Mick Harris

Mick Harris

Publicada el 24 Enero 2018 por Juan Salván y Redwan Chakrani
Contactamos con Mick Harris por correo electrónico para que nos cuente acerca de su regreso como Fret. Han pasado más de 7 años desde que su última publicación y es por eso que surgen muchas preguntas. Es para muchos una figura legendaria debido a su extensa y prolífica obra. Desde sus inicios con Napalm Death (1985-1991), pasando por su múltiples akas y colaboraciones, sus producciones recorren el dark ambient (Llull), el drum and bass (Quoit), el dub industrial (Scorn) y hasta el techno más salvaje (Monrella, Fret). Harris nos cuenta acerca de su vuelta, sus inicios, su ciudad natal y nos deja entrever a una persona humilde que sigue disfrutando como el que más de rodearse de nuevo de sus máquinas. El de Birmingham viene este próximo sábado 27 a la capital, a presentar su nuevo álbum Over Depth (Karlrecords, 2017) de la mano de Trauma Collective en la Sala Siroco.

¿A qué fue debido el parón musical que realizaste y por qué decidiste volver ahora?

Hacer un parón es algo que, personalmente, necesitaba. Siendo honesto, no tenía planeado volver a hacer música o directos desde noviembre 2011, cuando tuvo lugar mi última actuación como Scorn, casi un año después de haber editado mi último trabajo bajo ese alias (Yozza EP, octubre 2010). Estaba pasando por un momento difícil tanto mental como económicamente durante varios años, sacando adelante mi familia, etc… No fue una decisión fácil de tomar el dejarlo, pero no tenía otra opción.

Por entonces, no contaba con un agente que me ayudara sacar actuaciones, y éstas eran en lugares lejanos y en contadas ocasiones. Tampoco había un sello que me apoyase… Estaba yendo cuesta abajo y sin frenos. Mi mente necesitaba reconducirse también… Odio a mi mismo, ansiedad y depresión por falta de confianza se apoderaron de mi vida. No veía salida con mi música, nunca he sido un hombre de negocios, no sabía dónde aferrarme, nunca pedí ayuda a nadie, tenía una autoestima tan baja que me reprimió hasta el punto de no ver ninguna luz al final del túnel…

En 2011, un buen amigo de Birmingham me comentó acerca de un puesto de trabajo de técnico de música en el City Media College, así que me aferré a ello, dado que no es el tipo de trabajo que sale todos los días… Por lo que tomé la decisión de alejarme de la producción musical y dediqué todos mis esfuerzos en ese trabajo. Fue una decisión difícil, pero de lo contrario me hubiera hundido muy rápido. Todavía conservo el trabajo, ahora en servicio técnico, es divertido en ocasiones y no tanto en otras. Pero me ha hecho una persona más fuerte de alguna manera. Me gusta la parte técnica que requiere, llevo ahí desde 2011 ahora estoy a tiempo parcial, lo que me permite compaginar con la faceta de músico, y eso es lo que ha hecho que haya vuelto a las andadas.

Sentí que todavía había algo dentro de mi esperando a ver la luz y a crear nuevamente. No había hecho nada de música desde 2010, y mi pequeño estudio estuvo cogiendo polvo todo este tiempo. Mi mujer (que es mi mejor amiga y la persona en la que confío plenamente) tuvo una charla conmigo un día del pasado año, justo después de las Navidades y me preguntó si volvería a hacer música alguna vez. Siendo honesto, no tenía ni idea… Quería y, como he dicho antes, sentía que aún tenía cosas dentro de mí. Ella me dio la confianza que necesitaba, me dijo que volviera al estudio e intentara relajarme y divertirme, y que dejase de cuestionármelo todo (algo muy mío…). Después de algunos meses trabajando durante mis dos días libres a la semana, completé mis primeras grabaciones y tenía 10 temas listos.

¿Estuviste haciendo música todo este tiempo?

Como he dicho, no toqué ninguna máquina en casi 7 años… Simplemente acumularon polvo.

Tienes un montón de pseudónimos. ¿Por que escogiste Fret para volver?

