Especiales

Día de radios

El sábado es el día mundial de la radio. No lo decimos nosotros, lo decidió la Conferencia General de la Unesco en 2011 a propuesta de una Delegación Permanente de nuestro país teniendo en cuenta que un 13 de febrero de hace 70 años se fundó la radio de la ONU . Una excusa como cualquier otra para recordar que la radio sigue con nosotros. Un medio que de su ceguera hizo su mejor virtud y su principal reclamo. Si algo debemos agradecer los que pasamos de cierta edad es haber nacido analógicos del todo. Yo al menos lo agradezco. La radio para mí es el chasqueo del mechero del locutor Jose María García colándose por el micrófono de la cadena Cope a altas horas de la madrugada mientras tomaba una calada que precedía al último escándalo en el deporte de nuestro país. Antes se podía fumar en un estudio de radio. Con la radio se podía hacer de todo. Muchos aprendimos geografía con la imaginación. Aún hoy se ve a gente mayor paseando por las calles con la única compañía de un transistor atronador y por lo general mal sintonizado colgado al cuello, como aferrados a un flotador que impide que se hundan en la soledad de la vejez. La radio parece se ha quedado limitada a un coto privado que hoy, igual que ayer, sigue siendo el coche. Aquellas voces evocadoras, tanto masculinas como femeninas, que se quedaban en nada cuando se desvelaba aquel rostro tantas veces imaginado. El poder evocador de la radio se ha activado en varios Dj y productores a los que les hemos preguntado por sus recuerdos de este medio maravilloso. También hemos preguntado por el uso de este medio de comunicación que parece en la actualidad ha quedado enjaulado en podcasts del tipo ‘on demand’ que se consumen cuando uno tiene un rato en la hora de la siesta o antes de irse a dormir hasta mañana. La radio sigue muy presente entre los adultos de más de 30 años. Denoto por las respuestas que se echa de menos la calidez de una voz al otro lado. Y justo del otro lado nos vienen este buzón de voz con el que queremos homenajear a la radio.

Albert Zaragoza (Lenticular Clouds)

“Creo que el formato audio es muy compatible con la vida cotidiana ya que te permite hacer cosas, y además desarrolla la imaginación: la capacidad de abstracción del individuo para poner imágenes a ideas”

El hombre tras el proyecto Lenticular Clouds escuchaba de pequeño Bikini Club de Radio 9, era un programa muy popular en el País Valenciano a mediados de los 90, programaban bakalao de la ruta. “Y casi todos los chicos escuchábamos y grabábamos el programa, yo llegué a llamar un día para pedir una canción”.

“Me acuerdo de un programa sobre sexualidad que radiaban en Los 40 Principales, no me acuerdo del nombre, pero realmente me marcó en el plano sexual, porque trataba muchos temas de los cuales en esa tierna edad no tenía constancia experiencial”. Probablemente el programa al que se refiere Zaragoza fuera En tu casa o en la mía que condujo Lorena Berdún de 1998 a 2002.

Ahora Zaragoza escucha RAC1 y después Radio Terra que es “una emisora autogestionada de ámbito territorial de los Païssos Catalans”, de la cual es socio pero reconoce que la calidad de los contenidos es bastante mejorable. “Sobretodo escucho podcasts en Ivoox, me gusta Vórtice Radio, Radio Gramsci, Economía Directa, también me interesan algunas charlas y conferencias de profesores o eruditos”, añade.


Roberto Cuña (Funkforward)

“Ahora que puedes volver a escuchar cualquier programa, se ha perdido esa emoción, esa incertidumbre que te hacía estar atento y tener preparada una casette para grabar tu programa favorito, para llevar en el walkman... Como decían Sólo Los Sólo: "Pon esa cinta, sale esa canción... la grabé de la radio y el pavo no dice quién son!".

“Antes de la era de los archivos de podcasts online, al escuchar la radio uno no sabía cuándo volvería a escuchar esa canción que sonaba, o si la siguiente sería aquella que pusieron hace unos días y solo oíste a medias pero ya te dejó pillado... “. Roberto ha vuelto a la radio en los últimos tiempos. “Porque hace poco he cambiado de sector laboral, ahora me paso temporadas en ruta y he vuelto a escuchar la radio (es lo suyo yendo en furgo). Me resulta muy triste admitir que, en horario diurno, sólo me convencen Radio Clásica y Rock FM. Los únicos programas que sigo (o medio sigo) son Paralelo 3 (Radio 3) y el exquisito programa de jazz de Gregory Finch, Ornitología (Radio MAI Zaragoza)”.

Los primeros programas que le impactaron en su adolescencia fueron tres: Calambre Techno (Los 40 Principales), Flor De Pasión (Radio 3) y A Todo Jazz (Radio 3). Se queda con estos tres por la calidad (y radicalidad) de su propuesta musical, pero más aún por sus presentadores, profesionales en cuyo criterio musical uno podía confiar: “Y que conducían el programa como sólo ellos podían hacerlo: te podrían gustar más o menos los susurros de Sonia Briz, la dicción desentonada de Luis De Pablos o las entrañables y enciclopédicas chapas de Cifu, pero tenías que admitir que eran inimitables”.

Pero sin duda, su programa favorito (“era, fue y será”) Especia Melange (Radio3). Y aprovecha para comentar que echa en falta programas como aquel: “Con personalidad, entre otras cosas porque no sabías qué iba a sonar, incluso a veces no sabías qué iba a ocurrir, pero estabas deseando que llegaran las señales horarias que daban comienzo a su emisión. Poesía y fragmentos literarios que nunca sonaban pedantes, sino que acompañaban a la música (por lo general variadísima y siempre con gusto), creando un estado de ánimo, una sensación característica del propio programa, una huella en tu cerebro”. También echa de menos seriales radiofónicos “como Las Aventuras Del Buscón Don Pablos, y Cuando Juan y Tula Fueron A Siritinga…”.


Víctor Ramos (Vagon Brei)

“Lo primero que se me ocurre, en mi caso bastante importante, es que la radio llena el vacío de las largas travesías en coche mientras conduzco. No podría conducir sin la radio”.  

