PUBLICIDAD

Publicado el 02.07.2019

La emotiva e interesante despedida de Dimitri From Paris a Philippe Zdar

Hace ya más de una semana que falleció trágicamente Philippe Zdar y fueron muchos en el mundo de la música los que tuvieron palabras de recuerdo para él y sus allegados. Pero ha habido uno en especial, el de su compatriota y amigo Dimitri From Paris que nos ha llamado mucho la atención.

El veterano músico francés le dedicó el pasado domingo un extenso e interesantísimo texto a Zdar explicando muchos de los momentos que han vivido juntos con algunas curiosas anécdotas que creemos necesario traducir porque desvela mucha información sobre la vida compartida por ambos y sobre los primeros pasos de Philippe en el mundo de la música.

"Philippe y yo nos conocimos en uno de sus primeros trabajos, en los estudios Marcadet en París.

A finales de los 80, fue cuando comencé a hacer remixes. Ese día me contrataron para editar una versión de club del remix de Arthur Baker de un nuevo artista francés: Le Baron. Me habían reservado una sala de edición muy pequeña, con el ingeniero Jean Philippe Bonichon y un chico más joven que nunca había visto: Philippe Cerboneschi, el nuevo becario, que acaba de llegar de una ciudad de montaña del sur.

Mientras estaba en la grabadora, editando, podía escuchar que los dos se hacían amigos a medida que pasaba el día. Les divertía bastante que yo cortara pequeños trozos de cinta y luego los volviera a pegar. Philippe, rápidamente nos dijo que lo llamáramos Cerbo como lo hacían sus compañeros en el colegio, y al instante nos gustó.

A principios de su veintena estaba recién llegado de un período como paracaidista, además de haber sido el baterista de una banda de metal, y estaba absolutamente apasionado por todo lo relacionado con la creación musical. Una combinación bastante atípica para cualquier persona, y mucho menos para un asistente de estudio musical.

Por capricho había decidido buscar nuevas oportunidades en la capital, y allí estaba, en uno de los 3 mejores estudios parisinos de la época. En las siguientes sesiones vi a Cerbo convertirse en "Fifou": un apodo más amable que se ganó rápidamente. El chico cándido y ansioso por aprender se convirtió en ésta ubicua mascota que todos adoraban. Siempre estaba listo para satisfacer tanto las necesidades de los ingenieros como las de los clientes, muchos prestigiosos, acumulando cada pequeña pieza de conocimiento y siempre haciendo algunos buenos chistes durante el proceso.

Tenía muchos talentos, y no fue una sorpresa que en cuestión de meses le ofrecieran sus primeros conciertos como ingeniero. Confiando en sus habilidades y queriéndole, también le pedí a Philippe que viniera a ayudarme como ingeniero en algunos de los remixes que estaba produciendo. Marcadet Studio estaba perdiendo su ventaja en cuanto al equipamiento técnico, y Philippe sugirió que nos mudásemos a un estudio nuevo y lujoso: Plus 30. Así es como era, siempre deseando lo mejor y conseguiéndolo.

En 1989 yo era el único tipo en Francia que se encargaba de hacer remixes de club para los grandes sellos, del tipo del que tenía presupuesto para estudios e ingenieros de alto nivel. Fue desde ese momento cuando Philippe y yo nos hicimos más amigos.

Luego tuve un programa de radio semanal el que pinchaba muchos de los primeros discos de house, un sonido que estaba incorporando en mi trabajo como remezclador. Era algo nuevo para Fifou, que tenía más de un fondo de Rock, pero pude ver como se despertó su interés. Durante las sesiones de remezclas, le pinchaba discos de baile de Nueva York, Chicago, Manchester... y ambos tratábamos de aplicar ingeniería inversa a su sonido. A veces se quedaba en mi casa donde le ponía más música de la que me gustaba. Décadas más tarde, me enorgullecía leer en sus entrevistas que me recordaba por descubrirle el house.

También en Plus 30 conocimos a Étienne De Crecy. Él era un becario allí, al igual que Philippe no mucho antes. Congeniaron al instante, ambos brillantes pero de maneras completamente diferentes: Philippe era abierto y descarado, Etienne más reservado e inteligente, los dos altamente creativos y con un agudo sentido del humor.

Al acudir a las primeras raves en Paris descubrieron el sonido más duro del Techno. A menudo, regresaban directamente al estudio después de salir, y era divertido verlos durante mis sesiones, dibujar logotipos soñando con un proyecto musical. A veces me veía haciendo de su padre para que volvieran a hacer su trabajo, ya que el reloj del estudio siempre parecía ir muy rápido. Ese dúo dinámico se convirtió en Motorbass, y se convirtieron en la vanguardia del sonido French House.

En esa época de remezclas en Plus 30 fui testigo del nacimiento de Zdar. Philippe era un fanático de la música, pero también de las películas de Serie-B. Ese día trajo una copia de una revista llamada Mad Movies, que presentaba una pieza en la película de terror Maniac Cop. Tenía una foto del actor protagonista: Robert Zdar, cuya cara se veía bastante extraña, incluso sin el maquillaje de zombie de su personaje. A Fifou le fascinaba la imagen, y como niño sin límites en el que se convertía a veces, comenzó a bromear con la palabra "Zdar", repitiéndola una y otra vez, en todos los tonos posibles que pudiera imaginar. Lo hizo tanto, durante todo el día, que el nombre se le pegó literalmente, y de por vida también...

