Somewhere In Detroit

¿Quieres saber más de un determinado estilo musical?.
Recomienda temas de algún estilo en concreto.
Avatar de Usuario
hypnoticacolectiva
Mensajes: 867
Registrado: 26 Mar 2007, 13:11

Re: Somewhere In Detroit

Mensaje por hypnoticacolectiva »

sheetone escribió: Ojalá pudiese pasear por todos esos lugares, de película, parece una ciudad segundos después de ser arrasada, solo que siempre estará ahí (esperemos).



Tranquilo que pienso volver pronto y con mi hermanito Carlos Patiño de la mano, así que a lo mejor te puedes apuntar, allí tengo familia y casa en una de las habitaciones nos metemos los 3 y au, en plan varato ya sabes...

Por cierto tenemos que hablar, tu debut es inminnente... ¿no te me rajaras verdad?
www.soundcloud.com/davidverdeguer
www.facebook.com/hypnoticacolectiva
www.myspace.com/verdeguerdavid
www.hypnoticacolectiva.com
www.thepurplegang.com
Avatar de Usuario
hypnoticacolectiva
Mensajes: 867
Registrado: 26 Mar 2007, 13:11

Re: Somewhere In Detroit

Mensaje por hypnoticacolectiva »

Goodfella escribió:Pinta acojonante el libro de fotos del Detroit más ruinoso y postapocalíptico.

La verdad es que sería una pena no conservar todas esas ruinas como un símbolo de la fragilidad del poderío económico del capitalismo más salvaje y despiadado. Igual hasta crearía una industria turística del "pasen y vean".


Gracias por los links varios.



Por supuesto que se quedara ahí, primero que no tienen ni dinero para una reconversion urbanística (intentaron adecentar el Down town hace 5 años y sigue sin pasear gente, sin haber peatones, negocios cerrados, etc...) y segundo lo que muy bien comentas, que sirva de precedente de lo que no se tiene que hacer por la fiebre de ganar dinero, jugar con la gente y con una humnidad tan grande como la de Detroit.
www.soundcloud.com/davidverdeguer
www.facebook.com/hypnoticacolectiva
www.myspace.com/verdeguerdavid
www.hypnoticacolectiva.com
www.thepurplegang.com
Avatar de Usuario
chinaski
Mensajes: 1412
Registrado: 25 Oct 2004, 20:33
Ubicación: 4K

Re: Somewhere In Detroit

Mensaje por chinaski »

hola,

si alucináis con las fotos de este detroit distópico y post apocalíptico, no os perdáis el documental que dejé un poco más atrás. vais a flipar con los recorridos por las runias que hace un tal logan x, que se auto define como explorador urbano

hypnoticacolectiva escribió:Por supuesto que se quedara ahí

supongo que es un proceso a muy largo plazo, y yo no me atrevo a pronosticar sobre un lugar que no he visitado como tú david. pero no tengo tan claro que ese paisaje de casas abandonadas, edificios públicos calcinados y fábricas desmoronándose vaya a mantenerse. no sólo por las brigadas de obreros contratados que van desmantelando las casas ruinosas para evitar que los chavales sin nada que hacer las prendan fuego (esto sale en el documental, da para una peli de john carpenter el tema del "pasatiempo" de quemar edificios en detroit). o por el robo sistemático de materiales de los edificios abandonados, que van siendo desmontados poco a poco. el avance de la naturaleza tampoco se detiene. lo explica en este artículo el director del documental requiem for detroit

Our excitement at driving into what feels like a man-made hurricane Katrina is matched only by sheer disbelief that what was once the fourth-largest city in the US could actually be in the process of disappearing from the face of the earth. The statistics are staggering – 40sq miles of the 139sq mile inner city have already been reclaimed by nature

para cualquier amante del techno, entender la realidad socio económica de la ciudad que lo vio nacer es fundamental para conocer por qué esta música no sólo es el carburante sonoro que hace bailar hasta desfallecer, sino también, y sobre todo, una forma musical profundamente rebelde, el último canto de unos seres que ven cómo la codicia y la insensatez se están llevando su mundo por delante, agotándolo, esquilmándolo, arrasándolo

