PUBLICIDAD

Crónica: Paraíso 2019

Escrito por Raúl Linares | Publicado el 17.06.2019

Crónica Paraíso 2019

La segunda edición del festival Paraíso se ha cerrado con éxito en cuanto a la asistencia y la calidad de los artistas invitados, aumentando por una parte la asistencia de personal (sobre todo la noche del viernes) y con un cartel que aumentaba y mejoraba la presencia de artista, dando como resultado una exitosa nueva edición de un festival que se echaba en falta en nuestra ciudad, y que por lo que se ha visto y vivido, viene para quedarse.

Los organizadores del festival tomaron nota en muchos aspectos que fallaron en la edición anterior, mejorando el cartel con más nombres interesantes y añadiendo un nuevo escenario para los colectivos y DJs emergentes de Madrid, acercándose así al tejido creativo de la ciudad y asegurándose así una nueva cantera de la que sacar nuevas estrellas; ahora tan solo falta el ubicarlo en un sitio en el que se pueda escuchar mejor, dado que la actual ubicación hacía que se escuchase casi todo lo que venía del escenario principal. Dos noches en las que se mejoró todo lo vivido en la edición anterior y surgieron algunos nuevos problemas de los que se quejó bastante la gente: como el exceso de polvo/arena en los escenarios Club y Manifiesto y, sobre todo, el sonido, que era bastante irregular en todos los escenarios, con algunos en los que se oía todo demasiado fuerte y distorsionado y otros en los que fallaba la potencia, sobre todo a últimas horas de la noche y en shows de importancia como los de Solomun y Laurent Garnier.

Paraíso 2019

VIERNES

Arrancamos los fastos con el live de los ingleses Maribou State en el escenario Paraíso, quienes venían a presentar su disco del año pasado, el más que notable “Kingdoms In Colour”, donde vuelven a mezclar con mucho tino house, downtempo y pop, y que reprodujeron a la perfección en directo, con un set en el que se notaba su experiencia sobre los escenarios, marcándose uno de los mejores momentos del festival, deslucido tan solo por un sonido algo regular que remarcaba demasiado los bajos y hacía que el resto se ocultase tras esa muralla de subgraves. El canadiense Jacques Greene calentaba al personal en el escenario Club a horas tempranas con un set cañero y movido en el que tocó muchos palos, pasando por el Bass, Techno y UK garage para poner a bailar a todo el mundo, con un sonido quizás demasiado fuerte para las horas que eran. Al poco otros canadienses daban comienzo a un set híbrido, mezcla de DJ set y live, el dúo Bob Moses volcó todo ese house de corte emo que suelen marcarse en sus producciones en un show que no se diferenció mucho de uno de sus conciertos, ya que predominó el uso de la voz y guitarra y sonaron bastante de sus temas.

Ya a esas alturas de la jornada se notaba una mayor presencia de público en casi todos los escenarios. Estrenamos uno de los más solicitados, el escenario Manifiesto, con el live del ecuatoriano Nicola Cruz, estrella indiscutible de ese house andino/folk que lleva unos cuantos años de moda, un estilo que puede apasionarte o dejarte un poco frío; hace unos años en el Sónar, con la novedad y demás, nos resultó más interesante, pero en esta ocasión no nos llegó tanto y pudimos aguantar unos veinte minutos de sampleos andinos y de ritmos lentos y suaves. El cuerpo nos pedía algo más de marcha, con lo que volvimos al escenario Club para disfrutar del show del israelita Moscoman, dueño del excelente sello Disco Halal y poseedor de un olfato bien fino para mover cualquier pista de baile, algo que se notó nada más llegar al escenario y comenzar a disfrutar con una sesión fantástica a base de disco oscuro, EBM lento y techno, ideal para animar la noche a base de bien.

Pasamos por el escenario Paraíso para echar un vistazo al directo de los ingleses CHVRCHES, pero ese viraje hacia el pop electrónico hizo que hiciésemos el viaje de vuelta para ir a la zona de puestos de comida y coger algo de fuerzas. Aprovechamos así que estábamos a tiro del escenario Club para poder disfrutar del live de Ross From Friends, quien nos sorprendió al salir acompañado por otros dos músicos que se encargaron de la guitarra y laptop, haciendo así una presentación más que completa de su excelente disco del año pasado “Family Portrait”, todo bien conjuntado con unas visuales vistosas y animadas que le dieron un punto extra al espectáculo.

Paraíso 2019

El directo del maestro francés del disco Cerrone se presentaba como uno de los platos fuertes del festival, aunque más de uno ya andaba con la mosca detrás de la oreja tras haber asistido al fallido live de Giorgio Moroder que se marcó cerca de ese escenario en el Jardín Botánico el año pasado; al menos a Cerrone no le dio por cantar y las visuales fueron mucho mejores que las del maestro italiano, pero el resto fue un poco más de lo mismo, un live que más bien era un DJ set en el que Cerrone salió acompañado primero por otro señor que se encargaba de toquetear otro portátil y un poco más tarde de una cantante que puso voz a alguno de sus mejores hits, del que sonó ese genial “Supernature”, lo que supuso el momento ideal para moverse a otro sitio, concretamente a visitar el escenario Nido y ver el cada vez más completo y efectivo live del madrileño JackWasFaster, en el que ha añadido nuevas producciones, como alguna de las que se pueden encontrar en su nuevo lanzamiento para el sello Factor City, y que ayudó a darle un nuevo lavado de cara a su directo, aunque se vio afectado al principio por el sonido del escenario principal, haciendo difícil la escucha hasta que no cesó el show de Cerrone y ya pudimos escuchar con más nitidez ese rollo ácido, lento y algo trancero de sus nuevas producciones.

