PUBLICIDAD

Clubbing ''desescalado'': Analizamos el futuro próximo de los clubes españoles con tres promotores

Escrito por David Sánchez | Publicado el 12.05.2020

Si hace dos meses y medio nos dicen que la situación del mundo es la actual nos habrían tomado por locos. Recuerdo como al principio del confinamiento muchos hablaban de que daba la sensación de que estabamos todos metidos en una película de la que saldríamos en algún momento. Durante esos primeros días aún había confianza de que esto del coronavirus iba a ser algo rápido pero según iban pasando las jornadas las opiniones iban cambiando y el futuro para muchos se teñía de negro. Entre los tristes fallecimientos, el previsible desplome de la economía, el confinamiento y las medidas de distanciamiento impuestas por las autoridades y por el sentido común nos hacían ver que estabamos viviendo un momento histórico. No se si cuando volvamos a la verdadera normalidad volveremos a nuestras viejas costumbres o si los cambios que se aventuran van a ser tan profundos que ahora mismo ni nos los podemos imaginar porque a saber como estamos dentro de otros dos meses, el día 12 de julio por ejemplo.

Dentro del sector de la electrónica de baile, según las fases de la "desescalada", las discotecas y bares nocturnos van a poder abrir en la última de ellas pero con un aforo reducido al 30%. Lo que no sabemos es lo que pasará cuando "llegue la nueva normalidad" porque el gobierno, como ha estado haciendo con los festivales durante las últimas semanas, no ha dejado nada claro. Parece una decisión bastante arriesgada abrir con el 30% del aforo disponible y con un futuro incierto como en el resto de los sectores que dependerá mucho de como se comporte tanto la gente durante las próximas semanas como el propio virus del que aún no se conoce todo.

Un ejemplo de ello lo hemos visto este pasado fin de semana en un país como Corea del Sur, que tras reabrir sus clubes y bares nocturnos hace una semana se ha visto obligado a cerrarlos de nuevo y de forma indefinida por un repunte en los contagios después de que un individuo asintomático asistiera a cinco locales nocturnos durante ese primer fin de semana y contagiara al menos a unas 60 personas (que se sepa por ahora). Está claro que el principal interés de los promotores de las salas es que esto no ocurra y aplicarán todas las medidas que el gobierno dicte en su momento para poder abrir y garantizar la seguridad tanto de su personal como de su público al máximo posible. Pero también querrán abrir lo antes posible para recuperarse de las seguras pérdidas que han sufrido con el cierre obligatorio de su actividad.

Si pensamos en como puede ser el futuro más cercano para los asistentes a los clubes, el interesante artículo publicado por Electronic Beats la pasada semana nos detalla como se está viviendo la reapertura de los clubes en China. De como la gente empieza a salir con mascarillas e intentando mantener las distancias, de como los djs residentes y locales son, evidentemente, los que llevan el peso de las noches (ya que nadie puede viajar en este momento); y de que la gente está volviendo a salir de forma paulatina.


Foto de OIL Club (Shenzhen, China)

Predecir como será la situación aquí en España es difícil. En un interesante estudio publicado por Xceed hace unos días vemos que un tercio de los dueños de clubes y bares nocturnos creen que no podrán abrir antes de seis meses. A pesar de todo hay algún local que ya ha anunciado una fecha de apertura como es el caso del Penelope de Benidorm, que hace un par de días anunciaba su vuelta para el 13 de junio, pero será dificil que muchos otros clubes españoles puedan estar en disposición de abrir en esa fecha. Para hacernos y haceros una idea de lo que están pensando los promotores de los clubes españoles hemos intentado recoger la opinión de una decena de promotores pero finalmente sólo han sido tres los que han querido o podido responder a nuestras preguntas. La suerte que hemos tenido es que hemos contado con respuestas de responsables de tres clubes de aforos muy diferentes entre si como son la sala Razzmatazz de Barcelona, la sala Industrial Copera de Granada y el Lanna de Gijón. De ellos tres el único que por ahora podría pensar en abrir sus puertas a partir del ocho de junio sería el Lanna ya que Asturias ha entrado en la fase 1 mientras que Granada y Barcelona están en las zonas que aún permanencen en fase 0 y previsiblemente tardarán más que Asturias en alcanzar la fase 3.

Lo primero que hemos querido saber es su opinión sobre las medidas del gobierno y si tienen pensado abrir sus puertas teniendo limitado el aforo al 30% y los tres coinciden en que es inviable para un club abrir en esas condiciones. "Evidentemente, no es rentable. De la misma manera que no lo sería que cualquier persona viera reducidos sus ingresos en un 70%. Es una medida absurda, ilógica, y que no ha sido consultada ni consensuada con el sector, en ningún momento", nos dice Lluís Torrents, co-director y gerente de Razzmatazz. "Es más, el sector hizo llegar un comunicado a las administraciones en el que exponía la inviabilidad de esta medida, y donde solicitaba una interlocución para encontrar alternativas posibles, solicitud que no fue atendida. Además, si el objetivo es garantizar la distancia social, tampoco se podría cumplir, ni en los escenarios ni en las cabinas con más de un artista, ni en las pistas, ya que es imposible garantizar esa distancia entre el público". En este sentido Jorge Romero, director de Lanna, también corrobora esos datos: "Para nosotros no es viable abrir en esas condiciones, somos un club pequeño y con un 30% no cubrimos gastos, ni con un 50%". Por su parte, Álvaro Sánchez, booking manager y dj residente de Industrial Copera además de admitir la dificultad de abrir con un 30% o con un 50% del aforo visualiza cambios futuros en la escena: "Está claro que el panorama va a cambiar. Los artistas nacionales, y residentes de los clubs van a tomar una importancia que en la mayoría de los casos no habían tenido hasta ahora, lo cual puede ser algo positivo, aunque un arma de doble filo, ya que el público normalmente demanda grandes nombres".

