PUBLICIDAD
Antigone

Antigone

Publicada el 28 Noviembre 2018 por Javi López
Sin mucho revuelo a su alrededor (quizá es mejor así) el parisino Antonin Jeanson aka Antigone ha entregado uno de los tratados de música de baile más personales y mejor diseñados del año. Rising es un disco de techno en su máxima expresión, de ese techno cosmogónico que intenta rebasar los límites de la realidad conocida, con un gran detalle por el sonido, que coge prestados recursos del minimal de principios de milenio y coquetea sabiamente con el legado de pioneros (desde Arvo Part hasta James Ruskin). Rising está editado en Token. Antigone es joven, de familia de artistas, residente de Concrete y prolífico desde 2011 en sellos de relumbrón de la esfera techno. No pierdan el tiempo en otras cosas y escúchenle.

Felicidades por tu álbum; transmite emociones y está muy bien diseñado. Y lo más importante: tiene un sonido distintivo. Háblame de la concepción de “Rising”.

Comencé a trabajar en este disco hace un año y medio, básicamente traté de poner todo mi historial en él. Comencé a pinchar cuando tenía trece años y desde entonces me las he arreglado para ir experimentando con diferentes estilos: microhouse, minimal, ambient, techno... y músicas extrañas en general. He intentado reflejar todo lo que me ha hecho ser como soy. Rising es un disco muy personal, define un momento de mi vida determinado y proyecta unas sensaciones concretas. Por ejemplo, Dume es un tema dedicado a alguien que perdí y que significaba mucho para mí.

Venimos de unos años en el que el techno más visceral ha dominado la escena, pero Rising muestra unas credenciales minimalistas y un acercamiento al techno más arty. ¿En qué espejos te miraste para edificar tu sonido?

Conceptualmente quise separar este álbum en dos partes. Quería crear un lado más profundo y emocional y otro más oscuro y sofisticado. Me gusta empujar los límites del diseño de sonido y debo decir que durante la concepción de este álbum, estuve escuchando viejas producciones de artistas como James Ruskin o Baby Ford. Siempre me gusta mirar al pasado para intentar crear algo nuevo.

 

¿Qué material has usado?

Gran parte del álbum fue hecho con equipos analógicos clásicos como la TR- 808, el Monopoly de Korg, el Juno 60 de Roland y otras máquinas, pero también usé sonidos antiguos que tenía en Reaktor. Cuando comencé la producción, solo tenía Reaktor y un paquete de muestras de 909 y 808, así que para mí el equipo realmente no define tu sonido, de hecho podría hacer música incluso con sólo una muestra de ruido blanco. Es bastante divertido lo que puedes crear con casi nada estos días gracias a Ableton Live. Lo llevo usando desde hace 10 años. Esa es la magia de la música creada con ordenadores.

Desde 2011 has editado un montón de referencias. Tras este álbum, ¿sientes haber dado un paso adelante como productor?

Para ser honesto, siento que todavía estoy comenzando. Antes solía producir sin pensar, pero desde hace 4 años estoy descubriendo la complejidad de la música. Y eso creo que es porque siempre me ha gustado complicarme la vida en el proceso del sonido. Además... la música es infinita, aprendes cada día algo nuevo.

¿Intentas aprender también de otras disciplinas para enriquecer tu visión artística?

Antes de comenzar a ser DJ residente en Concrete iba a la escuela de arte. Por desgracia nunca terminé los estudios porque comencé a trabajar en la música y tuve que decidir entre un camino u otro. Me gusta el arte en general, pero realmente soy muy fan de los programas de televisión antiguos de la década de los 50s. Me flipan series como Twilight Zone y Lost in Space.

¿Qué hay de tus padres? Creo que de forma directa o indirecta han debido de ser una influencia. Tu madre fue DJ y trabajó en una tienda de discos. Tu padre: fotógrafo y coleccionista de discos.

Creo que te refieres a mi madrina, en lugar de mi madre... Mi madrina sí que trabajó en una tienda de discos y realmente tuvo un impacto en mi vida porque fue la culpable de descubrirme el acid house. Nos lo descubrió a mi y a mi hermano en 1998. Ella me inoculó la pasión por la música electrónica. Mis padres, por su parte, también han influenciado mi vida artística. Como bien has dicho mi padre es fotógrafo y mi madre ceramista. Desde muy pequeño me animaron a hacer lo que yo quisiera en la vida. Y que creyese en ello. Es la lección más importante que he aprendido de ellos.

Después de tus padres, tus primeras influencias fueron los héroes del techno minimalista como Ricardo Villalobos, Richie Hawtin o Matthew Jonson. De hecho tu estilo está muy cerca de ellos. ¿Reconoces su huella en tu discurso musical?

Supongo que sí... Es algo innegable. El minimal que surgió a partir del año 2001 me marcó mucho. Para mi el DE9 | Closer To The Edit de Richie Hawtin sigue siendo una de las obras cumbres de la electrónica de baile. Pero al margen de los que citas tengo otros héroes musicales. Me gusta mucho toda la obra de Arvo Parts, pero también soy un fanático de los discos de ambient de Brian Eno.

Al escuchar Rising me han venido otros nombres a la cabeza: Basic Channel, Abdullah Rashim... y también Stefan Goldmann, con el que compartes el gusto por la distorsión y las percusiones funky.

¡Joder, buenas comparaciones! La verdad es que los últimos temas de Stefan Goldmann me han gustado mucho y también siento un gran respeto por Abdullah Rashim. De hecho tuve la oportunidad de hacer un track con él en Concrete.

Personalmente considero a los residentes de los grandes clubes como los mejores DJ's en el negocio. ¿Que has aprendido siendo residente de Concrete?

Casi todo lo que sé como DJ lo he aprendido en Concrete. He tenido la oportunidad de pinchar en muchas noches distintas, junto a artistas muy diversos, lo que me ha enseñado a no tener límites en la selección de estilos. Creo que es muy importante no cerrarse a sólo un estilo de música electrónica. Y una de las cosas más difíciles y enriquecedoras es hacer warm up a otros djs. Es una posición muy importante, en la que colocas los cimientos de la noche, y en la que no has de ser codicioso. Tienes que presentar de algún modo el trabajo y el estilo del artista que vienes después. Y eso requiere un esfuerzo importante, donde convergen la exploración y el riesgo.

¿Vas a hacer directos de Rising? ¿Te interesa explorar el mundo de los lives?

La verdad es que no, este disco no fue creado con la idea de hacer directos. Es un enfoque totalmente distinto. Pero el próximo disco probablemente lo produzca en ese sentido. Hace un par de años hice algunos directos pero no quedé muy satisfecho con la experiencia. Es muy complicado encontrar el equipo adecuado con el que trabajar y defender bien una propuesta en directo. Sobre el nuevo material en el que estoy trabajando, te puedo adelantar que estará muy centrado en las melodías y las armonías. Me interesa explorar más la musicalidad en mi sonido.


Más información:

Antigone: Facebook | Soundcloud

Compartir:
PUBLICIDAD

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo

PUBLICIDAD