PUBLICIDAD

El impacto del Covid-19 en la escena electrónica española

Escrito por Javi López | Publicado el 29.03.2020

El mundo se ha parado a causa del coronavirus y la industria cultural y del entretenimiento ha sido una de las más afectadas. Hablamos con varios actores de la escena para conocer cómo están afrontando esta situación tan excepcional que ha dejado las pistas de baile de todo el mundo vacías de forma indefinida.

El ejercicio mental es doloroso. Los clubs en los que soliamos bailar se encuentran ahora cerrados y vacíos. Y no sabemos hasta cuándo. Después del inicial estado de shock en el sector, llevamos dos semanas conviviendo con la incertidumbre, pero también con la puesta en marcha de iniciativas de todo tipo para mantener la industria viva, animada y unida frente a este enemigo invisible que ha paralizado el planeta. El futuro es incierto y complicado para muchos actores del sector, pero la mayoría no pierden el ánimo. Hablamos con algunos de ellos para conocer sus impresiones e inquietudes. Ahora más que nunca: paciencia, tesón, unidad... y mucha música desde casa.

¿Un año sin festivales de verano? ¿O con todos los festivales en verano?

Antes del cierre de este artículo, recibimos la noticia: Primavera Pro y Primavera Sound Barcelona 2020 cambian de fechas y se celebrarán del 26 al 30 de agosto en el Parc del Fòrum y el CCCB. Aquí un extracto de su comunicado oficial: “Nos sentimos en la obligación y responsabilidad de contribuir en la medida que podamos a la supervivencia de la escena de la música en directo, cuyo papel va a ser clave en el retorno a la normalidad tras esta situación absolutamente inédita y nunca antes afrontada por el sector cultural y todos sus agentes... Vamos a emplear nuestros mejores esfuerzos en que este cambio impuesto a raíz de la actual crisis sanitaria global altere lo mínimo posible la programación del festival”.

A la espera de que Sónar y otras grandes citas musicales de la primavera y el verano como Bilbao BBK Live y Mad Cool aporten nuevas informaciones sobre su celebración, el coronavirus se postula como detonante para hacer explotar la famosa 'burbuja de los festivales' en España. Al margen de las pérdidas económicas o imposibilidad de celebración para muchos de ellos, lo que reina ahora es la incertidumbre. “Trabajo en la dirección de comunicación de Dreambeach Festival, pero también en otra media docena de eventos de menor tamaño del mismo promotor, algunos de electrónica y otros de música urbana. Francamente, en este momento no tenemos la plena certeza de que los eventos programados para esta primavera vayan a celebrarse o no”, asegura Ibai Cereijo, director de Woo Media y responsable de comunicación de Dreambeach Festival.

Lo siento, sobre todo, por los promotores. Muchos empresarios de la música tienen comprometidas cifras de seis y siete dígitos en sus festivales de esta primavera-verano y temo por sus inversiones. Sin promotores, no hay industria musical. Sin valientes que se arriesguen, no hay ni música en directo, ni empleo. Sobre todo, estos días pienso en ellos”, apostilla.

Otro sector perjudicado, aunque más invisible en términos mediáticos, es el de las agencias de booking. Alex Montoya, responsable de Analog Spain, y representante de grandes DJs en territorio español como Carl Cox, John Digweed o Nic Fanciulli, ha tenido que hacer frente a un alud de cancelaciones. Ha sido todo repentino, sin mucha información, y nos ha pillado por sorpresa. Personalmente estaba de viaje de trabajo en Dubai y justo regresé el 12 de Marzo. Ese día dimos teletrabajo a todos en la oficina y empezaron a cancelarse casi todos los eventos en España y otros países. Nadie sabía nada y te pasabas los primeros días colgado al teléfono, apagando fuegos, llamando a aeropuertos, embajadas…y consolando a la gente”, explica.

Todo un reto para la filial española de Analog, la cual se ha visto obligada a reducir parte de su plantilla a partir del 1 de Abril. “Ayer leí la noticia de que una de las agencias más importantes del mundo de la música despedía a 200 personas. Hay artistas que no han ahorrado nada y están desesperados... Creo que una vez más va a sobrevivir el que mejor se adapte y no el más fuerte. Por lo que a nosotros respecta, estamos trabajando con promotores desde septiembre en adelante. A ver si tenemos suerte y se realizan eventos a partir de final de junio. Nosotros no hemos parado la actividad: sí ha bajado el ritmo pero seguimos viendo ofertas e ideas para el cuarto trimestre. Lo que está claro es que durante los próximos meses gran parte del sector tendrá que reinventarse y buscar alternativas de monetización”, dice Montoya.

