PUBLICIDAD

Música Dispersa: El presente experimental de Madrid

Escrito por Clubbingspain.com | Publicado el 21.07.2020

La paleta cromática de nuestros especiales no cesa de crecer. Del techno puro y duro al heterogéneo mundo de los audiovisuales, hemos dibujado con ella textos en los que han tenido cabida el drum&bass, el house, el hardcore, el electro, el idm, el ambient, el dub, el acid, el trance, el breakbeat, el deep, el downtempo o la música disco… Ahora, de la mano de Música Dispersa, es el turno del sonido experimental, el industrial y el noise.

London Calling

En Londres, concretamente en 2012, ahí es donde echa a andar Música Dispersa. "Principalmente para apoyar a artistas de música experimental que no tenían la suficiente difusión", nos dice Roberto Vilela, su fundador. Pero también para combatir la dureza de la mayor metrópolis en tierras europeas, porque el tipo de vida en ella estaba haciendo que nuestro interlocutor se alejase de sus sueños.

Primero fue con el programa de radio, que lleva el mismo nombre y se dedica al estudio y la difusión de la historia de la música electrónica y experimental. Y después, al poco tiempo, organizando también eventos con un grupo de artistas internacionales que estudiaban arte sonoro en la capital de Inglaterra.

A diferencia de lo que seguramente hubiera ocurrido en España –por las propuestas experimentales de esta plataforma–, la ‘osadía’ de Roberto en The Big Smoke –cuna de numerosos sonidos– funcionó, según él mismo porque, "al ser una ciudad tan dura y complicada, hace posible la multiplicidad de propuestas musicales y culturales que allí se dan como respuesta a la situación inherente a la misma". Y la creciente historia de Música Dispersa así lo demuestra, con numerosos eventos en Europa, colaboraciones con más de 300 artistas en sus diferentes proyectos, la radio todavía en pie y un sello que, sin prisa, pero sin pausa, no cesa de hacer publicaciones.


Amas live @ Musica Dispersa in Paris (Foto: Gael Segalen)

Percepción de la dispersión de la dispersión de la percepción

De todos los eventos de Música Dispersa, aquellos de los que Roberto Vilela guarda un mejor recuerdo son "la serie ‘Experimental Mechanics’ en Londres (con 11 fechas); el tour que organizamos en 2017 por Europa para la artista japonesa GALCID; la serie ‘Music Hackspace’ en un container de la capital inglesa; las fiestas de electro y música experimental en el mítico Specka de Madrid; la gira europea de ‘Women in Experimental’ durante el año 2019 y el peak que alcanzamos en Londres con los eventos en Power Lunches –hasta que, lamentablemente, la sala cerró por problemas de ruidos con los vecinos–".

Por lo que respecta a la radio, las actividades en ella son de dos tipos: 1) para hablar de historia o 2) para descubrir nuevos artistas. Y aunque ahora anda un poco parada, grabando muy de vez en cuando, Roberto espera volver a tener más actividad y poder visitar y trabajar con otras emisoras de radio.

En relación al sello, destacan tanto sus referencias en cassette –con recopilaciones de música experimental y algunos álbumes–, que ya va por las 25, como las ediciones CD y en digital. Y actualmente se está trabajando con Maurizio Bianchi –reeditando material de su primera época– y se está preparando la publicación de la referencia número 3 –que incluye el diseño del mítico dibujante de cómics Miguel Ángel Martín, que ha trabajado desde principios de los 80 con grupos industriales como Esplendor Geométrico y que, además, es el creador del logo de Música Dispersa–.

Pero la cosa no queda ‘sólo’ ahí, pues Roberto quiere más, ya que también le gustaría extender el trabajo de Música Dispersa hacia algún tipo de labor social y hacer que esta obra le acompañe a todas las ciudades en las que celebra eventos.


Música Dispersa + Femur en Specka 2019 (Foto: Pedro López)

Dónde, cómo y hacia dónde

Puede parecer imposible pero, como suele ocurrir entre quienes desarrollan la música electrónica desde abajo, detrás de Música Dispersa sólo hay una persona, lo cual hace más que loable tanto su labor como su devenir tras tanto tiempo y, muy importante, nos recuerda el apoyo que necesitan todos aquellos proyectos underground que vienen haciendo cosas interesantes y no paran en su pensar-hacer para continuar insuflando energía a este tipo de música.

Música Dispersa es, en palabras de Roberto, "un laboratorio para experimentar con sonidos, tratar de avanzar hacia el futuro, sorprender, crear situaciones y atmósferas, principalmente a través de la música experimental e industrial, si bien dentro de estas etiquetas entran muchos estilos y propuestas, ya que en nuestros eventos se mezclan directos y DJs con performances, instalaciones y visuales y los estilos musicales dentro de la experimentación se mueven en un espectro muy amplio en el que también hay cabida para propuestas de club como el electro, el techno o el idm".

Itinerante, internacional y, por tanto, sin sitio fijo, las colaboraciones de Música Dispersa con lugares como Iklectik (Londres), Les Nautes (París) y Specka (Madrid) son habituales cada año. Y dicha lista, lejos de quedarse parada, crecerá el año que viene, pues seguramente celebre eventos en Amsterdam y La Haya en 2021.

Y aunque nunca ha sido fácil, ni lo será, debido al espectro sonoro en que se mueve, el alma máter de Música Dispersa lo tiene claro, pues cree firmemente que hay que seguir trabajando en pro de la música experimental. "Durante el 2018 y el 2019, intentamos incluirla en la programación de varios clubs e hicimos algunas fiestas con Femur o Soma, aunque fuera en las horas previas a los eventos de techno, experiencias muy buenas que quizás repitamos en el futuro. Y a pesar de las dificultades, nunca nos ha faltado apoyo, ni gente con la que colaborar ni espacios en los que realizar eventos, por lo que confío en que seguiremos así y en línea ascendente".


Gear @ Música Dispersa in Paris a la orilla del Senna (Foto: Gael Segalen)

Pasado, presente… y futuro

Los tiempos cambian, los principios no. Y con la experiencia de todos estos años, la influencia de realidades como el antiguo Experimenta Club de la Casa Encendida, el mítico Club Radar de la calle Amaniel, las primeras fiestas de Femur en Specka, el programa de radio Oscilación o la escena techno de los 90 –que marcó sobremanera a Roberto– y las líneas de trabajo bien establecidas, Música Dispersa continúa siendo aquello para lo que fue concebida: una plataforma internacional para apoyar tanto las escenas locales de las ciudades en la que establece su base de operaciones en cada momento como la escena underground de música experimental. De ahí que en todos los eventos en cada una de las ciudades en las que opera vengan acompañados de un open call para incluir artistas de la escena local. Porque, como plantea el director de esta plataforma, "la colaboración entre colectivos afines es la base y, juntos, cooperando y ayudándonos entre todos, podemos crecer y aportar mucho a una escena que podría haberse diluido fácilmente de no ser por esa colaboración".

Una vez más, y parece que ahora más que nunca, la situación es muy compleja y difícil. Pero como destaca nuestro interlocutor, "suele ser en los momentos difíciles cuando surgen las propuestas más interesantes, y ahora mismo estamos en un momento de vital importancia para apelar a la responsabilidad del público con su escena, ya que es éste el único que la puede salvar".

Frente a la frivolidad de la sociedad del espectáculo que se ha impuesto en gran parte de la escena electrónica, trabajando por y para el tipo de cultura que representa y con mucho cuidado en el desarrollo de sus proyectos, los objetivos de Música Dispersa a corto y largo plazo son varios. Entre los más inmediatos está la reactivación de todos los proyectos que por culpa del COVID-19 se han quedado colgados, como la gira Women in Experimental, con la que apoya a las mujeres de la escena y tenía tres eventos preparados por Europa que se cancelaron y está esperando retomar en la próxima primavera; así como también la publicación del ya mencionado álbum de Maurizio Bianchi, otro de Leonie Roessler y una recopilación Women in Experimental en cassette. A largo plazo destaca la ampliación del trabajo del sello, con el que se pretende publicar el primer vinilo (por medio de Música Dispersa Sampler), hacer tiradas más largas de las ediciones en cassette y continuar descubriendo promesas dentro de la música experimental, aunque se está trabajando diariamente en más proyectos, si bien algunos de ellos van a depender de la financiación que se encuentre para los mismos.

The end

Tras una interesante batería de respuestas a todas nuestras preguntas y dejando a Roberto que se exprese libremente, dos son sus últimas reflexiones:

La primera: "es importante apelar al público en su responsabilidad de apoyar las propuestas que quieran para la escena de su ciudad, y aquí no va a valer dar a likes en Facebook sino asistir y apoyar físicamente porque, sin duda, si los promotores y los artistas sienten el calor del público, seguirán arriesgando para mantener la escena a flote. Igualmente, hay que ayudar a nuestros artistas favoritos comprando su música, ya sea en formato físico o digital".

La segunda: "ya que nuestra base actual es Madrid, me gustaría despedirme, con una lista de artistas, clubs, colectivos y sellos de la ciudad que creo q nadie debería perderse. Por un lado la nueva escena de electro, con sellos como Microm Records, Gladio Operations, Rator:Mute o Prayers for the long life, representando a artistas como Negocius Man, UHF, Telephasycx!, NonZero!, Ideograma o la pareja de DJs Horror Vacui, junto a clásicos de la escena como los Robotique DJs (Waje, Fake), Ruben Montesco o Alex Stark. Por el otro, dentro del underground de la capital, recomendamos también Stelar Booking, Red Sonja Records y Techno Cracks, que incluyen a artistas como Pelacha, Zenobit3 o Elesbaan, auténticas leyendas de las cabinas de la capital, sin obviar tampoco a Javi D’Perro o Rafa Navarro, muy activos en la ciudad. Luego, importantísimos también, los sellos Femur y Noise to Meet You, las sesiones Calma y Dance Cave, las tiendas de discos Rotor, Palma 39, Space is the place o El Almacén; el club Specka, recientemente remodelado y con un nuevo equipo de sonido absolutamente increíble, y, por supuesto, sus residentes Rosy Specka y Santi Specka; los colectivos Halley, Synth, Hectic, Dry o Elecktra; el club Utopía, las fiestas Rito en Specka, donde cada evento lo ejecuta un solo dj de principio a fin, y el festival She Makes Noise. Dentro de lo que se considera remember, destaco también todo lo que organiza Daniel Diez. Y, por supuesto, a artistas de la escena experimental como How to Levitate, Strazzaboschi, Narcoleptica, SLVJ, Rayuli, Minima Imoralia, Kamala, Tube Tentacles, Javier Molina, Agnes Pe o Miguel A. Ruiz. Lo siento por los que se me olvidan pero con estos creo que ya hay bastantes".


Más información:

Compartir:

ÚLTIMOS ESPECIALES


Influencias: Darius Syrossian Los discos de la semana #029 Carisma meets Trineo Música Dispersa: El presente experimental de Madrid 5 preguntas para Nuel Los discos de la semana #028

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.