Unemployment has reached 30%; 33.8% of Detroit's population and 48.5% of its children live below the poverty line. Forty-seven per cent of adults in Detroit are functionally illiterate; 29 Detroit schools closed in 2009 alone (...) Law and order has completely broken down in the inner city, drugs and prostitution are rampant and unless you actually murder someone the police will leave you alone (...) The only growth industry is the gangs of armed scrappers, who plunder copper and steel from the ruins (...) The population of Detroit is now 81.6% African-American and almost two-thirds down on its overall peak in the early 50s (...) The city has lost its tax base and cannot afford to cut the grass or light its streets, let alone educate or feed its citizens

es una historia que se repite desde el origen de la civilización. sumer, los mayas, la isla de pascua

The blind belief of the Big Three in the automobile as an inexhaustible golden goose, guaranteeing endless streams of cash, resulted in the city becoming reliant on a single industry...

Imagen

saludos
elosoconbarbas
Mensajes: 2040
Registrado: 01 Sep 2005, 17:14
Ubicación: la literave

Re: Somewhere In Detroit

Mensaje por elosoconbarbas »

ayer me vi yo el docu ke dejo por aki mister chinas-ki ( como siempre aportando high level, gracias¡¡), y de fondo me monte la banda sonora de metropolis de mills en el home cinema, ke me dio ke vendria al punto. VIAJAZO.

estoy kon vojotros en keste tema se tiene ke konocer para entender el techno detroit en toda su amplitud. creadores en el limite de una civilizacion canibal pidiendo un cambio. jodido capitalismo, ke va ser el techno lo uniko bueno ke nos deje??
Avatar de Usuario
Mu Sick
Mensajes: 1434
Registrado: 12 Feb 2004, 20:33
Ubicación: Madrilona

Re: Somewhere In Detroit

Mensaje por Mu Sick »

Hoy continuan con los especiales de Detroit en EL PAIS.

La nueva technocracia de Detroit

Por: Álvaro Llorca | María Sánchez
Tras publicar nuestro primer post sobre la ciudad de Detroit, colección de postales de un apocalispsis postindustrial, una twittera realizó una observación muy cierta: "A pesar de la tristeza de las fotos dan ganas de colarse en la ciudad fantasma de Detroit". Estamos de acuerdo, sus arterias de asfalto y cascotes generan una atracción irreprimible. Pensamos que una de las mejores bandas sonoras para adentrarse por estos paisajes tal vez sea un género tan propio de aquí como el techno, de modo que, tras haber visitado la sede de Motown, decidimos calzarnos la zapatilla, poner como banda sonora 'Clear', el tema de Cybotron considerado como uno de los himnos seminales del techno, y visitar a un joven dj para hablar sobre la actual escena de este estilo.

En estos días, el techno se ha diversificado en infinidad de subgéneros, pero a bordo de nuestro coche recordamos sus primeros pasos, allá por el año 1983, cuando era claramente perceptible la influencia industrial de grupos como Kraftwerk y del electro-funk negro, tal y como ocurre en 'Clear'. No es casual que una de las frases que más fortuna hicieron para definir el techno primigenio de Detroit sea aquella de Derrick May, uno de los padres del género: "Esta música es como Detroit: un completo error, como si George Clinton y Kraftwerk se quedaran atrapados en un ascensor y sólo tuvieran un sintetizador para hacerles compañía".

Una vez que el techno se destapó, la ciudad ya estaba inmersa en su proceso de decadencia, el cual se inicia una década antes de la publicación del mencionado tema de Cybotron. A través de las ventanillas de nuestro coche, y con los ojos bien abiertos, escrutamos posibilidades para entender por qué este sonido tan particular nació en estas calles tan devastadas.