Después de una semana o así de mi vuelta a grabar cosas, aún enero de 2017, me pregunté acerca del nombre que podría funcionar para este proyecto, y sin dudarlo sabía que lo que hacía era más energético que lo que hacía bajo Scorn, más percusivo, y Fret vino a mi mente. Supe que era una decisión acertada e intuí que era el camino que quería recorrer. Encajó, me sentí cómodo sin dudarlo.

¿Qué nos puedes contar acerca de Karl (Regis) y Tony (Surgeon)? ¿Como os conocisteis?

Conocí a Karl justo después de dejar Napalm Death allá por 1991. Él trabajaba en el centro de la ciudad, en una tienda de discos independiente, charlábamos de música, etc… Me enseñó música nueva, como Jeff Mills, Robert Hood, etc. Me hacía el favor de guardarme discos, le daba una lista y hacía todo lo que estaba en su mano para conseguírmelos, esa fue una buena época para mí… Con el tiempo nos hicimos buenos amigos, venía a mi casa y le dejaba utilizar el estudio que tenía por aquél entonces allí, incluso hicimos música juntos (sin editar). Íbamos a bolos juntos, ya que él tenía carné y coche… Buena época, buenos momentos…

Sobre 1993 empecé a frecuentar el House of God de Birmingham tras ver un flyer que decía “twisted acid techno”. Yo era de aquellos que no bailaban, permanecía quieto escuchando la música, los sonidos, etc. Fue Surgeon y el estilo de música que ponía lo que me hizo interesarme. La primera vez que conocí a Tony fue en el verano de 1994. Pronto nos hicimos buenos amigos y compartíamos el mismo gusto por el techno. De hecho le dejé utilizar mi home studio para grabar su primer EP para Downwards.

Hablé a Karl sobre Tony y organicé una quedada una noche. Le hablé a Karl de lo bueno que era su estilo y su sonido, y justo Karl estaba empezando con el sello (Downwards) y estaba buscando artistas. El resto es historia. Buenos momentos, buenos recuerdos.

¿Que nos puedes contar del Birmingham de hoy en día?

Odio Birmingham, he estado atrapado aquí toda mi vida. Es lo que es y quizá algún día mi mujer y yo podremos escapar. Es una ciudad que ya no reconozco. No socializo mucho ni salgo, principalmente porque he perdido toda la fe y la confianza en presuntos “amigos”. Sólo vivo y trabajo aquí, mi familia también está aquí y punto. Nunca he tenido la posibilidad de recoger las cosas y marcharme. Crecí en Birmingham como niño y después como adolescente y amaba esta ciudad. Hubo una época en la que había maravillosas tiendas de discos y una escena punk / alternativa muy buena, buenos locales en los que ver conciertos, etc. Aún hay algún local bueno en esta ciudad pero nada interesante que ver (en mi opinión). Siempre las mismas caras, los mismos nombres, etc.

Vivir aquí ha tenido infinita influencia en mi música. La sensación de estar atrapado, la ansiedad causada por esos sentimientos, el odio, la claustrofobia y todo aquello… No soy una persona llena de odio, soy alegre y me considero una persona decente que ayuda a los demás, pero Birmingham no es un lugar en el que disfruto viviendo. Como he dicho, espero algún día escapar.

¿Cómo conociste el dub? Creemos que es un sonido que te ha influenciado mucho en tus producciones, por ejemplo, en tu proyecto Scorn.

La primera vez que escuché música dub fue en la BBC Radio One en el programa de John Peel, allá por el 1979. Fue mi primo quién me habló de este programa y fue el mejor consejo que nadie me ha dado. Considero a John Peel como mi mentor musical, me descubrió mucha buena música. Una noche puso algunas caras “b” de singles de reggae e inmediatamente me entusiasmó el sonido crudo y desnudo que tenía la música sin las vocales, lleno de "echo", "reverb", etc. Efectos al vuelo: live dub mixing! Enloquecí con este sonido instantáneamente ya que era algo con lo que me identificaba, especialmente viniendo del punk y la música alternativa, tenía mucha crudeza. El sonido desnudo del bombo, del bajo, el echo, la reverb todo unido y mezclado en directo. (NT. Harris lo resume con un juego de palabras: Dub mixing = Dubwise = Dub chemistry). Tuvo y tendrá un papel muy importante en mis producciones y efectivamente, Scorn tuvo muchísima influencia de él. Pero Scorn está muerto y permanecerá muerto, lo que no significa que no vaya a buscar ese tipo sonido nuevamente, pero no será bajo el alias de Scorn.

