PUBLICIDAD
Mans O

Mans O

Publicada el 09 Julio 2019 por Bruno Garca - foto de Nacho G Riaza
Me fascina charlar con gente tan joven y pletórica de ideas y un discurso musical realmente interesante. Roman Daniel, más conocido en los corrillos electrónicos como MANS O, es un ‘barcelonés’ de 24 tacos –las comillas, porque realmente nació en Suiza- que goza de ese juicio y madurez temprana. Nos lo descubrieron no hace mucho tiempo los amigos de Disboot ¿recordáis Macaya? Desde entonces no ha parado de crecer fiel a sus raíces (donde están desde la danza urbana a la integridad humana) aunque siempre con un pie puesto en el pedal de explorar. Fruto de este propósito –y sin olvidarnos tampoco de su anterior Thirst o Sed de 2016- es su nuevo trabajo Three Stages of Change Appreciation. Producido en Londres, publicado este mismo 2019 y donde nos representa tres flujos de tiempo paralelos. Se trata de su proyecto más complejo hasta el momento. Aún con eso, está hilado tan fino que nos cala fácilmente el alma. En menos que canta un jilguero lo tendremos presentándolo en Sónar… así que, ¡a por él valientes!

Vamos allá Román ¿nos describes por favor qué tipo de ser / artista se cobija bajo ese seudónimo artístico que es MANS O?

Un smoothie que combina un nene y un sabio.

¿Qué es lo que tiene la música, y más concretamente las texturas orgánicas y electrónicas para que te pirren tanto?

Creo que dimensionalmente es lo más fuerte que vivimos cotidianamente. A nivel fundamental, el sonido define todas las otras cosas mediante la vibración, la resonancia, la armonía, el ritmo y el cambio. Es como una puerta a entender todo desde un ángulo mucho más amplio que la razón, el intelecto y el pensamiento desde el Yo.

¿Siempre fue así? Sería magnífico conocer cómo según tú has crecido musical y artísticamente. Muy interesante que nos cuentes también sobre tu faceta de bailarín ¿qué tipo de danza te seduce y dinos por favor si sigues vinculado a este noble arte?

¡Siempre todo ES! jeje, yo me permití de pequeño hundirme en dibujos, mi discman, tocar instrumentos, grafiti... Bailar fue lo que me ocupó más durante años, compitiendo en ámbitos de danzas urbanas y creciendo junto a un grupo precioso. Lo tuve pausado cuando empecé a ir en serio con la música y a estudiar diseño en la ‘Uni’. Ahora, estoy usando la herramienta que ya tenía dentro de mi propio cuerpo. Me estoy creando mi espacio para poder bailar, comunicando como yo quiero y con quien yo quiero dentro del proyecto MANS O.

A todo esto, ¿esa inquietud por mezclar disciplinas, o colaborar con otros creadores (habitualmente de tu entorno)? ¿Dónde y cómo sueles hacer ‘amigos’? En este sentido, el de las colaboraciones, claro.

Es lo natural, ayudarnos juntos y explorar. Crecer junto a tu entorno, hacer cosas con quien crees que puede resonar con tu proceso creativo.

Me consta que enseñas, impartes clases. A colación de labores didácticas ¿cuál recuerdas sería la mayor lección recibida que alguien o algo te ha dado jamás?

Entiéndete, cuando lo hayas hecho, entiéndete más, cuando lo hayas hecho, entiéndete más, cuando lo hayas hecho, entiéndete más, cuando lo hayas hecho, entiéndete más. – La Vida.∞

Cuán importante fue para tu carrera aquel Macaya, un enorme EP lanzado por Disboot. Aún colaboraba para ellos cuando Uxuka me habló de ti en una reunión que tuvimos en su casa… sinceramente, me quedé prendado de tu propuesta. Ok, y de tu juventud haciendo esas estructuras.

Fue una pieza que me hizo creer en mí, verme como alguien que puede decir cosas, tan profundas como se puedan esculpir desde la música. Me sorprendió mucho que gente de todas las edades estuviese tan atenta y lo valorara, con delicadeza y ánimo. Se trataba de mi primer trabajo sonoro compacto, y me llenó de fuerza, encima logró ayudarme a tocar en el Sónar 2015, esto siendo yo un proyecto aún muy ‘verde’.

Buceemos como no en tu nueva obra, Three Stages Of Change Appreciation, un nuevo álbum que ha visto la luz estructurado en formato de tríptico… ¿nos cuentas cosas chulas sobre él y por supuesto, cuál fue el germen que dio origen a esta nueva obra?

Es un viaje largo que incluye diferentes vías de exploración sonora que se crean paralelamente durante un gran proceso de aprendizaje y cambios. Lo empecé cuando acabé la universidad pero se ha ido definiendo y digiriendo poco a poco. El Pumarejo de Barcelona fue un gran catalizador para mí y todo el que lo frecuentó. Ahí se gestaron la mayoría de tracks. Todo lo vivido por ahí fue parte del proceso de entender la música, el tejido social, nuestra posición en el aparente espacio-tiempo… Conceptualmente tampoco me apetece decir mucho más que invitar a escucharla con cariño y atención.

Tuve la fortuna de asistir a la instalación donde lo presentaste en las Capelles del Convent de Sant Agustí. Fue sin duda muy singular e interesante ¿cómo surgió aquella idea / posibilidad? Y por favor, para los que no pudieron estar ¿narras por encima lo que articulaste?