Musicalmente hablando, la emisora que más ha influenciado a Vagon Brei fue sin duda la antigua CBS, “más allá de la emisora de I-F ,no escuchaba otras cosas”. Como sólo tenía un canal, tan pronto escuchaba electro, como italo o ambient , con lo que descubría muchas cosas nuevas. Fue uno de los detonantes para que se interesase por hacer música.

“Sin lugar a dudas me quedo con La Rosa de los Vientos de Juan Antonio Cebrían. Misterio, historia, arte, debate, ciencia,.. lo tenía todo. Era una fuente inagotable de información para moldear la imaginación y el conocimiento. La Escóbula de la brújula es hoy en día la heredera real de aquel La antigua Rosa De Los Vientos, y en el que puedo escuchar entre otros, a Carlos Canales y Jesús Callejo. Sus amplios conocimientos en historia,y otras ciencias hacen que el tiempo se pase volando y aprendas de todo”.

En cuanto a podcasts, los que más escucha ahora son los de La Órbita de Endor a través de Ivoox. “Programa armado sobre monográficos de videojuegos, películas,series,frikadas en general, muchas charlas... el mejor que conozco”.


Mark Dix (Flea Market)

“Existe un experimento en el que se comparan dos palomas que reciben descargas eléctricas. Una tiene un control limitado sobre cuándo van a ocurrir y el otro no tiene ningún control sobre ellos. El animal menos estresado es el que no tiene ningún control sobre las descargas. Como no puede hacer nada acerca de su situación, lo deja correr. Esa es la alegría de la radio. Que no hay manera de predecir o dictar lo que vendrá después, por lo tanto, es más probable que se descubra nueva música que te gusta, o no le gusta”.

Los primeras recuerdos del Dj británico, asimilado catalán, habla perfectamente la lengua, Mark Dix, a punto de estrenar en Barcelona Independent Label Market y al frente de un programa de radio, con música también de segunda mano, con su compañero Arnau Sabaté en scannerFM y otro en LIE Radio llamado Wichita Linemen, también se remontan a sus devaneos con las listas Top 40 con temas que grababa en cinta y que después escuchaba una y otra vez en unas cassettes que acababan degenerando en cuanto a calidad de sonido. No fue hasta los 15 años que empezó a interesarse por los especialistas de Radio One, del tipo Tim Westwood, One In The Jungle o Goldfinger. Las emisiones que sigue actualmente son Paralelo 3 y algunos programas de la emisora digital londinense NTS. Es en el coche, que conduce muy a menudo pues es runner de varios eventos, donde escucha más FM al uso, con RNE 3 y Rock FM como favoritas, “más alguna emisora de cumbia”.


Iñigo I-Real (Oswaldo Wilson)

“La gran Sonia Briz.... Su suave voz musical y su bagaje musical nos atrapó a muchos en aquella época y nos culturizo musicalmente hablando…”

“Mi primer contacto de manera regular con la música electrónica emitida por radio fue allá por 1996. Un amigo y yo solíamos grabar el programa de Toni Peret, Its Your Time Show, recuerdo que lo grababamos bastante y después nos haciamos un mix con los temas que más nos molaban, era un mixtape bakala casera en toda regla. El Rimadero con Frank T también fue un pilar importante en cuanto a hip hop, estilo que escuchaba bastante por entonces” Después, ya a finales de los 90 se topó con un programa que le cambió mi vida “y la de muchos otros jóvenes”, Zona 3. “Cuando aquello, yo era un crío de 15 o 16 años y en Bilbo no estábamos excesivamente empapados de música electrónica, digamos, de calidad o sofisticada. Aparte eran épocas en la que no teníamos internet en casa y la escena estaba bastante petada de trance y progresivo. Las sesiones que programaba Sonia eran gloria bendita, nos daba de mamar techno, house, acid y electro de muchos quilates. Recuerdo que pasaba las madrugadas de los fines de semana grabando el programa en cassettes que aun conservo”.

Ahora escucha la "renovada" Cybernetic Broadcasting System que se presenta en forma de Intergalactic FM: “Desde los últimos 13 años me considero profundamente enganchado a esta estación de radio…”. Por otro lado sigue las nuevas aventuras de su buen amigo, Balza, el rey del balearic en la cornisa cantábrica ha empezado un programa en una radio pirata de Bergara, se llama Haus Of Beats y suena en Txapa Irratia todos los lunes.


David Torres (Bocabeats)

“En casa no tengo la costumbre de escuchar radio, pero en el trabajo paso el ochenta por ciento de mi jornada conduciendo, casi siempre con Radio 3 sintonizada. No es que me flipe su programación en general, pero descubro cosas en programas como Paralelo 3, Sonideros o Lapsus, cuando los pillo, me aburro con Disco Grande, disfruto escuchando a Diego RJ (vozarrón), presto atención a Siglo XXI... Últimamente estoy escuchando también una emisora nueva en Mallorca llamada Sputnik, con una programación muy fresca y variada”

“De niño escuchaba bastante Los 40 Principales, aunque recuerdo una noche en la que rodando el dial en busca de algo nuevo (debía ser en el 95 o 96), me topé con algo totalmente distinto hasta ese momento; fue cuando descubrí el programa It’s Your Time de Toni Peret, me abrió un mundo nuevo. Sonaba mákina y dance de los 90, pero también cosas de trance europeo algo más underground que me dejaban muy loco. Ese programa me influenció mucho en el aspecto de la selección musical; escoger “lo que mola” y comunicarlo a un cierto público, que es lo que he ido haciendo estos años, ya sea pinchando o a través de internet. Siempre me ha hecho ilusión tener mi programa de radio, pero no me gusta nada mi voz. Fue entonces cuando empecé a quedarme con nombres de productores y sellos (recuerdo a DJ Frank Traxx, Bonzai…), y a grabar cintas de cassette con tracks escuchados en la radio, llegué a recopilar un montón de ellas. Más adelante, una vez superada mi etapa bakala, me engancharía a El Rimadero y posteriormente a Siglo XXI, de Radio 3”.