Tras esto tocó vuelta al escenario Club para disfrutar de la sesión del gran John Talabot, que generó opiniones encontradas ante la música que se marcó, alejada ya del house ensoñador de sus inicios y más cercana al techno lento y ácido con toques EBM que triunfa en la actualidad. Para el que escribe esto la sesión fue perfecta, ideal para el momento y el escenario, oscura por momentos, algo más ensoñadora en otros, pero siempre efectiva y con la intensidad ideal para no aburrir a nadie. Para el cierre pasamos por el DJ set de Solomun para comprobar que el sonido era algo escaso y el rollo no nos animaba lo suficiente y acabamos por elegir el show del holandés Young Marco, que nos deleitó con una cuidada elección en la que disfrutamos de house, rollo tribal, acid y muchas rarezas con las que despedir la noche del viernes por todo lo alto.

Paraíso 2019

SÁBADO

Arrancamos el sábado lanzándonos directamente al barro gracias al DJ set de la joven DJ y productora irlandesa Or:la, quien comenzó el set poniendo toda la carne en el asador a base de techno de muchos octanos al que fue poco a poco metiendo otros estilos como el electro y toques de Bass para regocijo de los asistentes que tenían ganas de marcha desde el principio. El único pero fue el sonido, que era atronador y hacía tener que ponerse lejos del alcance de los monitores si uno no quería perder la audición a las primeras de cambio. Mientras los raperos de Channel Tres se dedicaban a soltar su discurso en el escenario Paraíso sin ningún DJ a la vista Kalabrese se dedicaba a desarrollar su discurso (sedoso y bailable) en el escenario Manifiesto. Retomó su testigo el holandés Max Abysmal, que no varió mucho lo escuchado anteriormente, haciendo una sesión de house delicado y triposo que sirvió para rebajar un poco la tensión y caña metida escuchada a primera hora. Carista mientras tanto seguía la senda marcada por Or:la con un set de techno y house a base de caña para hacer que la gente no se durmiese en los laureles, soltando pepinos como el gran Only Human de Four Tet.

Pasamos un rato por el escenario Nido para ver un poco del DJ set de los incombustibles Eder Croket y Fer Xplosion, responsables de la sesión Discoteca, y quienes se marcaron un set muy en su línea, a base de muy buen disco, italo y toques de house. Tras ellos tocó visita de nuevo al escenario Manifiesto para ver un rato el show de Millos Kaiser, antiguo componente del dúo brasileño Selvagem, que ahora va en solitario con un sonido y estilos muy parecidos a los que practicaba con su otro proyecto, con paradas en el disco y boogie brasileño con toques new wave. Teníamos pensado pasar un rato por el DJ set de Peggy Gou y luego ir directos a ver a Charlotte Gainsbourg pero al final el plan no resultó y acabamos quedándonos a ver el set completo de la coreana, que comenzó un poco en la línea de lo escuchado anteriormente – rápido, duro y bien cargado de techno – pero que poco a poco fue llevando a su terreno a base de meter entre medias algunos temas de house y disco para darle otro toque y color al escenario.

Paraíso 2019

Para cuando quisimos pasar a ver a la artista francesa esta ya había acabado y nos tocó ir a ver a Motor City Drum Ensemble, quien primero nos animó y supo llevarnos hacia su terreno, pero que a eso de la mitad nos decepcionó un poco cuando se puso en modo piloto automático y que no superó la sesión anterior de Kaiser, haciendo que buscásemos consuelo en el set del madrileño Pional, quien tenía el escenario Club a punto de reventar, comenzando con una buena artillería de hits propios y ajenos, con mucho tech-house de calidad y algunas excursiones guiño a la galería como ese mítico “Locomía”. Para cerrar elegimos primero seguir en el mismo escenario y poder comprobar la calidad del set del irlandés Mano Le Tough, pero nos defraudó un poco con una sesión algo anodina a base de techno sin mucho encanto, y acabamos en el escenario Paraíso disfrutando a medias del set del mítico Laurent Garnier, y digo a medias porque el sonido era mucho más bajo de lo esperado (al igual que el día anterior) y la gente se agolpaba para poder escucharlo mejor, haciendo que todo fuese una amalgama de codos y vasos de cerveza y copas derramándose, lo que nos llevó a buscar la rampa de salida para despedirnos de esta nueva edición de un festival al que cada vez se le va cogiendo más cariño a pesar de algunos pequeños defectos que seguramente se solucionarán en la próxima edición.

Compartir:

Comentarios

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

ÚLTIMOS ESPECIALES


Influencias: Francesca Lombardo Crónica: Bilbao BBK Live 2019 5 preguntas para Jeff Mills 5 Preguntas para Ellen Allien Los álbumes de la semana #146 Influencias: Aril Brikha