PUBLICIDAD
Robert Babicz

Robert Babicz

Publicada el 05 Abril 2018 por Javi López
El ya lejano y mítico sonido de Colonia tuvo a Robert Babicz (y a su aka Rob Acid) como uno de sus mayores exponentes. Ahora, con más de 1.000 producciones a sus espaldas en sellos como Bedrock, INTEC, Mille Plateaux o Systematic; Babicz goza de una cómoda posición en la escena, avalada por su experiencia y su labor como ingeniero de mezcla y mastering. Es difícil catalogar ya su sonido, él mismo reniega de los estilos y abraza la electrónica en todas sus formas. Sensibilidad, profundidad y diversidad de emociones, son sus señas de identidad. Mañana actúa en Electronic Colors, en Siroco, y presentará nuevo material en exclusiva.

Amigo Babicz. ¿Dónde te pillo?

Estoy en el estudio. Trabajando en nueva música.

¿Cómo va este 2018?

Mi año comenzó con un fantástico tour por Australia, seguido de un tour por India muy estimulante. Ahora estoy trabajando mucho en mastering y mezcla para distintos clientes. También he hecho algunos EPs para mi sello Babiczstyle. Aunque el proyecto principal que más me motiva es mi próximo álbum para Systematic, en el que estoy colaborando con invitados como John Digweed, Gui Boratto y Marc Romboy.

Mañana actúas en Electronic Colors en Siroco. ¿Qué ofrecerás?

He hecho un montón de nueva música durante las últimas semanas, así que en Madrid tocaré muchas de estas producciones por primera vez. Pero como siempre, mi principal objetivo será hacer feliz a la gente en la pista de baile. Si el público es feliz, yo también lo soy.

¿Cómo mantienes viva la llama de la inspiración después de más de 25 años de carrera?

Mi principal inspiración es el día a día. Siempre intento mirarme a mi mismo y preguntarme: '¿Qué quiero hacer? ¿Qué música me gustaría escuchar?' Mi trabajo es básicamente la banda sonora de mi vida. Me gusta la naturaleza de la música electrónica, así que simplemente hago lo que me guía el instinto.

Te mudaste de Polonia a Colonia siendo un niño. ¿Cómo viviste todo aquello?

Llegué a Alemania con mis padres cuando tenía cinco años, así que crecí en Colonia, la cual es una ciudad muy musical. Es un gran caldo de cultivo de artistas y gente creativa. Además aquí la gente es muy amable y tiene un sentido del humor especial.

¿Es cierto que tus padres nunca aprobaron tu vocación artística?

No fue fácil para mis padres aceptar mi decisión, pero mi corazón me dictaba seguir ese camino. Ser un artista es un camino difícil, luchas continuamente contra tu propia autoestima. El consejo que le daría a las nuevas generaciones es que estén muy seguros de lo que hacen. Puedes hacer música como hobby, pero si realmente quieres convertirte en artista tienes que darlo todo.

¿Es cierto eso de que hiciste tu primer live show sin tener ni idea de lo que estabas haciendo y además con un equipo prestado?

¡Sí, fue así! Al inicio de los 90s nuestra música era muy simple y salvaje. Yo mismo produje mi primer álbum con instrumentos que me dejaron algunos amigos. Cuando hablé con un promotor para actuar le dije: 'Quiero tocar, pero no tengo nada ¿Puedes conseguirme alguna máquina?'

Eso es echarle pelotas.

Así que el tipo me consiguió algunos instrumentos, algunos de los cuales no había visto en mi vida, pero tuve 3 horas para programar aquel live set. El resultado fue que toqué una hora en directo de forma totalmente improvisada. Y en ese momento comprendí que aquello era lo que quería hacer en mi vida.

Ha llovido mucho desde entonces. La tecnología lo ha cambiado todo. ¿También tu música?

Llevo haciendo música desde hace 28 años, y la tecnología no ha parado de evolucionar desde entonces. Siempre he mantenido las puertas abiertas a los cambios. Me encanta experimentar con las nuevas tecnologías. En este sentido soy como un pequeño chaval con un montón de juguetes nuevos. Por supuesto que esos nuevos juguetes cambian el modo en el que creas tu música, pero lo veo como algo bueno. Es como un proceso sin final.