¿Cuáles son tus próximos planes en la producción? Eres un verdadero pionero en sonidos como el dark ambient y sonidos más experimentales e industriales, que están volviendo a la palestra estos días. ¿Estás pensando en recuperar alguno de tus alias como Llull o Quoit, por ejemplo?

No me veo a mi mismo como ningún pionero para nada, hago lo mío que no es nada especial. Tengo influencias de muchas partes del pasado y, sí, me gusta más el sonido antiguo. Me gusta perderme en sonidos, la crudeza y consigo cierta tensión en mis producciones. Me encanta manipular los sonidos y exprimirlos tanto como puedo. Nunca estoy del todo contento, pero así es como soy, muy crítico, pero intento relajarme y seguir adelante. Es el no estar satisfecho y feliz lo que hace que me avance. Nunca dedico mucho tiempo a nada, esto es bueno y malo, pero es como siempre he trabajado. No me gusta ponderar ni pensar demasiado las cosas, de lo contrario estaría parado y nunca acabaría nada.

Llamar a lo que yo hago oscuro es algo fácil, pero no me parece oscuro, simplemente lo considero mi terapia, mi manera de ver y escuchar las cosas, mi forma de expresarme. Soy una persona parca en palabras, no me considero demasiado inteligente y cuestiono cada paso que doy cada día… pero si me pones tras mi pequeño (pero cómodo) equipo, ya sea en el estudio o haciendo un directo, me pierdo en el sonido, y es lo que lo que hago y lo que más me hace disfrutar. Es la mejor manera en que me puedo expresar.

Está claro que no soy un tío complaciente, para nada. No soy un héroe, intento hacer lo mejor que puedo cuando estoy tocando y sí, me influye y nunca me olvido de mis raíces, lo que me ha inspirado, etc.

¿Como te sientes por volver a estar dando bolos?

Aparte de la ansiedad que me produce el hecho de viajar, ¡me encanta! Siempre es un placer subir al escenario y estallar con mi ruido, nada distinto a cuando dinamitaba la batería en el pasado con Napalm Death. Tengo muchísima suerte porque todavía haya gente que aún quiera escucharme, esto nunca se me olvida.

Disfrutamos mucho de tu directo en el pasado Atonal. ¿Qué nos puedes contar acerca de como presentas tu directo? Fue una experiencia alucinante para nosotros. Toda la crew de Trauma esta deseado recibirte en Madrid.

Muchísimas gracias por las bonitas palabras. Berlin Atonal fue una experiencia genial y un nuevo comienzo. Estoy volviendo a descubrir mi camino y trabajando nuevamente en el directo, con la posibilidad de asociarme con Derek Stromfield quien realiza visuales, y ambos trabajamos muy bien juntos. Stromfield me entiende a la perfección a mi y musicalmente lo que estoy haciendo. Es un enorme apoyo para mí, siempre ha estado ahí y me ha dado confianza.

Nada golpea tan fuerte, un "sub" y bajos potentes, una P. A. en condiciones para hacer estallar mi sonido en ella y sentirlo. No soy sutil en la manera de abordar la música. Me siento cómodo con lo que hago, sin muchas preguntas o dudas, me gusta salir ahí y dar lo mejor de mí, perderme en el sonido, y sigue siendo de lo que se trata para mí. Con suerte logró conectar con algunos otros durante el viaje. Estoy deseando ir a Madrid y valoro muchísimo la invitación de Trauma. Espero poder disfrutar de una Pale Ale artesanal de allí.


Más información:

Mick Harris: Facebook

Compartir:

Comentarios

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo