PUBLICIDAD
Harry Romero

Harry Romero

Publicada el 17 Julio 2019 por Javi López
Hay una especie de DJ que parece no caer en extinción, si no que se mantiene firme y activa en la industria, al margen de movimientos centrífugos o descarriles. Hablamos del DJ de house de los 90s, especie a la que pertenece nuestro entrevistado: Harry 'Choo Choo' Romero, al que todos recordarán por siempre como una de los tres artífices de Subliminal Records, junto a Erick Morillo y Jose Núñez; y por ser uno de los DJs del house americano más icónicos de finales del pasado siglo. El de New Jersey sigue a pleno rendimiento, estrenando nuevo EP en Rebellion (el sello de Damian Lazarus) y con un Essential Mix recién salido del horno. Hablamos con él.
Tu carrera has serpenteado por todos los caminos del house. ¿En qué jungla te mueves ahora?

Como productor y DJ a mi siempre me han gustado los diferentes estilos de la música house. Nunca he puesto límites a mi creatividad. Unos me conocen por un sonido mas funky, otros por un estilo más tribal o techno... Cierto es que no tengo muchos temas en la onda deep, y realmente es un sonido que me gustaría experimentar.

Tu nuevo single “Afro Horn”, editado en Rebellion, no es precisamente deep...

Soy muy fan de Damian Lazarus y no me lo pensé dos veces cuando me propuso editar un EP en su sello. De ahí nació Afro Horn, una producción que quería mantener súper básica: mezclando la flauta, como si fuera una voz, con muchos elementos percusivos. Creo que ambos sonidos, tan diferentes, encajan muy bien. Este single es bastante festivo, pero ahora me estoy concentrando en producir temas más underground. Últimamente he experimentado una gran energía creativa, y siempre que empiezo temas nuevos me salen más en esta dirección.

Hace muy poco oficiaste un Essential Mix para el señor Pete Tong.

Salió muy bien, y estoy muy feliz. Creo que esas dos horas de mix me representan muy bien como DJ actualmente. Incluí algunos temas míos nuevos, varios edits, como el que hice al maestro Louie Vega del famoso Deep Burnt de Pepe Braddock, y algunos hits actuales que me gustan mucho como el Lowdown Drums.

Se cumplen 25 años de tu primer lanzamiento: ‘Tonight’ en 1994, ¿En qué momento te sientes ahora como productor?

Han pasado ya muchos años y puedo decir que hoy me siento más seguro en lo que hago y en mis decisiones. Al principio de mi carrera no pensaba, sólo hacía. Ahora cuando trabajo en el estudio o toco, sea donde sea, confío en mi talento y sé que voy a dar al público lo mejor que tengo.

¿Es el house ahora tan excitante como lo fue en los 90s?

Quisiera decir que sí, pero no lo es. Ha cambiado tanto... Hay pocos artistas que estén escribiendo y grabando canciones con vocales y letras positivas. Los DJ’s solo tocan hora y media en los sets... ¿Cómo es posible que un DJ te lleve de viaje en hora y media.

Fundar Subliminal Records junto a Erick Morillo y Jose Nuñez es sin duda uno de los hitos de tu carrera. ¿Qué te ha aportado la experiencia de gestionar un sello discográfico como este?

Bueno, la experiencia Subliminal me abrió las puertas al mundo. Con el apoyo del sello pude conocer y tocar música a nivel global. No sé si hubiera tenido la carrera que tengo sin Subliminal.

¿Cómo fueron los inicios con Subliminal? ¿Recuerdas especialmente algún momento de la historia del sello?

Al principio fue algo muy extraordinario porque todo los temas que sacábamos vendían como mínimo 15.000 copias en vinilo. No sé qué había en el agua pero sabíamos que estábamos haciendo algo muy especial con el sello. Y subimos de una manera muy rápida. Tengo un recuerdo que jamás se me va a olvidar: la imagen de Jocelyn Brown grabando el tema Believe. Recuerdo perfectamente cómo se me erizó el bello al verla cantar con tanta fuerza y emoción.

 

Dices de tus padres que fueron la 'fuerza fundamental' para que te dedicaras a la música. ¿Por qué?

De pequeño mi padre siempre me enseñaba diferentes estilos de música. Ponía discos y me decía quién era el autor, de qué parte del mundo era, cuál era el productor... Me ayudó a entener qué significaba el arte de hacer música. En casa escuchábamos de todo: jazz, cumbia, merengue, salsa, música clásica. Esto hizo que me motivará a descubrir diferentes sonidos, y es algo que todavía hoy practico con mis producciones.

Tu madre también era una fan de la música latina.

También escuchaba grabaciones de poesía. Para mí era algo muy diferente y aunque de pequeño no lo entendía muy bien, me despertaba mucha curiosidad intentar descifrar qué significaban esas palabras. Era un niño y no entendía la poesía, pero recuerdo que me encantaba el sonido de las voces. Lo importante de estas experiencias como niño es que esto fue la raíces del ritmo para mi sonido en la actualidad.

