la escuela de berlin

¿Quieres saber más de un determinado estilo musical?.
Recomienda temas de algún estilo en concreto.
timeland
Mensajes: 15
Registrado: 01 Ago 2006, 13:53

la escuela de berlin

Mensaje por timeland »

me pregunto cúanta gente de aqui sigue este estilo musical electrónico de los 70; tangerine dream, klaus schulze, asrha, michael hoenig.
Avatar de Usuario
thx1138
Mensajes: 870
Registrado: 31 Jul 2006, 19:32
Ubicación: Dispersa

Mensaje por thx1138 »

A titulo personal, yo escucho música de todas la épocas y estilos. Es obvio que en determinados momentos históricos se producen extrañas concentraciones de efervescencia creativa en determinadas localizaciones. A finales de los sesenta y principios de los setenta, no sólo Berlín, sino Alemania en general estaba en ebullición. Obviamente quienes han trascendido son lógicamente Kraftwerk, pero la creatividad no se agotaba ahí.

Imagen

Algunos de los que tu has puesto tienen obras muy interesantes (aunque en el caso de Mr. Froese creo que seguir su mastodóntica producción es simplemente imposible). Pero también otros muchos como Neu! o Deutsch Amerikanische Freundschaft aka D.A.F. (en este caso además rresulta de lo más peculiar la figura del hispano alemán Gabriel Delgado Lopez, no sólo por su peculiar sentido de la provocación con temas como "Tanz Der Musolini", si no también por ser de los grandes olvidados en el recientel revival ochentero, habiendo sido máxima influencia en su momento de gente como Nitzer Ebb).

Imagen

Para mi, otra figura fundamental de la Alemania de aquella época es Conny Plank. http://www.discogs.com/artist/Conny+Plank?anv=Konrad+Plank Pese a estar considerado el mejor productor alemán de todos los tiempos, y el padre del Krautrock, sus composiciones con Moebius han caido un poco en el olvido y se recuerdan más sus trabajos como técnico de sonido y productor para Joy Division, Devo, Ultravox, Eurhythmics, Killing Joke o Scorpions.

Imagen

Martin Hanett (que no destacaba precisamente por su humildad) decía que King Tubby y Conny Plank eran los únicos productores en cuyas grabaciones había escuchado cosas que le obligaron estar horas trabajando para descubrir como se habían hecho. Ahí queda eso.

Imagen
timeland
Mensajes: 15
Registrado: 01 Ago 2006, 13:53

Mensaje por timeland »

bueno más que de escuela de berlin prefiero hablar de música electrónica alemana de los 70, influenciada directamente por la tape-music americana y el estudio de música electrónica de las universidades de nueva york y princepton (el minimalismo de rilley y reich) en los años 60, y también por el estudio de música electrónica de stockhausen en colonia en los años 50.

este estilo lo denominaria yo "minimalismo electrónico" y sus principales responsables serían kraftwerk, klaus schulze, tangerine dream, conrad schintzler, cluster y ashra.
timeland
Mensajes: 15
Registrado: 01 Ago 2006, 13:53

Mensaje por timeland »

estaba oyendo estas obras electrónicas (o tratadas electrónicamente) de reich en los 60:

http://www.boxmp3.net/Album/2034186/Ste ... orks_/mp3/

y estaba pensando seriamente si no es este "minimalismo electrónico" el verdadero influenciador de toda la ME alemana de los 70.
Avatar de Usuario
thx1138
Mensajes: 870
Registrado: 31 Jul 2006, 19:32
Ubicación: Dispersa

Mensaje por thx1138 »

timeland escribió:bueno más que de escuela de berlin prefiero hablar de música electrónica alemana de los 70, influenciada directamente por la tape-music americana y el estudio de música electrónica de las universidades de nueva york y princepton (el minimalismo de rilley y reich) en los años 60, y también por el estudio de música electrónica de stockhausen en colonia en los años 50.

este estilo lo denominaria yo "minimalismo electrónico" y sus principales responsables serían kraftwerk, klaus schulze, tangerine dream, conrad schintzler, cluster y ashra.


¿Qué tal Timeland?

Me temo que no son demasiados los interesados en esta cuestión. Curioso además teniendo en cuenta como la palabra minimal campa a día de hoy por el mundo electrónico en sentidos que poco o nada tienen que ver con el propuesto por Michael Nyman y Tom Johnson cuando en su momento acuñaron el término para referise a las obras de Terry Riley y Steve Reich.

