Especiales

Especial Ibiza 2012

Estoy de vacaciones en Ibiza. He venido con mi señora y mi hija de año y medio. Nos hospedamos en casa de mi cuñada, en San Antonio. Ella vive aquí. Trabaja en el Lidl. Por eso puedo escribir este artículo. Si viniera sólo o con algún amigo culebra probablemente estaría ahora durmiendo en un hostal ochentas después de haberme prendido fuego en cualquier club. O mejor, seguiría despierto con las pupilas en llamas, vagando por las calles con el estómago lleno de Whoppers, ron y mdma. Pero no, estoy en mis cabales, por eso estoy dedicándome a observar el estado actual de "la industria" que mueve la isla. Ibiza es el Hollywood de la electrónica: presupuestos desorbitados, efectos especiales, actores estrella, excesos, tías buenas, ¡joder, aquí todas las tías están buenísimas...! ¿Y el guión? ¡Ah! El guión casi siempre es lo de menos. Pero hay excepciones.

Una de las excepciones más claras y conocidas es Space. Estuve en la celebración del 23º Aniversario, enmarcada en un We Love Sundays, probablemente las fiestas con line-ups más potentes y arriesgados de la isla. Los reclamos para ese día fueron The Chemical Brothers en formato dj-set, Simian Mobile Disco, Joris Voorn y Martin Buttrich, entre otros. La próxima semana viene Dixon a marcarse un showcase de Innervisions y más adelante van a pasar por aquí artistas tan opuestos al estilo Ibiza como Shackleton o Sandwell District. Para el cierre: Modeselektor, el 30 de septiembre, que actuarán por primera vez en la Isla Blanca. Que sea el único lugar donde ha venido Aphex Twin a tocar ya lo dice todo. Es el sitio perfecto para el clubber leído, junto a otros como Amnesia y DC-10, entre el exceso de glamour o la garrafa de otros enclaves.

Pero reculemos unas horas antes de que fuera a Space. Concretamente a la hora del vermú de ese domingo 12 de agosto, cuando tras un baño piscinero me siento en el Snack Bar Wembley Arena de San Antonio y abro el Diario de Ibiza. Viene un suplemento jugosísimo: "Especial Guía del Ocio Nocturno", en el que aparecen entrevistas a algunos de los directores de las principales discotecas, promotores, dj's y demás artículos que radiografían la temporada.

Me pongo las botas a leer titulares bomba. El primero: "No creo en los dj's estrellas, ni en los vips, ni en los millonarios. Creo en la gente. Quiero que digan: 'Me lo pasé en grande, me puse un flotador, ligué, me partí de risa'". El que habla es Juan Arnau. El hombre tras Row14, Florida 135 y Monegros Desert Festival. Un veterano que por fin se desvirga en Ibiza. Han estrenado las fiestas elrow en Vista Club (la sala pequeña de Privilege) y están siendo uno de los triunfadores de la temporada gracias a su mezcla de teatro, performance y minimal/groove house a cargo de protagonistas como como Booka Shade, John Digweed, Cassius o Paul Ricth. El 15 de septiembre contarán para su Closing Party con Joseph Capriati y Sebastian Leger además de toda su plantilla de residentes.

Ya me lo dijo Guadalupe, responsable de comunicación de We Love Sundays y redactora jefe de la revista de Amnesia, las novedades siempre atraen a mucho público, y éste verano dos dj's veteranos también la están partiendo con sus estrenos: Richie Hawtin y Marco Carola. Desde que pisé tierra pitiusa no he parado de ver a guirufos con círculos negros pintados en los brazos e incluso una tatuadora de San Antonio me confesó que se está hinchando a tatuar círculos negros además del pajarillo de Ushuaïa, el exitoso y controvertido club-hotel propiedad del que fuera Ministro de Asuntos Exteriores de la era Aznar: Abel Matutes.

El círculo negro es la imagen de la fiesta de Hawtin. Se llama Enter y es un canto al minimalismo, la tecnología y a la cultura nipona. Las pasiones de Richie. Para esta primera temporada ha contado con artistas cercanos a su órbita y ha ofrecido cosas tan novedosas como un bar de sake y un espacio dedicado a las nuevas tecnologías en una de las terrazas de Space. Puedes estar con él o no, puedes amarle u odiarle por verle pinchar con un iPad dentro del agua, pero nuestro Pichiflautin como marketing man es indiscutible. El 20 de septiembre celebran su cierre con Maya Jane Coles, Magda, Marc Houle, Paco Osua y el propio Hawtin, entre otros.

Marco Carola también ha entrado por la puerta grande en Amnesia con su Music On, un club cuya mayor ventaja es el propio tamaño del edificio, grande pero no mastodóntico, de muy buena acústica en cualquier rincón y perfecto para crear una buena atmósfera (el mejor club de la Isla si me preguntan). No es casualidad que Sven Väth también pilote aquí sus emblemáticas fiestas Cocoon un año más. El 14 de septiembre pinchará Jeff Mills ela que iba a ser la fiesta de cierre de la primera temporada de Music On, por la que han desfilado primeras espadas como Stacey Pullen, Maetrik o Guy Gerber. Tal ha sido el éxito que han anunciado recientemente dos nuevas fechas con las que rematar la temporada. Eso sí, hay que darle el premio a "Mejor nombre de fiesta del año", aunque no sé si a Cristian Varela (que pilota por segundo año consecutivo sus fiestas Pornographic en Edén) le haría mucha gracia, ya que es bien sabido que el término "Musicón" es el utilizado por sus fieles para definir su selección y arte a los platos.

