Especiales

Sellos 005: HC Records

Vais a pensar que tenemos una obsesión con Valencia… Pero bueno, como esto de la música electrónica si tiene algo guapo guapo guapo es que trasciende el espacio-tiempo en el que se genera –si bien éste es de vital importancia siempre para entenderla–, volvemos a tan mágico lugar sin ningún tipo de problema. Porque el motivo que nos lleva a ello no es otro que HC Records, el sello de uno de los colectivos más longevos de España en pie, Hypnotica Colectiva, sinónimo de la constancia, la dinámica y la lucha permanente por y para con el buen devenir de las músicas de baile en el país. El inquieto, activo y agradabilísimo David Verdeguer es nuestro interlocutor para la escritura de este especial, un amplio reportaje gracias a su amabilidad a la hora de responder como ha respondido a cada una de las preguntas que le hemos planteado.

Fecha de la primera referencia: 01/07/2016
Formatos: Vinilo / Digital
Referencias publicadas: 17

Raíces

Obviamente, HC Records no se puede entender sin Hypnotica Colectiva. Y para abordar los porqués de su origen es necesario remontarnos a los del colectivo que lo ha hecho ser.

Terminadas la residencia quinquenal de David Verdeguer en Barraca y la responsabilidad de la dirección artística del último año antes de su cierre el día 1 de enero del año 2005; tras tres lustros trabajando para los mejores clubes de la ciudad –y algunos de fuera– y las mejores tiendas de discos; perdido y sin rumbo, su amigo Jorge Moreno –que iba a poner en marcha el festival Turelec (electrónica sin pausa) en Riba-roja del Túria– le plantea que sus actuaciones en él se hagan bajo el nombre de Hypnotica Colectiva, el nuevo colectivo que iban a formar en agosto de ese mismo año. Paralelamente, y en ese verano del 2005, Verdeguer asume la residencia y la programación del after gay Dona Dona, donde se desarrollan las primeras fiestas del colectivo.

Ahí arranca la razón de ser de HC Records, que bebe de la trayectoria de un grupo en el que han participado más de 60 personas de ambos sexos y diferentes generaciones –desde los 60 hasta los 2000– en todas las secciones, no sólo en las artísticas, sino también en las de apoyo logístico y administrativo en diferentes facetas –raves, eventos privados, festivales y clubbing, sin olvidar el apartado cultural, en el que destacan la publicación de documentales temáticos, la programación de radio o la escritura de blogs y artículos especiales–, un grupo que, tras 11 años de eventos, residencias y dirección artística en clubes importantes, decide ampliar su actividad, añadiendo el trabajo editorial a su devenir en el clubbing, objetivo primigenio en el colectivo –que no pudo ser llevado a cabo antes debido a la falta de recursos–.

Así nace HC Records, para ser el fiel reflejo del colectivo, para proyectar de forma editorial tanto la imagen como la música que Hypnotica Colectiva muestra en su actividad escénica. “Una disciplina", en palabras de David Verdeguer, que, al igual que el colectivo, que jamás ha sido rentable en ningún sentido económicamente hablando, se gestiona y funciona por auténtico amor al arte –gracias a que, profesionalmente, somos propietarios y gestores de varios clubs y de una tienda de discos, La Discoteca. K&H Vinyl Store, lo cual nos permite llevar a cabo nuestros fines artísticos, que no son rentables financieramente hablando, compensando éstos con los ingresos de nuestros trabajos y negocios personales, manteniéndolo todo actualmente gracias a la venta online de vinilos y merchandising del sello y de la tienda".

Sonido y referencias

HC Records no sigue una línea o una vanguardia concreta. Suena a aquello que gusta y se defiende en Hypnotica Colectiva, lo cual, con más de 60 personas a su interior y más de 700 eventos –de todo tipo, en todo tipo de espacios y con todo tipo de artistas– celebrados en su haber, es muy amplio. En este sentido, el sello se proyecta tanto a la electrónica de baile como a la experimental, tanto a la música de corte clásico como a la atemporal, ya sean éstas vanguardistas, abstractas o avanzadas. Pero como, según Verdeguer, “la etiqueta de cada música no siempre está definida en estos tiempos híbridos a más no poder”, HC Records es más de electrónica atemporal a la par que gusta de ir a contracorriente.

Así, al no haber una línea fija, los espejos en los que se mira el sello, como comenta David, son “muchos y ninguno. Porque intentamos ser nosotrxs mismos en todos los aspectos –como hicimos en el clubbing–, llevamos muchos años en esto y hemos escuchado y pinchado mucha música. Pero al ser vendedores de discos con la tienda y haber potenciado multitud de sellos con el clubbing, pues lógicamente tenemos nuestras influencias”.

