Âme

Âme

Publicada el 31 Mayo 2018 por Javi López
Frank Wiedemann y Kristian Beyer llevan 18 años de carrera como Âme, pero es ahora cuando por fin presentan su álbum de debut oficial: Dream House. Lo hacen en su propio sello, Innervisions, esa institución del house post-moderno que fundaron en 2005 con Dixon (ese año lanzaron su emblemático "Rej EP"), y que continúa agitando la escena de medio mundo. Dream House es un álbum de escucha doméstica, que revive los fantasmas de la era dorada de la música alemana (la Kosmische Musik de los 70s) y en el que han contado con un all-star de colaboradores de excepción: el pionero experimental Hans-Joachim Roedelius, la que fuera miembro de Einstürzende Neubauten y fundadora del sello Monika Enterprise, Gudrun Gut, la poliédrica Planningtorock o el siempre mutante Matthew Herbert. Âme actúan este viernes en el Primavera Sound en formato hybrid dj set bajo el nombre Âme II Âme (en una de sus raras apariciones juntos). También lo harán en formato DJ set y Live en la tradicional fiesta de Innervisions durante la Off Week, el próximo 17 de Junio en el Poble Espanyol. Hablamos con Kristian vía Skype para que nos cuente más detalles sobre el trabajo.

Me habéis dejado un poco roto con vuestro disco.

¿Ah sí? Es curioso porque nuestros colegas de profesión y amigos más cercanos, los que nos conocen bien, no les ha extrañado nada el enfoque del álbum. Lo han recibido muy bien… Ellos saben cómo somos en nuestra vida privada, y qué música nos gusta escuchar en casa. También han seguido nuestro desarrollo, tanto personal y artístico, y lo consideran un trabajo natural y coherente.

Pero sois conscientes de que mucho de vuestro público quedará sorprendido con este "Dream House"...

Sí, lo somos. Los que nos siguen en nuestra faceta de DJs o nos ubican en el ecosistema de club, seguramente les chocará un poco el planteamiento del disco.

¿Cuándo decidisteis que ya era hora de lanzar un debut después de 18 años de carrera?

Decidimos que estábamos preparados para afrontar el reto de un álbum hace tres años. Fue el primer momento en toda nuestra carrera que tuvimos una idea clara de lo que queríamos expresar en un LP. Queríamos huir de la pista de baile pura y dura y, personalmente, no me gustan los álbumes centrados en música de club. No ha sido fácil producir el disco, Frank y yo tenemos actuaciones casi cada fin de semana, y todo ello lo compaginamos con nuestro sello discográfico y agencia de booking. Nos encerrábamos dos o tres días para trabajar en el disco y luego lo dejábamos para cuando encontrábamos otro hueco.

Cuando escuché por primera vez el disco me vino a la cabeza una comparación, casi como un flash, no sé si muy acertada o no… Pero me dije: 'Esto suena como un disco de Kraftwerk'. ¿Qué opinas?

Sí, mucha gente ha opinado que el disco tiene ese toque propio del sonido Krautrock de los 70s, y de hecho Kraftwerk fueron parte del movimiento antes de convertirse por completo a la electrónica. Vas bien encaminado porque planteamos Dream House como un intento de revivir la atmósfera de los grupos de la Kosmische Musik. Ha sido algo totalmente intencionado.

¿Cómo planteasteis la producción?

Queríamos transportar esa atmósfera del pasado a la actualidad y por eso hemos usado muchos instrumentos antiguos, cajas de ritmos, órganos y sintetizadores de la época. De hecho gran parte de este disco ha sido producido con los instrumentos que compramos personalmente a Konrad "Conny" Plank, quien fuera productor e ingeniero de Kraftwerk, Le compramos un montón de material hace diez años, antes de que falleciera. Muchos de estos cacharros fueron los que utilizaron Kraftwerk en su día.

¿Hay algún concepto o historia detrás de Dream House?

De primeras puedes pensar que el título del disco define nuestra manera de entender la música house, pero tiene un significado completamente distinto. El punto de partida fue la obra de La Monte Young. Dream House es una instalación audio-visual que sólo utiliza el rojo y el azul y que concibió en su apartamento del Soho de Nueva York (Ver aquí). Florian Auer, el diseñador de la portada, ha hecho una re-interpretación moderna de su obra. Cuando estaba trabajando en la portada nos dijo: "Sería muy cachondo que titularais el disco Dream House". Nos pareció gracioso, además tiene un doble sentido que encaja muy bien.