Siempre he prestado más atención a los alemanes que a los anglosajones. Kraftwerk son los que mejor conozco. Schulze y Tangerine Dream los he escuchado bastante, pero no puedo decir que los conozco en profundidad por que cada uno de ellos tiene más de cien publicaciones a sus espaladas, de las que no creo que haya escuchado más de 40 de cada uno de ellos ni de cerca.

A Schintzler no le he seguido mucho. De Ash Ra Tempel y de Cluster sobre todo he escuchado los trabajos que produjo Connie Plank (de hecho, durante un tiempo llego a ser miembro de Cluster).

http://www.discogs.com/artist/Conny+Plank

Ya lo dije en el anterior mensaje pero para mi Plank es la figura central de este movimiento o escena "Krautrock". Es la cuerda de enlace entre la mayor parte de ellos, (casi todos pasaron por sus "Colone Studios") así como el enlace generacional con sus predecesores (aprendio de Schulze y Stockhausen) y su sucesores (produjo a los primeros postpunks como D.A.F. o Joy Division).

Por cierto Timeland ¿Porque no incluyes a Neu!? Teniendo en cuenta que tanto Michael Rother como Klaus Dinger habían salido de las filas de los kraftwerk pre "Ralph & Florian"; que grabaron con Connie Plank; y que Rother se junto con Moebius y Roedelius (Cluster) para formar "Harmonia"; yo los metería como miembros de pleno derecho en esa lista. Amen de que "Neu! 1" (1972) y "Neu! 2" (1973) me parecen la ostia.

Con respecto a los anglosajones al que más he escuchado es Philip Glass. A Michael Nyman y a John Cage también los he escuchado algo. Pero siéndote sincero, apenas conozco la obra de Riley y Reich. De Riley cononco sólo el "In C" y el disco que sacó en colaboración con John Cale (The Velvet Underground).

De Reich sólo conozco algunas remezclas que de él han hecho Coldcut, Nobukazu Takemura, Kurtis Mantronik, FreQ. Nasty, Dj Spooky, Ken Ishii, Howie B., Alex Menzies o Four Tet.

Me has dejado bastante intrigado, nunca he tenido facil el acceso directo a su musica, aunque en la era digital en la que vivimos eso ya no es una barrera complicada de superar. Más complicado es encontrar el tiempo que suele requerir el escuchar con atención este tipo de composiciones.

Empezaré por el Link que has dejado.

Muchas gracias
timeland
Mensajes: 15
Registrado: 01 Ago 2006, 13:53

Mensaje por timeland »

a los neu! más bien los incorporo al krautrock de amon duul, can o embryo.

por mi parte sí me gusta separar lo que fue el krautrock de lo que fue música electrónica alemana en los 70.

el verdadero artífice e inspirador de este estilo electrónico creo que fue thomas kessler, músico contemporáneo electroacústico que tuvo amplio contacto con el club zodiack berlinés a finales de los 60 y propiedad de conrad schnitzler y con todos los miembros del movimiento aleman que alli en ese club avantgarde se renunian: froese, schulze, gottsching, moebius, roedelius, ulbritch, etc.

a todos ellos les enseñó los secretos de la electroacústica y la tape-music.
Avatar de Usuario
thx1138
Mensajes: 870
Registrado: 31 Jul 2006, 19:32
Ubicación: Dispersa

Mensaje por thx1138 »

timeland escribió:por mi parte sí me gusta separar lo que fue el krautrock de lo que fue música electrónica alemana en los 70


Ok.

Siendo así entiendo que no los metas en el mismo saco. A mi me pasa al contrarió. Personalmente mantengo una postura muy impopular que supongo que nadie compartirá (ni tiene por que hacerlo), y es que no se puede hablar de música electrónica como estilo musical.

Se que la afirmación puede resultar shockeante, pero yo entendo estilo musical como aquel que se refiere a composiciones que comparten un criterio de afinidad, y en este sentido creo que no se puede hablar de música electrónica. Me cuesta mucho imaginar cual es el criterio de afinidad que unificaría en un mismo estilo un disco de Autechre y uno de Nuyorican Soul, o a Jeff Mills y al Señor Coconut.

Obviamente no puede ser ni la tímbrica, ni la estructura compositiva, ni el ritmo, ni el contexto sociocultural, ni niguno de los canones al uso. El único criterio de afinidad posible es la instrumentación (y aún con muchos peros, por que dudo que Front 242 y Dj Krush usen los mismos intrumentos). Hablar de música electrónica sería tan descriptivo como hablar de música tocada con guitarra electríca, con percusión, o con piano; que lo mismo nos serviría para el Jazz que para el Death Metal.

De hecho, casi todos los estilos de la música interpretada con instrumentos electrónicos (House, industrial, electro, ambient, downtempo,...) se encuentran emparentados con claras afinidades rítmicas, tímbricas y compositivas con otros estilos que no cuentan en su rango de instrumentación con los instrumentos electrónicos.

Por eso me viene que ni pintado que los considerados como "padres oficiales" de la electónica, tengan tres discos anteriores a "Autobahn" (por cierto, producidos por Conny Plank: Kraftwerk, Kraftwerk 2, Ralf & Florian), en los que ya estaban haciendo con instrumentación no electrónica eso mismo que estaban a punto de ""inventar"".

Pero ya digo que esto es una movida personal, y que además seguramente nadie lo vea así. Volviendo a la cuestión de los No Krautrockers (aunque casi todos los citados hicieron ambas cosas, Krautrock y electrónica), estoy contigo en que es muy probable que la mayor parte de ellos fuesen poderosamente influenciados por los músicos electroacústicos.

De Kessler sólo conozco el "Piano Control" y el "Flute Control" pero los tengo bastante borrosos en mi memoria, creo que no los he escuchado desde hace 15 años.

Por cierto, ¿me puedes decir algo de un compositor de jazz y electroacústica que se llamaba "Giorgio Gaslini"?

No se si es conocido o no, pero recuerdo que la banda sonora que hizo para la película de Michelangelo Antonioni "La Notte" es una de las cosas más marcianas que he oido en mi vida (y he oido cosas muy raritas). A parte de sus bandas sonoras (que son un taco) no encontrado mucha información sobre él. No se si es su unica incursión en la electroacústica o es un habitual del género, pero recuerdo que cuando vi aquella película la música me gereró un tremendo desasosiego.
timeland
Mensajes: 15
Registrado: 01 Ago 2006, 13:53

Mensaje por timeland »

ni idea de quien es ese giorgio, lo siento
Avatar de Usuario
thx1138
Mensajes: 870
Registrado: 31 Jul 2006, 19:32
Ubicación: Dispersa

Mensaje por thx1138 »

Bueno, recupero este hilo porque algunos de los músicos que timeland citaba están esta semana dando conferencias y conciertos en La Casa Encendida: " ¿Los límites de la composición?" (Pulsa aquí)

Ya de paso os pego un texto que entroncaría también en este hilo. Es una reseña muy elaborada que un forero (Guiyeye) ha escrito en otra web (Planeta Modular) sobre el "E2-E4" de Manuel Göttsching. Muy interesante tanto el texto como la web:

http://www.planetamodular.com/?p=14 escribió:Manuel Göttsching - E2-E4
04/03/2008 @ 3:42 pm | Especiales

Manuel Göttschin - E2-E4, 12 de diciembre de 1981.

Manuel Göttsching aterriza en su estudio de Berlín tras una intensa gira por Europa junto a Klaus Schulze. El alemán toma una bebida, enciende su equipo y graba para sí mismo una improvisada pieza de casi una hora de duración. Sin cortes. Sin repeticiones. Göttsching decide enviar la cinta a Schulze y hasta ahí fin de la historia. Tres años más tarde el propio Schulze llama a Göttsching, le pide permiso para publicar la obra en su sello Inteam y el alemán accede. Cuando E2-E4 ve la luz en 1984 coge a todo el mundo desprevenido. El track no vende bien y meses más tarde el sello de Schulze va a la ruina. Los críticos de la época no tardan en lanzarse sobre él como buitres. Un redactor de la revista Audio afirma que ver a dos jugadores de ajedrez disputando una partida resulta más emocionante que escuchar el disco. Otro lo califica de banal, aburrido y falto de inspiración, mientras que desde la influyente revista Zitty se asegura que no hay excusa alguna para este álbum, y que más que música, es un pecado. Un buen día el disco cae en manos de Larry Levan, quien no duda en emplearlo para cerrar sus míticas sesiones del Paradise Garage, haciéndolo famoso en todo el mundo. Fascinado ante aquel collage de ritmos infinitos, dicen que Levan llegó incluso a pedir que sonara en su funeral. Sólo entonces la revista Zitty escribiría otro artículo pidiendo disculpas. Homenajeado, remezclado, prostituido y mutilado a partes iguales, E2-E4 está hoy considerado como uno de los discos más influyentes del pasado siglo. Una obra cuyos orígenes se remontan a los días del LSD, las melenas al viento y el rock psicodélico…

Interludio kraut

Berlín, finales de los sesenta. La capital germana vive dividida por 150 kilómetros de hormigón, las revueltas estudiantiles y dos generaciones de músicos que caminan por sendas diferentes. Por un lado, los representantes de la vieja escuela, enclaustrados sin retorno en la escena jazz tradicional. Por otro, un puñado de adolescentes que han crecido a ritmo de pop y rock anglosajón pero que poco a poco comienzan a reclamar una identidad propia a través de su música. Por el día ensayan en sus garajes y estudios-dormitorio. Por la noche se reúnen en el Zodiac Club, donde es habitual encontrar actuando a bandas primerizas como Kluster, Agitation Free o Tangerine Dream. Cada grupo cuenta con un sonido propio, pero todos comparten una misma obsesión: la de abrirse a las nuevas tecnologías, traspasar fronteras y explorar nuevos horizontes musicales. En 1968 muchos de aquellos jóvenes encontraron en el Berlin Electronic Beat Studio un hogar donde estudiar técnicas de composición, conocer nuevas disciplinas y desarrollar sus ideas. Y todo gracias a la labor de su impulsor: Thomas Kessler.

Músico electroacústico, profesor avantgarde e introductor de los primeros sintetizadores en Alemania, Kessler contaba entre sus alumnos con figuras como el propio Manuel Göttsching, Klaus Schulze, Edgar Froese, Conrad Schnitzler o Lutz Ulbrich. Fue él quien les acercó a la música académica, quien les enseñó a trabajar con cintas y les mostró la obra de maestros como Karlheinz Stockhausen, La Monte Young, Steve Reich o Terry Riley. Kessler marcó así un antes y un después en la vida de aquellos jóvenes y hoy figura como uno de los nombres esenciales para comprender lo que se conoce como la Escuela de Berlín. No en vano, todos ellos han reconocido la enorme influencia que éste tuvo sobre su música, en especial Manuel Göttsching: “fue muy importante para mí. Lo considero mi maestro.”

Ash Ra Tempel

Klaus Schulze, Manuel Göttsching, Hartmut Enke © kdm archivesPor aquellos días Göttsching tocaba la guitarra en una banda local junto a su compañero de clase Harmurt Enke. Influenciados por artistas como The Rolling Stones, Jimmy Hendrix o Cream, con apenas 15 años comenzaron versionando a sus ídolos adolescentes para lanzarse poco después a sus primeros ejercicios de improvisación. Pero no es hasta 1970 cuando el alemán se embarca en su primera gran aventura. Aquel verano Enke regresa de un viaje por Londres y lo hace cargado con un espectacular equipo de segunda mano que había pertenecido a Pink Floyd. Ese mismo día Göttsching y Enke corren a su pequeño estudio de Pfalzburgerstraße para instalar el equipo y casualmente Klaus Schulze se deja caer por allí para comunicarles que ha dejado Tangerine Dream. Cuando Schulze ve aquellas pantallas sus ojos comienzan a hacerse más y más grandes, y en un arranque de entusiasmo les propone formar una nueva banda. Nace así Ash Ra Tempel, grupo seminal en la corriente free rock alemana de los 70, más conocida como krautrock.

En 1971 nace el primer álbum homónimo de la banda. Apoyados por el mítico productor Conny Plank, auténtico padrino del krautrock, el disco cuenta con dos largos pasajes cargados de psicodelia, ambientes sofocantes, riffs de guitarra y viajes espaciales. Tras la grabación de su ópera prima, Schulze decide dejar la banda para iniciar su carrera en solitario, pero esto no impide que Göttsching y compañía publiquen discos tan influyentes como Schwingungen, Seven Up (basado en los conceptos del gurú del LSD Timothy Leary, por aquellos años en busca y captura por EEUU) y Join Inn, de nuevo con la colaboración de Schulze. Tres orgías a medio camino entre el rock cósmico, los ritmos progresivos y la locura psicodélica. Ya en 1973, durante el transcurso del mítico concierto en el Weishause de Colonia, Harmurt Enke deja de tocar en mitad del espectáculo y poco después abandona definitivamente la música. Tras la marcha de Enke, Ash Ra Tempel nunca volvería a contar con un bajista entre sus filas. Finalmente Göttsching decide continuar con la dirección del grupo en solitario, publica Starring Rosi e interviene en unas improvisadas bacanales rítmicas organizadas por el dueño del sello OHR en las que, bajo el nombre de The Cosmic Jokers, varios músicos hasta arriba de sustancias tocaban sin saber que estaban siendo grabados.