De adolescente se echaba unas risas con En tu casa o en la mía (el programa de sexo de Lorena Berdún) y reconoce que se cagaba de miedo con Milenio 3 de Iker Jiménez.


Jonathan Rojas (Post Club)

“Es una pena que aquí no tengamos esa tradición de radios "pirata" que sí tienen por ejemplo en Reino Unido, en Madrid la única que ha tenido cierta relevancia ha sido Radio Carcoma”.

“Recuerdo muy claramente la inconfundible voz de Sonia Briz, las cintas que grababa mi hermano y que luego yo escuchaba alucinando con esos sonidos que eran tan ajenos a mi en esa época. Unos años más tarde descubría el Soulseek, en uno de sus salones de chat descubrí la radio WAR4 que emitía exclusivamente de rap y cuyos locutores estaban repartidos por toda la península. Con el tiempo intercambiaba música con uno de los responsable de la programación e incluso llegué a tener mi propio programa los viernes al mediodía, donde ponía cosas como Euphrates, The Black Market Militia, cosas del sello Uncle Howie, Inmortal Technique, Jean Grae, recuerdo que la intro del programa era la instrumental Swing Flaix del Tick Tock de The Alchemist”.

Ahora sigue Carne Cruda y recuerda especialmente un programa en el que entrevistaron a una enferma mental que en sus delirios se creía una diosa Inca y se había intentado suicidar un par de veces y en medio de sus locuras publicaba poesía, “llevaba un rollo autodestructivo muy Pizarnik”. “Desde que Carne Cruda salió de la parrilla de Radio Nacional, supongo que Tomás Fernando Flores se ha convertido en el enemigo. Aunque por más que me pese he de decir que era también muy fan del "contestador" de Siglo XXI”. Por las mañana al abrir su negocio suele sintonizar la cadena SER, para estar al tanto de la actualidad. “Aunque todo el grupo Prisa en general huele bastante, Pepa Bueno me parece de las pocas personas que siguen honrando la profesión de periodista”. Escucha también los podcasts de Retromanía de Radio 3; aunque sin duda lo que más consume es radio online proveniente de UK como Rinse FM o NTS radio. “Mi último descubrimiento es un programa del colectivo Stamp The Wax que tienen un programa que se emite en Radar Radio que es siempre una delicia, Bamboleo de RBMA Radio es también una fuente inagotable de referencias en el panorama tanto nacional como internacional”.


Toni Ripoll (Toner)

“Recuerdo a gente llamando para reírse de Frank T. De ahí aprendí la lección: no importa las ganas que le pongas, a veces hay papeles que se te quedan grandes”.

El Dj residente de las fiestas semanales Thrill en Razzmatazz nos explica que “hace 20 años su programa favorito era un late night de Flaix FM presentado por David Gausa y Xavi Jaso. “La solemnidad con la que presentaban todo, unido a mi niñez, hacía que los temas que sonaban parecieran increíbles. Cuando me fui haciendo mayor me di cuenta de que no era más que house verbenero de serie b (era la época del “progressive house”). Pero qué más da todo esto cuando el recuerdo sigue siendo el mismo: magia a través de la radio”.

También recuerda el nacimiento de otro programa de radio que todavía sigue en antena, después de casi 20 años: El Rimadero, en Radio 3, un programa de rap que en su momento estaba presentado por el infame Frank T. Esta vez mis recuerdos no son nada positivos. Recuerdo sentir vergüenza ajena por la ejecución del programa”.



Xavier Riembau (Diego Armando)

“Pero nadie rezumaba la humanidad y la proximidad de ese viejo amigo que es Juan de Pablos. Cuando dejé de escuchar Radio 3 y radio en general, me siguió acompañando el eco de esa voz y todo su conocimiento de lo que llamamos pop. Un grande”.

El Dj oriundo de la Bisbal del Empordà, también conocido como Rimbauet, es otro de los fans de Juan de Pablos y su Flor de Pasión. “Debía tener uno 9 o 10 años aún, escuchaba la música que me tocaba por edad y allí en casa de mi abuela, no se como fuí a parar a ese programa, que en esa época era de tarde y esa voz y esa música me atrapó...Me sentaba a hacer los deberes con la radio puesta, el azar me hizo llegar hasta ese programa. Mi abuela murió y con ella se acabaron los dias de radio. Me olvidé de esa música y esa voz y cuando más tarde me hice oyente fervoroso de Radio 3, una voz llegó del transistor y me trajo muchos recuerdos. Sí, era nuevamente Juan de Pablos, lo seguí escuchando de nuevo, como se escucha a un amigo del que no sabías nada durante mucho tiempo y del que hasta había olvidado el nombre”. En menor medida también siguió las andanzas radiofónicas de Diego A. Manrique y su Ambigú, Cuando los elefantes sueñan con la música con Carlos Galilea , Discópolis con Jose Miguel López, Jesús Ordovás y su Diario Pop Julio Ruiz y Disco Grande.

“El misterio , la distensión, la posibilidad de profundización, no depender de imágenes, hace que la radio sea libre , solo se debe a las palabras. Leí una vez que el misterio siempre es infinitamente más interesante que su resolución y en el caso de la radio queda más que demostrado. Ahora mismo sin FM en casa y con la sobresaturación en internet, escucho podcasts de radio de colegas como TNT con Doza & Dave Bridge y no mucho más. Es que perdió el misterio y la función que tuvo para mi, que era descubrir música. Un error más, teniendo en cuenta que siempre hay dónde aprender y más si haces radio como es mi caso, con mi programa Soroll de Fons. Me voy a poner a ello, de hecho acabo de hacer un remember con Juan de Pablos y veo que sigue como ayer. Insisto, un grande”.