Gustavo Navedo, director de Undernews Comunicación y responsable de prensa de varios festivales de verano como Aquasella, A Summer Story o Weekend Beach, también lidia con la incertidumbre. “La mayoría de clientes han decidido estar en stand by hasta que se la situación se normalice. No es posible avanzar mucho sin el conocimiento de lo que va a pasar en un tiempo determinado. Esta temporada los eventos con los que colaboraré tienen lugar a partir de mediados de junio. Hace unos días estábamos totalmente seguros de que todo iba a desarrollarse con normalidad, aunque con esta situación cambiante cada día es difícil estar seguros. Todos están trabajando en posibles opciones y escenarios en función de las noticias que recibimos”, argumenta.

Creo que el perfil de muchos actores de la industria de la música va a necesitar apoyo cuando se solucione la crisis del Covid-19, porque las consecuencias que vamos a afrontar van a ser duras a muchos niveles: artistas, contrataciones, promotores, agencias… va a afectar desde el primero hasta el último. Pero creo que primero tenemos que volver a la normalidad, y cómo va a ser la progresión a ella, antes de pensar iniciativas concretas”, concluye Gustavo.

Clubs y fiestas cerrados en todo el globo

La sala Razzmatazz fue una de las primeras en cerrar sus puertas en Barcelona junto con otros clubs como Moog (un club que sólo había cerrado una noche y media en sus más de 20 años de historia) y Apolo, cuando se decretaron las primeras restricciones. En esa primera semana en la que aparecía el brote, surgieron muchas voces disconformes en la escena que alababan la ejemplaridad de la acción en contra de salas de pequeño y mediano aforo que decidieron seguir en activo. “Para nosotros es un momento muy, muy, duro, ver la sala sala cerrada por primera vez en sus casi 20 años. Hemos tenido que anular y reubicar actuaciones de muchos artistas, pero estamos trabajando todos a tope desde casa para que cuando podamos abrir intentemos volver a la normalidad lo antes posible. En el transcurso de las próximas dos o tres semanas esperamos saber más”, afirma Daniel Faidella, director de la sala Razzmatazz.

A pesar del contexto, el equipo de Razzmatazz sigue trabajando con vistas al verano y proponiendo contenidos a través de sus redes sociales. “En estos días que nos tenemos que quedar en casa recomendamos escuchar mucha música para mantener el optimismo. Desde el club nuestros residentes y artistas nos van pasando sesiones y playlists para poder compartirlas con nuestro público. Recientemente también hemos compartido un avance de la programación de verano, para arrojar un poco de luz en estos días tan difíciles y recordar a nuestro público que seguimos trabajando para volver con mucha fuerza cuando podamos abrir de nuevo”, explica Faidella.

En Madrid, epicentro del coronavirus en España, la escena lleva paralizada desde hace semanas. Y el goteo de cierre de clubs y fiestas de diferente tamaño también fue progresivo. “Ahora mismo todo son hipótesis de cómo y cuándo acabará todo esto”, dice Jorge Álvarez, director de Replay Sunset Parties, una de las principales fiestas del verano en la capital. A día de hoy todo son aplaces. “Por un lado hemos tenido que aplazar Replay Gathering dentro de Mulafest que tenía lugar el 19 de Abril y estamos coordinando entre todas las partes una nueva fecha. Parece que el 8º aniversario de Replay programado el 17 de Mayo en Autocine Madrid Race lo tendrémos que aplazar para mas entrado el verano. Todos los eventos de Reclub en Berlinclub, que son el after party oficial de Replay, más de lo mismo...", enumera Álvarez. Sin embargo, desde Replay no pierden el ánimo: “Estamos trabajando para tener todo listo en el momento que se regularice esta situación”.

¿Qué pasará en Ibiza?

Es una de las grandes incógnitas sobre la mesa. Y conscientes de la gravedad de la situación y del revés que puede suponer para la economía de la isla, ya se ha puesto en marcha la campaña #MoveYourSpring, con la que varios empresarios invitan a aplazar a otoño los eventos y reservas en lugar de cancelarlos. Actualmente todos los hoteles de Ibiza están cerrados, el pistoletazo oficial de la temporada, el International Music Summit, punto de encuentro para la industria, se ha cancelado; y no hay novedades sobre las fechas de celebración de los openings de las discotecas que ya se habían anunciado hace semanas. Los promotores están a la espera de ver cómo se desarrollan los hechos durante los próximos días para tomar decisiones.