En su afán por explorar nuevos terrenos musicales, Göttsching crea su propio estudio y comienza a experimentar con el que por entonces era su único instrumento. El objetivo, hacer sonar la guitarra como nunca antes había sonado. Fruto de esta odisea, en 1974 nace su primer álbum como solista: Inventions For Electric Guitar. En línea con los primeros ejercicios minimalistas de Terry Riley (su obra In C, compuesta en 1964, está considerada la primera composición minimalista de la historia) y sobre todo con los trabajos de Steve Reich (desde sus esquizofrénicos Early Works hasta sus posteriores composiciones para piano, violín y marimba que culminan en la preciosista Music For 18 Musicians), Göttsching da vida a una maraña de secuencias superpuestas con su Gibson Les Paul en el papel de protagonista. Ni rastro de electrónica; tan sólo una sucesión de guitarras y efectos que consisten en pasar alternativamente las cintas a doble o mitad de velocidad, e incluso al revés. El resultado, tres hipnóticos pasajes de corte minimalista que nos transportan por distintos ambientes al son de un rumor de guitarras.

Manuel Göttsching © Klaus D. Mueller

Superado el reto, Göttsching decide emprender una nueva aventura y para ello aprende a tocar los teclados. Apoyado técnicamente por Michael Hoenig, en 1976 publica New Age Of Earth, un álbum cargado de atmósferas y texturas sintéticas que consolidan el acercamiento del alemán a un nuevo modo de entender su música. Él mismo se encargaría de anunciarlo en la contraportada: Constantly searching. Not wishing an end. Prefer a surprise. Not everything planned. So you´ll always be in the new age of Earth. El disco sale al mercado acompañado de la etiqueta ‘música electrónica’. Sin embargo, al igual que en Inventions For Electric Guitar Göttsching no emplea ningún secuenciador para componer su música, sino que se sirve únicamente de teclados, sintetizadores y su inseparable guitarra. Dos años antes de que Brian Eno diera el pistoletazo de salida -con permiso de Satie, Ligeti, Cage, Tonto Expanding, Popol Vuh, Cluster, Tangerine Dream y tantos otros- a la música ambient con su Music For Airports, en New Age Of Earth Göttsching ya se adentra en un nuevo mundo de paisajes oníricos y melodías sedantes que planean hasta sumergirte en una profunda ensoñación.

Durante los años siguientes Göttsching se mete de lleno en las nuevas tecnologías, relanza su grupo bajo el nombre de Ashra y en un acercamiento al pop/rock electrónico publica álbumes como Blackouts, Correlations y Belle Alliance. Ya en 1980 produce Die Dominas, un desenfadado experimento minimalista para el cual Karl Bartos y Ralf Hütter, además de diseñar el artwork, aportan dos composiciones de cuerda. Curiosamente, este aparentemente inofensivo 10” inspiraría años más tarde a los chicos de Basic Channel en la grabación de su célebre Domina y hoy representa una codiciada pieza de colección al alcance de muy pocos bolsillos.

Por fin, en diciembre de 1981 Göttsching graba su obra más famosa e influyente. Escondida bajo un peculiar título que alude al bueno de r2-d2, al lenguaje de las primeras computadoras y a la popular apertura de ajedrez que justifica su portada, E2-E4 surge como una improvisada pieza de casi una hora de duración dividida en nueve pistas ininterrumpidas. Un intenso viaje cuyos primeros compases parten del más absoluto silencio. Poco a poco la música alza el vuelo y en apenas unos minutos ya bate sus alas hacia un mar de repeticiones, ecos infinitos y ritmos que cabalgan y se reciclan una y otra vez hasta perderse en las profundidades. Aparecen entonces las primeras melodías y comienza la descarga de endorfinas. El track sigue fluyendo, como una nana electrónica que te abraza y te mece, te agita y te arroja a un anestesiante letargo. Parece que el ritmo cesa, pero entonces surge la guitarra de Göttsching, primero tímida, después inspirada y brillante. Y cuando uno cree que ya lo ha escuchado todo, siempre descubre algo nuevo, como que a lo largo de todo el corte el bombo ha estado golpeando tres veces y no cuatro. El viaje continúa, y así hasta que guitarra y sintetizadores se funden en una apoteosis que se extiende hasta las últimas notas. Por fin se hace la calma, y la música cesa.