Y nos cuenta: “quizás por nuestro vínculo con Detroit y por las veces que hemos estado allí viviendo y conociendo la historia de la ciudad y de sus músicas, nos alineamos mucho con lo que fue UNDERGROUND RESISTANCE en 1990 –pensamos y valoramos mucho el trabajo que hizo Mike Banks primero con Jeff Mills y Robert Hood y luego con el resto de componentes que fueron llegando (Drexciya, Suburban Knight, Los Hermanos, etc.) –, una plataforma conjunta en la que todos los componentes son independientes y tienen total libertad para expandir y transmitir su trabajo en otras plataformas y otros países, una estructura sólida cuyo modelo es totalmente aplicable a día de hoy para defender nuestros ideales y nuestra pasión musical –de ahí que intentemos que la tienda de discos / bar / club que tenemos en Ruzafa sea nuestra particular Submerge, pues ese modelo de sacar música dispar pero con conceptos y objetivos uniformes es una gran cualidad–. Pero Warp Records, Modern Love, Raster, Veyl y sellos patrios como Semántica, Analogical Force, Subsist, Nebulae, Noise To Meet You, Aspecto Humano o Femur son también referencia para HC Records”.

Devenir

A punto de publicar su séptimo vinilo y su duodécima edición digital –si bien todas las referencias digitales salen también en formato físico, concretamente en CD de audio, salvo la del álbum de Somatic Responses, que salió en pen drive– y valorando además sacar algunas en cassette, insistimos, la variedad es uno de los grandes fuertes de HC Records.

En lo que al formato vinilo respecta, el Meat Hook Beauty de Steve Voidloss –uno de los artistas fetiche para HC, con el que Hypnotica Colectiva tiene relación desde el 2010, el año que fue a Valencia a tocar su directo a una de la Subsist Parties en Miniclub– es la referencia con la que HC Records echa a andar, seguida por el trabajo de gente como el británico Mslwte; los argentinos Darkotic, Wachita China y Squaric; el italiano Uncrat; el misterioso Group; el manchego Siarem; Estrato Aurora –íntimo amigo del sello y uno de los mejores productores de España para el mismo–; Daniel Kyo –con dos aportaciones brutales según Verdeguer–; b/k/l/s –el proyecto de Raszia, Blanet y Javier Piles para shows analógicos con máquinas en directo–; Filmmaker –uno de los artistas más emergentes de los últimos tiempos cuyo Noir Times marcó un antes y un después en HC Records– o los legendarios Somatic Responses - quienes, en palabras de nuestro interlocutor, “ponen el toque más canalla a las publicaciones del sello con contenidos más abstractos y ravers, pero no exentos de belleza, que eso es lo jodido, hacer esa música y que tenga su toque sinfónico de melancolía siempre decadente pero bella, transportándonos a un mundo real roto, distorsionado y futurista al mismo tiempo”–.

Y en el apartado digital –recuerda David– también se ha dado proyección y desarrollo a una buena cantidad de artistas españoles e internacionales, veteranos y emergentes, “una legión en la que destacan los balcánicos Redial Tone & Alavux; los catalanes Dark Vektor y Amper Clap; los madrileños TR, UHF, Héctor MAD, Negocious Man, Redwan y Muted; el cordobés David Reina; el leonés Dan Böhler; el navarro Nöle; el granadino C-System o gente de Valencia como la de Low Syndicate, los chicos de Gordo Traxx, H.Paul, Joy B, Ximo Noguera y muchos más, la mayoría vinculados al clubbing de HC y una pequeña minoría por contacto del sello o de los propios artistas por internet”.

Trabajo

Al ser un sello que admite demos de cualquier persona, HC Records recibe propuestas asiduamente –lo cual, nos cuenta nuestro entrevistado, hace que el trabajo de filtro sea más laborioso, pues contestar a cada propuesta de manera personalizada lleva su tiempo y su esfuerzo–. Pero HC Records “también le tira la caña a los artistas que gustan al equipo, previo trabajo de investigación de su discografía y teniendo muy en cuenta su trayectoria, sus actuaciones en Valencia o la participación conjunta en algún evento”.

En cuanto a la forma de trabajar en el sello, el proceder de HC Records es así:

1. “Primero analizamos las propuestas que llegan, algo que hacemos a través del consejo artístico y ejecutivo del sello, compuesto por Domingo Dark Vinyl aka Kaxtellian, Raszia aka The Lost Boys y David Verdeguer. Después, procedemos a seleccionar y votar qué pretendemos publicar. Y cuando tenemos definida una referencia, nuestro responsable de imagen y diseño, Dani Requeni, se pone en contacto con el artista para definir la imagen. En este sentido, el acuerdo entre el sello y el artista es muy importante para nosotros. HC llevará el corte, pero siempre vinculado al contexto y al concepto del artista y de la música que va a publicar con nosotros en esa referencia concreta”.

