PUBLICIDAD
eedl

eedl

Publicada el 09 Abril 2020 por Bruno Garca
Miguel Ángel Martínez y Joan Duat conforman eedl. Igual por decir sus nombres completos me desnucan luego cuando termine ‘el encierro’ y nos crucemos por la calle. Sea como sea, y suceda lo que suceda con mi nuca, estamos ante dos genios de los que prefieren dar la cara haciendo ‘ruido’. Del bueno además. No en vano allá por 2007 no dudé en contactarles para ser de los primeros en publicar en el sello que estaba maquinando… El álbum Everse en spa.RK me dejó prendado. Bendito equilibrio de texturas atmosféricas, electrónica ingeniosa y beats electroides hilados como la seda. Algo que por otro lado ya venían avisando desde aquel otro EP titulado Parallemped de 2003. El caso es que ya entonces me avisaron que ambos sobrevivían como los ‘inges’ (aquellos currantes incansables de Fraggle Rock) y que por lo general les llevaba mucho tiempo desarrollar música nueva. Cosa que ha quedado bien patente pues poco más se ha sabido de ellos en cuanto a nuevos releases hasta que por fin Lapsus Records los ha rescatado en este 2020 publicándoles un nuevo discarral: Unstored. Antes que se me volviesen a escapar, les eché el lazo.

Lo primero. Hace como más de una década que no coincidimos ¿qué tal os ha tratado la vida desde entonces? ¿Más sonrisas que lágrimas?, espero...

(Joan) ¡Sí! ¡Tantos años de por medio han dado para muchas cosas, para por ejemplo algún que otro altibajo… pero el balance final se puede considerar como positivo!

Eres tú Joan quien creo no ha perdido el tiempo en absoluto y formado familia ¿qué tal lo llevas? ¿Quieres aprovechar esta vía para pedir ayuda?

Pues yo más bien diría que sí he perdido ‘mi’ tiempo, ¡absolutamente! (risas) Bueno, confieso que tengo una niña que ha cumplido ya los 7 años y que acostumbra a, siempre adorablemente, romper todos mis esquemas. Es una experiencia tan intensamente extenuante como divertida.

Ahora de otro modo, en lo musical, los dos volvéis a ser padres. Vuestro regreso -Unstored- ha sido como un plumero haciendo cosquillas en mis oídos. Sin aventurarme mucho, con los dedos de las manos podría contar discos nacionales sobresalientes facturando esa IDM vuestra tan particular... Se presupone lo habéis cocinado a fuego lento ¿me equivoco?

(Joan) Ahora te diría que más que cocinado a fuego lento ha estado en maceración durante un buen período de tiempo. Queic por ejemplo, se remonta a la época del EP Parallemped (spa.RK, 2003), un tema que nunca logramos terminar. Otros más nuevos como Flattened Life o Aether Noise estaban más acabados pero de ellos teníamos versiones muy largas, más bien preparadas para directo. Cuando estás componiendo o simplemente probando cosas nuevas es fácil escuchar lo que haces una y otra vez hasta la saciedad. Retomar estos temas después de tanto tiempo nos ha ayudado a la hora de finalizar la estructura y la mezcla de una forma más fresca y práctica.

Si es que no lo habéis soltado ya. Elegidme por favor el corte que más os guste, y desgranadnos cómo fue el proceso de composición, la mezcla, que lo inspiró, cualquier anécdota… hasta que por fin decidisteis su puesto exacto en el tracklist del álbum.

M: En mi opinión creo que Tone clutter Mix. Es una de las piezas que más me gustan todavía a día de hoy. Contando con ello el tiempo que ha pasado desde mezclarlo todo y oírlo mil veces... Recuerdo que estuve jugando con diferentes arpegiadores y algunos plugins midi. Básicamente generé un chorro de notas y las fui moldeando a tiempo real. Al cabo de un rato todo aquello empezó a esbozar algunos pasajes interesantes así que grabé toda esa información de vuelta en el secuenciador para poder editarlo posteriormente. A partir de ahí fuimos los dos tallando y dándole forma hasta que pudimos construir una estructura bastante coherente con puente incluido. Recuerdo que sudamos la gota gorda arreglando todos esos arpegios casi nota a nota. El tema de decidir el puesto exacto de los temas se lo dejamos a Albert de Lapsus, pues nosotros en ese punto habíamos perdido ya todo criterio.

J: Recuerdo que me lo enseñó un día Miguel cuando lo estaba haciendo y me fascinó. Lo llegamos a hacer muchas veces en directo. A diferencia de otras canciones que tienen una melodía o estructura más definida éste es de esos temas que permiten alargarlos sin problema y mezclarlos con otros. Me encanta como suena.