Más allá del espacio y el tiempo

La publicación de E2-E4 en 1984 vino acompañada de rechazo e incomprensión por parte de la crítica e indiferencia y apatía por parte de los artistas. Apadrinado por Larry Levan, el corte fue poco a poco introduciéndose en la escena de clubs neoyorkina y en apenas unos años ya conquistaba las pistas de medio país. Los homenajes no tardaron en llegar, y con ellos los destrozos. En 1989 los italianos de Sueño Latino ven un filón en el trabajo de Göttsching y sin más miramientos lo convierten en un grotesco rompepistas. Bastó marcar el beat y añadir unas melosas voces en italiano para que el hit saltara por los aires en las listas británicas, convirtiendo al alemán en una especie de héroe bastardo de la generación rave. Por suerte, en 1992 Derrick May supo reconvertir aquella broma pesada en un inspirado ejercicio de composición y melodías interminables. Dos años más tarde un joven Carl Craig y de nuevo los chicos de Basic Channel se aliarían para rendirle su personal homenaje con Remake (Basic Reshape). Pero la lista no termina aquí. Desde Alex Patterson hasta Ame, pasando por Prins Thomas o Joe Claussell, son muchos los artistas que han reconocido de alguna manera la influencia de Göttsching en su obra. Incluso el pirata de James Murphy, admirador confeso del alemán, no tuvo reparos en plagiar recientemente la portada en uno de sus trabajos para la marca Nike.

Manuel Göttsching © Ashra

El artista nipón Ken Ishii afirmó en una ocasión que “E2-E4 fue el inicio de una era musical. Era tremendamente parecido al house en lo que a estructura musical se refiere, pero lo más sorprendente es que fue grabado varios años antes de que este género apareciera.” Ian Pooley va más lejos todavía: “siempre pensé que los tipos de Detroit eran los verdaderos innovadores del nuevo sonido techno. Después de oír E2-E4 he de decir que Manuel fue el hombre que lo cambió todo.” Y no le falta razón. E2-E4 marcó para siempre la visión de creadores como Juan Atkins, cuyo acercamiento al espacio exterior se haría patente en sus trabajos como Model 500, o Derrick May, el cual se pasaba semanas enteras escuchándolo y poco después lo convertiría en un clásico del Music Institute. Pero E2-E4 no es sólo un himno para la generación techno. Es una piedra angular, un crisol electrónico, un cruce de caminos donde confluyen Thomas Kessner y Larry Levan, Karlheinz Stockhausen y Carl Craig, Steve Reich y Joe Claussell.

Decía Timothy Leary que el hombre no está en el espacio, sino en el tiempo. Algo parecido ocurre con E2-E4. No sólo ha sobrevivido indemne al paso de los años y superado las barreras del espacio -de Berlín a Nueva York, de Detroit a Chicago y de ahí al mundo entero-, sino que la sombra de su legado ha crecido con el tiempo y hoy alcanza a miles de artistas, impregnando su música, inspirando su trabajo. Y así seguirá siendo mientras la música sea música y el hombre siga emocionándose ante ella. Porque esto es precisamente lo que hace grande a la música en general y a un puñado de discos en particular: su mensaje va más allá del mero soporte, más allá del espacio e incluso del tiempo. Sobrevive en cada uno de nosotros, y lo hace eterno.

Guillermo M. Ferrando
Groof
Mensajes: 1561
Registrado: 15 Feb 2004, 00:28
Ubicación: Vete tu a saber

Mensaje por Groof »

Manuel Göttsching - E2-E4
Clasicazo!
Mis Teutones setenteros favoritos son:
Kraftwerk
Can
Neu!
Tangerine Dream
Konrad Schnitzler
Asmus Tietchens
La Dusseldorf
Harmonia
Y por supuesto el gran Conny Plank!!!!!!!!!
Imagen
Responder