Especiales

Obervatori 2007

La octava edición del festival Observatori, que cada año se celebra en Valencia, presentó una variada programación de grupos y una cuidada selección de dj´s, con una nutrida representación estatal que no desmereció ante los valores extranjeros. Dividido en tres escenarios y orientado hacia la exposición de muestras audiovisuales, este festival se va consolidando año tras año como una apuesta segura; el escenario principal se ubica en el Museo de las Ciencias Principe Felipe (en uno de sus laterales, pegando con un lago artificial que se encargó de refrescar un poco el caldeado ambiente), con un Palacio de las Artes al lado que le da un toque galáctico a una Valencia modernizada a golpe de arte y talonario.

El viernes se encargaron de iniciar el festival en el escenario del lago Dj Soul B y Chelis que se encargaron de calentar al personal hasta la salida del grupo Dorian, que venían con disco estrenado hace poco y con un directo más basado en los sonidos electrónicos mezclados con toques roqueros, que sin ser algo totalmente novedoso, sonaba a fresco y tocado con convicción. Jay Jay Johanson repartió su carisma crooner entre el (escaso) personal que se encontraba en el escenario grande y John Cale se encargó de apaciguar los ánimos de la gente con una actuación calmada y totalmente ambiental, con un sonido cercano al folk, acústico y sedoso. Mientras tanto, en el otro escenario los tres dj´s que componen Rocksteady Beatz presentaron una propuesta basado en sonidos que beben tanto del breakbeat, el electro, hip-hop e incluso la copla, con unas mezclas que a veces sonrojaban (lo de Joselito sobre fondo de breakbeat fue impagable) pero que acabaron convenciendo al personal al ir cambiando de registro de vez en cuando para no llegar a apabullar con tanta mezcla cañí. Jimi Tenor & Kabu Kabu mientras tanto iniciaban una actuación que para un servidor fue uno de los momentos cumbres del festival, sobre todo cuando el grupo que acompañaba a Tenor se metía de lleno en sonidos afrobeat y la nave comenzaba a despegar, con la gente animándose a la fiesta y participando de pleno en esos desarrollos de los temas que beben tanto del funk como de la música africana. Viva La Fête presentaron su show basado en temas más o menos aprovechables con un sonido electro-rock (y punk) y en el carisma de su vocalista Els Pynoo y (en menor medida) de su marido Danny Cool Rocket, ex bajista del grupo Belga Deus. Energéticos, pero faltos de verdaderos temas destacables.

Tras las actuaciones en el Museo Principe Felipe los fastos se trasladaron a la sala Hot, a las afueras de la ciudad, de decoración bastante austera pero con lo necesario para el buen desarrollo del evento: un buen equipo de sonido y un apartado visual cuidado. Llegamos bastante tarde tras el final de la actuación de Viva La Fête, cuando C-Rock terminaba su sesión, por lo que tampoco pudimos apreciar el desarrollo de la misma, aunque si que pudimos disfrutar más la sesión del francés Dj Deep, cuidada y elegante, nada de deep-house, sino más bien de house mezclado con toques de electro y techno que a esas horas era lo que nuestros machacados cuerpos buscaban.

El sábado la jornada empezó tempranera con un experimental Sr. Aye cargadito de glitches, clicks & cuts y de atmósferas salpicadas ocasionalmente por beats nada clásicos. Algo parecido a lo que presentaba Dj Brunetto, aunque en esta ocasión con un poco más de groove, con un toque soul (a veces deep) que era ideal para disfrutar de la tarde sentado en las sillas al lado del lago, charlando de música y con un fondo sonoro (y visual) inmejorable. Ms John Soda al rato empezaron su actuación en el escenario grande, ante un público algo más numeroso que el de la jornada anterior, y demostraron otra vez que lo suyo es música para ser escuchada en casa o en un club, pero no en un festival, tanto por su forma de llevarla al directo (con un poco de desgana o de falta de energía) como por su música en sí, que a veces peca de ser bastante blanda. Aún así sonaron bastante bien y entretuvieron al personal hasta la salida de unas incenciarias Chicks On Speed, que llevan un tiempo en esto y saben como ofrecer un show divertido y con contenido musical, un electro-punk con temas destacables y un show interesante y respetable. Mientras los responsables del sello madrileño Deep Explorer ofrecieron un show en el que diferentes dj´s (entre ellos Dubbyman) se marcaron unos lives y sets bastante interesantes, inundando el escenario del lago de sonidos deep-house marca de la casa, de ese que emparienta el house con el soul y el funk más sedoso. Rozando las doce se encargaron de cerrar el festival en ese recinto Ladytron. Los de Liverpool, inmersos en plena gira, venían con el show ya engrasado y sonaron más efectivos, potentes y nítidos que el martes anterior en Madrid, con un show prácticamente igual, pero con mejor comunicación y mejor respuesta del público. Tocaron bastantes temas de su “rockero” Witching Hour como la coreada (y bailada) Sugar y se marcaron lo que ya prácticamente son clásicos de su repertorio como Playgirl o Seventeen, dejando a la gente con buen sabor de boca para ir a la sala Hot de nuevo con los ánimos a tope. Uno de los responsables de la página Broken Loop, Doozer, se encargó de poner la carne sobre el asador con una muy buena sesión que dejó de lado los sonidos más deep para ir hacia territorios más bailables. Se marcó algún que otro clasicazo de Magoya, supo mantener la tensión durante todo el recorrido de su sesión y dejó a todo el mundo con las pilas recargadas para afrontar un live de Château Flight y después una sesión de I:Cube, que a la postre fueron de los triunfadores del festival, con unas sabias mezclas de sonidos electro y house, en el live y en el set, que hicieron bailar a la gente hasta el amanecer y volver de Valencia con una cita más apuntada en la agenda para el año que viene.
Más información
Web Oficial: Observatori

Compartir

Necesitamos tu ayuda

La situación provocada por el COVID-19 ha hecho que nuestros ingresos desciendan drásticamente ya que las empresas que nos contrataban publicidad (festivales y clubes principalmente) se encuentran en una situación incierta. Si te gusta el trabajo que hacemos y quieres apoyarnos puedes suscribirte a CS XTRA una nueva iniciativa que hemos estrenado en Bandcamp por la que a cambio de 3,5 € al mes (como mínimo) te ofrecemos música inédita de artistas tanto españoles como latinoamericanos. Puedes suscribirte aquí.