Tony Bruce Lee (End of Dayz)

“También recuerdo la voz de Silvia Tarragona que me ponía bastante”

Los recuerdos de Bruce Lee le retrotraen a cuando su madre ponía RAC105 o Catalunya Ràdio en casa. “Cuando tenía unos doce años escuchaba un programa de noche en RAC 105 donde podías llamar y pedir temas pero no recuerdo como se llamaba. Con 14 años, durante una época, escuchaba el programa de Mikimoto, Pasta Gansa en Catalunya Radio creo. Más adelante cuando empecé a interesarme por la música de baile escuchaba Flash FM, en general sonaban cosas comerciales pero también emitieron una temporada Sónar Flash Club que presentaba uno de los míticos de Flash FM junto a uno de los capos del Sonar. De hecho, grabé el programa que le dedicaron a Dj Sideral al igual que la sesión de Kenny Larkin en Florida 135 que creo que emitieron el mismo día después de lo de Sideral y se ha convertido en uno de los mixes más influyentes para mi. También tuve mi temporada de escuchar a Sonia Briz en Radio 3 y llegó a entrevistarme en directo vía llamada telefónica y pasó un mix mío en el programa allá por el año 2003”. Actualmente no escucha demasiada radio, de vez en cuando La Segona Hora de RAC1. Si escucha regularmente programas de radio online como Deep Space Helsinki, algunos de Rinse FM (“como el de Surgeon que ya no se emite”), o el de Ben Sims en NTS para escuchar novedades, cosas no editadas y promos. Bruce Lee colabora con el programa de Scanner FM Canela En Surco que lleva por delante el Dj gallego residente en Barcelona, Abu Sou.


Pere Solé (Motocross)

“No creo que me influenciara demasiado, pero hay una parte de mi muy propensa al “guilty pleasure” que me hace tolerar bastante bien cosas tipo Adele, Carly Rae Jepsen o a Coldplay por ejemplo…"

La radio de la niñez y adolescencia del ex Downliners Sekt (ahora enrolado en un podcast que simula una retransmisión radiofónica llamado Motocross) fueron los 40 principales. “Me acuerdo de escuchar el programa de Joaquín Luqui, en la cama, con el walkman en verano. Me flipaba sobretodo el hecho de que los 40 emitieran en stereo digital y la verdad es que la escucha con cascos era algo impactante. Sinceramente, era bastante consciente de que la música que ponían era comercial, pero la experiencia sonora, la proximidad de la voz del locutor, el hecho de no saber que temas ibas a escuchar, este tipo de cosas compensaban todas las carencias artísticas de la música programada. Recuerdo veranos enteros escuchando en la radio cosas tipo UB40, Sandra, Big Mountain, Duncan Dhu, Jon Secada, El último de la fila, Inner Circle, Ace of Base… yo que sé, todo muy aleatorio.. Había también un programa en Radio Ripoll que se llamaba DJ Time a base de Eurodance que me atrapó bastante. Para mí, la radio en la adolescencia fue una gran sobredosis de Haddaway, Double You, 2-Unlimited, Corona, Talessa, Capella, todo esto. Más tarde tuve una época más hardcore-makinera con la llegada de Flaix FM”.

Pero sus recuerdos radiofónicos más entrañables son retransmisiones de partidos de fútbol de Joaquim Maria Puyal, una institución en la SER y luego en Catalunya Radio, lleva desde otoño de 1976 retransmitiendo los partidos del Barça en catalán. “Esos domingos tarde en casa o volviendo en coche de alguna escapada con los padres y escuchar a Puyal narrar jugadas de Schuster, Victor, Migueli, Archibald en Atotxa, Las Gaunas, Sarrià… pérdidas de señal en algunas curvas del Capsacosta… El “Urruti t’estimo!” Ahora la gente está acostumbrada a ver al instante cualquier cosa que pasa en cualquier parte del mundo. Antes, los goles del Barça, había que imaginarlos con la sola ayuda de un narrador, al menos hasta que empezara el programa nocturno Gol a Gol. De pequeño era seguidor del Mallorca y una vez el portero Ezaki Badou marcó un gol desde su propia área. Tardé tres días en poder verlo, tres días en que estuve imaginando ese gol imposible según lo escuchado en la radio, hasta que pude ir a casa de mi primo que había grabado el Estudio Estadio en un Betamax”.

Se le han quedado grabados los jingles esos que repetían “la megaradio” o “l’emissora que escolten les altres emissores”, las voces con ecos, las reverbs de un kilómetro que se escuchaban en las promos… “Eso me impactó bastante al principio pero pronto me fui yendo para otras direcciones, hacia Siglo XXI por ejemplo, ya en una época en la que vivía en aquella Barcelona de los inicios del Nitsa”.

Ahora usa los servicios de streamings de distintas emisoras extranjeras, sobretodo Rinse FM o Rinse France y procura estar al día de los programas que hacen algunos de sus amigos como Paralelo 3 o Bamboleo. “Escucho más podcasts hablados tipo Radiolab, This american life, reportajes de Arte Radio o mesas redondas de abcdrduson. Es una pena estar utilizando internet para escuchar radios porque se pierde gran parte de la experiencia sonora. Esa compresión brutal de las radios francesas o inglesas, esos efectos panorámicos en los jingles, esos subgraves…”.

Su recuerdo radiofónico imborrable es del dia de la final de la Copa de Europa de Wembley del 92. “Estuve viendo el partido en la tele con la familia pero al empezar la prórroga ya no pude aguantar más los nervios y acabé encerrado en el Audi 90 de mi padre con la música a tope decidido a aislarme de todo y sin querer saber nada más del partido. Al acabar la cara A se expulsó la cinta y ahí apareció Puyal diciendo algo de “una falta bastant perillosa, ideal per Koeman” y luego un “tocarà Stoichkov, pararà Bakero, picarà Koeman...” Este es claramente mi momento de amor absoluto a la radio, Johan Cruyff hablándome a través de las ondas de la FM, diciéndome: “no te preocupes, ya verás, tu vida va a ser la ostia, no tengas miedo a perder”.


Javi Bayo

“Echo en falta esa especie de adicción que despertaban ciertos programas en mí, ese deseo de que llegara la hora de su emisión para escucharlo (a veces grabarlo) y sentirte parte de una comunidad de oyentes unidos en torno a una sintonía”.

