PUBLICIDAD

Crónica: Oasis Festival 2018

Escrito por Vicente Rodríguez | Publicado el 27.09.2018


Foto de Solovov

Volvemos un año más a la maravillosa ciudad de Marrakech y a la cuarta edición del festival de música electrónica más internacional de Africa Occidental, el Oasis Festival. Todo un derroche de sonido, luz y exóticas experiencias árabescas distribuidas por un recinto que vuelve a sus orígenes ya que esta vez, como en su primera edición, se celebró en el Hotel Fellah; un resort turístico con espacios bien diferenciados donde se dieron cita más de 6.000 asistentes y que sorprendentemente estaba ocupado no sólo por el público extranjero habitual a este festival sino por un buen número de dancers provenientes de todo Marruecos. Es una de las cosas que más me sorprendió, después de tres primeras ediciones en los que el público local estaba en minoría, este año creo que estaba muy igualado el número de asistentes locales y extranjeros, y la verdad es que era una alegría ver como los marroquíes lo daban todo en la pista de baile, conocían a los artistas y se divertían de lo lindo.

Dentro de las actividades paralelas al desarrollo del Festival, aparte de las de todos los años como Yoga, artesanía, cocina, etc.; como novedad en esta edición, y habiéndose inaugurado este año, había una zona dedicada al Macaal (Museo de arte contemporáneo de Africa Al Maaden) donde nos podíamos hacer una idea del contenido y propuestas artísticas, incluso musicales de este recién inaugurado espacio museístico.


Oasis Stage
Foto de Ollie Simcock

Durante tres días se dieron cita en este espacio lo más granado del panorama musical electrónico internacional. Con actuaciones en los tres escenarios habilitados: el Oasis Stage, el mas grande y cañero; BAMBOO Stage y MIRAGE Stage que acogieron las actuaciones de artistas internacionales pero también de músicos y productores locales con un gran nivel. En cuanto al sonido, este año faltó algo de calidad, en alguna ocasión se cortaba la música o la luz, en otras el sonido, sobre todo en el Main Stage, estaba demasiado saturado… por lo que me parece que este año no estuvieron finos en este aspecto a pesar de contar con la misma empresa que años anteriores.

Entrando en materia musical, tras acceder al festival a media tarde (hacía un calor insoportable para ir a primera hora) comenzamos el viernes con el ya veterano Deetron, una sesión muy a su estilo de techno-house que empezaba a animar a la peña que ya se congregaba. Me acerqué también a ver qué tal las chicas de Cinthie & Miriam… sesión b2b interesante pero que no tuvo demasiada ayuda por el sonido que no dejó apreciar bien su música… muy al estilo de lo que vimos a las chicas de Eli & Fur en anteriores ediciones. La noche comenzó potente con el buen techno de Nastia, aunque al final un poco manido para mi gusto. Después la siguió la maestra Paula Temple … que gozada de “technaco” sin compasión, que en estos lares sonaba a música celestial (siempre he pensado que las sesiones techno, en este festival las edulcoran un poco, en este caso no fue así). Y para terminar Rødhåd que sacó toda su artillería de beats a disposición de los oídos más exigentes y lo gozamos en primera línea. Las piernas no daban para más este primer día, así que preferimos descansar ya que el sábado quedaba todavía meneo del bueno.


Mirage Stage
Foto de SOLOVOV

El sábado entramos de lleno en materia con la actuación de tres grandes juntos: Denis Horvat, Alex Niggemann y el marroquí Amine K, el dj local por excelencia de este festival, que realizaron una sesión trepidante y muy divertida. De ahí pasamos al Bamboo Stage para escuchar a Romare que nos gustó mucho, y seguimos en el mismo escenario hasta que fue el turno del Actress x Mount Kimbie; con ritmos pegadizos y mucho flow, nos acoplamos casi toda la actuación en el altavoz izquierdo (como debe ser… ). Después estuvimos pasando de escenario en escenario, vimos un rato el directo de Stephan Bodzin, que parece ya algo cansino, muy buenos temas pero con transiciones demasiado largas entre ellos.

Y después de Bodzin… Oh Yeah…. Apareció el "boss", Mr. Carl Cox. Y aunque me apetecía ver más a Avalon Emerson, me quedé con el británico porque enganchó al personal desde el minuto uno. Que ejecución, que musicón y qué maravilla de ambientazo sabe levantar este hombre, increíble. De lo mejor del festival en todas sus ediciones.


Bamboo Stage
Foto de Ollie Simcock

Ya el domingo, y con el cuerpo destrozado de tanto baile y cachondeo los dos días anteriores, asumimos que debíamos cerrar el festival como se merece, y comenzamos con otro artista local, Pandi; compañero de Amine K y perteneciente al colectivo Moroko Loko de Marrakech (por cierto, para los que vayan a ir de turismo es muy buena alternativa para echarte unos bailoteos en algún club si os cuadra). Seguimos en el Bamboo Stage, ahora con La Fleur, que nos deleitó con su deep house muy berlinés. Ya casi a media noche, no sabíamos si ver al maestro Derrick Carter junto a The Black Madonna o a la alucinante Honey Dijon; así que tomamos el camino de en medio y decidimos estar en los dos sitios y disfrutar un poco de cada uno de ellos. Alucinamos con el ambientazo del último día y las ganas del público de bailar hasta el último momento. Los primeros, Carter y Black Madonna se marcaron una actuación de house eléctrico increíble con una conexión entre ambos alucinante, se nota que estaban disfrutando de lo lindo; mientras que Honey Dijon, con su particular estilo, realizó una de las mejores actuaciones de esta edición.

Y así termina otro año más, el OASIS festival, un festival en el que se conjuga tradición y modernidad, grandes promesas con artistas reconocidos a nivel mundial, estilo y clase a la hora de organizar y producir un evento musical que cruza fronteras y que te da la oportunidad de conocer un país y una gente realmente sorprendente. Terminado el festival, nada mejor que una excursión a algún lugar como el desierto del Sahara o Essauira con increíbles atardeceres y una cultura apasionante para recargar pilas y hacer balance de lo vivido, gozado y bailado.


Más información:

Oasis Festival: Web Oficial

Compartir:

« ANTERIOR ABRIR UN ESPECIAL AL AZAR SIGUIENTE »
PUBLICIDAD

Comentarios

PUBLICIDAD