- Una dosis de futurismo. El carácter apocalítico de esta ciudad remite a un tiempo diferente al actual, como en un episodio de ciencia ficción. No es extraño que en este entorno surgiera un movimiento futurista como el techno, consistente en agarrar una serie de instrumentos tecnológicos y apretarlos, retorcerlos, explorando nuevos usos, y todo ello con una finalidad musical. La prueba está también en los títulos de algunas canciones, tal y como se ocupa de recordar el teórico Ariel Kyrou: 'No Ufo's', 'Into the space', 'Orbit', 'Jupiter Jazz', 'Phantom', 'Another Time'... O, como decía el propio Derrick May, "no podíamos hacer nada más que mirar hacia delante".

- Un entorno 'rave'. Seguramente, algunos de nuestros lectores se habrán pegado una buena fiesta rave en un paraje desangelado. Esta ciudad, pródiga precisamente en parajes desangelados, ofrece multitud de escenarios que podrían ser empleados con ese fin, tal y como los define Javier Blánquez: "Las raves, fiestas ilegales que congregaban en puntos remotos y en grandes espacios a una multitud dispuesta a bailar hasta el amanecer, dieron su razón de ser a una música (una ciencia del sonido) que pregonaba ser consumida en sociedad".

- Ese carácter colectivo. En Detroit es prácticamente imposible encontrar un solo espacio de socialización al uso: no hay apenas comercios (al margen de los gigantescos centros comerciales), las plazas públicas están desiertas, los viandantes son escasos... No resulta descabellado pensar en la existencia de una serie de escenarios alternativos para llevar a cabo ese ejercicio de socialización, especialmente a través de los sonidos electrónicos: "Esta música trata sobre la necesidad de fundirse, de convertirse en algo más grande que uno mismo, una multitud que baila, un sublime infinito de sonido, el cosmos" (Simon Reynolds).

- El hombre y la máquina. Detroit fue el epicentro de la industria estadounidense durante infinidad de años, como comprobamos desde nuestro automóvil al dejar orilladas multitud de fábricas ahora abandonadas. Otra vez unas palabras de Derrick May: "Tomamos el concepto de máquina, no necesariamente el sintetizador, sino el sonido del sintetizador, y creamos nuestros propios sonidos; todos ellos nos llegaban inconscientemente del universo de la industria, de la mecánica, de las máquinas, de la electrónica. ¿Por qué? Porque llega de Detroit".

Quizás todos estos apuntes nos conduzcan a una conclusión similar a la de Raül G. Pratginestós, cuando afirma que el hecho de que este estilo "apareciese en Detroit y no en cualquier otro punto determinó al techno de una manera característica, fruto de la particularidad de la ciudad. El techno lleva a Detroit grabado en su código genético". Tras escuchar algunos temas de Cybotron y otros del sonido originario, como Model 500 o Inner City, de repente nos encontramos en las puertas del estudio de Nic Boileau, un joven dj con el que conversamos sobre el estado actual del techno detroités.

Normalmente, cuando se habla del techno de Detroit, quienes persiguen un perfil más académico, se refieren a él en términos de olas. La primera ola de este sonido estaba compuesto por la 'santísima trinidad': Juan Atkins, Kevin Saunderson y Derrick May. Era el suyo un futurismo de carácter evasivo, de mayor sencillez y que se veía a sí mismo como una especie de post-soul.

Muy poco tiempo después, hacia 1990, llegó la segunda ola del techno, capitaneada por artistas como Jeff Mills, Richard Hawtin (oriundo de Canadá, pero de un lugar muy próximo a Detroit), Carl Craig y los inquietantes guerrilleros de Underground Resistance. El sonido se hizo más complejo, al igual que el mensaje, y fue muy característico hasta que, hacia 1993, estos artistas encontraron una tremenda difusión en Europa, de modo que el techno de esa segunda generación se dispersó y sacrificó parte de su unidad.