Es curioso pero me pasa con vuestra música, al igual que con Plaid, Ochre o Kettel, respiro pureza y naturaleza. Eso que todo vuestro discurso es bastante sintético y electrónico ¿por qué creéis puedo estar diciendo esto?

J: ¡Me considero fan incondicional de los tres! En el caso de Plaid además, su Not For Threes me marcó bastante en aquella época en la que fue publicado ya que yo justo estaba adentrándome en la electrónica. No lo sé, pero en este caso me alegra de veras que nos pongas en el mismo saco.

Doce años de silencio, que se dicen pronto. El caso es que Eedl, como apuntamos, están de nuevo en el candelero. Al menos en el punto de mira de todos los que amamos la electrónica ‘inteligente’ ¿Qué pensasteis siempre de esa etiqueta que acabo de decir?

J: Se me hace curioso responder a esta pregunta, sobretodo porque yo mismo soy el primero en analizar mentalmente y ‘etiquetar’ la música que escucho, pero los géneros están tan mezclados ya... Muchas canciones pop tienen hoy en día una producción y unos sonidos que podrían llevar esta misma etiqueta sobre todo en su versión ‘instrumental’.

M: Respecto a lo de la etiqueta “inteligente” mucho se ha hablado ya, que si es pedante o elitista y de lo desafortunado del adjetivo. Yo pienso que lo de inteligente en “Intelligent Dance Music” viene del recopilatorio Artificial Intelligence de Warp Records de 1992 que fue el origen de todo, y lo que intentaba era clasificar este tipo de música electrónica post techno, más cerebral y menos corporal.

¿Es buen momento este para llegar a mucho más público? Porque, los tiempos y los caminos han cambiado a lo bestia (formatos de distribución, redes, etc)

M: Difícil pregunta, Por una parte pienso que sí que es más fácil. Desde luego ahora hay muchas más formas de llegar a la gente. Cuando se estaba gestando Everse (spa.RK, 2007) creo que todavía andábamos trasteando con MySpace, y Facebook era todavía una novedad. Por otra parte creo que sigue siendo difícil destacar, pues todo esto también ha generado mucha más oferta, quizá más de la que la gente puede llegar a consumir. Así que no sé, vamos a ver qué tal le va a Unstored y ya te contaremos después (risas).

Por cierto, si en 2007 publicabais con un sello tan en forma como spa.RK, ahora lo hacéis con uno de los sellos catalanes que bien podrían haber cogido ese testigo: Lapsus Records ¿os animáis a contarnos qué tal fueron los primeros contactos con unos y otros? Y por supuesto, ¿qué tal de bien, mal o regular se trabaja con ellos?

J: Tengo un cariño y respeto especiales a Vicent (Fibla) y Silvia (spa.RK). Gracias a ellos empezamos en la escena de Barcelona y nos abrieron puertas a muchos otros festivales. Vicent nos animó mucho a la publicación de nuestro primer vinilo, el ya mencionado anteriormente Parallemped EP, ya que siempre nos cuesta dar un tema por ‘terminado’. Además fue una época en la que coincidieron muchos factores positivos: Miguel y yo prácticamente acabábamos de llegar a la ciudad como estudiantes (yo de informática y él de diseño) y compartimos una época genial tanto a nivel personal como de multitud de eventos en Barcelona. En Lapsus están haciendo un trabajo también muy cuidadoso. Además Albert (Wooky) publicó en spa.RK su álbum Montjuïc y en parte siento que es como que todo sigue en familia.

A nivel tanto personal como artístico ¿Difieren mucho las cosas que os auto-infringís, es decir, cuánto os organizáis / exigís a la hora de componer música nueva y/o sacar adelante un proyecto adelante como este Unstored?

J: La diferencia principal de Unstored ha sido probablemente que hemos ido trabajando en cada tema de forma más asíncrona. Al no disponer ya de tanto tiempo para pasarme por el estudio de Miguel cada uno ha ido haciendo y al final sí que quedamos para finalizar la mezcla y ultimar detalles. De todas formas, muchos de los temas nacieron en su tiempo del mismo modo, experimentando o haciendo pequeñas jams juntos.

Antes que se me olvide ¿por qué habéis decidido dar este paso del nuevo disco ahora y no antes?

J: Hacía tiempo que nos rondaba la idea de hacer algo con muchos de los temas que teníamos en el disco duro y nunca acabamos. Pero, casualidades de la vida, hace algo más de dos años surgió la oportunidad y Miguel me convenció para ir a trabajar en la misma empresa que estaba él como diseñador y así retomamos más el contacto diario. Bueno, eso y la insistencia de Miguel en el proyecto jejeje algo que tengo que agradecerle después de lo que me ha tenido que insistir porque ha valido la pena.

Como se suele decir 'no se os ha visto el pelo' por la actualidad musical durante todo este tiempo pero ¿y vosotros? habéis estado siguiendo las nuevas tendencias, proyectos, sellos, etc.? sería genial conocer qué pensáis sobre ella.

