PUBLICIDAD

Publicado el 17.02.2020

Andrew Weatherall ha muerto

El veterano DJ y productor Andrew Weatherall ha fallecido este lunes 17 de febrero a los 56 años tras sufrir una embolia pulmonar, según ha comunicado la agencia del artista en un comunicado.

Comunicado:

"Lamentamos anunciar que Andrew Weatherall, el conocido DJ y músico falleció en las primeras horas de esta mañana, lunes 17 de febrero de 2020, en el Whipps Cross Hospital de Londres. La causa de la muerte fue una embolia pulmonar. Estaba siendo tratado en el hospital pero desafortunadamente el coágulo de sangre llegó a su corazón. Su muerte fue rápida y pacífica. Su familia y amigos están profundamente tristes por su muerte y se están tomando el tiempo para ordenar sus pensamientos".

Una noticia muy triste para todos los amantes de la música en general y electrónica en particular.

Andrew Weatherall llevaba en ésto de la música electrónica desde los comienzos del acid house. Considerado máxima figura del Underground, Weatherall fue un experimentador electrónico que ha contribuido como ningún otro al desarrollo de la música desde sus actuaciones en el legendario Shoom de Danny Rampling.

El comienzo de su carrera podemos situarlo a comienzos de los noventa con la producción del Screamadelica de los Primal Scream, un álbum que acercó el rock y a los rockeros a los nuevos sonidos electrónicos. Más tarde formaría el grupo The Sabres of Paradise junto a Jagz y a Burns con los que produjo música para los clubs aún no superada y que supuso su vuelta a la experimentación con los sonidos oscuros.

Tras la disolución de Sabres, Andrew se unió a Keith Tenniswood para formar Two Lone Swordsmen, con el que se han dedicado ha crear su propio estilo lo-fi. Estilo que queda recogido en el doble CD Return to the Flightpath Estate, un disco con el que traspasa géneros, dedicado por igual a la pista y a la escucha. Después de un par de entregas para su propio sello Emissions, Two Lone Swordsmen volvieron a fichar por Warp donde publicarían un buen número de temas hasta que finalmente entregaron su segundo álbum Stay Down. Título con el que hacían referencia a que en la vida hay veces que hay que estar agazapado para luego poder salir con más fuerza.

Desde entonces Andrew Weatherall siguió con su carrera en solitario, pinchando por todo el planeta, gestionando su sello Rotters Golf Club en el que ha publicado la mayoría de sus álbumes, aunque el último fue Qualia y vió la luz a través del sello sueco Höga Nord Rekords. Además, también eran veneradas sus sesiones maratonianas junto a Sean Johnston como A Love From Outer Space.



Más información:
::

Compartir:
PUBLICIDAD

ÚLTIMAS NOTICIAS


PUBLICIDAD