Un Zdar nació (!) y Philippe Cerboneschi se convirtió en la persona carismática que todos recordamos. No había lugar en el que entrase y no se hacía con él en cuestión de minutos. No había nada que lo detuviera, sin importar el rechazo, ni las dificultades a las que se enfrentara.

Siempre he admirado mucho su capacidad para hacer constantemente lo que él quería, mientras mantenía a todos contentos y a flote en el proceso, nunca insultaba a nadie. No era fácil de seguir, incluso a veces era esquivo, pero cuando estaba contigo, estaba al 200%.

Poco después del lanzamiento de Motorbass, tuvo otro encuentro con otro becario en el estudio, Hubert Blanc Francard aka Boom Bass, que se convirtió un momento importante en la carrera de Zdar. Después de que Hubert ayudara en algunas sesiones de mezcla, comenzaron a hacer música como Funk Mob. Tras unos pocos lanzamientos produjeron el enorme crossover de hip hop francés MC Solaar, y de repente se convirtieron en Cassius.

Recuerdo unas cuantas desordenadas sesiones de remezclas con los dos, pero lo que más me gustó fue un viaje a Nueva York, cuando Philippe y yo nos metimos en la habitación del hotel de Hubert y terminamos compartiendo la cama extra.

Zdar y yo incluso consideramos hacer música juntos, llegamos hasta tener el nombre de Super Zdar Bros 2, ¡pero tuvimos que admitir que éramos demasiado diferentes para hacer que funcionara!. Yo también estaba empezando a hacer música, y le pinché canciones que había hecho para desfiles de moda. Fueron 2 minutos, basados ​​en muestras, piezas que fueron inicialmente encargadas por el supervisor musical de Chanel: Michel Gaubert. No tenían nada que ver con la música electrónica, pero Philippe me sugirió que los afinara y que intentara publicarlos. No lo había creído posible, y él me dio la confianza para hacerlo.
"¡A las chicas les encantará esto!", dijo. Si no fuera por su entusiasmo, mi primer álbum de Sacrebleu, un hito en mi carrera, nunca habría visto la luz.

Unos años más tarde, alrededor de 1996, todos habíamos madurado un poco y el llamado 'French Touch' estaba cobrando vida. Había un fuerte sentido de emulación entre todos nosotros, y realmente parecía como si todos estuviéramos en el mismo barco. Nos ayudabamos mutuamente a conseguir firmar discos, a que fueran distribuidos, compartíamos consejos, oportunidades de promoción... hacíamos cualquier cosa que ayudara a que la música de baile francesa fuera escuchada. Durante este período de gracia, realmente parecía que éramos una gran familia. Ya sea Daft Punk, Cassius, Air, De Crecy, Bob Sinclar y muchos otros, todos nos sentíamos al mismo nivel, realmente orgullosos del éxito de cada uno.

En última instancia, todo el mundo comenzó a perseguir su propio sonido, sus propias aspiraciones y, finalmente, a lidiar con los altibajos del negocio de la música. La gran familia se dividió en grupos más pequeños, ligados por géneros musicales, notoriedad o simplemente afinidades personales. Algunos se mudaron a otras ciudades, otros a otros países.

A principios de 2000, el bombo al French House estaba en vías de desaparición, y los estudios tradicionales estaban dando paso a la producción casera y todos tuvimos que encontrar nuevas formas de hacer lo nuestro, reinventarnos nosotros mismos.

Philippe no. Se mantuvo fiel a sus ideas y contra las modas armó con esmero su propio estudio a partir de las cenizas de muchos otros. Definitivamente no fue un proceso fácil, pero terminó creando uno de los mejores estudios de grabación que quedan en París hasta el día de hoy. Cuando todos hacían virtualmente música electrónica con una computadora, él creó todos los trabajos de Cassius de la manera tradicional: en un gran tablero de mezclas analógico con toneladas de hardware. Ese fue otro logro por el que lo admiré.

Mientras que ambos perfeccionamos nuestras habilidades en los mismos lugares, al mismo tiempo compartimos muchos momentos maravillosos, pero finalmente nuestros caminos nos llevaron por lugares diferentes. En los últimos 15 años, veía a Philippe de forma esporádica cuando compartiamos las cabinas de los clubes y de alguna manera perdímos el contacto entre nosotros. A pesar de ello, siempre me sentí orgulloso de mi buen amigo de Fifou, y ser nombrado caballero a su lado en 2005 significó mucho para mí.

Hoy, he encontrado muchos recuerdos de Cerbo, Fifou y Zdar, pero lamento profundamente no haber tenido mucho de Philippe, el adulto, el padre de tres en el que se convirtió.

Puede que haya sido más joven y mucho más loco que yo, pero siempre lo he admirado como al hermano mayor que no tenía, siempre asombrado por sus logros.

Muchas veces al dudar de mí mismo he pensado: "¿Qué haría Zdar?"

Su actitud hacia la música, pero también hacía la vida, me enseñó más de lo que pensaba o sabía. Y continuará haciéndolo. Ojalá le hubiera dicho eso cuando estaba en nuestro mundo.

Descansa en paz mi amigo."


Más información:
Dimitri From Paris: Facebook

Compartir:

ÚLTIMAS NOTICIAS