Especiales

Coldcut @ Sala Heineken

Siempre hace ilusión ver a los “clásicos” y está bastante claro que Coldcut son un clásico, al menos para aquellos que ya estamos muy cerca o hemos sobrepasado la fatídica línea de los 30 años. En esa primera época en la cual empezaba a cambiar el concepto de discoteca a club, llegaba también una oleada de música provenientes de Ingla terra que conseguían dar una vuelta de tuerca al hiphop creando una nueva escena llamada hiphop abstracto, trip hip, donwtempo o como se quiera llamar. Aquella época la marcaron sobre todo dos sellos MoWax con James Lavelle a la cabeza y Ninja Tune, con Matt Cohn y Jonathan More, que viene a ser lo mismo que Coldcut. Esta gente podía hacer lo que les diera la gana, era una época de efervescencia en la cual no estaba mal visto picar de varios estilos musicales a la vez.

El concierto que nos regalaron el pasado viernes 17 no es más que un reflejo de esta forma de entender la música, sin dejar de lado el sonido “Coldcut” fueron tocando muchos estilos, desde el hiphop, hasta los breaks y el big beat pasando por el drum'n'bass o el house, y es que sin querer ser malo, parecía que estábamos en un concierto de los 90, fenómeno que parece ser contagioso, solo hace falta ver los carteles de algunos festivales de este año.

Comenzaron su directo con uno de los temas incluidos en su último disco, “Whistles and a prayer” de todos los temas que tocaron durante la noche el más relajado. Para esta gira, los dos londinenses han dejado su faceta de dj para ir acompañados por dos personas que les ayudan en la parte visual y en el scratch y del MC Juice Aleem. Como en toda gira de Coldcut la parte visual fue fundamental, no estamos seguros pero creemos que la misma fue llevada a cabo por la gente de Hexstatic, de hecho parte del montaje que llevaban lo pudimos disfrutar hace ya algo de tiempo en La Casa Encendida. Hablando de visuales, durante toda la noche estuvimos con la gente de Blind comentando el montaje, las herramientas, etc y como es de ley, en la última crónica que hice, Electronight @ Macumba, se me olvidó mencionarlos, así que ahora mismo lo hacemos, ánimo que hacer una sesión de visuales de nueve horas es mucho más difícil que una de una hora.

Después del tema de comienzo el grupo toco dos clásicos el “Music for musicians”, tema incluido en el “Let us play” y una versión actualizada del “Beats and pieces”. Hasta ese momento la música podría ser calificada como relajada, pero la cosa iba a cambiar cuando el señor Matt Cohn se puso a tocar su controlador Tigger Finger de M-audio, mientras lanzaba samples y loops de batería, todo ello sincronizado con la parte visual gracias software Vjamm que ellos mismo han desarrollo. El resultado fue un estupendo tema de drum'n'bass que arrancó los primeros bailes de la gente. Este tema acabó fusionándose con parte del “Everything is under control” y con el “Revolution”, todo ello adornando con imágenes de los diferentes mandatarios involucrados en la guerra de Irak. Relacionado con este tema no te olvides de visitar el proyecto artístico paralelo de la pareja en la dirección http://www.revusa.net/ .

Aunque el grupo contaba con un Mc en la actuación, las grandes colaboraciones con las que cuenta el disco iban pregrabadas. Estas grabaciones eran reproducidas mediante un video que incluía la imagen del cantante sincronizada con el resto de la música. De este apartado nos quedamos con la colaboración del ilustrísimo Robert Owens aka Fingers Inc para la canción “Walk a mile”, tema del que hemos oído que viene en camino una remezcla de Tiga. La de la cantante Annette Peacock que colabora en el “Just for the kick” y de uno de los cracks de su sello Big Dada, el MC Roots Manuva, que cerró la primera parte del concierto con sombrero de cowboy y cantando en “Tru Skool”.

Con una entrega total del público el grupo se vio obligado a salir de nuevo a escena, esta vez para tocar solo dos temas, primero la reconstrucción que hacen del “Paid in full” de Eric B & Rahim B, y ya si por fin el “Everything is under control” con video incluido de Jon Spencer acompañando las rimas de Juice. Tras el bis, muchos más gritos, aplausos y silbidos del publico, que desgraciadamente no se vieron recompensados con una nueva salida a escena.

Sabemos que este año Coldcut hace algún festival así que recomendamos que te acerques a verlos. No será el concierto de tu vida, pero estamos seguros que te lo pasaras muy bien y disfrutaras tanto con la música como con la parte visual.
Más información
Coldcut

Compartir