PUBLICIDAD
9

Nosaj Thing
Drift

[Alpha Pup]
Escrito por Xavier Puig, publicado el 26 de noviembre de 2009
Lo que dice Mary Anne Hobbs va a misa. Este Drift de Nosaj Thing es uno de los discos del año, sin duda, al menos en cuanto a electrónica de vanguardia se refiere. Desde luego, es jodido de hoy en día ser un revolucionario, porque todo está inventado, empaquetado y bien colocadito en discogs, boomkat o donde sea. Huelga pues decir que los cambios provendrán pues de las fusiones, y no me refiero precisamente a Amparanoia o Manu Chao.

La palabra clave en este sonorama es barroco. Porque si juntamos las fugas eclesiásticas de Bach o Händel con la cadencia de las rosquillas de hip-hop destartalado del maese Jay Dilla, el onanismo ocho bitesco de Scotch Egg o Mark Pritchard y le damos un toque de frágil belleza emo-romántica y un punto Becqueriano (añorar el pasado bárroco representado tenebrosamente en El Miserere, El Monte de las Ánimas, o cualquiera de sus leyendas), nos sale este genial Drift. Le añadimos unos pocos coros vocales a lo gregorian style (o las bso's de Danny Elfman, como cita el propio Nosaj en una entrevista), y muchos ambientes post-burialescos (sustituyendo la rave por el bárroco, claro está), y nos sale este impecable disco, bizarrísimo y sobrio cruce entre clásica, idm, música de bso y hip-hop.

Como no podía ser de otra manera, Nosaj Thing -cuyo aka imaginamos venga de "No Such Thing" que significa "no hay tal cosa", con el que nos revela su afán de romper moldes-, es un imberbe que, como Rustie o Hudson Mohawke, ha fagocitado el hip-hop y electrónica de canijo y le importa una mierda los purismos de sus mayores. Nuestro joven amigo es un nerdazo al más puro estilo Usa, que ha crecido masticándose entre cucharada y cucharada de cheerios una mezcla equitativa entre Boards Of Canada y los Invisible Scratch Pikelz (Q-Bert, Mixamster Mike y Dj Apolo), para después de empezar a toquetear el Reason y el Fruity, y apuntarse a las Beat Battles en las que participaba Fly Lo, Nobody etc. Vamos, que el chaval se lo ha currado desde keni.  

Pero pongámonos en situación: Los Ángeles fue a principios de los noventa, la cuna del gansta rap (aka g-funk), ese género nihilista inventado por Dr. Dre a partir del reciclaje del P-funk de George Clinton, y cuyo máximo exponente fue el ex-Crip Snoop Dog y el enorme y dual genio que fue Tupac. Si bien esta vertiente sureña del estilo, trajo aire fresco y pandillero al panorama hip-hop, fue un regalo envenenado que causó estragos en el género enquistándose gracias al esfuerzo del millar de clones que repitieron las fórmulas del éxito de Dre y congéneres hasta la extenuación. Ahora bien, igual que fueron capaces de cambiar las reglas del juego del rap (o al menos durante dos años), y de aportar una infinidad de clones de nulo valor musical, ahora esa misma L.A se ha convertido en ciudad puntera en cuanto a bass music se refiere debido entre otros a la Massía de talentos que es el club Low End Theory. En este garitazo, se mezclan una heterogénea mezcla de productores revolucionarios (Fly Lo, Ras G, Take, Samiyam), dj's y artistas extravagantes (James Pants, Gaslamp Killer, Daedalus), laureados tablists (Mike Boo, Daddy Kev) y colectivos adictos al whobble dubstep que tanto hace furor en los estates como L.A Smog -que por cierto acaban de ser las estrellas invitadas del último programa de la rubiaka Mary Anne-.   

Que me queda por decir de esta obra que no digan las incomensurables 1685/Bach o Light 1 o Light 2, Us o Lords?. Sugerir que te lo escuches -si tu imaginación te lo permite-, al crepúsculo, en una iglesia abandonada en mitad de un monte, y con un espectro monacal lanzando un botafumeiro bien llenico de hierba santa. O eso, o que dejes de leer las gilipoyeces de quién esto escribe para adentrarte en este pepinazo que combina el alma del siglo XVII con la cáscara del siglo XXII. Compra jodío, compra, que si no tu alma vagará en pena como la de los monjes del ya mencionado Miserere. Y que viva Gustavo Adolfo Bécquer, leñe.



Más información:



Compartir:
PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra crítica?
Busca en nuestro archivo mensual

PUBLICIDAD

ÚLTIMAS CRÍTICAS


Monochromatic Reality
Dino Sabatini
Monochromatic Reality
[Concrete Records]
The Duel
AMSH
The Duel
[Line Explorations]
A New Life
Jesús Gonsev
A New Life
[Troubled Kids]
Unstored
eedl
Unstored
[Lapsus Records]

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.