Javi Bayo es uno de los más cotizados selectores de Madrid. Sus predilecciones radiofónicas van de El Ambigú de Diego A. Manrique, Flor de Pasión de Juan de Pablos o incluso el Diario Pop de Jesús Ordovás, todos en Radio 3. “La era pre-internet y la radio era el medio a través del cuál descubrías grupos nuevos, bandas clásicas... Por ejemplo, la primera vez que escuché a Fela Kuti fue en un programa de Manrique, puso un directo en Londres de Fela y no me podía creer que era eso, me recordaba ligeramente a James Brown, pero había un elemento africano que se me escapaba... Me marcó hasta el punto de que a día de hoy aún recuerdo bien aquel momento de sorpresa. Todos los locutores que he citado eran también excelentes comunicadores, especialmente Juan de Pablos que contagia su programa con una alta carga emocional”. Más adelante, ya viviendo en Londres, se enganchó al programa de Gilles Peterson que hasta ese momento sólo podía escuchar a través de cintas grabadas por sus amigos. “Lo mejor de la radio es el poder de la locución, algo que la distingue de otras formas de acceder a la música en la era digital como Spotify, Deezer, Youtube.... La relación que se establece entre el locutor y los oyentes es muy intensa, y también entre los oyentes entre sí, se crean vínculos en torno a un referente común. Además un programa de radio se convierte en una especie de guía de viaje para el aficionado a la música, es la famosa "prescripción" musical, además de una contextualización y un sentido narrativo que se pierde en una simple base de datos musical”.

“Ya no escucho la radio, lo cual es paradójico porque actualmente yo mismo hago radio, pero me ha dejado de interesar la oferta que ofrece la radio tradicional, especialmente la que era mi emisora de cabecera, Radio3, que ya no tiene nada que ver con su época dorada en la que casi cada programa era soberbio. Lo que sí escucho son ciertos shows, podcasts o sesiones en emisoras on-line tipo NTS de Londres, Red Bull Radio o El Estado Mental, con los que colaboro. En parte también se debe a que he dejado ciertos hábitos ideales para la escucha de la radio tradicional: por ejemplo, conducir”. Reconoce, sin embargo, que internet ha favorecido un modelo nuevo de radio en el que puedes elegir contenido y momento en el que escuchar lo que quieras sin importar en qué parte del mundo vivas. “Hace unos 10 años formé parte del equipo de Dialsoul, un proyecto de radio musical magnífico que emitía los fines de semana desde la frecuencia de Radio Círculo (de Bellas Artes en Madrid), y aunque terminamos emitiendo por internet, el alcance de la emisora era muy limitado en la ciudad, había zonas a las que no llegaba la señal…”, nos explica este Dj habitual de clubs de morro fino y orejas trabajadas como Populart Club.

Escucha aquí Moscas y Arañas, radioshow de El Estado Mental en el que colabora Javi Bayo


Paulino Campos aka Clase Sencilla

“Tengo la aplicación de la SER en el teléfono y me entero a tiempo real de cualquier noticia antes que nadie, es de los pocos medios que no está enteramente corrupto”

Campos es otro de los que se levanta todas las mañanas con Pepa Bueno (“es perfecto para enterarme del dia a dia y de las noticias diarias”). En lo musical sólo escucha Radio 3, tanto en el coche como en casa y por internet se decanta por 180 grados. Siglo 21, Atmósfera, Lapsus… “Si hubiese una emisora online por excelencia en este pais seria Scanner FM, aunque yo he escuchado durante muchos años (y seguiré escuchando!) Filtermusic, porque nunca dejarán de sorprenderme”. Sobretodo se acuerda de su padre y el uso que hacía de la radio: “Cada mañana se levantaba sobre las 8 de la mañana, se aseaba, desayunaba, iba a comprar y después se sentaba en el sofá mientras escuchaba la SER, cada mañana de sus días hasta las 13:30 que se preparaba la comida y se iba a trabajar en el turno de tarde hasta las diez. Perdurará siempre en mí la imagen de aquellos años sentado en el sofá con la radio al lado escuchando los mismos programas cada dia”.


Carlos R Pinto (Lost Twin)

“Una época que recuerdo con mucho cariño fue cuando trabajaba en una tienda de camisetas en Barcelona, creo que en 2010. El colega con el que curraba era un enamorado del funk y el soul, y solía poner Fip, una emisora francesa en la que ponían bastante buena música, al menos por aquellos años. Eso hacía mucho más llevaderas esas tardes entera planchando tránsfers o pelenado con el plotter. Siempre le agradeceré a mi compañero que me insistiera en escuchar los discos de Sly Stone”.

Cuando Carlos “era un chavalillo” intentaba no perderse Siglo XXI, ni El Rimadero. “Siempre he flipado con las mierdas que cuenta la gente en el contestador de Siglo XXI; me solía poner de los nervios cada vez que empezaba porque me daba una vergüenza ajena que ni te cuento, mucha gente mareando vino desde por la mañana y soltando discursos posmodernos ahí por la patilla. Me recuerdan a la performance de Emilio en Museo Coconut”. Después estaba El Bulevar que emitían los viernes, de psicodelia y garage antiguo. “Más adelante, estuve también enganchado una buena época al Sateli 3 de Charlie Fáber, sobre todo cuando ya me tomé más en serio eso de buscar música para samplear y no tirar de las cuatro cosas de siempre; gracias a este programa conocí alguna cosa muy fina. Recuerdo también escuchar en el coche un programa de flamenco que daban por las noches, también en Radio 3, y flipar cuando ponían grabaciones muy antiguas, con ese sonido tan cavernoso... una pasada”. También tuvo su época futbolera, de no perderse Carrusel Deportivo y estar todo el domingo pegado a la radio. “Y dormirme escuchando El Larguero por las noches”. Para Lost Twin lo mejor de la radio hoy día es la capacidad de "personalizar" tu propia emisora ideal, “empalmando tres o cuatro podcasts o navegando por Mixcloud”. Sea como sea, siempre preferirá la radio a la tele, que evita por todos los medios desde hace ya algunos años. “Que la mayoría de la gente no haya apagado la tele en pleno siglo XXI sí que es un enigma para mí”.