Y ahora bien, teniendo en cuenta que los djs de mayor reputación actualmente en Europa pertenecen a esa segunda ola -que surgió hace ya una veintena de años-, ¿en qué ola nos encontramos actualmente? "Podemos decir que hay una tercera ola que surgió una vez que Jeff Mills y compañía se lanzaron al circuito mundial a tiempo completo, ya que su creciente fama dio cabida a nuevos artistas, como Seth Troxler, Lee Curtiss y Ryan Crosson. Pero la teoría de las olas, ciertamente, resulta muy imprecisa para hablar del aquí y del ahora. Además, el número cuatro no es tan divino como el uno, el dos o el tres. Ni siquiera consigues una medalla olímpica cuando llegas en cuarto lugar, de forma que hay poca gente que se incluya a sí mismo en una cuarta ola", bromea Nic Boileau. "Desde luego, es complicado pintar una ola mientras uno está envuelto en ella", resuelve con cierto aire poético.

Pero, ¿vive el techno de Detroit un momento saludable? "Hombre, si echamos una mirada retrospectiva y comparamos la escena con aquellas fiestas masivas de hace 10 ó 15 años, probablemente la respuesta sea negativa. Sin embargo, los últimos eventos en los que he estado me han demostrado que, si bien no es lo mismo numéricamente, la comunidad techno de Detroit sí que se siente sana. Y en lo que se refiere al sonido, considero que éste no ha dejado de evolucionar, lo que puede considerarse como un nuevo síntoma de salud", asegura Boileau.

"Actualmente, en esta ciudad suena gran cantidad de minimalismo, algo simple, con loops pegadizos, quizás como una reacción a la sobreabundancia de tecnología con la que producir música. Pero también hay unos pocos artistas que rechazan esta filosofía. Sellos como DTM (Detroit Techno Militia), Crate Savers y Detroit Asunto parecen optar por un sonido más completo, un sonido con grandes reminiscencias de Jeff Mills", nos dice el joven dj en esta radiografía de los sonidos que ahora se escuchan en Detroit.
La respuesta más elegante de toda la conversación llega cuando le preguntamos a Nic si podría definir de algún modo eso que se llama sonido de Detroit. Ésta es su respuesta, tal cual: "Tienes que imaginar una melodía, tal vez el tono puro de un violín, y visualizar este sonido como un objeto sólido, de modo que obtenemos algo liso y lustroso. Ahora, presiona ese objeto en algunos puntos con un papel de lija con un grano 100. Y también deja que crezcan algunas manchas de óxido, pero conservando algo del brillo original en el objeto, para así poder apreciar el contraste entre las nuevas texturas y la suavidad anterior. Ahora, conviértelo en una onda de sonido, haz como 10 de ellas, y luego lo viertes en un sistema de 40.000 vatios de potencia, y como este sonido hace vibrar todo tu cuerpo, uno se encuentra perdido en una hermosa ambigüedad". En términos más llanos, Boileau destaca "un toque estrafalario y funky, que hace sentir a veces incómodo".

Resulta complicado obtener una imagen fija de este movimiento en unas cuantas palabras, por lo que solicitamos a Nic que realice una lista con lo más representativo de los actuales sonidos de la ciudad. Y, tras algunas puntualizaciones ("algunas canciones encajan mejor para ser escuchadas, otras son buenas para formar parte de una mezcla y otras destacan por su técnica en la producción"), éste es el resultado:

