PUBLICIDAD

Fraktallite! Underground electrónico desde Gasteiz

Escrito por Pedro José Mariblanca Corrales | Publicado el 31.03.2020

Fraktallite!

Corren tiempos difíciles, pero no por ello podrán con nosotros. Muchas realidades están en peligro, y precisamente por ello hay que arrimar el hombro. El estado de excepción es la norma, y evadirse activamente del mismo es la mejor opción que tenemos. Por eso continuamos con nuestra serie de especiales en los que prestamos atención a los colectivos que no cesan de agitar la escena electrónica en el estado español. En esta ocasión, es el turno de Fraktallite!

¿Cuándo y dónde podemos rastrear el origen de Fraktatille!?

En la transición del verano al otoño del 2015, a raíz de que nuestro interlocutor, Iker, había empezado a realizar los eventos NoMind en la sala Jimmy Jazz de Vitoria y que, en su trascurso, había vuelto a contactar con Cybertech, la mítica distribuidora de vinilos en Bilbao. Todo ello, unido a la inquietud por "traer artistas underground de estilos que fueran más allá del omnipresente techno en tierras vascas y, por ende, en la mayor parte de la geografía peninsular", determinó el punto de partida de Fraktallite!.

¿Cómo es programar underground de calidad para Fraktallite!?

Como recalcan todos los grupos con los que hemos hablado hasta ahora, el caso de Fraktallite! no es ninguna excepción. Pues la propuesta de este colectivo “requiere mucho esfuerzo y mucha cabezonería, máxime teniendo en cuenta el postureo reinante que hay en las esferas de la electrónica y la dificultad que implica hacerlo en una ciudad tan pequeña como la nuestra. Porque el público tira más al techno y a las opciones de toda la vida, y le cuesta abrirse a novedades y salir de su ‘zona de confort’”.

Y aunque siempre es más difícil y más costoso, con la filosofía del do it yourself (hazlo tú mismo), Fraktallite! camina con paso firme en el mundo de mundos que representan las músicas de baile, "hasta el punto de que apostamos incluso por un espacio totalmente underground –dentro del ámbito asociativo, ajeno a salas y albergando también en el mismo otras propuestas y realidades–, siendo su intención principal la de funcionar regularmente como un skatepark indoor aparte de los eventos ocasionales que allí realizamos".

El trabajo y el esfuerzo se multiplican bastante”, señala Iker, “y tanto la puesta en marcha, la gestión y el mantenimiento de este espacio como la organización y el montaje de eventos musicales recaen en una o dos personas nada más. Pero aunque celebremos pocos eventos al año, la libertad para elegir y celebrar fechas merece la pena”.

Fraktallite!

Desde que empezamos con Prisma, lo hemos venido viendo con todas las realidades que nos han abierto sus puertas, no hay nada como la acción directa para conseguir autonomía en esto de la electrónica más allá de la red de gerifaltes que la dominan. Pues enormemente agradecidos en Fraktallite! a todas las salas que les han brindado, brindan y brindarán fechas tanto en Gasteiz como en otras ciudades, en palabras de Iker, "todo esto del espacio asociativo surge de una necesidad por dar continuidad a nuestros eventos y no depender de las fechas que nos puedan dar otros si les cuadra o estar a expensas de que cumplan por su parte con el negocio, lo cual es totalmente comprensible pero, en parte, deja la música a un lado y ocasiona que se busquen propuestas electrónicas más comerciales que la nuestra".

Así surgen el primer festival de dos días que este colectivo organizó en el 2018 – con Marie Montexier, Mejle, Laka 942, Oier Maschinia, Orco, Rdfactory, Txarlixxl, Nitro, Roi, Go5, Jla Form, Kushan Khan y Linbo de cartel–, alentado por el Mugako, “que propiciaba que gente de fuera se acercara a nuestro local tras el mismo debido a que nuestros horarios eran complementarios a este festival”, y el Minifest del 2019, que viene a ser la continuación de su primer encuentro, pero ya sin Mugako y con un solo día de fiesta, “eso sí, cubriendo toda la noche desde primera hora”.

¿Cómo funciona Fraktallite!?

Somos tres socios: Gorka, de Cybertech –con quien empecé–, Íñigo Linbo –que se sumó más tarde– y yo, Iker Kushan. Con Íñigo mayormente implicado en Cemento, las fechas suelen ser cosa mía –aunque la mayoría de las veces Gorka también participa de ello–, así como la organización, la planificación de los eventos, el apartado de diseño y la preparación del local –aspectos, estos dos últimos, en los que también interviene mi hermano Xabi, creador de todo el diseño en Fraktallite!.

En lo que al sonido respecta, hasta hace nada contábamos con el equipo profesional de Jorge, pero en nuestro último evento, por indisponibilidad de este, hemos tenido que buscar una solución alternativa que ha resultado muy buena con la que seguiremos, a expensas de qué ocurre con el coronavirus, hasta encontrar una definitiva y, a poder ser, propia e independiente”.

Una vez más, nada nuevo bajo el sol. Poca gente, mucho esfuerzo, poca relación con las instituciones –“porque, cuestiones necesarias relativas aparte, nuestra iniciativa es asociativa y muy underground”– e inmensas ganas para “traer sonidos y artistas que aporten frescura a la escena electrónica, abrir un poco la mente y, por supuesto, establecer colaboraciones con aquellas plataformas con las que sintamos que haya buena conexión”, cuestión esta última reflejada en el contacto de Fraktallite! con colectivos como Lapsus, Fanzine o Mechatronica, compuestos por gente “con la que contactamos, respondió, ha habido después buena química y ello ha propiciado los eventos y las colaboraciones que hemos realizado con ellos”, y con espacios como el ya mencionado Jimmy Jazz, Lanna, Laut, Siroco o Specka.

Fraktallite!

La pregunta del millón

Interpelado sobre la situación de la música electrónica, los cambios en la misma y las batallas perdidas, ganadas y por luchar en ella, en sintonía con el resto de colegas, comenta Iker: “el monopolio de unos pocos continúa, hay menos gente en movimiento –probablemente debido a la intensificación de los controles de fin de semana–, han cambiado los hábitos, siendo todo ahora más virtual y todo ello hace más complicado sacar adelante propuestas minoritarias e independientes que subsistan en el tiempo”. No entra en detalle sobre qué batallas se han ganado o perdido porque no le gustan, pero aprovecha la ocasión “para decir que las repulsamos, sobre todo aquellas que se llevan a cabo muchas veces entre promotores o salas. Resultan ridículas y carentes de sentido, aparte de que lo único que consiguen es empobrecer y perjudicar a la escena, que ya de por sí es minoritaria".

Objetivos

Sin poder estar al cien por cien en los quehaceres del colectivo, fijar objetivos para el devenir del mismo es complicado. “No sé si hago o hacemos mal”, dice Iker, “yo lo dejo fluir poniendo intención y me muevo en base a intuiciones, no a extensas planificaciones. Podríamos disponer de un Excel gigantesco con todas las metas que nos gustaría lograr y diagramas de tiempo a cumplir pero, ahora mismo, tenemos nuestros trabajos aparte y aunque, al menos personalmente, nos gustaría dedicarnos plenamente a esto, resulta imposible”.

Sin embargo, dicha situación no impide que el equipo que compone Fraktallite! tenga varias cosas en mente, como retomar la producción, crear un sello, continuar con la gestión del local y mantenerse en la carrera de larga de distancia que supone esto de dar vida a un pequeño colectivo que lucha por mantenerse y darle vida a la música electrónica con amor eterno a la misma. Ojalá puedan con todas.

Magia, salud y mucho ánimo.

Compartir:

Necesitamos tu ayuda

La situación provocada por el COVID-19 ha hecho que nuestros ingresos desciendan drásticamente ya que las empresas que nos contrataban publicidad (festivales y clubes principalmente) se encuentran en una situación incierta. Si te gusta el trabajo que hacemos, agradeceríamos una aportación económica por tu parte ya sea de forma puntual o periódica por pequeña que sea. Puedes hacerlo ya mismo a través de Paypal

ÚLTIMOS ESPECIALES


5 Preguntas para Exos Los discos de la semana #020 Influencers, tarifas y el futuro: ¿cómo cambiará  la música de baile tras la pandemia? 5 preguntas para Maria Teriaeva Los discos de la semana #019 25 Años de La Terrrazza: Hablamos con su fundador, Julio Amores

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.