Especiales

Sellos 007: Waste Editions

Sellos 007: Waste Editions

No mentimos cuando decimos que las periferias llevan un poderoso ritmo. Pareados (de los malos) a un lado, traemos un nuevo especial para así corroborarlo. Hoy es el turno de Waste Editions, desde Almería, para el mundo.

Fecha de la primera referencia: 06/04/2016
Formatos: Vinilo
Referencias publicadas: 11

Intro

Como la gran mayoría de los sellos con los que hemos hablado hasta ahora, Waste Editions surge, concretamente en el año 2016, para editar los trabajos de sus propios creadores –Avencio Delgado y los hermanos Ale y Carlos Martín (aunque el primero lo dejó a partir de la cuarta referencia [W04 Ritual of Six, de WLDV] para centrarse en su propio sello, GH [si bien, en palabras de nuestro interlocutor, Carlos Martín, “fue él quien en cierta manera nos enseñó a llevar el sello, por lo cual le estaremos siempre tremendamente agradecidos por esa ayuda y los buenos consejos que nos dio”]– y difundir mucho más sus proyectos musicales.

Con 11 trabajos publicados, 9 mini-albums y 2 VVAA, para Waste Editions lo importante no es el número de copias, sino la calidad y el tiempo que éstas merecen, por lo que, aun a sabiendas de que las referencias en los casi cinco años de vida que tiene el proyecto no son muchas, están contentos con lo hecho hasta ahora. Obviamente, plantea nuestro entrevistado–, “nos gustaría editar a un ritmo más rápido si el sello creciese, pero nunca a costa de que se rompan los principios de sostenibilidad, ética y calidad en los que creemos”.

Escucha las dos últimas referencias del sello hasta la fecha:



¿A qué suena Waste Editions? ¿Quiénes han publicado en él y por qué?

Mirándose y relacionándose con aquellos sellos que tratan bien a sus artistas –y no hacen campañas agresivas de marketing, poniendo precios abusivos a sus referencias y a sus productos de merchandising– y viniendo sus promotores del punk y el DIY, “Waste Editions suena a todo lo que nos gusta y consigue conmovernos al escucharlo. A Ale y a mí nos encantan las melodías y aunque tenemos gustos muy diferentes, es curioso como casi siempre solemos coincidir en los tracks que nos gustan. Por lo que el sello suena a ese punto en común que tienen dos hermanos a los que les gusta buscar música con personalidad y que no sólo se fijan en los grandes nombres. Es más –establece Carlos–, nos parece muy interesante apostar por proyectos desconocidos y editar también producto local”.

A vueltas con la personalidad, el criterio y los gustos de los promotores de Waste Editions, si hay algo en lo que ponen especial énfasis sus propietarios es en el trato cercano con los artistas –viajando incluso a los lugares en los que viven para conocerlos en persona (como hicieron con Dead Husband, al cual fueron a visitar a Nueva York) o invitándolos a pasar unos días en Almería (como es el caso de Nicolas Estany aka Visonia, que fue invitado a tocar en el festival Nuba y pasó unos días allí)–, algo que se traduce en el hecho de que la relación de los gerentes de Waste Editions con la mayoría de los artistas a quienes han editado es más que buena.

Pero hay más, pues, añade Martín, “somos bastante exigentes en la selección de los tracks y nunca metemos un tema que ni fu ni fa según nuestro criterio, un nivel de exigencia que también cumplimos a la hora de editar alguno de nuestros trabajos”. No es baladí, en este sentido, que entre los nombres que han operado junto a Waste Editions brillen con una poderosa luz los de los artistas ya citados, así como los de Fréderick Barbe aka Cold Colors, Old Coroner, Daniel Boix aka Sed Blava, Anbau, Herber West aka Vorticle Mortale, Dmitry Distant, Gravedad Cinética, Volta Cab, Red Blood Divine (Carlos Martín e Iván Román) o Mynationshit (Carlos Martín), con el electro, el synthwave, el acid, la oscuridad, lo analógico y los sonidos cósmicos, entre otros, como bandera.

Entra en el bandcamp de Wasted para ver todas sus referencias

¿Cómo procede Waste Editions a la hora de elegir, diseñar y crear una producción? ¿Cómo es el proceso de materializar una referencia en el sello?

Ya que somos un sello pequeño, podemos escuchar todas las demos que nos mandan e incluso mandar un feedback al artista” dice Carlos Martín. “En algunos casos, hay referencias que nos llegan por internet –como es el caso de los norteamericanos Dead Husband o el proyecto francés Vorticle Mortale– si bien también queremos puntualizar que hay veces en las que somos nosotros quienes encuentran algo con personalidad que nos encantaría editar y vamos a por ello”.