Alfredo Cabrerizo (Alfred Adler/JKBX)

“Por suerte siempre había algún amigo dispuesto a trasnochar para grabar una cinta con el programa, y ya cuando Zona 3 te coincidía de fiesta con el coche era lo más, llamábamos al programa, creo que era un contestador y luego ella leía los mensaje y te saludaba o algo así”.

“A principios y mediados de los 90, lo único de música que escuchaba en la radio era el programa World Dance Music, que se emitía en la por entonces llamada cadena 40, fue un programa que me influenció mucho por que era en una época en la que empezaba a interesarme por la música y a salir por discotecas light, y en este programa ponían ese tipo de música dance que se pinchaba por entonces. El mejor recuerdo que tengo son aquellas cintas que grababa del programa para luego, con un tocadiscos de doble platina, hacerme mis propios mixes, enlazando las canciones con los jingles del programa. La pena que es que no he encontrado ninguna de esas cintas”.


Carles Guajardo (bRUNA)

“Pero es que a finales de los 80 y principios de los 90, hasta en los 40 Principales sonaban cosas potables como Technotronic, Snap! o el recientemente fallecido Guru Josh”.

Carles es uno de los integrantes del equipo de Lapsus que participa en el programa del sello, todos los sábados a partir de las 20h en Radio 3 y que completan Albert Salinas (Wooky) y Albert Miralles (Lester). “Lo he dicho en varias ocasiones, pero el It's Your Time de Toni Peret en Radio Minuto/Radio Tiempo fue una influencia mayúscula para mí. Yo tendría seis o siete años por aquél entonces y gracias a ese programa descubrí el house, el acid y el new beat. Incluso se llegó a pinchar algo de EBM en el programa. Recuerdo, por ejemplo, que el Techno Man de And One sonó muchísimo”. Ahora escucha menos FM de la que le gustaría, más que nada por una alarmante falta de tiempo. “Pero siempre que puedo recupero algún podcast de La Competència (RAC1), ya que soy ultra fan de Òscar Andreu y Òscar Dalmau. Y para escuchar músicas nuevas, no hay nada como bucear por internet hoy en día. Soy particularmente fan de NTS Radio. De todas maneras, este nuevo tipo de radio televisada en internet... pues qué quieres que te diga, creo que se carga la magia del asunto”.

De los no estrictamente musicales le encantaban los programas de humor: lloraba de risa con Gomaespuma, Arús Con Leche, El Terrat de Buenafuente y el Problemes Domèstics de Manel Fuentes, Óscar Andreu y Óscar Dalmau (hoy La Competència). “Mención muy especial también a las retransmisiones del Barça de Alfonso Arús. Nunca he sido muy futbolero, pero sólo por escucharle a él y a su equipo, ya merecía la pena tragarse el partido de turno. También había un programa que escuchaba de jovencito los domingos por la noche que se llamaba Game 40, de nuevo en Los 40 Principales, en el que hablaban de videojuegos. Y para variar, era un programa con el que, además de aprender cosas, me reía que daba gusto”.


David Vladimir (Der Kapitan)

“Aún guardo una buena colección de casetes con grabaciones radiofónicas de mi juventud”

Der Kapitan es uno de los puntales de los sellos barceloneses Polybius Trax y Clásicos del Ruido. Se acuerda del “maestro” Juan Antonio Cebrián. “Eterno con sus programas Turno de noche y La Rosa de los Vientos. El que no lo conozca que busque por internet. En la épica de lo deportivo escuche a Jose Maria Garcia. también recuerdo con cariño los programas de misterio de Andreas Faber Kaiser”. Radio 3 sigue presente en sus escuchas radiofónicas con referentes como Milenio 3. “Ahora tenemos la suerte de tener acceso a programas de radio via internet o podcast. Ejemplo de ello es la Escobula de la Brújula un gran programa. En lo musical Intergalactic FM es una buena referencia por ejemplo”.


Alba G Corral

“Ese día conocí en persona a Juan de Pablos de Flor de Pasión. La sensación de “ver” a la voz es muy surrealista”

La artista visual afincada en Barcelona es la única chica que ha respondido a la encuesta. Nos comenta que en su juventud era una obsesionada de la radio. “En la época en la que Disco Grande hacía repaso maquetero por todo el indie Rock, Paco Pérez Bryan (sería el 1998, yo tenía 21 años) llevaba de 4 a 3, era la época del Brit Pop, del sonido Bristol, una maravilla de programación. Rosa Pérez ya andaba con su Fluido Rosa (con un horario más extenso que ahora por cierto). La Gramola de M-80, para mí la antesala de Spotify, podías elegir canciones y las ponían. Plasticos Y Decibelios de Julián Ruíz , uno de los mayores fans y conocedores de Prince, tampoco hay que olvidarle. Aunque fuera la cadena 40 principales, tenía programas buenos. No me olvido de Joaquín Luqui. Aunque a nivel contenido musical me gustaba mas Julián Ruiz”.

“Escuchaba mucho Cadena SER, cuando Javier Sardá estaba por las mañanas y sobre todo el programa de por la tarde de Gemma Nierga, (que buenos comunicadores son los catalanes!) por la noche un clásico, Hablar por Hablar, que era como deprimente y basura a la vez, de estos que te enganchan… La voz de Julia Otero….Reyes Monforte en su programa Pais de Locos. Lo escuchaba todas las noches y de hecho una vez fui al estudio a ver como lo grababan. En mi vida he ido a dos programas, porque también estuve en Cuando los Elefantes sueñan con la música de Carlos Galilea en Radio 3”.

Dice que le encanta escuchar emisoras que emiten en inglés a través de la radio digital como Tune In o emisoras universitarias de Nueva York “ya que es una buena manera de mantener el oído fino”. También escucha Sputnik Radio , una radio online y que emite “desde la Mallorca más rockera”.