Por lo pronto, Pacha, como prácticamente todas las grandes marcas de la escena, no se aventura a hacer declaraciones y nos remite a su comunicado: “Desde el Grupo Pacha seguimos las noticias sobre la pandemia con preocupación. Nuestra prioridad en este momento es, por supuesto, la salud de todos. Aquí en Ibiza nuestras oficinas permanecerán cerradas en cumplimiento de las medidas para limitar la propagación del virus. En segundo lugar, estamos en contacto constante con otros locales, con nuestros artistas y con nuestros socios para ver cómo proceder para la temporada 2020 en Ibiza. Es difícil predecir cuál será la línea temporal del avance de este virus, pero estamos trabajando para estar listos para abrir nuestras puertas junto con el resto de la isla, cuando sea el momento adecuado. Tan pronto como la situación esté controlada, volveremos a ofreceros experiencias mágicas”.

Artistas: entre la debacle y la oportunidad creativa

Los artistas se debaten entre la debacle personal y la oportunidad creativa autoimpuesta por el confinamiento. Muchos también están apostando por los streamings para continuar dando visibilidad a su propuesta y a su marca personal. “Vivimos de la música y no sabemos cuánto durará esta situación, pero mantenemos viva la esperanza de que no será por demasiado tiempo”, asegura Marco Gegenheimer, mitad del dúo MliR y gestor de Magic Teapot Records. “Todos nuestros bolos hasta el verano se han cancelado”, subraya. La parte buena: tiempo para producir. “Estos días los estamos dedicando a hacer el tercer EP de MLiR, unos temas para el sello mítico Ibadan de Nueva York y también estamos dando forma a nuestro primer álbum además de pasar el resto del tiempo con nuestras parejas y familia. La única forma de mantener el optimismo es hacer música y buscar otras formas de hacer dinero como, por ejemplo, vender discos en Discogs”, explica Marco.

La realidad para Kresy es otra: “Lo estoy viviendo con cierto desasosiego, preocupación y una extraña sensación de irrealidad. Tengo un trabajo a media jornada que me permite sobrevivir y tener tiempo para dedicar a la música, así que generalmente estoy metido en el estudio mil horas: mi rutina no ha variado mucho. Si saco algo bueno de esta situación es el tiempo extra que voy a dedicar a terminar canciones. También estoy viendo mucho cine y leyendo”.

Por su parte, Tony Bruce Lee, DJ y propietario de la tienda de discos Rhythm Control, se ha visto obligado a cerrar su negocio y a confinarse en casa con su pareja y su hija. “He intentado hacer música pero la situación no me ayuda a ser productivo... quizá de aquí unos días la cosa cambie. Sí que sigo haciendo promo en redes del nuevo release que he sacado o de mixes míos que han sido publicados recientemente. También me han pedido algún podcast... Habrá que aprovechar el tiempo”, asegura.

Tony, como tantos autónomos españoles, el próximo mes habrá de soportar los gastos de alquiler de un negocio que no puede abrir. “La verdad que estoy bastante preocupado de cómo puede afectar esto a la tienda de discos. Me van haciendo algún pedido de vez en cuando pero espero a tener varios para ir a la tienda hacer los paquetes y mandarlos. La oficina de correos solamente abre 3 horas al día y puede que en breve nos digan que no podemos hacer ni eso. El resto del año pinta mal, pero esperemos que dure lo menos posible y podamos reponernos”, argumenta.

Por su parte, el DJ y productor Baldo, residente de The Loft y encargado de Subwax Distribution, lo que más acusa es la falta de bolos. “Como DJ me está afectando bastante, me han cancelado muchas actuaciones, pero por suerte me están reubicando fechas para más adelante. Lo que está claro es que está situación está afectando directamente a mis ingresos. Creo que todo volverá a la normalidad, pero se necesitarán unos meses”.

Baldo además se aventura a dibujar un posible escenario para el futuro: “La industria se verá perjudicada por muchos factores que incluso ahora no tenemos en cuenta. Creo que es posible que muchos festivales, clubs e incluso artistas y sellos desaparezcan al menos temporalmente. Este verano será muy diferente a cualquier otro, la gente no tendrá tantos recursos para ir de vacaciones o no tendrá dinero, y eso se verá reflejado. Seguramente, en mayo o junio, cuando algunos clubes vuelvan a la 'normalidad', lo tendrán complicado para contratar a ciertos artistas porque en sus países aún no se habrá superado esta crisis, porque no podrán volar desde sus países de origen, porque no tienen fechas disponibles o porque los clubs estarán sin presupuesto y no podrán asumir esos cachés debido a la posible poca afluencia de gente. Entonces creo que será un buen momento para reivindicar las escenas locales, con los clubs contratando a DJs de sus ciudades, y se podrá demostrar que hay artistas locales que están al mismo nivel que muchos internacionales. Esto definitivamente sería algo positivo que sacaríamos de todo eso. ¡Ojalá muchos clubs piensen igual que yo!”.

