PUBLICIDAD

Publicado el 07.03.2017

Liquor acogerá el primer directo de Bogdan Raczynski en Madrid

Tal y como avisaron hace semanas, los chicos de Liquor han decidido celebrar su aniversario en dos partes. La primera ya se celebró con el directo del finlandés MonoJunk, la segunda tendrá lugar el próximo viernes 17 de marzo en la sala Siroco con otro directo, el de Bogdan Raczynski como plato principal.

Será su estreno en Madrid y están tan contentos de traerlo que preferimos que sean ellos mismos los que expliquen las razones:

"La idea de traer a este polaco-americano residente en Canadá nació hace bastantes años, pero su carácter de nómada indómito y su falta de ambiciones de grandeza, que provocan que se la sude todo muchísimo, impedían localizarle. Su personalidad, si bien difusa, es tan singular como su música: vida y obra caminan intensamente entrelazadas. Participó en el tour de Rephlex de 1998 y 1999 bajo el seudónimo Agent 30, publicó su trilogía y un EP –que supusieron un audaz paso en el lenguaje del jungle, el drill and bass y el breakcore– en 1999 y fue presentado como la “gran estrella” del sello de esa temporada. Se trata, sin duda, del último gran descubrimiento de Rephlex. Cuando apareció en escena, una especie de imponente epifanía satírica, demostró que los samuráis de Akira Kurosawa eran ocho y no siete. En lugar de katana portaba un viejo y carcomido portátil, y de él se sirvió para poner en jaque a los instigadores del hardware y desafiar los límites de la matemática aplicada al break: tajando y sajando minuciosamente en forma de loma o de alfiler, según le viniese en gana, construyó ágiles y abigarradas estructuras rítmicas de eminente complejidad. Pero entre tanto dolor, movimientos de karate y coreografías ninja, que le convierten en una tortura china, Bogdan Raczynski también es un rápsoda que, sea en japonés o en inglés, en un banco de la calle o en casa de un colega, y siempre jalonado por la parodia y el absurdo, impregna sus versos del tema del amor y de reflexiones sobre lo prosaico de la existencia. De lo infantil a lo peludo, de la tierna melodía al soniquete abrasivo, en su música –llamada "Samurai Math Beats"– se encuentra también la influencia de la música tradicional de Europa del Este así como la trompeta que le acompañaba en Tokyo, donde fue a estudiar arte y terminó vagabundeando. Y entre todo esto, lo peor es que él sólo quería jugar a las damas".

Si te animas a pasar por Siroco además del plato principal encontrarás unos entrantes y un postre casi igual de deliciosos, serán obra del valenciano Sheetone (Hypnotica Colectiva), el DJ y productor madrileño Irazu (Stale) e Hiroshi (uno de los miembros de Liquor).



Más información:
Liquor: Facebook
Bogdan Raczynski: Web Oficial

Compartir:
PUBLICIDAD

ÚLTIMAS NOTICIAS


PUBLICIDAD