PUBLICIDAD
Mynationshit

Mynationshit

Publicada el 11 Abril 2018 por David Sánchez

Carlos Martín es un (ya no tan) joven músico que nació y sigue residiendo en Almería y que lleva más de una década con un proyecto musical dedicado al electro y a la synth music llamado Mynationshit. Todo un contraste entre el entorno, una ciudad en la que el sol luce la mayor parte del tiempo y la música melancólica y robótica que produce nuestro protagonista de hoy. El sábado se le podrá ver en directo en el Hangar.org de Barcelona acompañado de su hermano Alejandro que se ocupa del aspecto visual del proyecto en un evento titulado Metrònom y organizado desde el sello barcelonés Aspecto Humano. Aprovechando el momento hemos podido charlar un poco con él para que nos hable de sus proyectos y del sello que dirige, Waste Editions, del que han sacado recientemente su cuarta referencia.

Este sábado estás en Barcelona presentando tu música en directo. ¿Has preparado algo en concreto para la ocasión? ¿Irá tu hermano para apoyar con las visuales?

Sí, allí estaremos y con muchas ganas. En esta ocasión llevo unos cuantos temas nuevos que pronto espero publicar en mi nuevo trabajo que aún estoy grabando. Y sí, viene mi hermano Ale que es la otra mitad de Waste Editions y hará los visuales. El ya es parte de Mynationshit ya que en este nuevo concepto con música e imagen sin él no tendría sentido.

Hablemos un poco de ese nuevo trabajo, ¿Qué podemos esperar de él? ¿Alguna idea de cuando saldrá a la luz?

Será muy parecido a mi último trabajo Malevolent Charmer moviéndose bastante por las líneas de los ochenta, el post punk y del synth pop pero quizás en este estoy retomando sonidos más electro de los primeros albums e incluso percusiones más techno. Respecto a la fecha de lanzamiento... primero sacaremos otros proyectos que tenemos pendientes, creo que se publicará el año que viene.

 

¿Tienes algún truco a la hora de empezar los temas?
Suelo comenzar con líneas de bajo y despues voy sumándole melodías. Aunque en ocasiones tengo una melodía en la cabeza y comienzo al revés.

Por lo que intuyo eres de los que se toma las cosas con tranquilidad. De hecho veo que con el sello vais poco a poco y cuidando mucho cada referencia. Haciendo hincapié en todos los aspectos. ¿Me equivoco?

Sí, así es. Nos gusta ir poco a poco y que el proceso sea artesano y no industrial. Queremos editar más pero siempre intentando apostar más por la calidad que por la cantidad. El dedicarle tiempo y esfuerzo a las referencias al final creo que da resultado y hay gente que eso lo agradece, por eso nos gusta buscar trabajos y productores con personalidad.

El último disco que habéis lanzado es de WLDV con quién compartis cartel este sábado en Barcelona. ¿Como surgió la idea de lanzar el mini-album?

La conexión con Joni WLDV se produjo cuando tocamos en Vocoder el año pasado. Tenemos tantas cosas en común incluso fuera de la electrónica que era imposible que no fuese parte de la familia.

¿Y qué tal va la referencia? Veo que la distribución es de Bordello A Parigi, imagino que venderéis muchas copias fuera de España

Está funcionando bastante bien ya sólo nos quedan 100 copias y salió hace poco. Sí, nos distribuye Bordello A Parigi y el 80 % se vende fuera, imagino que es por la situación de crisis y la gente tiene que darle prioridad a otras cosas.

Pero es que además vuestro sonido es bastante minoritario en España...

Si cierto por eso la única manera de editar es vendiendo fuera

Por cierto, últimamente se habla mucho del resurgir del electro tanto en clubes como en festivales. ¿Qué opinas de la escena actual del género?.

Me alegro que se le esté dando ahora más valor a este estilo, pero también creo que las modas van y vienen. A Kraftwerk en los 70 lo podías comprar en El Corte Inglés, de hecho mi padre me regaló sus vinilos cuando era adolescente y fue lo primero que escuché de éste género. Me alegro que con este auge se le esté reconociendo el trabajo a productores que llevan muchos años produciendo y a los cuales admiro y además muchos han influído en mis trabajos, aunque no sea un ortodoxo de ningún estilo.

Me da la sensación de que la gente del ‘electro’ suele ser muy cuidadosa con todos los lanzamientos. Me vienen a la cabeza los recopilatorios de Alek Stark, por ejemplo. ¿Crees que hay alguna relación entre ser fan de electro y poner más mimo a la hora de publicar la música cuidando tanto el sonido como el lanzamiento físico del disco?

