CS Podcast

CS Podcast 140: Phran

La última vez que vi a Francisco Mejía fue en la sesión de Dâm-Funk de la última edición de Sónar. Lo vi intranquilo. Resulta que estaba entre el público pero no parecía atender a lo que ocurría en el escenario SonarDôme. Andaba haciendo ostentoreas señas al técnico de sonido para hacerle entender que el micro que utilizaba la estrella del boogie no funcionaba correctamente. No paró hasta que consiguió que el técnico solucionase el problema que estaba desluciendo la actuación del rey del modern funk. Phran es el nuevo invitado a participar en nuestra serie de podcasts. Lleva tres o cuatro años en Barcelona donde gente como David M le ha hecho de cicerone en Barcelona para el resto del mundo invitándolo, por ejemplo, a participar en su programa para la emisora británica sub FM de los viernes noche. De hecho, la radio siempre ha estado presente en la vida de Phran que ya gozó de las ondas hertzianas en Caracas poco antes de venir a nuestro país: “El programa sólo alcanzaba a Caracas en La Mega, en horario de noche un poco 'outkast', pero la gente escuchaba el programa en directo desde el coche que en mi ciudad es algo más que un estilo de vida. Lo único malo es que la emisora no tenía platos y era un poco ‘guerrero’ llevarlos hasta allí. Lo hicimos varias veces pero era muy ‘cansón’. El hermano de Pocz, mi compañero en el programa, tenía una controladora virtual y eso nos salvó durante un tiempo”, me comenta mientras buscamos un bar donde poder ver el Brasil-Chile de octavos del Mundial que ahora mismo está en el descanso. Me comenta algunas particularidades del fútbol venezolano en los preliminares del Mundial mientras caminamos por el Eixample derecho, por ejemplo que la selección de venezuela debería jugar siempre en San Cristobal, capital del estado andino de Táchira (“la única zona de Venezuela que no se plegó al béisbol”). En lo musical, Fran al que por entonces se le conocía como Pacheko, se plegaba en sus últimos años en Caracas a la bass music y al dubstep y que luego cuando evolucionó al bass house y tal ya se animaban a meter locuras o exabruptos musicales: “podíamos pinchar hip hop o algún track más tropical, más kuduro. Merengue también poníamos porque va a 130 bpm y lo puedes meter así de repente en una sesión de house. A las cinco de la mañana cuando todo el mundo estaba borracho podía meter algo de salsa, pero más de cachondeo. Igual me gusta más la salsa pero la bailo muy mal. Te recomiendo una banda de salsa dura de aquí de Barcelona que se llama Tromboranga formada por cubanos, venezolanos… Me acabo de encontrar a un amigo que me dice que vienen de tocar en Líbano”.

Y aquí en Barcelona se ha contrado con muchos venezolanos pero sobretodo con muchos amigos de nuevo cuño. “Aquí en Barcelona me he dado cuenta que no sabía tanto de música como creía en Caracas. En esta ciudad, donde vas de aquí para allá andando y que tienes una vida social muy activa, se te permite entrar en contacto con mucha gente. En Caracas, en cambio, la gente utiliza el coche constantemente, lo cual es una pena con el clima tan maravilloso del que disfrutamos, muy parecido al de hoy en Barcelona, por cierto. Vives en el paraíso y no lo sabes. Es muy venezolano eso de pensar que sabes mucho por ser venezolano. Y yo pensaba que no era así... hasta que llegué a Barcelona y me di cuenta que era más venezolano de lo que me pensaba...”. Y cuando uno se da cuenta que es lo que pensaba que no era, asusta y mucho. Aunque a Francisco este reconocimiento le ha animado a seguir p’alante. “Es genial darte cuenta que no sabes nada. Y en eso ando ahora. Ahora controlo más mi tiempo. Y lo dedico a leer, a comprar música, a escucharla, a hablar con la gente que sabe, a escuchar música en vivo… Ahora en lo que pienso es en qué puedo aportar a este diálogo colectivo. Y esa es la búsqueda. Comprobar cual es tu fluir musical”. Y en

El fluir musical del podcast que nos entrega Phran se pueden escuchar cosas que me llaman la atención como Smith´n´Hack. “Me gusta mucho lo que hace también como MMM y me gusta también lo que hace su compañero en este proyecto como Fiedel, residente del Berghain, del que he elegido hasta dos temas. Ha sacado un sello que se llama Fiedelone que ha sacado ya tres o cuatro referencias que están muy bien. Lo escucho y pienso que eso me hubiera gustado hacerlo a mi. Me gusta también muchísimo el house roto de gente como L.I.E.S. y creo que The Boat Party que es de donde está extraído el tema que he elegido de Kyle Hall fue mi disco favorito de 2013. Tiene unos puntos grises entre géneros que me hacen ver que en la música sólo existen las limitaciones que tu te quieras poner. Hace dos años te hubiera dicho que mi preferido era Bok Bok y hace cuatro hubiera sido Mala, Digital Mystikz y Caspa o Rusko que ahora ya no los pincho”. Llegados a este punto le tengo que preguntar por el “Tuki” ya que el fue uno de los exponentes de este sonido que se nombra a través de una onomatopeya que describe el constante golpeteo del bajo y los tambores en la changa o música electrónica de clubs que entró en Venzuela en los noventa: “El Tuki por el que me preguntas utiliza muchos sintetizadores agresivos al estilo Dutch que con el tiempo ha evolucionado hacia la EDM con Tiesto y tal como cabezas de serie. Se volvió muy agobiante y sobreproducido. Y yo es que tiendo a escapar de lo que me invade”, me comenta uno de los protagonistas del documental que sobrevuela esta escena de estudios caseros y fiestas callejeras, Quien quiere Tuki? (responsable junto a su socio Pocz de un recopilatorio de 25 temas escogidos como muestrario de la película) . “La mayoría de Dj de aquí le ponen mucho amor, mucha pasión al asunto y sobretodo son muy nerds. Se encuentran con el problema casi estructural de que la escena española no permea a otras culturas que no tengan el castellano como idioma oficial. Si muchos Dj de aquí fueran ingleses se comerían el mundo entero, chamo. Si un Dj de aquí de Barcelona como Abu Sou fuera inglés probablemente estuviera pinchando en Tokyo. No lo sé. Eso me inspira. Porque ni siquiera viven de la música. Y yo si quiero vivir de esto. Para eso me vine a Europa”.

Texto de David Puente

Tracklist
Alessandro Novaga - Drums 1
Phran - Bad Format
Gherking Jerks - Don't dis this beat
Jay Daniel - Boubble Cougar
Fiedel - Miese Machine
Parris Mitchell - Beatnix
Beautiful Swimmers - The Zoo
KMFH - Flemmenup Mix2
Fiedel - Andreas
GuGu - AC Riddim
Kyle Hall - Spoof
Phran - Fresh Fix
Bambounou - Deepstaria
CWS - Untitled02 (DMX Krew Computor Rock Mix)
Phran - Fantascene
Nehuen - Mind Chats
Smith´n´Hack - Strength and Inspiration
Phran - Anatoma
Mgun - Fiber
Phran - Shapes
Actress - Ascent

DESCARGAR

Enlaces de interés

Facebook: Phran
Twitter: Phran
Soundcloud: Phran


Últimos CS Podcast