PUBLICIDAD
8

Deadbeat
Eight

[BLKRTZ]
Escrito por Javi López, publicado el 10 de septiembre de 2012
Hay que ponerse serios para hablar de Scott Monteith aka Deadbeat, uno de los espíritus indomables de la electrónica de los últimos años. Prolífico y mutante como pocos, Monteith ha ido creciendo en su propia burbuja, tocando muchos palos en su música (techno, minimal, ambient, dancehall, dub) pero edificando una personalidad propia (ese sonido subterráneo, marciano y cristalino a la vez) que ha diseminado en siete álbumes e incontables maxis en poco más de diez años.

En 2011, y tras el cierre de su querido sello ~scape en el que lanzó buena parte de su material, Monteith inauguró su propia etiqueta: BLKRTZ, con el que ya lanzó su anterior disco, el hipnótico Drawn & Quartered. Como es habitual, no baja el ritmo, y entrega ahora este Eight, un trabajo cuya particularidad principal es que ha sido concebido en su nuevo estudio, situado en un espacio industrial de Berlín. Desde este nuevo emplazamiento ha creado un disco en el que predominan las líneas de bajo conductoras; en el que sus patrones rítmicos suenan menos complejos y sí más directos y salvajes; y en el que se ha despachado a gusto con sus dos nuevos juguetes: un Moog (no especifica cuál) y un Prophet-600. Con estos tres pilares ha construido un álbum muy variado en tempos y ambientes y que ha contado con la participación de algunos amigos suyos como Danuel Tate, Mathew Jonson y Dandy Jack.

La oscuridad, densidad y profundidad sonora son un constante en este Eight. Empezando por la increíble The Elephant In Pool, que avanza sinuosa ofreciendo una muy interesante galería de sonidos, un tremendo bajo sub-acuático y esa línea sintética que trata de emular el sonido de la trompa de un elefante. Muy destacables también son Wolves An Angels, una pieza de progresivo hipnotismo a base de arpegio melódico (hecho a pachas con Jonson); y las detroitnianas My Rotten Roots (el corte más bailable y house del lote) y la misteriosa e híper dubizada Punta de Chorros. También llamará la atención a sus seguidores los ejercicios africanistas que efectúa en Yard (brutal el diálogo entre el bajo y las percusiones) y en Horns Of Jericho que cierra el disco pegando un puñetazo de autoridad en la mesa.


Más información:

Facebook: Deadbeat

Compartir:
PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra crítica?
Busca en nuestro archivo mensual

PUBLICIDAD

ÚLTIMAS CRÍTICAS


Coconut Grove
Relaxer
Coconut Grove
[Avenue 66]
Lazer In The Jungle
Roe Deers
Lazer In The Jungle
[Playground Recordings]
Um Dada
Stephen Mallinder
Um Dada
[Dais Records]
A Box Full Of Magic
Freedom Engine
A Box Full Of Magic
[Dekmantel]

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.