2. “Tras recibir las mezclas finales, nuestro ‘Lanzarote’ Steve Voidloss se encarga de los masters para los vinilos y nuestro compañero Daniel Kyo lo hace con los de las publicaciones digitales. Y aunque la masterización va lógicamente en función de la música que se reciba, al llevar más de una década trabajando con ellos entre el clubbing y el sello, el binomio con ambos a la hora de definir el sonido de HC Records es excelente”.

3. “Luego está el trabajo de David Mora ‘Zetta’ –otro compañero de batallas electrónicas durante muchos años que es fan del videojuego y la vanguardia tecnológica–, que hace los vídeos de imagen animada –con los que estamos contentísimos– y Manuel Monzonis ‘Luz de Kilo’ –con el que, tras publicar vinilos de forma austera, hemos mejorado en los últimos tiempos la maquetación final, con ilustraciones personalizadas a todo color que dan un resultado más artístico e impactante–”.

4. Por último, “cuando lo tenemos todo, ponemos fecha y procedemos a escribir la nota de prensa, tarea que nos solemos repartir, si bien la pluma más poética es, sin duda alguna, la de Domingo, que tiene una gran experiencia en la locución y en la argumentación –debido, en gran parte, a labor que viene ejerciendo con El Vinilo Asesino, en antena desde 1999–. Y a partir de ahí, comienza la promo y la publicidad”.

5. “La distribución la resolvemos nosotros mismos en gran parte desde nuestra propia tienda de discos –física y online– y a través de las páginas de discogs y bandcamp. A nivel nacional contamos con dos distribuidoras independientes. Nos falta la distribución europea y americana a nivel internacional, asignatura pendiente por la que hay que seguir trabajando, pues que un disco llegue a una maleta o a una estantería supone mucha faena y dinero…”.

Algo completamente destacable en estas labores es que HC Records es un sello que no está sometido a ningún calendario. Cuando hay material que impacta a sus integrantes por la calidad del mismo, se saca. Y si no llega nada que guste, no publican por rellenar.

Qué viene

No era porque sí que al presentar este especial hablásemos de constancia, dinámica y batalla. Pues hablando con David sobre las diferentes cosas que están por venir con HC Records y cuáles son los planes a corto-medio-largo plazo –y tras llegar a este apartado, con todo cuanto nos ha dicho hasta el momento–, dichas afirmaciones se ratifican. Porque hay varios frentes abiertos al respecto.

Por un lado está “la cuatrilogía del XV aniversario del colectivo, con el cuarto y último volumen de La Resistencia, del cual, una vez publicado, seleccionaremos varios tracks que saldrán en un box triple vinilo de edición limitada como colofón a los tres lustros hypnoticos”. Por otro, ya está en fábrica el séptimo vinilo: “el debut en el sello de la sublime creadora belga Mariska Neerman, a la que descubrimos hace cinco años en un lanzamiento de DJ Stingray y la cual publicará con nosotros su primer EP en solitario, siendo así la primera referencia femenina en el sello, que ya era hora”.

Pero hay más, por supuesto. “Tres álbumes previstos: el primero, de otro debutante en HC Records, Uranio Empobrecido, de la nueva generación valenciana; y dos álbumes más con dos artistas ya de la casa, Siarem y Abiz Sonko, que es otro compañero de la familia que el sello tiene en la Mancha, pues en ella, concretamente en Albacete, y gracias a nuestro compañero Domingo, se encuentra la subsede de HC Records, donde hemos conocido a una gran cantidad de activistas, DJs, promotores, productores… algo que nos pasa en casi toda España, pues quienes tienen verdadera pasión por estas cuestiones, tarde o temprano, terminan conociéndose. Igualmente, también nos gustaría premiar la trayectoria en la producción de nuestro compañero Raszia –con un álbum en vinilo en el que podamos plasmar su recorrido con los diferentes akas que tiene (Raszia, b/k/l/s, Kaiidth y The Lost Boys, este último creado durante la pandemia y firmando, a través del mismo, trabajos con Subsist y próximamente con Hxagrm y Diffusse Reality)– y un VVAA con remezclas y reworks”.

