Sonoramas

Artista: Fairmont
Título: Coloured In Memory
Sello: Border Community
Puntuación: 9/10
Escrito por Raúl Linares, publicado el 16 de noviembre de 2007
Pese a venir de Canadá, el bueno de Jake Fairley ha encontrado su hueco en la familia de Border Community, amparado por James Holden y compañía, tras haber sacado cuatro discos con una repercusión decente y maxis en la órbita del sello Kompakt, parecía que serían los de Colonia los que se llevarían el gato al agua y sacarían su disco. Pero al final el avispado Holden le ha fichado y una vez publicado el disco se ve que ha hecho lo correcto, primero porque el chico es bastante bueno y tiene lo que se tiene que tener para sacar un techno minimal con algo de personalidad, y segundo porque el sonido tiene más de Holden que de Mayer lo oigas donde lo oigas. Y es que como los de su sello, a Fairley le va el pop, tras un pasado de skate e indie en su tierra, y su mayor empeño ahora es unir sus dos pasiones de siempre: el techno y el pop. Algo que a primeras resultaría poco novedoso (de hecho gente como OMD o Human Leage ya en los ochenta presumían de ello) sino fuera porque intenta renovar el estilo de una forma u otra. Ya en el primer tema nos encontramos con su voz en Fade And Saturate y una obsesión en todo el álbum por mantener una melodía que se enganche a tu cerebelo durante un buen rato. Lo logra de mejor forma en Darlina's Waltz donde un halo de lisergia con control invade todo el minutaje mientras nos conduce hacia un reino de hielo, parecido por otra parte a donde vive el chaval. Por otra parte Mobula pretende algo que también pretende gente como Matzak con un resultado óptimo bastante parecido, ambos intentan meter algo más de misterio y de evolución a este estilo a base de meterle buenas melodías, mejores arreglos y creando ambientes entre ensoñadores y misteriosos, de los que no sabes si temer o fascinarte. En el camino nos encontramos con una Sedatives for the Sentimental que parece unirlo con Nathan Fake en su intento de recuperar el shoegazing por medio de la electrónica pero no, porque no se queda en algo vaporoso, sino que tiene algo que la hace misteriosa y oscura, y bastante psicodélica, que no es cosa de risa, desde luego. I Need Medicine vuelve a mostrar la sensibilidad pop de este hombre a base de bien, con calidad, recursos y la negrura necesaria para hacer un tema de techno-minimal-pop de nuevo cuño sin que se caigan los anillos ni se deshagan las costuras del tema a la cuarta o quinta escucha (¿alguien decía algo de la Velvet Underground en pleno trance?). Algo parecido a lo que es el experimento de Bikini Atoll un tema que conjuga ciertos sonidos de surf (esas guitarras (o plug-in de guitarra) quedan hasta bien), con un poco de electro y su techno-pop, dando por resultado otro acierto. Y así hasta al final, con una Calm Before The Store que le muestra en su lado más tranquilo, más folk, y su single de adelanto Flying The Albatross que vuelve a confirmar lo que ya sabíamos desde la mitad del disco: que el chaval lo ha conseguido, y que si sigue por este camino lo volverá a conseguir, con un poco de suerte hasta algo mejor.

Más información:

Sello: Border Community
My Space: Fairmont
Bio: Jake Fairley