PUBLICIDAD
4

Barney Khan
Farenheit 311

[Bis Bald]
Escrito por Armando Gallego, publicado el 22 de abril de 2019
El álbum de debut del mancuniano Barney Kahn es un trayecto sin retorno hacia el tedio. Un estreno que ha tardado tres años en crear tratando de "volver a las raíces filosóficas del techno", en un esfuerzo por trasladar la dinámica y estética del drum & bass al techno a partir del Sound Designer e influenciado por las obras literarias de James Joyce y Mark Fisher, donde incluso hay un track, Hauntology, creado a partir de las ideas de Fisher sobre el concepto de la Hauntología: un término apropiado por Simon Reynolds, y el citado Mark, para definir las tendencias retro en la cultura contemporánea y su incapacidad por huir de las viejas formas sociales, dando lugar a un arte nostálgico de los futuros perdidos.

Sobre el papel el proyecto es atractivo e interesante, con una idea poco convencional: crear un discurso techno desde el estilo vertiginoso y espectacular del D&B, desafiando clichés dentro del género y empleando diferentes métodos en la producción. Pero tras escuchar los doce cortes que componen Fahrenheit 311 no se aprecia lo prometido en la nota de prensa adjunta al lanzamiento. Porque según se suceden las escuchas la obra no transmite las sensaciones necesarias para seguir indagando en él, porque el supuesto desafío a los clichés no existe –salvo en un corte de los doce–, porque el supuesto nivel en la producción se traduce a un discurso convencional y porque lo de volver a las raíces filosóficas es un brindis al sol de la hostia.

Como antes mencionaba, hay un corte que si muestra un trabajo interesante y vistoso: Delayed Gratification, una apertura tétrica y misteriosa que casa bien con la portada del álbum –donde se aprecia una silueta de Barney sentada al piano en una habitación perdida en el vacío y adornada con lienzos–, que evoluciona a un D&B technificado y contenido pero sacudido por un bajo vigoroso respaldado por una vocal intimidatoria; como digo un track llamativo durante sus siete minutos y medio. Pero con la llegada de Catacombs la sombra del tedio va creciendo: pegada techno desde el primer segundo cubierta por una distorsión melódica que no cesa en ningún momento y termina saturando la escucha, con unas voces que, parecen, crear una atmósfera decadente, pero que según se suceden los minutos el tema apenas sufre cambios y no termina de transmitir algo. Le sigue Despot: un refrito de un tema editado hace cuatro años que obtuvo cierto reconocimiento en aquellos días pero que en estos el cascabel puede sonar a guasa, con una pegada y unos sonidos amenazantes que dan paso a una melodía escueta para llegar nuevamente al bombo y terminar con el cascabel. Impressionism es un corto interludio que pretende volver a la sensación de terror y misterio del inicio que se había esfumado con el cascabel. Las voces decadentes vuelven en As A Young Wasteman: seis minutos y medio de bombo y bajo acompañados por las vocales deconstruidas mientras suenan campanas antes de la bajada, un piano aparece en bucle junto a unos ecos hasta que regresa el bombo con las campanas del primer tercio del track; la sombra tediosa sigue creciendo. El LP continúa con Kersal Massive, que mantiene la estructura de: kick, bajo, ecos y ritmo techno; donde por unos segundos los platillos aportan algo de dinamismo a semejante planada insulsa. Self Destruction es algo más que un interludio porque aquí, Khan, transmite algo de ternura desde el piano, pero resulta insuficiente por la duración de la pieza.

Hauntology es el tema de inspiración literaria, que resulta ser un ambient-techno que sigue la idea de crear una atmósfera tétrica, algo que consigue transmitir bien porque hay variaciones y un buen trabajo con la elección del tono en el piano como con las vocales y la pegada dispersa. Pero cuando la temida sombra del tedio se desvanecía, Welfare System la trae de nuevo porque el discurso regresa al convencionalismo: bombo, bucle melódico, sonidos que no aportan ritmo ni espacialidad y una melodía amenazante que no llega a manifestarse realmente hasta el tercio final para cuando ya han pasado cinco minutos y la atención en la escucha. Shutters es un trabajo techno-pop con unas vocales tiernas que no parecen encajar con la idea tétrica del resto de cortes, pero ahí está para ahondar en el convencionalismo que no prometía y tirando de clichés. Y el disco termina con dos cortes, A Portrait Of y Midnight in Moabit, dos piezas ambient ciertamente interesantes: la primera con una narración sobre un bajo y unas melodías intrigantes, y la segunda con diferentes melodías acompañando al segundero que advierte la hora que llevo aburrido escuchando este trabajo.


Barney Khan - Farenheit 311 [Bis Bald]

01 Delayed Gratification
02 Catacombs
03 Despot (Album Mix)
04 Impressionism
05 As A Young Wasteman
06 Kersal Massive
07 Self Destruction
08 Hauntology
09 Welfare System
10 Shutters
11 A portrait Of
12 Midnight In Moabit


Más información:

Barney Khan: Facebook | Soundcloud

Compartir:
PUBLICIDAD

Comentarios

¿Quieres leer otra crítica?
Busca en nuestro archivo mensual

PUBLICIDAD

ÚLTIMAS CRÍTICAS


Support Alien Invasion
Matías Aguayo
Support Alien Invasion
[Cómeme]
Wild Chamber
upsammy
Wild Chamber
[Nous'klaer Audio]
Persuasion System
Com Truise
Persuasion System
[Ghostly International]
Termina EP
Yak
Termina EP
[R&S Records]