Especiales

10 Aniversario Clubbingspain en Expocoruña

La tercera de las noches Move que tienen lugar a lo largo y ancho de este verano en ExpoCoruña, coincidió con una nueva cita con el peso de la historia de esta web. La primera década de vida de clubbingspain se paseó el viernes pasado por A Coruña con Pete Herbert como invitado especial.  El Dj de disco y house hizo un alto en su tupida lista de compromisos profesionales para ofrecernos una sesión a medio camino entre el house y el disco más abrasivo. Teníamos buenas referencias de este Dj de perfil medio, sin estridencias mediáticas, vamos, gracias a sesiones como la que nos ofreció para nuestra serie de podcasts titulada Music For Swimming Pools (la definimos en su día como “melodías tórridas piscinas calientes”) y que salió publicada en pleno mes de diciembre.  En aquella sesión  nos mostraba su pasión por el downtempo de tintes veraniegos o balearic que es su gran pasión. Es increíble la cantidad de bolos que consigue al año al británico teniendo en cuenta que tampoco es un dj de house y techno al uso y que su nombre no acostumbra a reproducirse en carteles promocionales con un tipo de letra demasiado grande. Sus múltiples colaboraciones y su pasión por su trabajo le han convertido en un dj solicitado que tan pronto está pinchando en Tallin (Estonia) como en el quinto aniversario del festival The Garden Zadar Festival que tuvo lugar hace una semana en esa nueva meca inglesa incrustada en la costa croata llamada Petrčane (“un festival ideal para los que tenemos más de 30 años y no nos queremos retirar de la noche”). El londinense, fan del Tothenham a muerte y como es obvio enemigo declarado de Chelsea y Arsenal, le tomó el testigo en cabina a un tal Dave Bridge (melodía trippy hippies bañadas en ácido) y en dos horas y poco que el público le fuera perdiendo el miedo a la pista hasta conseguir que la parroquia se acercara hasta la inmensa cabina preparada para la ocasión. Al Dj no le hizo falta hostigar a los caballos de manera gratuita ya que con sus reedits y remixes tuvo bastante con una velocidad que nunca excedió los 126-1288 bpm. Temas originales de proto-house con sensibilidad de finales de los 70 y principios de los 80 pero reforzados (algunos dirán adulterados) con estructuras y bases para pistas contemporáneas que tuvieron continuidad en el entrañable Telefunken.

Una vez en la habitación del hotel y bien entrada la madrugada pudimos comentar la jugada ya a posteriori, una experiencia a medio camino entre el interés periodístico y la camaradería etílica que no ha sido demasiado usual en estos diez años, por cierto, con un Pete interesado en saber las razones por las cuales es tan difícil que le salgan bolos en Barcelona, ciudad que conoce bien ya que estuvo rondándola durante un par de años. Una plaza esquiva para un británico que llego por primera vez a Barcelona antes que se cociera la cultura de clubs tal y como la conocemos en la ciudad, allá por un lejano año 1994, acompañando a sus amigos Neil Barnes y Paul Daley, por entonces coincidiendo en el mejor momento de Leftfield, en un festival en Montjuich, juraría que fue un BAM, donde también tocaban los Pulp (“es una ciudad donde es muy difícil pinchar de manera ecléctica. Bombo a piñón y poco más. En una ciudad deben tener cabida cuantas más sensibilidades musicales mejor. Es el caldo de cultivo de una escena fuerte. ¿Cuántos sellos interesantes hay ahora mismo en Barcelona? Creo que el problema de la ciudad es que la gente se queja pero no acaba de tomar iniciativas”). Y así, hablando de las contradicciones de mi ciudad, de lo difícil que es ser Dj cuando uno pasa de según qué edad, de lo hostil que puede llegar a ser pinchar en Ibiza, de lo reconfortante que resulta pasar el mes de enero en Australia mientras tus compatriotas se pelan de frío y de alguna indiscreción típica del clubbing se fue encendiendo un nuevo día. El primero después de diez años.

Más información
Facebook: A Terraza Do Move

Compartir

Necesitamos tu ayuda

La situación provocada por el COVID-19 ha hecho que nuestros ingresos desciendan drásticamente ya que las empresas que nos contrataban publicidad (festivales y clubes principalmente) se encuentran en una situación incierta. Si te gusta el trabajo que hacemos y quieres apoyarnos puedes suscribirte a CS XTRA una nueva iniciativa que hemos estrenado en Bandcamp por la que a cambio de 3,5 € al mes (como mínimo) te ofrecemos música inédita de artistas tanto españoles como latinoamericanos. Puedes suscribirte aquí.