Codine - Eleven Evergreen
Seth Troxler & Patrick Russell - Doctor of Romance
Arthur Oskan - Look Up
Brian Kage - Scape
Refrence, Ryan Crosson - The Bumps
J.A. Cummings - Intermission
Josh Dahlberg - Ass On The Floor
Lee Curtiss - South Aphrika
DJ Seoul - Electrified Planet
Punisher - Time Shift
Osborne - Bout Ready To Jak (TNT's Acid Mix)
BONUS TRACK:
A continuación, ofrecemos un breve repaso por algunas de las canciones más significativas de la historia del techno de Detroit y sus antecedentes. Hay una cosa muy llamativa en este listado y es que ninguno de los grandes nombres del techno aparece bajo su nombre real. Ariel Kyrou, quien subraya la vertiente combativa en el origen del techno ("la más brava de las contraculturas electrónicas", según sus palabras), lo explica del siguiente modo: "A falta de medios, colocan los vinilos en fundas blancas, sin nada más, o casi nada más. Esta obligada discreción en seguidad la reivindican ocultándose los propios músicos tras hordas de seudónimos, como para huir de la fortuna, proclamar su diferencia y dar la impresión de ser un vasto movimiento allí donde una pequeña comunidad de djs y músicos visionarios lo pasan en grande".
'Techno City' - Cybotron
'No Ufo's' - Model 500
'Big fun' - Inner City
'Strings of life' - Rythm is Rythm
'Elements' - Psyche
'Jupiter Jazz' - Underground Resistance
'Plasticity' - Plastikman
'Now that's funky' - Final Cut
'Sleep Cycle' - Robert Hood
[soundcloud]http://soundcloud.com/redwan[/soundcloud]
Avatar de Usuario
hypnoticacolectiva
Mensajes: 867
Registrado: 26 Mar 2007, 13:11

Re: Somewhere In Detroit

Mensaje por hypnoticacolectiva »

Y aquí el capitulo de en medio sobre la Motown y el soul de los 60:

http://blogs.elpais.com/motel-americana ... erios.html

Motown y Detroit: auge y caída de dos imperios


Durante nuestra estancia en Estados Unidos nos dimos cuenta de que ciertas ciudades han desarrollado una relación simbiótica muy estrecha con su música. Su personalidad y carácter se han ido modelando entre sí a lo largo del tiempo hasta crear un paisaje musical único y propio. Uno de nuestros objetivos fue en el viaje fue actuar de topógrafos accidentales que estudiaran vínculos como los que unen a Detroit con Motown records, el legendario sello de música negra. Estos dos emporios crecieron de la mano y cayeron juntos. Por ello no nos parece casual que el primer éxito de Motown fuera precisamente ‘Money, that’s what I want’, o sea, “Dinero, eso es lo que quiero”. Ni que esa filosofía naciera en un lugar como Detroit.



Corría el año 1959. Berry Gordy, un joven negro ex boxeador, ex combatiente de la Guerra de Corea y ex trabajador de una cadena de ensamblaje de coches, decidió crear un sello discográfico. Solo tenía tres cosas: un préstamo de 800 dólares, pasión por la música y un desmedido talento empresarial. Se trasladó a una pequeña casa (apodada más tarde Hitsville, 'casa de los éxitos') del West Grand Boulevard que convirtió en estudio de grabación y sede de lo que entonces era Tamla Records. Nacía la primera discográfica dirigida exclusivamente por negros. Pronto recibió el nombre de Motown en honor de Detroit y a la floreciente industria automovilística.
.Sobre qué significó Motown para la historia de la música se ha escrito mucho, bueno y largo. Y tratar de hacer un inventario, por humilde que sea, de las prodigiosas canciones que de allí salieron es, simplemente, inviable. Así que no daremos más que unas pinceladas básicas. La Motown es el sello por excelencia (con permiso de Stax, de quien también hablaremos) de música soul. El que encumbró a Michael Jackson, Stevie Wonder o Diana Ross. Donde Four Tops, The Supremes o The Temptations editaron algunas de los temas más luminosos de los años 60. La casa que dio a luz ‘What’s going on’, obra maestra de Marvin Gaye y piedra filosofal del soul.




Aunque según Gordy el sonido de Motown tenía como ingredientes principales “ratas, tripas, cucarachas y amor”, lo cierto es que su particular estilo se reveló como la receta mágica para producir exitosos clásicos y números uno. Música alegre, pegadiza, con ritmos bailables, coros juguetones, influencias pop... Era lo que Gordy llamaba “el sonido de la joven América”. Una América turbulenta en la que la lucha por los derechos civiles convivía con temas despreocupados sobre el amor.

