PUBLICIDAD

Publicado el 30.07.2019

El Tribunal Europeo da la razón a Kraftwerk en una disputa legal que iniciaron hace 20 años

Casi veinte años después de su inicio parece que está llegando a su fin la disputa legal que Kraftwerk y los productores de la canción Nur Mir de Sabrina Setlur, después de que ayer el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas fallara a favor del veterano grupo alemán.

La disputa se inició porque Moses Pelham y Martin Haas utilizaron en el tema Nur Mir, publicado en 1997, una secuencia de percusión de dos segundos de duración extraída del tema Metall auf Metall del legendario grupo alemán. Estos denunciaron el uso de ese sampler sin permiso e iniciaron acciones legales para reclamar daños y perjucios.

Desde entonces, el caso ha ido avanzando lentamente a través de los tribunales alemanes (incluso ha llegado dos veces ante el Tribunal Supremo Federal) antes de ser remitido al Tribunal de Justicia de la Unión Europea tras una apelación de los productores de Nur Mir.

Ayer, el tribunal europeo emitió su veredicto dando la razón a Kraftwerk declarando que el muestreo de una grabación de sonido, por muy corta que sea, debe considerarse como una reproducción de la obra original y, por lo tanto, requiere la autorización de los titulares de los derechos. La única excepción a esto es que ese muestreo haya sido alterado de tal manera que no sea posible ser reconocido.

Ahora, esa decisión vuelve a la Corte Federal de Justicia alemana que muy probablemente decidirá finalmente en favor de Kraftwerk. Asi mismo, esta decisión del tribunal europeo puede servir como apoyo legal para reclamar daños por parte de cualquier artista que crea que se ha grabado una parte de su obra original y se está utilizando en otro tema sin permiso.



Más información:
::

Compartir:
PUBLICIDAD

ÚLTIMAS NOTICIAS


PUBLICIDAD