
12. Circle Of Fifths
13. Some Respite
14. Blackpool Late Eighties
15. Self-Playing Schmaltz


Más información:

Sello: Border Community