¿Esto quiere decir que si los clubes no tienen la oportunidad de contar con el 100% de su aforo no piensan abrir sus puertas? Supongo que no, cada uno se hará sus cuentas pensando en los gastos que supone abrir su sala al público cada noche. "Tendríamos que estar por encima del 70% para poder cubrir los gastos del club", comenta Jorge Romero. Para Razzmatazz la rentabilidad empieza al alcanzar un 80 u 85% del aforo. "Reducir esos aforos e intentar garantizar la rentabilidad implicaría, o incrementar el precio de las entradas o disminuir los costes artísticos y del personal. Y esto es algo a lo que nos negamos rotundamente, ya que no podemos trasladar al público el problema, y mucho menos a los trabajadores", explica Lluis Torrents. "La medida no puede ser una reducción de aforo, ya que en las salas es totalmente inviable, de la misma manera que lo es en otros ámbitos, en los que se acepta que no se puede cumplir. Como es el caso de los transportes públicos, en los que ni siquiera se considera obligatorio el uso de mascarillas, y se acepta que en la tercera fase estén funcionando al 100% de su capacidad y sin ningún tipo de limitación. En una sala se pueden tomar muchas medidas higiénicas que maximicen las garantías sanitarias de las mismas, e incluso que las mejoren, en comparación con otros sectores" (la respuesta llegó antes de que el gobierno anunciara la obligatoriedad de las mascarillas en todo el transporte público). Más complicado todavía lo ve Álvaro Sánchez, que nos recalca que además de que Industrial Copera es uno de los pocos clubes fuera de las grandes capitales que programa electrónica cada fin de semana cuenta con una buena parte de público de fuera de Granada por lo que además de contar con el maximo del aforo posible también necesitarían que el público pudiera moverse entre provincias para poder recibir a su publico habitual.

Lo que si es seguro es que todos ellos están dando vueltas a la cabeza preguntándose por las medidas que van a tener que implementar cuando quieran abrir. Parece inevitable que cuando vuelvan a abrir los clubes y salas nos encontremos con gente en mascarilla, detectores de temperatura, geles hidroalcohólicos o mamparas de protección. Lluis Torrents y Álvaro Sánchez se muestran expectantes y prefieren esperar a saber qué dice exactamente el gobierno al respecto. "No hemos querido anticiparnos aun, hay que recordar la ley del Tabaco de hace unos años. Muchos locales de dejaron mucho dinero en habilitar salas de fumadores que luego quedaron en nada", comenta Álvaro. En Lanna si que reconocen haber pedido ya presupuestos de cámaras que miden temperatura y termómetros para la entrada y soluciones de ozono para la desinfección del club, pero "hay que esperar a que nos digan realmente lo que se necesita", nos comenta Jorge Romero.

Toda esta incertidumbre viene dada por la falta de comunicación por parte del gobierno con respecto a este sector. Al igual que les ha pasado a otros sectores, parece que las medidas van a conocerse poco antes de que tengan la posibilidad de abrir sus puertas. En este sentido a Lluis Torrents le gustaría que el gobierno se pusiera en contacto con los sectores implicados antes de establecer ninguna medida "para conseguir así unos procesos participativos en los que se acuerden las medidas a tomar, que sean efectivas, coherentes, viables y consensuadas. Todo ello con la idea de no perder un tiempo valiosísimo, rectificando y haciendo cambios. Tiempo que no nos podemos permitir perder, debido a la gravedad de la situación".

En lo que coinciden los tres es que será dificil volver a ver los clubes dentro de un año como estaban hace ahora un año. Hasta que no llegue la vacuna no podremos estar en la misma situación de hace un año, pero todos se encuentran con las suficientes ganas como para seguir hacia adelante y citando a Lluis Torrents "poder hacer llegar la cultura y en especial la música a todo el mundo".

Compartir:

Necesitamos tu ayuda

La situación provocada por el COVID-19 ha hecho que nuestros ingresos desciendan drásticamente ya que las empresas que nos contrataban publicidad (festivales y clubes principalmente) se encuentran en una situación incierta. Si te gusta el trabajo que hacemos, agradeceríamos una aportación económica por tu parte ya sea de forma puntual o periódica por pequeña que sea. Puedes hacerlo ya mismo a través de Paypal

ÚLTIMOS ESPECIALES


Bubblegum, Afro-Synth, Kwaito y otras joyas de la música electrónica africana que aún no conoces Los Discos De La Semana #021 FEMNØISE: Ruido femenino desde Barcelona 5 Preguntas para Exos Los discos de la semana #020 Influencers, tarifas y el futuro: ¿cómo cambiará  la música de baile tras la pandemia?

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.