PUBLICIDAD
Branko

Branko

Publicada el 26 Agosto 2019 por Clubbingspain.com
Branko es uno de los grandes exponentes de la música portuguesa contemporánea, específicamente lo que él mismo llama, "música electrónica global". El dj y productor musical, ex-miembro de la aclamada agrupación Buraka Som Sistema, y fundador del sello discográfico Enchufada, ha lanzado un nuevo álbum, titulado Nosso (Enchufada, 2019). Una celebración del colorido y musicalidad de los ritmos portugueses, pero que al mismo tiempo se alimenta y enriquece de las influencias de la música y las culturas del mundo. La "electrónica global" de Branko no tiene nada que ver con el techno o el house, no viene de Londres o de Detroit, sino que nace de la multiculturalidad de Portugal, Cabo Verde o Lima. En este segundo álbum, Branko nos lleva en un "viaje musical lleno de color"; un trayecto que contó con la colaboración de artistas de la talla de Cosima, Umi Copper, la colombiana Catalina García y Dino d’Santiago, uno de los pilares creativos del más reciente álbum de Madonna, Madame X. Con motivo de su presentación en la pasada edición del festival Sónar 2019, he podido conversar con Branko sobre este nuevo álbum, sus planes a futuros y qué significa la cultura portuguesa para él y para su música.

Nosso (2019), tu nuevo álbum, intenta celebrar la cultura global, su colorido, su ritmo, sus género, pero exactamente, ¿Cuál es tu búsqueda con este álbum? ¿Qué quieres decir?

Es una celebración de diversidad pero desde el punto de vista de la vida y la música que se hace en Lisboa. Todo lo que se crea en Cabo Verde, en Brasil, encuentran un punto en común en Lisboa. Es un ‘melting pot’ de cultura e influencias. Ese es el punto de vista del álbum y después, la parte instrumental, soy yo, es la ciudad donde he crecido. Intento llevarla (mi visión) a otros puntos del planeta y mezclarlo con otros estilos, con otras vocales, con artistas invitados. Se arma en Lisboa pero tiene influencias de todas partes.

Es decir que Lisboa y el portugués, como lenguaje, son la columna vertebral de tu álbum, y todo lo demás son elementos -digamos- que le dan color a este sonido…

Sí, exactamente. Nosso tiene muchas sesiones de estudios con diferentes cantantes y músicos. Las visuales de mi show en directo muestran fragmentos de las sesiones y de los cantantes, así como imágenes de Latinoamérica, Brasil, Cabo Verde. Es eso, un viaje musical lleno de color.

¿Entonces podríamos afirmar que este es el enfoque que tiene Branko a la hora de producir los álbumes de otros artistas?

Sí, siempre ha sido así. Desde la aparición de Buraka Som Sistema y nuestro primer álbum From Buraka to the World. Buraka es la ciudad donde he nacido, que está en los suburbios, a las afueras de Lisboa. Nuestra idea siempre ha sido intentar llevar ese sonido tan particular al mundo. Ese siempre ha sido el espíritu, desde Buraka hasta Enchufada, incluso los artistas que produzco. No tiene sentido para mí producir para otro artista sin que esa conexión esté presente. Siempre quiero poner algo de mi background, de donde he crecido.

Sé que has trabajado con artistas muy conocidos como Santigold, M.I.A., pero en el caso de Enchufada, ¿Lo has creado para que sirva de plataforma a proyectos menos conocidos pero que tienen alguna relación con Portugal?

No es tanto la relación con Portugal sino la relación, o digamos un “lifestyle” de música electrónica global. Una electrónica que no es techno o house. No viene de Londres sino de ciudades como Lisboa. Ciudades con la misma energía pero con culturas distintas en todos los sitios. Ese es el punto de partida del sello: celebrar Lisboa y otras ciudades parecidas. Por ejemplo, trabajamos con Dengue Dengue Dengue, y reconozco a Lima como una ciudad con la misma energía que Lisboa, así que se trata un poco de trabajar esa idea de electrónica global.

Pero, dándole más cabida o más luz a las minorías, Latinoamérica, África…

Sí, exacto. Cosas que suenen y que tengan una conexión con ritmos ancestrales pero adaptados a un club en el año 2030. (risas)

Has trabajado con Dino d’Santiago en el tema Tudo Certo y produciendo su disco. Recientemente, Dino se ha convertido en una suerte de mentor musical de Madonna, –desde que esta vive en Portugal y ha lanzado su proyecto como Madame X, donde celebra la cultura de Portugal, colaborando con artistas portugueses, ha lanzado un vídeo con Batukadeiras, etc… ¿Qué opinión tienes sobre esto? ¿Lo sientes como un interés genuino o se trata de la artista blanca, norteamericana proyectando un fetiche sobre lo portugués?

Entiendo a lo que te refieres, pero siento que hay que seguir trabajando con ese concepto de “cultura portuguesa”, pero creo que lo que está haciendo Madonna es como una ventana de acceso para muchas personas que no tenían idea de que esto existía. Hay que empezar por algún sitio y lo que está haciendo Madonna de promover la música, de trabajar con artistas portugueses y con gente del núcleo, me parece una muy buena manera de presentar a su público un montón de cosas que no conocían.


Digamos que tu visión es más la del vaso medio lleno que la del vaso medio vacío…

Sí, exacto. Es lo mismo que pasa con la gentrificación, por ejemplo. Siempre hay un lado bueno y un lado malo. A mí lo que me interesa, y siempre me ha interesado, es llevar la cultura portuguesa a otros sitios, al mundo. Para mí, tiene mucha información musical, muchos ritmos, muchas formas de construir canciones que puede ser muy útiles y muy poderosas. Si escuchas Anitta, por ejemplo, es obvio el poder que puede tener. Ahora bien, para mí es más importante Anitta como embajadora que Madonna como embajadora.


Más información:

Branko: Facebook

Compartir:
PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

PUBLICIDAD

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.