Sin necesidad de sacar cosas que no gustan ni de hacer publicaciones de aquello que está de moda en un determinado momento, en lo que a la materialización de cada proyecto respecta, prosigue Carlos, “siempre intentamos no solapar las referencias, dándole a cada una el tiempo que se merece. Creemos que esto es muy importante para que sea un proceso sostenible y le podamos dedicar el tiempo y el esfuerzo que cada una se merece. Por lo tanto, en cuanto una sale del horno, nos ponemos a cocinar una nueva, mandándole a Manel Ruiz los tracks que nos pasa el artista para que los masterice y a Marta Mejías algunas ideas para que vaya trabajando el arte. Así que, en verdad, Waste Editions está formado por un equipo de cuatro personas a las que le gusta dedicarle tiempo y cariño a las referencias. Para nuestro equipo es de vital importancia no deshumanizarnos y nunca tratar a la música como un producto envasado, rentable y listo para ser consumido. Por eso intentamos que el proceso sea más artesanal, más lento y sin ningún tipo de competitividad, priorizando siempre lo cualitativo frente a lo cuantitativo, algo completamente opuesto a lo que se hace en serie, lo cual, por desgracia e inevitablemente, es lo que predomina siempre en el mercado musical”.

Todo este cuidado y este amor por lo que se hace en Waste Editions quedan resumidos en la respuesta sobre la rentabilidad del sello, pues para los hermanos Martín “el sello es rentable nada más que por sentirnos realizados haciendo algo que nos gusta. Nos sentimos afortunados y aunque sabemos que tenemos que ponerle muchas horas de trabajo y que no tenemos beneficios económicos de momento –pero tampoco pérdidas–, podemos decir que lo disfrutamos bastante”. En este sentido y “como decían nuestras abuelas, los palos con gusto no duelen”.

La fórmula funciona, pues Waste Editions no ha pinchado en ninguna de sus referencias –siendo el pre-order de Nit Subim, de Sed Blava, el que mejor está funcionando de todas sus referencias en Bandcamp–, con casi todas ellas ya agotadas y un gran apoyo local. Y como, en palabras de Martín, “somos de culillo inquieto y también nos gusta mucho tocar, pinchar y montar eventos”, el sello cuenta siempre con algo de ingresos para mantenerse sin problema.

Futuro a corto-medio-largo plazo

Recién salida la W09 –firmada por el proyecto catalán Sed Blava– y con la W10 –que va a ser otro mini-album, esta vez firmado por el proyecto ruso Volta Cab– cerrada, desde el sello se está trabajando con mucha ilusión en un nuevo VVAAy en el mini-álbum con el que Ale editará su primer trabajo con su nuevo proyecto, Dalyat.

Y más allá de lo que está por venir más pronto que tarde, la idea es “seguir editando la música que nos gusta, intentar llegar a más personas y lugares del mundo y, también, abrir por fin el espacio físico de Nuba en nuestra ciudad, donde la asociación cultural con dicho nombre va a programar, además del festival –que se seguirá haciendo en espacios urbanos–, actuaciones musicales, sesiones, instalaciones, exposiciones y talleres. Sin olvidarnos tampoco de intentar retomar la iniciativa #spanishlabelcommunity que arrancamos el año pasado entre varios sellos y que esta pandemia ha paralizado, siendo el plan llevarnos esta idea virtual a espacios físicos como los de los festivales, las ferias de discos o los showcases para generar sinergias y colaboraciones entre los sellos nacionales".

Últimas palabras

Agradecimientos mutuos dados, quedaba en el tintero la cuestión que planteamos a todos nuestros entrevistados, la de la opinión sobre la situación de la escena española en lo que a la producción se refiere. Y como todas las personas con las que hemos hablado, la respuesta de Waste Editions al respecto va en sintonía con la de todas ellas. Cerramos con ella:

Hay muchas iniciativas y muchos artistas, medios especializados y sellos que lo están haciendo muy bien y que colaboran entre sí. Además, parece que empieza a articularse algo desde abajo, algo que está empezando a gustar en el extranjero y que, en lo que a la calidad se refiere, no tiene nada que envidiar a lo que se edita en Holanda, Reino Unido, Francia o Alemania. Quizás esto está pasando porque muchos están perdiendo ese acomplejamiento estúpido y porque las tiendas, el público y los gestores culturales a contracorriente se están interesando por el producto de este país y apoyan a los sellos y artistas locales”.

Que así siga.

Salud

Más información
Waste Editions: Bandcamp | Facebook

Compartir

Necesitamos tu ayuda

La situación provocada por el COVID-19 ha hecho que nuestros ingresos desciendan drásticamente ya que las empresas que nos contrataban publicidad (festivales y clubes principalmente) se encuentran en una situación incierta. Si te gusta el trabajo que hacemos y quieres apoyarnos puedes suscribirte a CS XTRA una nueva iniciativa que hemos estrenado en Bandcamp por la que a cambio de 3,5 € al mes (como mínimo) te ofrecemos música inédita de artistas tanto españoles como latinoamericanos. Puedes suscribirte aquí.