PUBLICIDAD
Publicado el 08.04.2013

Víctor Santana - VectΩr EP

VectΩr EP es la sexta referencia del catálogo de Chaval Records que llega después de un año y pico de mucha pasión, mucho sudor y más sufrimiento si cabe. No es de extrañar tratándose de la entrega número 6 del sello del madrileño Víctor Santana. No hace falta ser un gran conocedor de la numerología para saber que el 6 es el número favorito del demonio. Y al diablo se le gana la partida con amor. Con mucho amor. Tal vez por eso este EP sea el disco más fraternal de Víctor Santana. Pocos días después de la aparición de la quinta referencia de Chaval Records, System Failure (una especie de sampler con miembros de la escena techno de este país con Groof, Architectural, De Felipe, Tadeo, Retrovision y Ausdrücke en su tracklist), le llegó al responsable de Chaval Records y su equipo la oportunidad de grabar una nueva entrega en un entorno incomparable. La grabación del disco que estás a punto de escuchar tuvo lugar durante el verano del año pasado en las instalaciones que Red Bull Music Academy tiene en el remozado Matadero. Eso por lo que hace referencia a la grabación técnica, la física, la que se puede ver y tocar. La que aparece reseñada y comentada en las páginas de los medios especializados en música. Pero en el plano emocional, el que no se ve pero se nota al pinchar el surco, el disco se ha fraguado después de un torrente de emociones de muy diverso calado, unas buenas, otras regulares, algunas incluso muy malas, pésimas (por no hablar del tono general agrisado que ha adoptado la coyuntura actual con la palabra crisis acechando en cada conversación). De todo ese remedo de dramas personales e inoportunas trabas burocráticas que no vienen al caso surge el capítulo final de esta historia: este EP grabado con mucho cariño que a nosotros nos parece que cuenta con un final feliz e ilustrado con la magia de Paloma Rincón responsable del artwork. Y es que estás ante una grabación difícil que ha puesto a prueba el calado humano de Víctor y de su banda que han utilizado sus instrumentos más para remar duro ante las inclemencias ambientales que para tocar al uso. Un sentimiento fraternal que incluso ha cruzado el charco para enlazar con el discurso subterráneo de Los Hermanos, garantes del espíritu de Detroit que no desfallece y que son responsables de dos remezclas incluidas en este flamante EP. En la ciudad del motor saben perfectamente lo que es navegar sin rumbo desde hace décadas. Son conocedores del poder de la música y del amor para reforzar las ligazones de la tribu en momentos en lo que uno parece haber perdido el norte. A veces hace falta chocar con un contexto negativo para recordar de nuevo que el techno también es amor.

Texto de Pat Comunicaciones

Compartir:
PUBLICIDAD

ÚLTIMOS STREAMS


PUBLICIDAD