Es un formato que quería explorar como respuesta a la sobreinformación y falta de ocasiones en las que ponerse a escuchar piezas largas, enteras, atentamente. La idea era generar un espacio de escucha común, ¡Y funcionó muy bien! Afectó por igual a todo el rango de personalidades y edades que asistió, y el envoltorio sagrado de la Capella lo amplificó todo. Los tres discos funcionan paralelamente, por eso era necesario que estuvieran sonando a la vez, en los tres espacios que, confeccionados por Sociedad 0, ilustraban la naturaleza de cada uno.

¿Hasta qué punto es vital (o no) para ti recibir en primera persona las reacciones sinceras de la gente? ¿Qué pasa por tu cuerpo cuando estas no son las esperadas… bien por ser negativas o directamente notas que no han captado en absoluto tus intenciones?

Cada persona es una perspectiva válida, pero ninguna es la absoluta cuando se trata de un trabajo que es tuyo. La crítica es muy útil si no dejas que se enrede en tu vulnerabilidad emocional. Como artista es algo a lo que vas a estar siempre expuesto así que ¡cuanto antes sepas absorber productivamente cualquier input, mejor!

No menos curioso el formato físico en el que se ha publicado tu último trabajo musical. Un USB drive – diseñado y producido en colaboración con Mateo Palazzi y Sociedad 0, a quienes acabas de citar…

Al haber sacado todo digitalmente antes, quería un formato físico pero ni por asomo pretendía auto editar vinilo, por cómo está la industria. También quería un formato que me permitiese incluir los tres discos y que estuviera en consonancia con nuestro uso tecnológico y mi generación. El USB era el mejor candidato: permite crear un objeto con carga conceptual y valor estético, aparte de que puede tener más vidas una vez te guardes los álbumes

Creo que eres la persona idónea a la que preguntar esto ¿crees que la música puede llegar a tener algún tipo de poder curativo?

Bueno, no lo creo ¡lo sé! Todo está hecho de frecuencia, vibración, ritmo y armonía. La misma palabra ‘Sound’ también significa ‘sano’ en inglés. Royal Raymond Rife, antes de ser censurado, ya curó los diversos cánceres que trató simplemente amplificando sus frecuencias con sonido hasta desestructurarlos. Si se indaga un poco en el papel de la música en el pasado, podemos ver claramente que no es un simple pasatiempo sino una gran dinamizadora de emociones, amplificadora de rituales y una elevada medicina, aparte de ser el único lenguaje verdadero.

Cuando compones ¿Sueles rodearte de...?; cuando pasas largos periodos sin componer ¿Sueles rodearte de...?; y, cuando necesitas tranquilidad inmediata ¿No sueles rodearte de…?

- cacharritos

- amorcito

- pantallas

Recién aterrizamos en la mitad del 2019. Intuimos que por ahora, la cosa va bien, más que bien ¿pero qué le desearías a la otra mitad que nos queda por comernos? ¡¿Y qué no te gustaría que pasase ni en pintura?!

2019 me está pareciendo una parodia de la realidad. La verdad es que tengo ganas de que llegue un colapso lo antes posible, porque en este plano físico, todo pasa a una escala tan grande que solo percibimos lentamente lo que queremos ver como ‘cambio generalizado’. Me encantaría que tomáramos las riendas del futuro utilizando nuestros recursos inteligentemente, dejar de utilizar políticas victimistas contra el capitalismo, sino derrapar en su cara y dejarlo obsoleto. Creo que para que pase esto habrá un momentum post-apocalíptico que ya estamos viviendo, pero se tiene que hacer bien visible para crear el estado de emergencia que nos hará mover el culito.

Si te regalasen un reloj que no te quitase horas, sino todo lo contrario, te las diese: ¿qué vivencia de tu vida revivirías? (al menos, durante toda una hora)

No cabe en mi cabeza revivir un momento otra vez, si lo hiciera se convertiría en otro nuevo momento ¡seguro! Utilizaría este reloj para parar el tiempo y currar más tranquilamente (risas). O quizás para asomar la cabeza por el futuro y quedarme tranquilo al ver nuestra cooperación con nuevas especies o ángeles estelares.

Cuáles considerarías que son los puntos álgidos de tu carrera como MANS O. El pico más positivo, y porque no confesarlo, el momento más crítico hasta ahora.

¡Me cuesta verlo así! Relativizo mucho y me gusta ver los momentos de manera ambigua e intentar entender las partes negativas y positivas como una unidad.

Por cierto, este mes de julio regresarás a Sónar para actuar ¿menudo festival este, no? ¿Vuelves a sentir cosquillas? ¿Nos cuentas qué tal viviste la experiencia aquella primera vez? Sí, aquella de 2015 y con tan solo 19 tacos.

Esa primera vez fue como un salto para mí, me ayudó a creer en mí y a ver qué camino debía tomar, fue como te adelantaba gracias a Disboot quienes también me ayudaron mucho a meterme en esto, y hacerlo sin miedo. Ahora con más perspectiva, me he montado un buen berenjenal: muchos amigos profesionales me están ayudando a elevar el show hasta donde queramos, con diferentes materializaciones.

Me consta eres una persona muy sincera y con un nivel alto de reflexión, que a la vez prontitud creativa. Para acabar: a ver qué respuesta nos haces si tan solo te menciono tres palabras, que son “caos, naturaleza, vía crucis”.

Solo veo Naturaleza.

Mans O estará el viernes 19 de julio a las 14:30 en el escenario SonarHall del festival Sónar 2019


Más información:

Mans O: Facebook

Compartir:
PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

PUBLICIDAD