Otro de los estrenos más exitosos, aunque con menor eco mediático, ha sido el de las fiestas Paradise de Jamie Jones en DC-10. Durante todo el verano el capo de Hot Creations ha ofrecido muy buenos line-ups basculando entre el house clásico, el tech-house y el electro (han desfilado desde Dj Harvey hasta Metro Area, pasando por Soul Clap, Julio Bashmore o Anthony Rother). Espectáculo de variedades con un ambiente y estética underground. El cierre es el 27 de septiembre aunque todavía no se conoce el cartel.

Volvamos al Especial del Diario de Ibiza. Leo la entrevista a José María Etxániz, propietario de Privilege, el club más grande del mundo, conocido antiguamente como Ku. Un tío sin pelos en la lengua que arremete contra la competencia desleal de los novísimos beach clubs (roban cuota de público a las discotecas), la clase política (el PP) y la (según él) chapucera regulación que efectúan en la isla. Privilege programa las fiestas más comerciales de la Isla (la de Armin Van Buuren, la de los cansinos históricos LMFO, Supermartxé, The Face Of Ibiza...) y este año está intentando implantar el concepto de actuaciones en vivo. "Pero nos está costando muchísimo" asegura Etxániz. "Porque competimos con algunos hoteles que hacen música en directo. Todo sin ninguna autorización, sin salidas de emergencia. Nuestros políticos miran para otro lado, aquí lo único que miran es de dónde es al que le están dando la licencia. Si es de aquí, todo objeciones, si es de fuera miramos a ver si se le puede dar".

Ricardo Urgell, propietario de Pachá (cuyas fiestas estandartes son las de Luciano, Guetta, Tiësto y las legendarias Flower Power de su hermano Piti), también se muestra igual de transparente y directo, y en su entrevista suelta la mayor de las perlas: "Me parece vergonzoso que tenga a dj's que cobren 50.000 euros por hora. La ambición rompe el saco". Y asegura que el endiosamiento a la figura del dj es una moda del momento que tarde o temprano pasará: "Hay que cambiar la tendencia de que el dj es tan importante porque el ruido lo saben hacer todos más o menos". Luego trata otro tema de enjundia: la vulgaridad. "Necesitamos una regulación para no estropear la isla antes de tiempo, porque la vulgaridad se nos va a comer. Mira la gente que va por la calle, chicos jóvenes todos con cara de pirados y desmadrados, esto no es normal. Los ricos no siempre son los mejores, pero se extiende un tipo de gente muy vulgar, que antes sólo estaba en San Antonio. Me han dicho, no he ido nunca, que hay un chiringuito en Platja d'En Bossa al que van muchos dj's que me han robado y que la vulgaridad se ha extendido hasta allí". Aquí los jefes no se muerden la lengua...

Parece ser que Ibiza vive una "burbuja electrónica" y algún día esto reventará por algún lado. O no... Pepe Roselló, propietario de Space, también habla de cifras: "Un buen dj en una buena sala de la Isla puede cobrar unos 100.000 o 150.000 euros por fiesta". Aunque matiza que en este montante se incluyen todos los gastos relacionados ("la promoción de la fiesta, los viajes, desplazamientos, hoteles, publicidad, artistas invitados..."). Sea como sea, un pastizal.

De momento parece ser que la industria es sostenible porque el consumidor que viaja a Ibiza viene con la cartera llena, la mano rota, el mito a cuestas y el lema: "Soy joven y estoy de vacaciones". El Hotel Matutes aka Ushuaïa vale 70 pavos y se llena casi a diario con Guetta, Luciano, Swedish House Mafia, Sasha y el joven Avicii como principales reclamos. Súmale las consumiciones (a 15 euros el cubata), el taxi, la cama y la salchicha de sustento... El precio medio para entrar a los clubes oscila entre los 25 y los 70 euros. El español (siempre lince) tira de botella, Bora Bora y pulsera de descuento, pero el guirufo paga todo lo que se le ponga por delante. De hecho son los extranjeros los que mantienen vivo este vertiginoso ritmo de mercado. Veremos si se mantiene en el futuro o la hiperinflación en el clubbing ibicenco revienta y volvemos a un modelo "más terrenal". Una cosa está clara: los que más se benefician son los dj's, convertidos ahora también en grandes empresarios. Pero no caigamos en la trampa. Ibiza ofrece muchas opciones de calidad al margen de los cuatro Rey Midas del djing. Sólo es cuestión de investigar y elegir correctamente. Y si van no dejen de ir a contemplar ese pedrusco mágico llamado Es Vedrá. Es gratis y se mantiene puro.

Más información
::

Compartir

Necesitamos tu ayuda

La situación provocada por el COVID-19 ha hecho que nuestros ingresos desciendan drásticamente ya que las empresas que nos contrataban publicidad (festivales y clubes principalmente) se encuentran en una situación incierta. Si te gusta el trabajo que hacemos y quieres apoyarnos puedes suscribirte a CS XTRA una nueva iniciativa que hemos estrenado en Bandcamp por la que a cambio de 3,5 € al mes (como mínimo) te ofrecemos música inédita de artistas tanto españoles como latinoamericanos. Puedes suscribirte aquí.