Especiales

Theo Parrish Live Band en Madrid

Theo Parrish entra ya en la categoría de productor mítico y fundamental en la categoría deep-house. Su maestría a la hora de producir y esa libertad estilística que le caracteriza le ha hecho sobresalir por encima de muchos productores del mismo estilo. Ese toque sucio que impregna sus producciones se traslada a sus sesiones, al igual que esa capacidad para ir tocando otros estilos, para ir mutando su sonido conforme le viene en gana. Algo que le ha hecho mundialmente famoso y que le está llevando a vivir una segunda juventud, un momento de gloria y reconocimiento más que merecido.

Hace poco tuvimos la oportunidad de ver su sesión en el Sónar de día, en la cual comenzó con deep-house y terminó poniendo afrobeat, en la que para muchos fue una de las grandes sesiones del festival, pese a su poca atención en las mezclas, algo que se compensa de largo con esa selección tan personal y adecuada. Para esta nueva gira ha optado por venir con el formato banda, reuniendo un plantel de buenos músicos (Akwasi Mensah al bajo, Duminie DePorres a la guitarra eléctrica y Myele Manzanza encargado de la batería) y uno excelente, que es el caso de Amp Fiddler, ex teclista de Parliament y Funkadelic y también con una carrera en solitario más que interesante. Todos ellos estaban por detrás de Parrish, que se encargó de las voces y de otros teclados y se puso en el centro del escenario en plan maestro de ceremonias.

El concierto comenzó como muchos nos lo esperábamos, tirando de funk con toques jazz, pasando sus temas por el tamiz de una banda de músicos competentes y curtidos en mil batallas, capaces de sacar adelante el concierto de sobra. Una versión del Too High de Stevie Wonder para presentar a los músicos y ya a meterse en faena y ya comienzan con un Walking Thru The Sky en el cual se empiezan a ver las virtudes y los defectos de este tipo de experimentos: queda muy bien eso de intentar reproducir los temas originales en formato banda, pero los resultados a veces nos son tan buenos como uno desearía, sobre todo si se empeñan en llevarlos hacia un terreno de funk liviano y descafeinado, que intenta adquirir algo de reconocimiento callejero a base de unos bailarines de break que coparon casi toda la atención del show, impidiendo a veces disfrutar de lo que sucedía por atrás.

Ante esto uno podía optar por ponerse en plan crítico o dejarse llevar por la situación y echar unos bailes. Al menos los temas incitaban a ello y la mayoría de los asistentes estaban por la labor de unirse a la fiesta. Poco a poco fueron cayendo algunos clásicos de su discografía, como Chemistry, Soul Control y Solitary Flight, que fueron alargados para lucimiento del líder y cabeza pensante de la banda. Tras una hora larga de concierto la banda al completo se retiró del escenario entre aplausos para hacer el típico parón previo a los bises. Y para cerrar se marcaron una versión de Footwork, el single de su próximo disco, en la que aprovecharon para desbarrar un poco al cierre y donde por fin permitió soltarse un poco la coleta a Fiddler y el resto de los músicos. Un concierto que a veces cayó en momentos anodinos, con un sonido demasiado estándar, pero que consiguió hacer mover a la gente un martes; y que posteriormente arrastró a bastantes de esos asistentes a la after-party que se celebró en el Siroco, en la que pudimos disfrutar de las excelentes sesiones de F-On, Javi Bayo y el omni-presente y siempre sorprendente Chelis antes de huir a casa a dormir unas horas antes de volver a nuestros quehaceres diarios.

Más información
::

Compartir

Necesitamos tu ayuda

La situación provocada por el COVID-19 ha hecho que nuestros ingresos desciendan drásticamente ya que las empresas que nos contrataban publicidad (festivales y clubes principalmente) se encuentran en una situación incierta. Si te gusta el trabajo que hacemos y quieres apoyarnos puedes suscribirte a CS XTRA una nueva iniciativa que hemos estrenado en Bandcamp por la que a cambio de 3,5 € al mes (como mínimo) te ofrecemos música inédita de artistas tanto españoles como latinoamericanos. Puedes suscribirte aquí.