DESCARGAR / DOWNLOAD MP3 DESCARGAR / DOWNLOAD ITUNES

CS Podcast 294: Hear You Calling

Publicado el 30.03.2018

Nuestros dos próximos podcasts nos hacen una especial ilusión porque ambos están protagonizados por dos artistas que compartieron momentos en nuestro querido foro. El primero de ellos es el valenciano Sergio Díaz, al que algunos conocerán como Hear You Calling, que nos ha grabado un podcast de ambient "con una cadencia de absoluto reposo y meditación, temas con bastante psicoacústica que requieren de una escucha con auriculares para su correcta apreciación". Una selección perfecta para estos días de descanso y, para algunos, espirituales.

Pero conozcamos un poco mejor a nuestro selector de hoy, que nos explica como se decantó por un nombre artístico tan particular: "La verdad es que empezó siendo un nick en los foros de clubbingspain y excesivo. Su origen está en el mítico tema de Aurora con el mismo nombre, versionado por Stephan Bodzin bajo su aka "Condor" en el año 2000. Siempre asociaba este tema al hecho de aparecer en la vida de alguien justo en el momento oportuno. Al hecho de escuchar subconscientemente la llamada de algún ser querido y aparecer ipso facto".

Nacido en Valencia en el 79 pero disfrutó de una feliz infancia en Talayuelas, un pueblo situado en la serranía baja de Cuenca. "Considero que mi infancia allí fue todo un regalo, pero al mismo tiempo, es un entorno bastante difícil si tienes inquietudes espirituales, místicas, o de cualquier índole no tradicional. Es ahí donde la música jugó un papel vital", nos comenta. Y al contrario de lo que muchos escriben en sus biografías, Sergio reconoce que en su casa no había mucha cultura musical, pero si contaban con una colección de discos en la que se podía encontrar desde Abba a Julio Iglesias pero también Vangelis, Jean-Michel Jarre, Mike Oldfield, Carmina Burana, Ligeti o Pink Floyd. "Incluso una auténtica obra de culto como es "The Visitor" de Neuronium del año 1981. Fueron estas obras mi refugio; las que me permitieron viajar a esos estados concretos, donde desarrollarme emocional y espiritualmente".

Al leer su perfil nos enteramos de que uno de los hechos que quizá le han marcado más fue el participar en la coral de la iglesia entre los 8 y los 12 años. "Mi padre, una persona bastante autoritaria, era muy creyente y nos obligaba en un principio a ir a misa muchos domingos. Con el tiempo dejé de vivirlo como una imposición, porque a pesar de que nunca tuve claro el Cristianismo, descubrí ese lado espiritual en otras personas y eso me hacía sentir menos incomprendido", nos comenta. "Un buen día, aterrizó en el pueblo un diácono joven y transgresor que formó La Coral de la iglesia. Se hizo un anuncio donde se buscaban integrantes y me presenté. Cuál fue mi sorpresa al descubrir que no era la típica coral tradicional de guitarra y pandereta, sino que cantábamos sobre bases de música electrónica bastante básica, grabada en cassete. Nunca jamás en todos estos años he sabido de alguna otra coral que utilizase métodos semejantes, pero aquello funcionaba, y de que manera! Nos llamaban para actuar en muchos sitios y casi todas las semanas teníamos algún bolo".

La electrónica entró en su vida de lleno con los últimos coletazos de la llamada "ruta": "Lo primero que recuerdo de todo aquello, son los primeros viajes a las tiendas de discos de Valencia en el año 95 con mi gran amigo Fare, que en paz descanse. Aquello era un auténtico hervidero de gente charlando, escuchando y comprando música. En aquel entonces los djs eran ídolos y esa sensación de ver a varios de ellos juntos por primera vez en la misma tienda de discos fue indescriptible. Ese mismo año, al cumplir los 16, tuve mi primera experiencia laboral como dj en el disco-pub Plataforma (Talayuelas), que duró 7 años aproximadamente y me dió la oportunidad de ser partícipe a pequeña escala de una época que ya estaba tocando a su fín. Sesiones de 8 horas, la mayoría sin relevo, que me curtieron bastante como dj".

Años más tarde, a principios de la década del 2000, Sergio es asiduo a clubes como Le Club, Barraca o La Soirèe a los que acude con su grupo de amigos de toda la vida aunque sin prestar demasiada atención a la programación: "Ir a Le Club, por ejemplo, y escuchar a Fran Campos, Nacho Marco, Dioni Sanchez o Hal 9000, siempre era una apuesta segura. Para mí sin lugar a dudas ha sido el club que más satisfacciones me ha aportado como clubber. La terraza de Barraca donde desfilaban por aquella época Javi Presi, David Verdeguer o Jose Mª Aboga, era el auténtico paraiso del House más fresco, mejor seleccionado y puesto de toda Valencia. Y La Soiree era el refugio underground dominical donde encontrarte con los colegas de la escena para terminar la semana de manera redonda".