M: En estos años vimos desvanecerse gran parte de la escena de la IDM. Creo que la salida de Everse coincidió un poco con el fin de aquella etapa para luego volver a verla renacer en forma de influencias en muchos otros estilos durante la pasada década. Como comentaba antes Joan ya hay influencias de la IDM incluso en el pop. Supongo que en su momento medió en muchos de los productores de hoy en día. Después de Everse hemos escuchado absolutamente de todo y hemos visto nacer muchos estilos. De lo más cercano al IDM yo personalmente he seguido escuchando a gente como Mark Fell, Tim Hecker, Roel Funcken, Atom TM, Mark Pritchard y Clark. También a sellos como Raster Noton o Planet Mu por nombraros un par. He disfrutado mucho de proyectos posteriores como Kanding Ray, Lorn, Jon Hopkins, Dorian Concept, Floating Points, y ya más recientemente destacaría a Arca, Lanark Artefax, SDEM, DjRUM, y algunos proyectos del sello de Lee Gamble. Yo creo que un poco de todo esto ha ido permeando en las distintas canciones de Unstored a lo largo y ancho de los años.

Miguel, me consta estás bastante involucrado en la escena de 'sintes modulares' y demás cachivaches que son un regalo divino del dios de la tecnología ¿cuentas cómo te lo montas -nunca mejor dicho- en este fascinante mundillo del DIY y los Euroracks que promulgan a los cuatro vientos Befaco, Patching Panda, etc.?

Claro. Pues empecé a interesarme en los sintes modulares allá por el 2012. Inicialmente en busca de un sonido analógico cálido que contrastara con nuestra paleta digital. Pero al final lo que acabó enganchándome fue la interacción física con los diferentes módulos y lo radicalmente distinto que era a trabajar con software. Todo esto me llevó más tarde a adentrarme en el mundillo de los ‘viernes abiertos’ de Befaco donde me involucré en el diseño del Eloquencer de Winter Modular. Y pude conocer a Jicama de Patching Panda o a Alex de Plankton Electronics con los que también estoy colaborando. Ahora mismo soy un habitual de los Viernes DIY y he tocado con mi set-up modular en alguno de sus eventos. Dentro de poco haré un Live Stream desde mi estudio para Synth Vicious, el sello de Manu de Befaco. La verdad que están creado toda una escena en Barcelona y toca a todos estar atentos con lo que por ahí se cuece.

¿Cuánto de cacharrería hay en el nuevo disco, cuánto software o instrumentos virtuales? aprovechemos para desgranar un poco vuestra nave de Star Trek, esto es, vuestro estudio de grabación... ¿con qué nos tropezamos por ahí, y si ha cambiado mucho durante este tiempo?

M: Creo que a diferencia de Parallemped y Everse, donde usamos software y patches de todo tipo que encontrábamos en los foros de Max/Msp, Reaktor, SynthEdit, etc... No teníamos ni un clavo, la verdad sea dicha, en Unsorted hemos introducido mucho más hardware aunque todavía hay mucha presencia de software y patches. Sobre todo en algunas de las ideas menos recientes. En las más nuevas intentamos añadir diferentes maquinas clásicas que hemos ido adquiriendo en mercadillos de segunda mano todos estos últimos años. Yo soy muy fan de todos los equipos de Clavia (ahora llamados Nord Keyboards), Nord Modular G1 y G2 (máquinas que tuvieron muy mala venta por estar muy avanzadas a su tiempo, Nord lead 2, las máquinas de Elektron (Monomachine y Machinedrum) que siguen siendo cacharros de los 90s o de principio de los 00s con reverbs a lo midiverb (muy usada por gente como Squarepusher, u-ziq, y AFX en la primera década que cité) o incluso algunos clásicos como la MC-202 y MC-101 de Roland. En los temas más nuevos empezamos también a incluir algo de síntesis modular, e incluso distintas apps de iPad, como Animoog de Moog que tiene una gran expresividad ya que aprovecha muy bien las posibilidades multitouch de la tablet de Apple.

¿Cuál ha sido la decisión más complicada que habéis tomado últimamente?

M: Ha habido muchas, pero así que yo recuerde, creo que ha sido la de quién de los dos iba a contestarte esta entrevista (risas). Al final, los dos.

¿Deseos para este 2020 a nivel personal y global?

J: Espero que superemos esta pandemia lo mejor posible pero también espero que nos sirva de algo y que, en lo que a la música respecta, eventos tan multitudinarios a los que estábamos acostumbrados puedan derivar a una oferta menos masificada, más variada y continuada.

M: Que no nos falte tiempo para poder seguir creando y compartiendo. Y lo demás ya lo ha dicho todo Joan.


Más información:

eedle: Facebook

Compartir:

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.