Es un disco lleno de colaboraciones estrella ¿Por qué estos artistas y no otros?

Cuando comenzamos a trabajar en el disco hicimos una lista de artistas que queríamos que participaran. Al ser dos personas en el proyecto siempre hemos de encontrar el lugar común y todo los que aparecen en el disco son artistas que ambos admiramos.

Choca ver a Planningtorock en el conjunto.

Sí, es una artista que proviene de un universo totalmente diferente al nuestro, pero Frank y yo somos fans desde el principio. Le preguntamos sin mucha esperanza de que dijera que sí, pero aceptó, como el resto de artistas que aparecen en el disco. Con todos ellos hemos trabajado enviándonos archivos, hasta llegar al punto en el que estábamos satisfechos con el resultado.

No fue igual con Roedelius...

Él fue la excepción, Frank estaba trabajando en la banda sonora de una película muda en la que Hans también estaba involucrado. De hecho estaban haciendo música juntos en el mismo estudio, así que aprovechamos la oportunidad para mostrarle el material que teníamos entre manos y se unió al proyecto. Sobre todo porque podía percibir su propia influencia en el conjunto. Con él estuvimos dos días encerrado en el estudio. Fue él único… y fue un placer.

Háblame de más inspiraciones que planean en Dream House.

En general los artistas relevantes del Krautrock como Cluster, Harmonia, Neu!... Durante la producción del disco hemos tenido delante una lista de inspiraciones en la computadora. Teníamos dos carpetas con música, una con Krautrock y la otra con New Wave y bandas de pop de los 80s tipo Soft Cell. Los 80s fueron una época muy interesante para la música pop y cogimos mucha inspiración de ese período. Quizá no es algo que percibas en la primera escucha, pero a medida que entras en el álbum puedes notarlo en las bases rítmicas o en el planteamiento minimalista de los temas.

¿Vais a hacer shows de presentación del disco? Y lo más importante: ¿Los vais a hacer juntos?

Sí, quizá nos va a llevar otros 18 años hacer un directo en el más amplio sentido del término (risas). Ahora vamos a hacer algunos shows juntos en formato hybrid dj set (Este mismo viernes estarán en el Primavera Sound). De momento optamos por este formato porque todavía no hemos visualizado técnicamente cómo debe ser nuestro show en vivo. Esperemos que el próximo año podamos presentar un nuevo formato de directo en el que representemos los temas de Dream House.

Lleváis muchos años en una posición privilegiada en la escena. ¿Os sentís que conectáis con las nuevas generaciones?

Eso espero. Si no conectas, dejan de llamarte, es tan simple como eso. Nosotros hemos visto dos cambios de generaciones en nuestra carrera y creo que ahora estamos en muy buen momento. Los cambios en las generaciones es la mejor muestra de que la escena sigue viva, regenerándose y en continuo movimiento, lo cual es beneficioso para todos. Hay casos más especiales, por ejemplo Japón es una de las pocas plazas en el mundo en la que nuestra música está muriendo.

¿De verdad?

Sí, porque no hay un recambio generacional, los clubes que nos seguían se están haciendo mayores y se están apartando de la primera línea, pero no hay nuevas generaciones que les sustituyan. Es muy extraño. La cultura de club parece que está muriendo poco a poco en Japón… Llevo yendo allí durante 15 años y continúo viendo a la misma gente. Nadie nuevo. No sé si es por un tema económico o simplemente porque tienen otros intereses, pero Japón es el contrapunto al resto del mundo, donde la música electrónica es una fiebre y cada vez a edades más tempranas.

Innervisions ya esta toda una institución en la escena de música de baile. ¿Cómo mantener atractiva una marca de este calibre?

Simplemente seguimos pedaleando. No trabajamos con grandes calendarios de lanzamientos, eso nos reduce la presión y nos permite trabajar más a fondo los lanzamientos. Tenemos seis o siete discos cada año, y vamos a seguir con este ritmo. Hemos sacado el LP en Innervisions, y ha sido el proyecto más grande del sello en años. Al mismo tiempo ha sido agotador, tanto a nivel artístico como a nivel administrativo, pero era algo que teníamos claro desde el principio. Eso sí, no vamos a convertirnos en el gran oponente de Warp Records, queremos seguir siendo un sello de house (risas).


Más información:

Âme: Soundcloud

Compartir:

Comentarios

¿Quieres leer otra entrevista?
Busca en nuestro archivo