Consciente de todos los cambios bruscos que ha traído consigo la pandemia, del parón del clubbing –motor de la combustión de artistas y sellos en directo– y de las complicaciones que todo ello ha traído, David Verdeguer tiene claro qué hacer con la situación así: “mientras haya fuerzas y dinero para seguir adelante, continuaremos editando música tanto para el baile como para la mente. Los tiempos que corren son difíciles, pero también nos abren nuevos horizontes de reinvención de las actividades. Antes de la pandemia ya estábamos barajando el buscar proyectos más experimentales en la música y la imagen visual, ejercer de productores ejecutivos de propuestas interesantes –como las que nos han mostrado gente tan potente como Boris Divider, Jheal Bastha o Pedro Viñuela, que son increíbles– para publicarlas en el sello y ser su soporte de actuación artística desde otros escenarios más allá del clubbing, pues nos encantaría llevar todo esto a teatros, auditorios, cines, museos, a la calle, hasta a monumentos históricos. Y haremos todo lo que podamos y daremos todo esté en nuestra mano para seguir ofreciendo nuestra pasión y nuestros conceptos como una auténtica forma de vida y darle una vuelta de tuerca a todo en estos tiempos tan multimedia y de tan poco futuro en lo que a las reuniones físicas respecta".

Últimas palabras

Terminamos con la pregunta sobre el presente de la escena española en lo que a la producción se refiere, y David coincide en su respuesta con todas las personas con las que hemos hablado hasta ahora. Pues plantea que ésta “está, sin duda, en el mejor momento de su historia hasta el Covid-19 ya que ahora –argumenta–, sin contar con la pandemia, hemos llegado a tener, por fin, nuestra propia infraestructura interior bruta. Es decir, buenos productores, sellos para que publiquen, un clubbing fuerte a nivel de festivales y núcleos menores de resistencia”.

Además –continúa–, comenzamos a tener bibliografía con ilustración de la información con libros importantes y, por supuesto, medios comunicativos, prensa, blogs, foros, redes, revistas, magazines y cantidad de programas multimedia de información –desde los más importantes hasta los más caseros privados–. La electrónica lleva en España ya 40 años, estando los últimos 30 ya más definidos. Somos el país del mundo con más licencias recreativas para uso de electrónica y donde más eventos y festivales se realizan. Han aparecido artistazos y sellazos en los últimos 15 años, independientemente de que, como en todo movimiento popular, siempre hay intrusos y personas eventuales que ofrecen un material que en muchos casos no es profesional… ya que hoy día, cualquiera, si quiere y va aprendiendo, si tiene personalidad y se esfuerza, puede tener un netlabel y progresar desde él –si hay talento, hay que trabajarlo y si no lo hay, hay que trabajar más todavía–; la frontera entre la morralla y lo digno la marca el hecho de que algo esté trabajado y desarrollado o haya sido copiado o hecho deprisa, sin concepto, sin contexto, sin alma, pero bueno, si algo hemos aprendido en toda nuestra trayectoria es que no hay nada escrito en gustos y lo que puede ser morralla para nosotros, puede ser Percal –calificativo para la música muy buena e interesante– para otros”.

Crear música y hacer que tenga soportes para ser difundida –concluye– es algo muy bonito. Por tanto, opinamos que la producción española tiene futuro siempre y cuando los eventos lo tengan para financiar artistas y plataformas, ya que una cosa alimenta a la otra. Esto es un círculo vicioso y la caída de los eventos en directo merma mucho, por daños colaterales, al resto de estructuras de esta movida. Aquellos que ya tienen reconocimiento internacional siempre podrán publicar fuera, pero para quienes no tengan aún protagonismo en los sellos importantes y en los line up de los eventos la cosa parará”.

Y tras responder a todas las preguntas, y habiéndole planteado si quiere decir algo más, David termina así:

Mucho ánimo a productores, DJs, managers, A&R, sellos, tiendas, distribuidoras, estudios y academias de formación, escritores, historiadores, musicólogos, periodistas, blogueros, youtubers y consumidores de electrónica en general. A seguir esforzándose y sacrificando su tiempo y dinero para que esto no muera y continúe su trayectoria imparable. Un abrazo a todxs y gracias por seguir, escuchar, pinchar, bailar, comprar y en definitiva disfrutar de la música de HC records”.

HC Records

Más información
hcrecords.bandcamp.com/

Compartir

Necesitamos tu ayuda

La situación provocada por el COVID-19 ha hecho que nuestros ingresos desciendan drásticamente ya que las empresas que nos contrataban publicidad (festivales y clubes principalmente) se encuentran en una situación incierta. Si te gusta el trabajo que hacemos y quieres apoyarnos puedes suscribirte a CS XTRA una nueva iniciativa que hemos estrenado en Bandcamp por la que a cambio de 3,5 € al mes (como mínimo) te ofrecemos música inédita de artistas tanto españoles como latinoamericanos. Puedes suscribirte aquí.