Cristian Subirà (Dublab)

“Recuerdo partirme de la risa escuchando Arús con Leche por las mañanas. Supongo que nació entonces mi admiración por el bueno de Alfons. Muy fan también de su forma de retransmitir los partidos del Barça. Un referente. Diría que su influencia es muy velada, pero allí está”.

“Casi cada noche escuchaba Radio Pica en mi viejo walkman hasta que me dormía, muchas veces con el auricular puesto. Había un tipo que me molaba mucho y que se hacía llamar el Sr. Lobo. Tenía doce años y era un momento de excitación por todo aquello que fuera nuevo y no sonara a los discos que tenían mis padres en casa; punk, ska, metal, indie, incluso electrónica … Me gustaba la emisora sobre todo por ese tufillo clandestino, con una señal débil… que ponía a prueba a tu receptor cada vez que lo encendías”.

“Gracias a la radio, sobre todo la online, he podido indagar en mis intereses (a veces obsesiones) musicales y seguir con la entrañable fórmula de tener papel y lápiz preparados para apuntar esos nombres (generalmente mal escritos) que había que explorar. Suelo escuchar programas de gente en distintas emisoras online. De NTS escucho Radio Jiro, en Stroom todo lo que cuelga Nosedrip (uno de mis selectores favoritos), de Red Light Radio, Future Vintage … y de Dublab a bastante gente (Frosty, Suzanne Kraft, Greg Belson, Jake Viator, Matthewdavid, …). De por aquí Abu Sou y su Canela en Surco siempre regalan joyas”.


Christian Len (The Shelter)

“Llevo más de 20 años escuchando El Larguero. Desde que tenía 10 años. Es como un ritual. No lo hago cada día, pero si estoy en casa, la sensación de irme a dormir a medianoche y escuchar la sintonía me produce una especie de sensación de constante vital”

El Dj sabadellense con experiencia en Ibiza Sonica es el único que hace referencia a la emisora de Justo Molinero, una institución en Catalunya, Radio Tele Raxi: “De pequeño era musicalmente bipolar. Ahora ya soy multipolar. En mi casa se escuchaba Radio Tele Taxi. Dentro de todo ese universo de extrarradio andaluz ( canción ligera, copla, sevillana, techno rumba ) había un programa de mákina llamado De Todo un Poco con Paco Palma. Era el apogeo de la segunda generación del megamix, cuando los Máquina Total y Bolero Mix iban ya por el siete más o menos. En Sabadell estaba el PIU que vivía su momento de esplendor. Yo era demasiado pequeño para ir pero el programa me hacía fantasear con “la discoteca”. Luego fui a una disco light y me sentí un chico muy malo”.

“De vez en cuando escucho los contenidos on demand de Red Bull Music Academy Radio. En directo algún programa de Radio 3 como Paralelo 3 o Lapsus. De vez en cuando la SER, de vez en cuando la inglesa NTS. Beats in Space de Tim Sweeney o Worlwide de Gilles Peterson en formato podcast. Recientemente he descubierto 22Tracks, una plataforma donde gente de la industria musical de Londres, Paris o Amsterdam como Bicep, Brownswood, Last Night In Paris, Dave Clarke o Jennifer Cardini hacen una selección semanal de novedades con la información de cada tema escrita de su mano. No es radio al uso; es más bien aquello de que “la radio no está desapareciendo, está mutando”. Aunque no hay nada como la radio de siempre”.

“Por mucho acceso que tengamos a la música siempre necesitaremos la figura del selector. Es en la radio donde nace el concepto “DJ” : una figura en quien confías y te cuenta las cosas a la orejita. Que te separa el grano de la paja. Y efectivamente, puedes descubrir música con plataformas digitales pero en la radio tradicional la relación que entablas con el locutor es íntima. La radio se escucha en soledad y el locutor habla contigo. Ese vínculo tan especial no se produce en ningún otro medio. Solo la radio tiene esa capacidad para transportarte o para evocar sensaciones que en parte están creadas por el locutor y por otra por las fantasías del oyente. Y si puede ser en directo mucho mejor. Ibiza Sonica es un ejemplo de ello. Radio en directo desde cualquier lugar del mundo: un club, un restaurante, una casa, un festival, una puesta de sol, un barco... Recuerdo que los oyentes estaban enamorados de la radio y nos decían “sois la ventana a Ibiza. Sois capaces de llevarme ahí, a la playa, que me de el sol en la cara, que huela a sal y de paso charlar un ratito con Laurent Garnier”.


David López (elpesz)

“Es curioso que cuando estoy escuchando radio es cuando menos me distraigo, soy incapaz de ver una peli entera sin mirar el puto Facebook, sin embargo es estar escuchando un buen programa y la mente se queda completamente a la merced de esas voces en off. Luego ya, como parte "hacedora" de ella, me aporta casi tanto como el Atleti y el sol juntos”.

David López presenta Electromagnética, programas monotemáticos en torno al techno y derivados que se comentan entre la espontaneidad de una barra del bar y la tertulia futbolera en casa de amigos. “Dentro del contexto meramente electrónico un colega grababa siempre los It´s your time de Toni Peret, los escuchábamos religiosamente cada finde en su kely, nos reuníamos en torno a la radio y aún recuerdo como cada vez que Toni empezaba a hablar nos callábamos sepulcralmente para atender a la narración. Por aquel entonces se escuchaba la música modulada en frecuencia como si fuera la última vez que la fueras a escuchar, y en cierto modo era así, sin internet ni pasta para comprarla, la única posibilidad de tenerla de algún modo era recordarla. Diría que mis primeros pedos fueron en torno al cassete Sanyo de doble pletina de mi compadre Jesús, con la radio como Dj”. Un poco más tarde llegó Sonia Briz y su Zona 3. “Me dio tanto que no acabaría de escribir nunca, así que lo resumo a la madrileña: la puta ama Sonia”. En la época de Loca FM le molaban bastante La isla de Tango, Terapia Techno y “por supuesto” el OMITS de Dj Nano “que como locutor era un jefe”.