Por su parte, Ibai Cereijo hace un llamamiento colectivo para garantizar la sostenibilidad de la industria durante los próximos meses: “Es importante que los consumidores finales, los clubbers y festivaleros, sean conscientes de que hay que colaborar para salvar a la industria de la música en vivo de una quiebra. Reclamar la devolución del precio de las entradas pagadas de forma anticipada nos acercaría a este escenario de colapso. Necesitamos a los promotores musicales que apuestan miles y hasta millones de euros para organizar los eventos. Sin ellos, no hay festivales ni conciertos. Promover su bancarrota exigiendo el reintegro de los importes abonados sería un gran error que destruiría la escena musical. Sobre todo la electrónica, que sobrevive con equilibrios financieros muy delicados. Quizás la solución pueda ir en la misma dirección que lo que están haciendo las aerolíneas: reintegrar el importe de los billetes de avión en unos bonos que pueden usarse para comprar otros vuelos en los próximos meses”.

Una reflexión final en positivo a cargo de Pat Quinteiro (Directora de prensa de eventos musicales)

De verdad que le veo MUCHAS cosas positivas a esta situación, sobre todo en lo emocional, en lo colectivo, en lo humano, en la naturaleza... ¡Alucino con todo lo que nos está demostrando la naturaleza! Y he decidido escucharme y escuchar; un ejercicio poco habitual en mí que vivo de hablar y hablar, y contar y contar.

Cada día, hago criba de los mensajes fatalistas, depresivos y apocalípticos que me van llegando, para prestar atención al montón de reacciones, de acciones y de mensajes positivos que la vida está poniéndome en frente. Mi vida está muy descentralizada, he vivido en muchos sitios, y esto me está regalando un tiempo maravilloso para llamar a los que tengo lejos, para compartir con ellos, para emocionarme… Me emociono: me emociono constantemente. Y agradezco estar así de despierta. Y cuando a veces flaqueo, y me voy al lado oscuro, a la incertidumbre, siempre hay algo que hace un “click” y me conecta de nuevo, y me da paz y templanza.

Y creo que la CULTURA, y en especial la música, están siendo los portadores de muchos de esos “clicks” para muchísima gente. Los músicos, los artistas visuales, los creadores de todas las artes, los gestores y promotores culturales, están sabiendo hacer criba de esos mensajes fatalistas, y tras el shock inicial, están tomando las riendas de ese “bienestar emocional global”, pasando a la acción, y llenándonos la cuarentena de ARTE.

Después nos tocará que, como público y como sociedad, sepamos estar a la altura de su esfuerzo. Y que cuando todo vuelva a arrancar, no olvidemos como los artistas nacionales han estado a nuestro lado. Y que nos demos cuenta de cómo los promotores pequeños, vuelven a hipotecarse y a empezar de nuevo para que el Arte no nos falte. Ojalá dejemos de mirar tanto lo que pasa allí, para mirar y mimar más lo que pasa aquí. La sostenibilidad vendrá de la solidaridad entre público e industria. De que aprendamos el importante papel que la CULTURA juega en nuestro bienestar emocional y de lo importante que es cuidar, no solo a los artistas, sino también a la innumerable lista de profesionales que mantenemos vivo todo ese engranaje.

Que compremos música, que leamos revistas y medios de música, que vayamos a conciertos, que disfrutemos de los festivales locales, que valoremos nuestros clubes, etc.. que seamos agradecidos con los pequeños promotores. En definitiva, que no nos duela invertir en CULTURA, que seamos “mecenas” de CULTURA y que consumamos cultura de “proximidad”. Hemos de dejar de echarle la culpa de todo a los políticos, como si fuera algo que no va con nosotros. Hemos de exigir políticas culturales efectivas que la protejan, y hemos de sacar pecho, llenarnos de orgullo y sentirnos afortunados por ser el público de una industria musical tan rica y viva, y apostar porque esté sana y porque cada vez sea más diversa, equitativa y más justa”.

Compartir:

Necesitamos tu ayuda

La situación provocada por el COVID-19 ha hecho que nuestros ingresos desciendan drásticamente ya que las empresas que nos contrataban publicidad (festivales y clubes principalmente) se encuentran en una situación incierta. Si te gusta el trabajo que hacemos, agradeceríamos una aportación económica por tu parte ya sea de forma puntual o periódica por pequeña que sea. Puedes hacerlo ya mismo a través de Paypal

ÚLTIMOS ESPECIALES


5 Preguntas para Exos Los discos de la semana #020 Influencers, tarifas y el futuro: ¿cómo cambiará  la música de baile tras la pandemia? 5 preguntas para Maria Teriaeva Los discos de la semana #019 25 Años de La Terrrazza: Hablamos con su fundador, Julio Amores

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.