AGENDA
CLUBS
ARCHIVO
NOTICIAS
ESPECIALES
ENTREVISTAS
DJ CHARTS
CLUBBERS
SONORAMA
LINKS

Seleccionar:


Entrevista a DJ/Rupture (USA)


Hace justamente un año ya dedicamos un especial a descuartizar, en el buen sentido de la palabra, el último Cd mix de Jace Clayton para el sello Tiger Beat 6, “Minesweeper Suite”. Sus sesiones en festivales como Periferias y Primavera Sound durante este 2003 que se nos fue le han reportado tantas alabanzas y “pajas mentales” entre los periodistas musicales como kilos de críticas entre sus detractores que lo califican de estafa. Un año más tarde volvemos a su nuevo hogar en el barrio marinero de la Barceloneta para dedicarle una entrevista al que muchos consideran “activista musical del tercer mundo”. Allí comparte un minúsculo estudio con su pareja en el que apenas hay sitio para toda la amalgama de samplers y demás cachivaches que fue recolectando durante su última gira por su país natal, EE.UU.

¿Ha cambiado mucho su vida en el último año?
Pues yo creo que si, lo que ocurre es que como he viajado tanto tampoco soy muy consciente del cambio. El otro día hice las cuentas y me salieron 18 países diferentes en 2003.

Aquí sus sets no pasan desapercibidos, ¿cómo ha recibido el público de esos 18 países su propuesta musical?

De todos esos sets me quedo con la primera vez que pinché en Marsella, fue alucinante. El público estaba muy atento a lo que hacía. Bueno, y las dos veces que estuve en Dublín también me dejaron un buen sabor de boca.

En España además de sus sesiones en Nitsa y Primavera Sound, también debutó este año 2003 en el festival Periferias.
Fue una muy buena experiencia. Abrí la noche y me encanta sentir ese proceso en el que la pista se va llenando poco a poco. Es que pinchar a las tres y media es un poco tarde para mí. Pero una sesión es como un partido de tenis. Se trata de servir y que el público te devuelva la pelota con más o menos rabia dependiendo de su estado de ánimo. Me gustan las dos cosas.

Mucha gente dice que es usted el abanderado de muchas cosas. Pero yo a usted lo veo muy tranquilo aquí sentado. ¿Usted se siente representante de algo?

No, es mi estilo y mi manera de expresarme. Sólo me siento representante de mis ideas sobre música.

Sus mixes como “Minesweeper Suite” (Tigerbeat 6) mezclan lo mejor de la world music menos acomodaticia y lo mejor del mainstream. ¿El mainstream tiene algo bueno?

Claro. El año pasado y hace dos el mainstream era más interesante que el propio underground. En la búsqueda del hit internacional los productores encuentran sonidos muy raros. Como lo nuevo de Missy Elliot o la nueva canción de Kellis, por ejemplo. Timbaland o The Neptunes toman más riesgos ahora mismo que los puristas del underground que sólo quieren hacer drum&bass o aquel que quiere componer el track de techno perfecto.

Bueno, pero la escena underground hace avanzar y desarrollar los géneros musicales para que después la industria pueda aprovechar ese trabajo subterráneo para subirlo a la superficie…

Si, pero ese aprovechamiento va en las dos direcciones. Es decir, yo que vendo pocos discos y tengo una actitud más o menos underground también cojo lo que me interesa del mainstream. En una misma sesión me gusta mezclar sonidos fáciles con otros más incómodos.

Entonces usted no es de los que estructuran previamente las sesiones en su cabeza…

No, más bien no. Mira, precisamente ahí tengo la sesión de esta noche… [Señala un montón de vinilos esparcidos con “ordenado desorden” por uno de los sofás de su estudio].

Te siguen interesando los bootlegs como esa versión del “Close to me” vía reagge que tienes por ahí.

Eso lo encontré en Alemania y es de alguien que se hace llamar Tom pero no sé exactamente quien es. De todos modos no me han interesado nunca los bootlegs. Cualquier dj coge trozos de canciones para hacer bootlegs en directo que serían sus propias sesiones. Tengo unos cuantos porque son simpáticos pero no los siento como un arma arrojadiza contra el sistema ni nada de eso lo que ocurre que en mis sesiones utilizo temas reconocibles para el público camuflados con otros sonidos y eso puede confundir.

¿Y como va su sello Soot Records?

Algo mejor. Si, mejor que antes. El año pasado produjimos el primer cd de un chico de Osaka, OVE-NAXX, “Bullets From Habikino City HxCx”. Ahora mismo estoy intentando pasar a digital un recopilatorio de música magrebí que siempre se había mantenido en un plano puramente árabe.

Hay una frase en la web de Soot Records que dice: “Diasporic breakbeats meet digital-audio sound research”…

Se trata de digitalizar el sonido que viene de todo el mundo ya sea el sur de España o el sur de África. Se trata de potenciar el beat en esas músicas del mundo pero sin hacer algo de baile: música con raíces pero aportando un matiz más profundo que la última canción de cualquier grupo de pop.

¿Y en cuanto a producciones propias?

Estoy trabajando de nuevo para Tigerbeat 6 con músicos de aquí y va a salir en septiembre. También tenía pensado trabajar con algún scratch de Dj 2d2 pero empecé a girar por todo el mundo y la cosa no ha cuajado de momento. En marzo saldrá al mercado un mix a medias de unos 30 minutos cada uno que he hecho con Mutamassik, una amiga a la que le publiqué un disco en Soot hará un par de años. Este nuevo Dj mix se llama “dj/rupture vs Mutamassik: The Bidoun Sessions” (Violent Turd). The Bidoun sessions son unas fiestas que se celebran cada año en Dubai y nos pidieron material para ilustrar musicalmente estos encuentros de música y arte. También he editado nuevo material con mi otro sobrenombre, Nettle, se llama “Firecamp Stories. Remixes” en The Agriculture.

¿Cuánto de política hay en sus sesiones?

Me gusta hacer preguntas con la música y puede que a veces tengan algo que ver con la política. Mis sesiones son anárquicas, no sé si eso es hacer política.


13 Enero 2004
Diseño y Produción:  Multi Arte