Durante nuestra estancia en Detroit, nos acercamos hasta la pequeña Hitsville, donde hoy ya solo queda el Museo Motown. Allí descubrimos que la época de prosperidad de la ciudad y de Motown compartieron rasgos muy parecidos. Lo explica el crítico cultural y sociólogo oriundo de Detroit Vince Carducci en este artículo. Según Carducci, Berry Gordy aprendió las dos grandes lecciones del fordismo a raíz de su paso por la fábrica Lincoln & Mercury: había que controlar todos los aspectos de la producción y dividir el trabajo en pequeñas parcelas. "Abrazó la filosofía empresarial de 'crear, fabricar y vender', explica Carducci.

Así, Motown, al igual que la economía de Detroit, se convirtió al sistema de producción en cadena típico de la industria automovilística. La composición musical estaba estandarizada, todos los viernes se realizaban controles de calidad sobre las canciones y se repetían una y otra vez los mismos patrones coreográficos. La fabricación era homogénea. Gordy demostró, además, su buen olfato para hacer prosperar el negocio. Ideó todo tipo de triquiñuelas para evadir los cupos de canciones de cada sello que los dj's de las estaciones de radio estaban limitados a pinchar. Como por ejemplo, crear toda una red de subsellos dependiente de Motown o, directamente, sobornar a los locutores.

En lo que se refiere a las condiciones de los trabajadores, algunos empleados cobraban por debajo del salario mínimo y hubo músicos que se vieron obligados a pluriemplearse en las fábricas de automóviles por las noches para sobrevivir. Eso sí, en Motown todo el mundo cobraba, algo que no podían decir el resto de discográficas. La Supreme Mary Wilson, en su polémica autobiografía, se ha quejado de que las cuentas eran secretas y que no se permitía a los artistas acceder a ellas, de tal modo que no tenían forma de saber que se les estaban pagando las cantidades justas. Gordy, sin embargo, siempre ha presumido de su libro de contabilidad.

Motown también era famoso por las políticas de coste mínimo que se imponían en las giras. Los artistas vivían en condiciones que se asemejaban más a las de un circo itinerante que a las de estrellas del soul. Así lo relata en este reportaje de Vanity Fair Martha Reeves, de Martha & The Vandellas, cuando recuerda como una "pesadilla" las veces que les tocaba dar conciertos junto a establos con caballos y cubiertos de paja.

La maquinaria funcionaba perfectamente. Detroit hacía coches; Motown, canciones. El engranaje del sello tenía un objetivo: cautivar al público blanco, que era el qué podían pagarse los discos hechos enteramente por negros. El departamento 'Artist development' era una especie de escuela que, dos o tres veces a la semana, aleccionaba a los músicos para que aprendieran complejas coreografías, dulcificaran su lenguaje, adoptaran buenos modales o supieran fabricarse un trasero o un pecho más espectaculares. La pretensión de no incomodar y adecuarse al gusto de la época llegó a tal punto que durante los primeros años del sello, en las portadas no aparecían fotografías de los intérpretes para que su color de piel no disuadiera a compradores exponenciales.

Audley Smith, director del Museo Motown, nos recibió en su despacho. En la pared tenía colgado un poster enorme con una foto de una gran columna de manifestantes negros. "Es Detroit, en junio de 1963", explica. "¿Dónde se dirigen?", le preguntamos. "Van a escuchar hablar a Martin Luther King. Aquí el reverendo ensayó su famoso discurso que dos meses después repitió en la Marcha sobre Washington", nos explica. El de "He tenido un sueño".