¿La tecnología está matando el alma de la música?

No por completo… si dejas que la tecnología te gobierne significa que eres un perezoso. Un artista debe aprender tanto como sea posible y luego tratar de olvidar la tecnología y centrarse en los sentimientos. Es importante saber escoger bien. Yo siempre intento utilizar las mejores herramientas para crear.

¿Te sientes cómodo con la industria actual? ¿No sientes que se ha vuelto todo demasiado corporativo?

El mundo de la música electrónica se ha vuelto muy corporativo, no hay duda. Siendo honestos, cada vez es más difícil mantener la independencia para artistas como yo. No quiero formar parte de según qué propuestas, la música debería ser el centro de atención, pero hay muchas grandes compañías manejando la escena a base de billetes. No creo que esto sea muy bueno, pero ¿qué puedo hacer? Yo simplemente hago la música que amo. A veces hecho en falta el verdadero amor por la música Veo a mucha gente en la escena trabajando sólo por la fama y el dinero. Eso me entristece, por eso intento mantener mi rol independiente.

¿Qué tal con tu sello Babiczstyle?

Babiczstyle me permite ser 100% independiente y hacer lo que quiero. No necesito preguntarle a nadie si puedo editar algo. Es una plataforma para la libertad. Ahora también voy a lanzar música de otros artistas, porque me llegan demos realmente buenas y creo que puede ser genial para que el sello continúe creciendo.

Aquí entrevistamos meses atrás a Tim Engelhardt, uno de tus protegidos ¿Sientes la necesidad de actuar como mentor?

En mi opinión, todo artista veterano debería apoyar a las nuevas generaciones, compartir su conocimiento y su experiencia. Es la manera para todos podamos ser mejores.

Tienes un montón de discos editados. ¿Cuál consideras que ha sido crucial en tu carrera?

Uno de los más grandes ha sido "Dark Flower". Creo que será el disco que la gente pinche en mi funeral. He producido alrededor de 1000 temas, y todos ellos son de alguna manera importantes para mi, representan fragmentos de mi vida. Lo mejor de todo es que no me avergüenzo de ningún tema que he hecho.

¿Stockhausen sigue siendo tu héroe?

Uno de ellos. Pero también admiro profundamente a Brian Eno, Squarepusher, Phuture, Noisia, Jeff Mills, Jean Michel Jarre… En general adoro a todos aquellos artistas de los que puedo aprender.

Háblanos de tu labor como ingeniero de mastering. ¿Crees que es una faceta que retroalimenta tu labor como productor?

Sí, cuando hago mi propia música, puedo imaginarme ya el tema masterizado en mi cabeza, antes incluso de hacer la primera mezcla.

Joder.

Siempre tengo una visión de cómo quiero que suene cada uno de los elementos. Cuando hago mastering para otros artistas mi principal intención es ayudarles a que su música brille.

¿Cuán importante es el arte del mastering en el techno?

El mastering es como el maquillaje para una modelo, es como convertir a una chica guapa en una reina. Aunque el mastering puede ser definitivo, ya que es importante que los tracks suenen bien en los clubs; lo que realmente define un buen tema es la composición y la mezcla. Eso es algo que nunca debemos de olvidar.

¿Qué será lo próximo para ti?

Quiero seguir aprendiendo más y más; y ser lo más libre posible en mi música. Ya no pienso en estilos ni géneros, sólo me importa la música que sacuda mi cuerpo y mi corazón. Quiero ser un artista hasta el día de mi muerte. He dedicado mi vida a este arte y así lo seguiré haciendo.




Más información:

Robert Babicz: Web Oficial | Facebook | Twitter | Soundcloud

Compartir:
PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

PUBLICIDAD

APÚNTATE A NUESTRO E-FLYER SEMANAL

Tienes que indicar una dirección de correo electrónico.

La dirección de correo electrónico no es correcta.