Llevas muchos años en la industria. ¿Cómo te mantienes inspirado y motivado?

Primero que todo, yo me considero un estudiante de la música house y techno. No soy esa clase de productor o DJ que vive en su mundo chiquito y no me importa lo que pasa fuera de mis cuatro paredes. Aunque lo más importante es ser un artista y explorar nuevos sonidos y ritmos; uno no ha de olvidarse que esta escena es también un negocio. Es muy importante estudiar la escena para ver quién está haciendo qué y que DJ está marcando la diferencia y por qué. Uno ha de coger esa información y utilizarla en el estudio para saber si lo que está haciendo va a ser recibido de manera positiva. El artista siempre tiene que salir de su zona de comfort para crecer.

Últimamente se ha hablado mucho de las enfermedades propias de los DJs: ansiedad, soledad, excesos con el alcohol y las drogas, depresión… ¿Has padecido alguno de estos desórdenes a lo largo de tu carrera? ¿Cómo evitar caer en malas prácticas?

Las drogas,el alcohol, el sexo y todo eso... siempre van a ser parte de la cultura de la música electrónica. Eso no se puede negar. Pienso yo que el error más grande que uno puede hacer como artista es no mantener los pies en la tierra. Lo dijo muy claro Frankie Knuckles: "El momento en que uno piensa que es más grande que la música, se le acaba la carrera". Hay que ser bien realista y saber que muchas de estas carreras no duran mucho tiempo. Es esencial rodearse de gente positiva y pasar buenos ratos. Una de las cosas más importantes de mi carrera mía ha sido gozar en el estudio y gozar tocando música para la gente. Y si uno piensa que tiene problemas de adicción, es muy importante buscar ayuda.

Entro en el estudio de Harry Romero: ¿Qué me encuentro?

Lo esencial es mi computadora Mac con todos los plugins que necesito. Hace más de 10 años que Logic y de verdad me gusta mucho, porque puedo trabajar rápido y poner mis ideas a funcionar. He trabajado tantos años en mi estudio que de verdad conozco el sonido muy, muy, bien. Todavía tengo mi colección de vinilo a mano y siempre estoy sacando samples. Me gusta trabajar rápido, comenzar temas y hacer arreglos rápidos y que salgan naturales, y después, al día sigiente, ya le hago el masaje al track.

¿Ha cambiado durante los últimos tiempos la psicología con la pista? ¿Sientes que conectas de la misma manera con el público? Los tiempos cambian, y la audiencia también

Al principio la gente bailaba. No tenían la distracción de los móviles con sus cámaras, sus Videos y las redes sociales. Ahora hoy en día el DJ es un espectáculo. El público quiere mirar lo que está haciendo el DJ y esperan las subidas para levantar las manos. A mí me ha tocado acostumbrarme a esa manera de ver al público. Aunque los tiempos cambios, yo todavía siento la misma energía de siempre, y eso para mí es muy importante.

Ser veterano en la escena DJ. ¿Es ahora un inconveniente o una ventaja?

Si uno se quiere mantenerse en la escena es muy importante conectar con la juventud y no solo confiar en lo que se ha hecho. Esta industria siempre ha sido de la juventud así que es muy importante como DJ y productor conectar con ellos.

¿Por qué nunca te has animado a producir un álbum?

Yo he producido un aumento desde el año 2004 y me ha ido muy bien. Es muy difícil hoy en día producir un álbum porque para mi hay más fuerza y potencia sacando singles. Tampoco creo que el público actual tenga la paciencia necesaria para enfrentarse a un LP... Quizá estoy equivocado, pero es lo que pienso.

¿Qué te queda por hacer en la vida?

Tengo todavía mucho que hacer en mi vida. Quiero ir de Safari a África, llevar a mi familia a Colombia por un mes para que mis niñas conozcan el país de mis padres... Me gustaría hacer una colaboración con Derrick Carter y Masters at Work, y todavía tengo muchas muchas ideas para producir. Así que por ahora me van a ver por muchos más años.

¿Qué lección importante has aprendido como DJ después de todo este tiempo?

La lección ha sido buscar el balance. Es muy fácil perderse en esta carrera, lo he visto con mucha gente. Uno como ser humano no puede vivir en aviones aeropuertos y hoteles. Esa vida para mí es muy vacía. A mi siempre me ha inspirado la naturaleza. También me inspira mi familia, mis padres, mi esposa, mis primos, mis niñas.

¿Cómo ves a Harry Romero dentro de 20 años?

Pienso que en 20 años estaré produciendo música para películas. Siempre ha sido algo que he querido hacer... y sé que lo puedo hacer. También me gustaría ser abuelo algún día. Pienso que sería muy buen abuelo.


Más información:

Harry Romero: Facebook | Soundcloud | Twitter

Compartir:
PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

PUBLICIDAD