Este apunte nos conduce a hacerle una pregunta un tanto incómoda. ¿Se involucró Motown lo suficiente en la lucha por los derechos civiles? Smith, hombre recio y de apariencia severa, cree que sí y que lo importante de Motown fue lo que consiguió con sus canciones. “Era la música de fondo para un periodo tumultuoso para América y la banda sonora de las luchas”, asegura. Es el caso de temas como ‘Dancing in the streets’ de Martha Reeves & The Vandellas, que sirvió como una llamada a la insurgencia en las revueltas raciales de los años 60. También Edwin Star con War o The Temptations con Ball of confusion, Cloud nine o Papa was a Rolling Stone fabricaron hits de alto contenido social. La cuestión se volvió del todo ineludible en 1971, cuando Marvin Gaye llegó con ‘What’s going on’ entre las manos, un disco inspirado, entre otras cosas, en la brutalidad policial y en el regreso de su hermano de Vietnam. Gordy lo rechazó en un primer momento pensando que era demasiado político y que no cuajaría en los hogares norteamericanos.

"¿Sabes Carl? Puede que estemos haciendo tanto con nuestra música por echar abajo las barreras como nuestros líderes en Washington". Esta frase que Chuck Berry dijo a Carl Perkins es útil para ilustrar la opinión de Smith respecto al papel de Motown en la integración de la población afroamericana. No se dedicó a la militancia activa, como su antagonista Stax, pero obró toda una revolución cultural logrando algo que estaba más allá del compromiso político y que nadie había conseguido antes: crear un vínculo que estaba por encima de la raza o el color, una “música sin fronteras”. "Motown era algo tan grande que todo el mundo lo abrazó”, asegura Smith. Gordy consiguió romper una barrera racial introduciendo la vetada música negra en las vidas de los blancos. El cantante Smokey Robinson ha recordado en alguna ocasión que, cuando la discográfica comenzó su andadura, el público de los conciertos estaba separado por raza en virtud de las leyes segregacionistas. Poco después, "los niños bailaban juntos de la mano".



La historia de Motown es, como la de Detroit, un relato lleno de claroscuros. Ambos crecieron y cayeron juntos. La decadencia del sello y el declive de la ciudad comenzaron casi a la par. En 1973, la ciudad empezó a languidecer como consecuencia de la crisis del petróleo. El año anterior, Gordy había posado su atención en el mercado de Hollywood y había trasladado la compañía a Los Ángeles, dejando atrás a los míticos Funk Brothers y a un reguero de familias en paro. A partir de entonces, nada volvió a ser igual. Por fin, en 1988, MCA compró Motown y su gloriosa estela fue desvaneciéndose poco a poco. Paralelamente, Detroit siguió agonizando en una espiral del abandono y la despoblación. Carducci atribuye el fin de los dos imperios al paso del fordismo a una era post-fordista, que acabó con el régimen de producción que había hecho grandes y célebres a ambos.

No sabemos si su economicista hipótesis es acertada, pero al salir del destartalado edificio, como nos sucedía de costumbre, teníamos más preguntas que cuando llegamos. Echamos un vistazo alrededor. Un sol espléndido se vertía sobre la ciudad y sus edificios en ruinas y porches derrumbados por el abandono. Hitsville relucía, en medio de su jardín de césped bien cortado. Lo que veíamos ante nuestros ojos no era más que una ilusión, el recuerdo de la gloria pasada. Lo mismo sucedía en el resto del West Grand Boulevard, por donde deambulaban negros en bicicleta, vagando sin rumbo fijo. No hubo quien se sacudiera ni el olor a polvo ni la inquietud del paisaje apocalítico de una ciudad contemporánea en ruinas.

BONUS TRACK:

Repasar el catálogo de Motown es una tarea que no nos vemos capaces de acometer, así que ahí va solo un puñado de nuestras canciones preferidas del sello. Y no olvidéis las palabras de Martha Reeves: "no puedes hacer una buena fiesta a no ser que pongas un poco de Motown".
Última edición por hypnoticacolectiva el 28 Jul 2010, 23:24, editado 1 vez en total.
www.soundcloud.com/davidverdeguer
www.facebook.com/hypnoticacolectiva
www.myspace.com/verdeguerdavid
www.hypnoticacolectiva.com
www.thepurplegang.com
Avatar de Usuario
hypnoticacolectiva
Mensajes: 867
Registrado: 26 Mar 2007, 13:11