“De camino al curro, a eso de las 6 de la mañana me gusta mucho Músicas Posibles en Radio 3, un programa de tinte musical más melancólico, perfecto para acompañar mi careto privado de sueño. Cuando la temática me cuadra Retromanía está debuti también. Y en tono más actual Atmósfera 3 tiene un formato vanguardista, muy narrativo desde lo musical. Eso en cuanto a radios del dial comercial, pero donde de verdad disfruto son con programas radiados desde emisoras libres, donde de verdad se profundiza en los contenidos sin miedo a “no gustar” y donde se encuentran verdaderas joyas. Es el caso de La conquista de los sonidos, Música dispersa… Me gustaba mucho el extinto programa Oscilación, Secuencia 3 Radio, la peña de E&R hacía muy buena radio también.... “.

“Cuando empecé a currar me tocaba estar muchas noches, solo, en mitad del campo. Me molaba ponerme los típicos programas donde la peña contaba sus movidas... me sentía jodidamente acompañado, si se me acababan las pilas del transistor (como lo llamaba mi abuelo) me venía el sueño y el frío de golpe. Creo recordar que el programa se llamaba Hablar por hablar”.

Redwan Chakrani, colaborador del citado Electromagnética reconoce que no ha escuchado mucho la radio: “Lo que más que escuché fue el programa Plásticos y Decibelios de Julián Ruiz, donde descubrí muchos grupos, desde NIN, hasta novedades de Chemical Brothers, Depeche Mode y demás, pero a parte de eso poco más”.



El Dj palentino Ramón Censura aka Dj Censura recuerda que los sábados noche escuchaba Radio 3, “por supuesto”, sobretodo cuando aún no salía mucho de fiesta. “También me acuerdo del programa del Sónar, creo que era Sónar club, no se en qué emisora, pero ponían novedades de la semana a parte de sesiones. Duró muy poco desgraciadamente. Por lo demás me gustaba muchísimo un programa de la cadena SER llamado Si amanece nos vamos que pude escuchar durante un tiempo”. De hecho, la cadena SER le parece la menos mala -aunque todas están “politizadas”- y Radio 3 según el día y la hora también puede ofrecer algo que le interese. “Con la radio me pasa un poco como con la música. No me importa quién esté delante o detrás, mientras lo haga bien o con honestidad. No necesito escuchar o ver una cara conocida para valorar si es bueno o no. Porque la radio me aporta calidez en las palabras y también la tomo como si fuera algo propio o único”.

Don Chavito del sello Molts Records reconoce que sus influencias vienen de programas como Solid Steel y la Cara B (“programa que hacía con otros compañeros de facultad en Ràdio Contrabanda”). Aunque también menciona aquel mítico Encarna de Noche. “Lo más importante de la radio es que no ha aborregado a la sociedad como los demás medios de comunicación”.

El Dj catalán responsable de las noches Líbido y del sello Bons Records, Pau Roca comenta que en su casa eran muy de la SER. “A todas horas se escuchaba la ser. Por las mañanas, desayunando, quien mandaba era Gabilondo, mi padre no tanto. Y desde los 13 años hasta los 18 escuchaba de manera empedernida El Larguero de Jose Ramón de la Morena, de la SER, claro. Luego De La Morena me ha caído siempre fatal, pero a mi, las buenas noches me las daba siempre él y Manolete, que era el último en hablar. Luego casi siempre empalmaba con Hablar por Hablar, de Mara Torres. Me flipaba la gente que llamaba para contar sus dramas, sus preocupaciones y sus vivencias. Creo que parte de mi fracaso como estudiante fue por culpa de Mara Torres, ya que Hablar por Hablar acababa a las 3 y pico de la madrugada. Dormía tres o cuatro horas”.

Jeremy Rodríguez, añorado Chupacabras en Barcelona de sus años en Nitsa, nos explica desde Nueva York que en los 80 también grababa sus propias cintas. “Sobretodo new wave y electropop y freestyle que era lo que me molaba más. Empecé a hacer mixtapes para escucharas con calma. Asi podía escuchar los temas que más me gustaba cuando quería. Era como un arte eso de grabar justo cuando dejaban de hablar al principio de los temas y cortarlo justo cuando lo despedían. Escuchaba sonidos electrónicos y trucos y efectos de producción que no podía llegar a entender, pero queria saber como los hacían. Debía tener diez años”. Lo que más le sorprendía cuando viajaba en coche con sus padres por diferentes estados de USA era la diferencia de estilo según la zona en la que se encontraba. “Notabas que cambiabas de Estado por el estilo de programa”. De aquellos años interiorizo un un juego. “Cuando empezaba una canción y se cortaba el tema, después de unos segundos siempre me preguntaba "de quién es"?. Una rutina que sigo haciendo cuando voy solo en mi coche”.

Orphidal también reconoce que ha mamado poca radio, que su fuerte a la hora de consumir música es internet, pero también se ha dado cuenta que en los últimos tiempos escucha algo más de radio: “Sobre todo Retromanía, Paralelo 3, Bamboleo y algún programa del sello Lapsus, todos en Radio 3. “Lo que busco cuando escucho radio es que me cuenten la historia de cada personaje , época o momento, digamos la historia en sí, incluso me interesa más que la propia música que puedan emitir. La que se ha criado toda la vida con la radio es mi novia, ella si que tiene recuerdos para ponerse hasta melancólica con el tema”.

Más información
::

Compartir

Necesitamos tu ayuda

La situación provocada por el COVID-19 ha hecho que nuestros ingresos desciendan drásticamente ya que las empresas que nos contrataban publicidad (festivales y clubes principalmente) se encuentran en una situación incierta. Si te gusta el trabajo que hacemos y quieres apoyarnos puedes suscribirte a CS XTRA una nueva iniciativa que hemos estrenado en Bandcamp por la que a cambio de 3,5 € al mes (como mínimo) te ofrecemos música inédita de artistas tanto españoles como latinoamericanos. Puedes suscribirte aquí.