No se, pero ahora que lo pienso, en el electro hay portadas horrorosas e incluso discos en los que sólo te viene una funda y una fotocopia imprimida en blanco y negro en su interior (por ejemplo, algunas ediciones de Bunker, sello al que siempre he admirado). Hoy vivimos un momento algo absurdo en lo referente a los formatos y creo que demasiado fetichista. Nosotros le damos importancia a los diseño, cierto, pero siempre intentamos, como hace Alek Stark y muchos otros, buscar el equilibrio con el audio del proyecto.

Aún no hemos hablado de tus inicios en la electrónica. ¿Cómo empezaste a empaparte de ella? ¿Hubo algún momento concreto en el que te dijiste “esto es lo que quiero hacer”?.

Comencé a producir electrónica en 2007 y el culpable fue mi hermano Alejandro por bajarme de Barcelona unas cajas de ritmos. He tocado en bandas de metal, punk, hxc y grindcore desde que me empezó a salir el bigote y tengo que reconocer que tenía muchos prejuicios y era poco amigo de las discotecas. De chaval la única electrónica que escuchaba era Ministry, Godflesh, Kraftwerk, Scorn, Jean-Michel Jarre o Suicide pero no fue hasta que empecé a producir con Mynationshit cuando abrí mi mente y comencé a consumir todo tipo de electrónica que me gustaba. Quizás esta es la razón por la que hoy no me gusta cerrar puertas en los estilos y me gusta producir lo que me apetece en ese momento intentando tener, aunque es difícil a veces, pocos prejuicios y dogmas posibles. Hoy tengo 40 años y creo que ya se cuales son los estilos en los que me muevo más cómodo a la hora de producir y en los que me gasto el dinero cuando compro discos. Quizás estoy empezando a entender el "esto es lo que quiero hacer".

Supongo que ahora es fácil conseguir las máquinas y discos que quieras por internet. ¿En Almería hay algún tipo de tienda de discos / hardware destacable?

Sí, hoy en día todo es más fácil y eso me parece bien. Para ciudades como Almería que han estado incomunicadas (en todos los sentidos) las nuevas tecnologías y la democratización del conocimiento puede crear un efecto bastante positivo. Si hay tiendas de discos pero ninguna de música electrónica, si se abriese una hoy fracasaría igual que una tienda de paraguas.

Imagino que electro lo haréis cuatro gatos. Fuera de ello ¿cómo ves la escena electrónica de la ciudad? ¿Algo destacable?

Sí, en esta ciudad son cuatro gatos los que producen, promueven, pinchan o consumen música electrónica que esté fuera del mainstream. Pero tengo que decir que en esta ciudad de desierto (cultural) puedes encontrar auténticos oasis como mi amigo Juan Manuel Cidrón que fue junto a Polonio, Miguel Angel Ruiz o Esplendor Geométrico un adelantado a su época y del que sigo aprendiendo cada vez que lo veo o Elias Saura que lleva produciendo y pinchando con pasión y calidad desde hace mucho tiempo. También hay colectivos como EEAY, algunos clubs y algunas instituciones culturales que se arriesgan y van en contra de toda tendencia o programan algo que no es del gusto de la mayoría.

Volviendo a tu sonido, en todos los textos se describe como oscuro y melódico, siempre con un puntito melancólico. ¿Disfrutas también con otro tipo de sonidos más ‘luminosos’ como el house, la música disco, etc?

Sí, claro, como te decía no soy nada cerrado aunque reconozco que la cabra tira al monte. Me gusta mucho el Italo Disco, uno de mis sellos favoritos es Beachcoma y por ejemplo te puedo decir que el último disco que compré fue de Yazoo. Creo que cuando algo es bueno para mi gusto o me entra por el oído lo escucho sin pensar en el estilo o en la etiqueta... sólo lo escucho. Ya me tiré de joven muchos años siendo un integrista musical y me perdí muchas cosas por el camino. Está claro que hay cosas que no me gustan y que por mucho que lo intente nunca me gustarán.

Se que usas el vocoder en muchos de tus temas que les da un toque robótico. Pensando en el futuro y en los robots, ¿crees que acabará la música siendo producida por robots? ¿Cómo te imaginas la música electrónica dentro de 50 años?

Si, uso bastante el vocoder y confieso que me chifla manipular la voz con este, aunque no me gusta abusar de él en las producciones. Espero que no, ya que sería música sin alma, pero vaya, que hoy hay mucha gente que la produce, vende muchos discos, y no son robots. No se como será la música en 50 años, pero de momento veo al arte en general algo estancado a nivel de ideas. Si veo que avanza en lo tecnológico pero a su vez si es cierto que esta algo más deshumanizado y volcado en la imagen más que en un discurso o una idea.

¿Hay alguna cosa más que quieras comentar que no te haya preguntado?

Solo daros las gracias a Clubbingspain y a mis compañeros de Aspecto Humano por todo!


Más información:

Mynationshit: Facebook

Compartir:

Comentarios

PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

PUBLICIDAD