Re: Somewhere In Detroit

Mensaje por hypnoticacolectiva »

chinaski escribió:
hypnoticacolectiva escribió:Por supuesto que se quedara ahí


supongo que es un proceso a muy largo plazo, y yo no me atrevo a pronosticar sobre un lugar que no he visitado como tú david. pero no tengo tan claro que ese paisaje de casas abandonadas, edificios públicos calcinados y fábricas desmoronándose vaya a mantenerse. no sólo por las brigadas de obreros contratados que van desmantelando las casas ruinosas para evitar que los chavales sin nada que hacer las prendan fuego (esto sale en el documental, da para una peli de john carpenter el tema del "pasatiempo" de quemar edificios en detroit). o por el robo sistemático de materiales de los edificios abandonados, que van siendo desmontados poco a poco. el avance de la naturaleza tampoco se detiene. lo explica en este artículo el director del documental requiem for detroit



No pasa nada por que no hayas estado, te has documentado muy bien siempre y lo vives igual de dentro que yo o mas..., la única diferencia es que yo tengo familia alli y se vive mas cercano todo (no vas como un turista o interesado mas) y que lo he visto con mis propios ojos, ya no las ruinas apocalipticas, si no mas bien el dia a dia de la gente, su caracter y como la mayoria pasa olimpicamentre de lo que le pase al centro y a los ghettos.

Todo el mundo vive fuera por que tienen miedo, por que no se puede vivir dentro, el nivel de delincuencia y violencia que hay,
los mismos habitantes se tiran cuchillos entre ellos y machacan a cualquira que prospere o se quiera ir del corazón del guetto, nadie ayuda a nadie y cada cual se preocupa de su familia y de poco mas que sus propios intereses. Así es dificil amigo que prospere una sociedad como esa de no ser que llegara una ayuda del gobierno central o algo, por que creeme que hay millas ahí para demoler y reubicar zonas, además de que el problema seguiria en lo social, pese a la imagen que tuviera la ciudad.

el techno y toda la música que ha salido exclusivamente de allí lleva esas carencias y virtudes y un aire de esperanza que es lo que lo mantiene viva.


Abrazo!
www.soundcloud.com/davidverdeguer
www.facebook.com/hypnoticacolectiva
www.myspace.com/verdeguerdavid
www.hypnoticacolectiva.com
www.thepurplegang.com
font
Mensajes: 96
Registrado: 17 Feb 2007, 00:22
Ubicación: AUDIO nights

Re: Somewhere In Detroit

Mensaje por font »

muy interesantes vuestros apuntes, para un principiante en cuanto a detroit en general.

creia q se exageraba en lo relativo a la ciudad, pero ya veo q no

saludos
Avatar de Usuario
chinaski
Mensajes: 1412
Registrado: 25 Oct 2004, 20:33
Ubicación: 4K

Re: Somewhere In Detroit

Mensaje por chinaski »

hola,

hypnoticacolectiva escribió:el techno y toda la música que ha salido exclusivamente de allí lleva esas carencias y virtudes y un aire de esperanza que es lo que lo mantiene viva

quedémonos con éso entonces david, con la cantidad de cosas que esta música lleva dentro, tanto su carácter dolorosamente profético como el hálito de vida que mantiene

dejo a los tres de belleville tomando inspiración de las ruinas de detroit

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=ZQ4BqRbC8Ow[/youtube]

saludos
elosoconbarbas
Mensajes: 2040
Registrado: 01 Sep 2005, 17:14
Ubicación: la literave

Re: Somewhere In Detroit

Mensaje por elosoconbarbas »

buenisimos los repor del pais.parece mentira.

nadie de la condal se plantea el ir a ghoa para la festa D25 ?? el cartel esta apetitoso. tu ke dices mu sick?? yo me voy a poner en contatk kon sant xaviolo, y kon suerte me lo llevo de run run jeje
Responder