Y en un momento dado pasa de clubber a parte activa de la escena valenciana cuando entra a formar parte de Hypnotica Colectiva, un proyecto aún vivo hoy en día y con quieres colaboró durante seis años, hasta que en 2013 nació su hijo Said y se retira por completo de la escena nocturna: "Yo siempre digo que la capacidad de expresarme artísticamente me la otorgó mi paso por [HC]. Cuando aterricé, no tenía ninguna pretensión artística. Me dedicaba a actualizar la página web cuando Facebook no tenía a penas presencia, pero claro, con el tiempo fuí absorbiendo toda aquella cultura underground. David me enseñó directamente la historia del Techno Detroit y del House, empecé a comprender y a sentir aquella música, provocando que brotara la necesidad de expresarme en ese campo. Por aquella época [HC] tenía 3 años de vida y un objetivo claro. La expansión de la cultura underground en Valencia. No teníamos club, ni dinero, ni a penas medios; pero organizábamos fiestas rave que ahí quedan para el recuerdo. El festival Revelation, que tuvo 4 ediciones, donde se intentaba dar cabida a lo mejor de la cultura underground a nivel nacional, en sesiones de 36hrs nonstop. Me siento muy agradecido de haber podido vivir tan de cerca todo aquello, y más si cabe, de toda la cultura y los consejos de auténticos maestros como son David Verdeguer y Oscar Sögorb".

Actualmente Sergio está retomando su contacto con la escena electrónica, recientemente pinchó una sesión parecida al podcast que estás escuchando en el evento Volumens Day. "Tener la ocasión de ser partícipe del festival Volumens ha sido algo maravilloso. Cuando H4L9000 me contactó para ello y me dijo que iba a pinchar en el claustro gótico del Centre Cultural El Carme, se me dibujó una sonrisa en la cara que me duró semanas. Para mi fue una tremenda satisfacción poder actuar en semejante entorno, rodeado de un staff inmejorable tanto profesional como humanamente. El evento en general fue sencillamente espectacular, superó con creces las expectativas de asistencia, terminando lleno hasta la bandera. A parte de las actuaciones ejemplares que se vivieron allí, el hecho de ser un evento para todos los públicos, ubicado dentro de un museo de arte moderno, con espacios de juego infantil, talleres para niños, etc... le dieron un color, una vida y un enfoque al festival, que sin duda va a crear tendencia en el futuro".

Y a pesar de estar alejado de la escena le preguntamos por como ve la situación actual del clubbing en Valencia al que sigue con interés a través de las redes sociales: "Valencia, tiene todos los componentes necesarios para poder ofrecer eventos culturales de auténtica referencia en España y en Europa. Tiene la infraestructura, de la mano de clubs como Ágora o La Residencia, así como la predisposición por fín, después de muchos años , del gobierno de la cuidad, para la cesión de espacios con propósito cultural. Por otro lado, es la cuna de sellos de una calidad absoluta, como Subsist, Abstrakce, Gradual Hate, Fill-Lex o HC. Posee también promotores culturales excepcionales, así como productores y djs de una altísima calidad. El problema está en la falta de sintonía y empatía entre todos estos elementos. Una meta cultural que sea común para todos y que esté por encima de sus propias marcas, ideas y principios".

Quizá si todos esos elementos sintonizan en los próximos años podremos volver a tener a Valencia en la vanguardia musical española, algo en lo que la capital del Turia estuvo durante la década de los 80 según Sergio: "Habría que diferenciar bien antes lo que es vanguardia y lo que no. Valencia era vanguardia con la generación del maestro Juan Santamaria, durante toda la época de los 80. Lo que vino después, en mi más sincera opinión, fue una moda, un abuso insensato de los empresarios del ocio nocturno y una degeneración social. Lo que ocurrió en Valencia fue una alineación de varios factores, pero en mi opinión, desde un punto de vista sociológico, el factor clave, fue exactamente el mismo que ha provocado las últimas revoluciones culturales en la antigua Yugoslavia por ejemplo. Tras una época prolongada de represión en el país, la sociedad, al ser liberada responde con esa necesidad insaciable de expresión y consumo de arte transgresor".

Más información:

Hear You Calling: Facebook

Compartir:

COMENTARIOS

Últimos Podcasts